Pesadillas en noches de verano

Tiempo de lectura: Cerca de 6 minutos.

Hace poco que comenzó mi vida en solitario, ya que salí de la escuela mis padres aceptaron que rentara un piso  (a diferencia de los departamentos estos solo tienen las puertas y paredes del baño) la idea me quedaba como anillo al dedo por fin serian mis propias reglas, fue una sorpresa encontrar uno económico en el sexto piso cerca del centro de esta gran ciudad solo necesito caminar una calle para tomar el metro mas cercano tiendas para comprar comida y el sitio es bastante acogedor  con sus grandes ventanas puedo ver perfectamente lo que pasa en los edificios aledaños no tarde ni tres días en hacer mi primera fiesta mis amigos en su mayoría  de la misma escuela prometieron hacer por lo menos una reunión cada semana pero la idea cambio cuando el inquilino de a lado se quejo por la música de algún modo que los policías llegaran en nuestra primera fiesta habiendo estudiado leyes no es una buena manera de comenzar, para hacer mi servicio mi padre me acomodo en un buen sitio comenzaba temprano  y terminaba de igual manera dejándome la tarde para mi no podía ser mejor.

Siendo realista he tenido una vida bastante relajada la idea de estudiar leyes vino de mi abuelo que en paz descanse y teniendo en cuenta que el negocio familiar caería en mis manos no me preocupaba de muchas cosas así que me considero una persona que le gusta cumplir caprichos en especial los de las personas que me rodean por ejemplo mis amigos siempre tienen la costumbre de ver películas de miedo a las cuales no les encuentro mucha gracia puesto que la mayoría son sumamente predecibles en ese sentido no les encuentro emociones fuertes  digo generalmente ver tripas siendo arrancadas por monstruo asesino cual sea la cuestión se cierto modo es repetitivo y enfermizo y mas cuando son tan gráficamente detalladas las escenas a veces me pregunto como la gente podría ver eso siendo educado en el seno de una familia altamente moralista no teníamos el derecho de sugestionarnos mentalmente mi padre desde pequeño me demostró que en la obscuridad no avía nada malo o por lo menos eso quería creer… hasta que comenzó mi pesadilla.

