Notas

Toda esta mierda inició cuando encontré esa pequeña nota.

En un papel cuadrado que encontré al fondo de una caja que estaba sacando de mi sótano, decía «¿Hola? Por favor, respóndeme». No tenía idea de cuánto hacía que ese papel estaba ahí, esas cajas habían estado guardadas en mi sótano desde que me mudé. Lo ignoré hasta la mañana siguiente, cuando abrí mi cafetera para limpiarla y dentro de ella había un papel empapado que decía «¡Por favor, respóndeme! ¡Por favor, ayúdame!». Pensé que quien sea que estuviera haciéndome esa broma sin sentido lo había puesto en mi cafetera, porque cuando hice el café la nota no estaba dentro.

Encontré más notas: debajo de mi almohadilla para el mouse, dentro de mi computadora cuando quise repararla, entre las capas de mi rollo de papel higiénico, debajo de la bandeja de mi reproductor de DVD. Lugares en los que nadie buscaría, lugares en los que nunca pensarías en poner una nota porque… ¿cuándo la verían?

Pero siguió sucediendo, y todas decían lo mismo. Me rogaban responder y ayudar a quien las estuviera dejando. Siendo el estúpido que soy, un día simplemente me harté cuando encontré una dentro de un vaso en mi lavavajillas. Escribí en la parte de atrás «Hola. Estoy respondiendo. Explícame tu situación» y la deslicé en una raja que tenía mi tina de baño.

Tan pronto como dejé el baño encontré otro pedazo de papel, flotando en la superficie del vaso de gaseosa que dejé en mi sala de estar.

Con cuidado levanté mi bebida y leí «Gracias», y en mayúsculas, «ESTOY ATRAPADO».

Lo sacudí para secarlo un poco y volví a escribir en la parte de atrás: «¿Dónde estás atrapado? ¿Cómo es que me estás enviando estas notas?», y, falto de creatividad, solamente la tiré detrás de mi sofá. Esperé y busqué, pero no vi ninguna otra nota por el resto del día.

Al día siguiente revisé mi correo. Dentro de una carta estaba la siguiente nota: «EN LA SEGUNDA DIMENSIÓN, DEBAJO DE TI». Me apresuré a responder: «Quien quiera que seas, esta broma es estúpida. Para ya». Y la tiré fuera de la casa; el viento se la llevó.

La siguiente nota que encontré era más larga que las anteriores, y también estaba escrita en mayúsculas, pero quien la escribió se las arregló para que entrara en el pequeño trozo de papel: «LA PRIMERA DIMENSIÓN ES UN PUNTO DEFINIDO EN EL ESPACIO. LA SEGUNDA DIMENSIÓN —esto se encontraba subrayado— ES CUALQUIER COSA QUE EXISTA CON ALTURA Y ANCHURA, Y LA TERCERA AGREGA PROFUNDIDAD. LA CUARTA INCLUYE EL TIEMPO Y LA QUINTA ES POSIBILIDAD, EXISTE EN UN POTENCIAL INFINITO». Todo a partir de esa oración estaba demasiado amontonado como para ser legible. Rodé la mirada y respondí «¿Cómo puedes leer esto si estás en la segunda dimensión? ¿Cómo puedes existir?». Puse esta nota en mi tostadora.

Mi respuesta llegó cuando la saqué de entre mi cabello la mañana siguiente, antes de ducharme: «LA ESCRITURA ES EN SEGUNDA DIMENSIÓN. LA VISIÓN ES EN SEGUNDA DIMENSIÓN. POR ESO PUEDO LEER Y ESCRIBIR».

Aquello realmente no me aclaró cómo se suponía que podía «ayudar» a esta persona, lo que dejé explícito en mi siguiente nota, la cual arrojé por el drenaje.

«HAZME TRIDIMENCIONAL» fue todo lo que había en el nuevo pedazo de papel que encontré en una barra de chocolate que desenvolví, más tarde. Cómo era que este idiota escondía las notas en productos sellados estaba más allá de mi comprensión, pero decidí seguirle la corriente, quizás era algún tipo de broma, de algún programa de televisión.

«¿Cómo lo hago?» fue lo que respondí. Recuerdo exactamente dónde lo puse, porque fue la última cosa que escribí en mucho tiempo. Lo puse en el espacio que había entre mi espejo y la pared. No vi más notas por medio año.

