Pero no estoy amargada

Tiempo de lectura: Cerca de 2 minutos.

Tiempo de lectura: cerca de 2 minutos.

Queenofscots creó esta historia, escrita originalmente en inglés bajo el título But I’m Not Bitter.

Traductor: Creepypastas​.com


El verano pasado, tuvimos una fiesta enorme para mi hermanito en su sexto cumpleaños: castillos inflables, guerras de balones de agua, una barbacoa y, por supuesto, un pastel gigantesco.

Mi fiesta será mucho, mucho más pequeña. Solo un pastel, en realidad —e, incluso para eso, Mamá no tenía harina para hacer la masa—.

Pero no estoy amargada. Troto enérgicamente por el camino hacia la casa de los Parkers. «Solo baja al pueblo rápidamente y mira si tienen algo de harina, y luego apresúrate al regreso —dijo Mamá—. Y ponte tu impermeable y guantes, Laura…».

Levanto la vista hacia las sombrías nubes grises que siempre parecen estar cubriendo el cielo, y dudo que un impermeable y guantes vayan a ofrecer mucha protección.

Llamo a la puerta principal de la casa de los Parkers cuando llego, sintiéndome un poco tonta. Doña Parker probablemente estará en el mismo lugar en donde estaba cuando vine la última vez: extendida sobre el piso de la cocina, cubierta en llagas supurantes y con unas cuantas ratas mordisqueándole la cara…

Y es ahí donde está aún, pero dado que ha pasado una semana desde que vine, ahora es huesos en su mayoría, con algunos pedazos cartilaginosos colgándole, y no le importa en lo absoluto cuando agarro todo el bote de harina y la bolsa de azúcar que tenía en la alacena. Las bombas, con sus vapores venenosos y sus nubes infecciosas, nos agarraron desprevenidos a casi todos nosotros, pero doña Parker creía en que siempre había que tener una alacena bien surtida.

Me voy rápidamente, sin esperar a ver si don Parker sigue con vida. La última vez, estaba llorando y rogándome que lo llevara conmigo, pero no pude bajar su silla de ruedas por las escaleras, y perdí el control de ella; él se cayó hasta el fondo, pero lo escuché gruñendo mientras salía corriendo por la puerta, así que sé que estaba vivo entonces.

Las ratas probablemente ya lo han reclamado para este punto. Ni siquiera reviso, solo salgo corriendo por la puerta de nuevo y voy hacia mi casa con la harina y la azúcar.

Mamá termina de mezclar mi pastel y enciende una fogata para hornearlo. Mientras tanto, aplico Desitin en las peores llagas del rostro y brazos de mi hermanito, y luego medico las mías. Hoy están peor, y dudo que haber salido haya ayudado, incluso con el impermeable. En un mes, más o menos, de seguro vamos estar muertos como los Parkers, quienes no tenían un sótano en el cual refugiarse cuando las bombas cayeron.

Mi pastel huele maravilloso a medida que se hornea. Mi hermano me hizo un dibujo genial de nosotros dos pescando juntos, y mi mamá incluso encontró candelas para mi pastel. Estoy segura de que esta será mi última fiesta de cumpleaños de todas.

Pero no estoy amargada.

Traducción mía:
https://redd.it/57855j

Tubbiefox

Administración de Creepypastas.com

Rating: 10.00. From 21 votes.
Please wait...

¿Quieres dejar un comentario?