Era una calurosa noche de julio de esas donde la lluvia no parecía parar, me encontraba llegando empapado de la calle como es mi costumbre fui directamente al contestador no tenia mensajes me seque y cambie mi ropa, me disponía a  ver que tenia para comer pero decidí tomar una siesta así que puse mi disco de sopor aerternus y me dispuse a dormir, tuve un sueño de esos locos donde sueñas que mueres y lo sientes tan real que te despiertas. al abrir los ojos descubrí que ya era de noche supuse que podría ser entre las diez u once la lluvia avía hecho la noche tan negra como la propia obscuridad del universo si no fuera por las luces de los edificios aledaños bien podría decirse que estaba completamente a obscuras cuando voltee sobre la ventana una sombra humanizada pegada al vidrio de mi ventana frote mis ojos para ver si no era una ilucion óptica de esas que luego el cuerpo juega  contigo digo de pequeño siempre creí ver unas muy parecidas pero mi padre decía que eran efectos visuales que temiera mas a los seres humanos que a otra cosa, así que gire sobre mi lado derecho a encender mi lampara de mesa y cuando volví a girar hay seguía -JESÚS!!!- grite sin vacilar volví a frotarme los ojos y avía desaparecido corrí hacia  la ventana para ver lo que hubiese  sido digo si hubiese caído debería estar sobre el pavimento me asome abriendo la ventana pero no aviste nada unos cuantos coches estacionados la luz de las lamparas y una que otra ventana con luz encendida pero nada parecido a lo que avía visto -debí imaginarlo- me dije mientras cerraba la ventana para que no entrara el agua convencido de que solo era mi imaginación sugestionada tal ves por la noche me dispuse a encender el ordenador las noticias de los amigos es lo mas reconfortante después de un susto tome un plato con cereal y recordé que no avía apagado el estéreo debió de estar encendido bastante tiempo en lo que dormía pero al acercarme  a el sentí una onda helada bajando de mi espalda estaba pausado en la canción seis al minuto con veintisiete el miedo de alguna forma se apoderaba de mi, no tenia la manía de caminar dormido y entonces pensé tal ves lo pausaste con el control remoto así que me puse a buscarlo mire por todos lados cercanos a mi cama sin logro alguno entonces recordé verlo visto mal puesto en algún lado pero no recordaba donde así que seguí sobre mis pasos al llegar pero sin éxito alguno entonces un sentimiento me surgió algo me decía voltea hacia la ventana sinceramente sentí mi sangre helada cuando de repente la música empezó a sonar de golpe la canción que sonaba era a Strange thing to say de el disco que avía puesto ahora sabia sabia que tenia que voltear la piel se me enchinaba tragaba saliva así que apreté mis puños lo mas fuerte que pude y di la vuelta dispuesto a hacerle frente a lo que estuviera en la ventana mi padre me avía dicho ten mas miedo a los seres humanos cuando voltee el miedo se adueñaba de mi la sombra estaba frente a mi sosteniendo el control con su mano obscura y delgada el sentimiento de que eso quería hacerme daño se apodero de mi un grito ahogado en mi garganta peleaba por salir en mi interior sabia que debía correr pero a donde salir de la habitación? no podía esconderme era imposible así que tome lo mas cercano a mi que fue una bocina y golpee en la cabeza a eso corrí por mis llaves como pude y abrí la puerta al salir al pasillo mi vecino en señor de edad ya avanzada estaba afuera gritándome por que tanto ruido lo tome lo metí a su cuarto y me metí con el intentando explicarme lo mas que me dejo mi cuerpo, me miro fijamente -a de pensar que estoy loco- le dije pero el con una sonrisa en la cara me dijo en ese caso ya somos dos me le quede viendo y el acento como si pudiera leer mi mente -yo también lo he visto- se acerco una silla para el y una para mi -siéntate- me dijo lo que pasa aquí es algo grave y me comento la historia de como el avía llegado ase ya cinco años de como a visto inquilinos mudarse uno tras otro de como esa cosa atacaba pero nadie ha hablado con temor de que los tachen de locos entonces lo interrumpí -y usted por que no se ha ido- el me respondió que con una jubilación tan baja no le alcanzaba para rentar en otro lugar me dispuse a llevarlo a casa con mis padres eso no seria un problema para mi mi madre siempre ayudando al prójimo y mi padre dejándola ser podría decirles que avía una plaga en el edificio y hubiesen entendido le dije a mi vecino mi idea no la tomo tan mal -pero como nos desaremos de esa cosa – me pegunto, aun no lo se pero si logramos irnos lejos no creo que valla tras de nosotros, tomo unas cuantas cosas y las hecho en una maleta pequeña entonces pensé que también debería tomar unas cuantas así que me diriji a mi cuarto con sumo cuidado abrí la puerta y sabia que algo andaba mal cuando no vi eso pero de cierta forma  me dio un poco de paz, tome lo mas indispensable y mi dinero no importa cuanto me gastara en un taxi debíamos salir de hay esta noche cuando volví al cuarto de mi vecino me encontré posiblemente con la visión mas aterradora de mi vida vi como la sombra, eso, la cosa devoraba a mi vecino envolviéndolo en su obscuridad el señor mirándome solo alcanzo a decir unas palabras -huye so tonto- sin mas tome mi mochila y corrí por las escalera esa visión como lo engullía y no ise nada.

Llegue a casa de mis padres abrace a mi madre como nunca lo avía hecho con lagrimas en los ojos les conté a los dos lo que avía ocurrido mi padre eseptico me miro friamente pero aun así me abrazo al día siguiente fuimos temprano por mis cosas di un ultimo vistazo al cuarto del vecino y cerré la puerta  esperando que tuviese familia que pronto se diera cuenta que no se avía reportado en un tiempo ahora estamos llegando rumbo a la casa pero … que hay …. en la ventana.

 

El miedo

Creación propia

Adrock nigthmare

soy gran fan de edgar allan poe y h.p. lovecraft siempre he dicho que si no quieres tener miedo debes adentrarte a el

Rating: 10.00. From 1 vote.
Please wait...

2 comentarios de “Pesadillas en noches de verano”

¿Quieres dejar un comentario?