Cómo invocar a tu Doppelgänger

Tiempo de lectura: Cerca de 5 minutos.

Cómo invocar a tu Doppelgänger ganó el segundo lugar en el concurso Fanficséalo.


Muy pocas personas, solamente las personas con una mente lo suficientemente abierta han podido contactar con su «gemelo» de otro plano astral.

Este «gemelo» posee un alma con milenios de antigüedad, prácticamente desde el inicio del hombre. Se ajusta a la reencarnación que te corresponde, esperando a que tu espíritu tenga la suficiente madurez y paz como para poder contactarte —o, en su defecto, que tú hagas el contacto—.

Pero, ¿para qué esperar? Bien puedes hacerlo ahora.

Un espejo que refleje tres cuartos de tu cuerpo, una habitación pequeña que pueda ser cerrada, un marcador rojo y una vela blanca es todo lo que necesitas para invocar a tu Doppelgänger.

Aunque primero debes cuestionarte si en verdad quieres hacerlo, pues la finalidad de este ritual es contactarlo para preguntarle acerca de los aspectos de tu vida actual, de una vida pasada o qué sucederá en el futuro.

¿Quieres saberlo? Si tu respuesta es afirmativa, entonces prosigamos.

Tu casa no tiene que estar vacía ni tiene que ser exactamente de noche, bien puedes hacerlo de día o de tarde.

Enciérrate en la habitación y coloca el espejo en una pared a la suficiente altura como para que puedas reflejarte desde la cabeza hasta la cadera. Escribe tu nombre en la esquina inferior izquierda y escribe tu nombre al revés en la esquina superior derecha, de tal manera que tu Doppelgänger pueda leerlo, de izquierda a derecha, desde el otro lado del espejo. Enciende la vela blanca, mantenla en ambas manos y apaga la luz eléctrica.

Te tomará un poco acostumbrarte a la poca iluminación, pero es normal que veas siluetas y bultos escurridizos en el espejo alejándose de la luz de la vela.

Cuando te hayas acostumbrado, mírate fijamente a los ojos sin apartar la vista de ellos en ningún momento. Debes estar relajado, en paz mental y también espiritual. No desesperes.

Puede que pasen varios minutos antes de que veas que las cosas se han distorsionado por completo: tu cara se verá diferente, torcida en varias direcciones; puede que tus ojos no enfoquen bien y que tu visión sea borrosa, pero por nada del mundo apartes la mirada de los ojos de tu reflejo. Cuando eso suceda, respira como normalmente lo haces y guarda la calma. Tu Dolppengänger te está poniendo a prueba.

Perderás la noción del tiempo, tu mente divagará en pensamientos inconclusos y llegarás a olvidar el porqué estás frente a tu espejo a oscuras con una vela en tus manos.

Luego, todo volverá a la normalidad: tu rostro se verá como normalmente es, la habitación como tal se verá más iluminada.

No apartes la vista de los ojos de tu reflejo aún.

Unos segundos más tarde, habrá un pequeño cambio: tu reflejo estará sonriéndote.

Ha comenzado.

«¿Para qué me has llamado?», preguntará el Doppelgänger con una voz un poco más grave que la tuya. No apartes la mirada de sus ojos.

Serénate. Sé que tendrás miedo como nunca antes, pero esfuérzate por parecer normal, como si no le tomaras importancia y no fuera nada extraordinario que tu reflejo te hable.

Responde tratando de que tu voz no suene temblorosa: «He de saber acerca de…», mis vidas pasadas, mi vida actual o mi futuro (según lo que tú hayas elegido saber).

Espera a que te dé su aprobación: asentirá ligeramente con la cabeza.

Cuando lo haga, entonces puedes preguntarle lo que quieras saber de las tres opciones anteriores. Mientras contesta tus preguntas, el Doppelgänger jugará con tu mente. Se presentarán rostros aullando de dolor en el espejo, infinidad de manos parecerán tocar el espejo desde el otro lado. No temas, no podrán hacerte daño.

Tu Doppelgänger cambiará de forma poco a poco, convirtiéndose en una criatura espeluznante que te pondrá los pelos de punta.

Te preguntarás: ¿por qué hace esto? Y la respuesta: trata de saber si eres capaz de ver más allá de este mundo, de ver las cosas que tus simples ojos mortales no percibirán nunca. También, si eres capaz de adentrarte al mundo espiritual, el cual aguarda a que las almas terminen de absorber conocimiento del mundo humano y puedan pasar el resto de la eternidad ahí, convirtiéndose en los Doppelgänger de algún humano que elijan.

Después de algún tiempo, el Doppelgänger adoptará tu forma, como en un principio.

Solo contestará tus preguntas superficialmente, lo suficiente que necesitas saber; pero ¿quieres tener el conocimiento absoluto de tu futuro, conocer lo que fuiste en todas tus vidas pasadas o saber cómo puedes mejorar aspectos de tu presente? Si tu respuesta es sí, entonces debes decirle: «Quiero el conocimiento absoluto sobre…».

Sonreirá con picardía y, con la voz más profunda que hayas escuchado manar de él, te dirá: «¿Pagarás el precio?».

Ya sabes de qué va. Estará pidiendo tu vida a cambio del conocimiento absoluto sobre ella. Piénsalo bien, porque a partir de aquí no hay retorno.

Si tu respuesta es sí, entonces dile: «Acepto el precio». El Doppelgänger te sonreirá.

Sea lo que sea que te diga o que te haga ver en el espejo, mantén la calma: imágenes de cuando moriste en tus vidas pasadas, de cómo morirás en la actual o también podrá mostrarte a ti mismo en ese preciso momento, viendo hacia el espejo con una vela. No grites ante lo perturbador de la situación, controla tu respiración.

Cuando las imágenes ya hayan desaparecido, el Doppelgänger aparecerá de nuevo, pero esta vez sin ojos, solamente con dos agujeros profundos en su rostro. Su piel será grisácea y sus labios desaparecerán dejando sus dientes afilados al descubierto.

«Exijo lo que me corresponde», dirá ahora con una voz de ultratumba.

«Tómala ahora», dirás, si es que estás satisfecho (puedes negociar el tiempo que te queda de vida, solo si el Doppelgänger lo acepta). Si no, entonces tendrás que decirle: «No he saciado mi sed de conocimiento. Deseo saber el de…», y dices el nombre de la persona de la cual quieras saber su futuro, su vida actual o todas sus vidas pasadas. Pero claro, mayores son tus exigencias, mayor es el precio.

Ahora, él no solo pedirá tu vida, sino también tu alma.

Si estás satisfecho, tienes que darle las gracias al Doppelgänger y cubrir el espejo con una tela negra. Ese espejo será un portal abierto y permanecerá así durante mucho tiempo. Ten cuidado. Para tu seguridad, puedes pedirle a un sacerdote que rocíe agua bendita por toda tu casa, y así adquirir un tipo de «protección» temporal, ya que si contactaste con el Doppelgänger, es muy probable que no cumpla su parte del trato y reclame tu alma de todos modos.

Basada en "Doppelganger" de Remi Morales
https://es.wikipedia.org/wiki/Doppelg%C3%A4nger

루스

Rating: 8.76. From 130 votes.
Please wait...

7 comentarios de “Cómo invocar a tu Doppelgänger”

  1. Ja no creo que sea solo un creppypasta ,o una historia mas .un tio que yo conosco va a hacer la invocacion para responder todas sus preguntas y haberiguara, si sobrevive es real o no ,si todo
    es real.

  2. El ritual es interesante. Sencillo, al grano y los resultados son muy apetecibles. Dos cosas que me agradan en particular es que, pese a ser un ritual, hay un esfuerzo por mantener la atmósfera terrorífica de un creepypasta. Segundo, aunque te da acceso a vasto conocimiento, el precio a pagar va creciendo de igual manera.

    Felicitaciones por tu lugar en el Salón de la Fama.

¿Quieres dejar un comentario?