 

Una mañana, mientas me vestía para el trabajo, fui a mi pieza y me ajusté la corbata y la camisa frente al espejo (el mismo en donde había dejado la nota, sólo que lo había cambiado de lugar). Mientras me miraba noté un pequeño cuadrado detrás de mí, en la pared. Me volteé para verlo… no había nada. Pensaba que quizás se había caído, pero sin embargo el mensaje seguía ahí cuando miré nuevamente el espejo. Toqué el vidrio pensando que era una especie de ilusión óptica, pero no lo era.

Levanté el pasado espejo del suelo y caminé lentamente hacia atrás con él, acercándome al mensaje. Cuanto más me acercaba, más claro se veía el mensaje en la pared. Me detuve ya estando atrapado entre la pared y el espejo y miré el papel. Decía «HAZTE BIDIMENSIONAL».

Me mudé de esa casa lo más rápido que pude; me deshice del espejo, la tostadora y todo lo que alguna vez había tocado esas notas. Mi corazón todavía da un vuelco cuando veo cualquier trozo de papel perfectamente cuadrado tirado en el suelo.

Ahora reviso todas mis cosas. Constantemente. También dejé de tomar café.

Imagen de perfil de Lady Constantine

Traducción mía, de
http://www.creepypasta.com/notes/#.UO1j5G9fHwY

Lady Constantine

Lo unico que necesitan saber de mi, es que los miro mientras duermen...

Rating: 8.51. From 201 votes.
Please wait...

49 thoughts on “Notas”

  1. La historia me pareció una mezcla del episodio Flatline de Doctor Who
    (en el que las criaturas bidimensionales si convierten a varias personas
    en bidimensionales, matandolas, pero al convertirse estas en
    tridimensionales son medio deformes porque no encajan en el universo
    tridimensional) y del Creepypasta de la chica en el espejo que se
    llamaba Moira. Me parece que la historia de Moira podria ser una
    continuacion si es que el ser bidimensional era en realidad el reflejo
    en el espejo.

  2. Me gusto, no se llenaba de cosas fantaciosas ni rituales imposibles al estilo Harry Poter, todo simple directo y da la sensacion de que podria pasarle a cualquiera de un momento a otro.

  3. Si, Todos esperábamos que el sujeto tridimensional quedara atrapado por siempre y el bidimensional le remplazara en su vida… de haber sido así hubiera sido muy predecible y típico ¿no?
    A mi el final me pareció apropiado. Sr. tridimensional quedó traumado y algo psicótico. está bien.
    Gracias Lady :3

  4. Si me permiten, yo creo que el que le estaba escribiendo era el reflejo del espejo. Por eso la nota final se mostraba solo en el reflejo, porque estaba en el mundo bidimensional. Me entienden? 😀 y muy buena creepypasta!

  5. Muy buena la creepy aunque no sabia realmente a lo que se referia con eso de hacerse bidimensional, se referia acaso a que muriese y se volviese un espiritu? Y lo del cafe talvez podria ser porque a lo mejor pensaria que se habia vuelto loco o algo por el estilo, me equivoco?

    1. Desde donde yo lo interpreté, lo del café tiene que ver con esto ” Lo ignoré hasta la mañana siguiente, cuando abrí mi cafetera para limpiarla y dentro de ella había un papel empapado que decía «¡Por favor, respóndeme! ¡Por favor, ayúdame!»”. Pero además se puede decir que entiendo que el pobre hombre haya pasado varias noches sin dormir, y que el caafé no lo ayudaba en eso.

  6. Me gustó la historia, no es aparentemente tan aterradora pero si lo ves detenidamente resulta espeluznante que alguien te vigile, mientras duermes, mientras cierras los ojos al bañarte, mientras estás solo…

  7. Todo el mundo dice Dross esto, Dross lo otro, nadie dice vamos a rezar por esto, vamos a rezar por lo otro! (?)
    Me encantó el creepy, sobre todo lo de la quinta dimensión, nunca había pensado lo de la probabilidad, es una buena manera de ver el tema de los mundos paralelos.

    Divagué. En fin, 5/5.

  8. Siempre es un gusto leer una historia bien traducida (Aunque me pregunto si los de habla inglesa tambien traducen algun creepy de los hispanos ¿Lo harán?), pero… maldito sea Dross, el conto esta historia, y sonaba mejor,… cuando leo esta historia, se ve con una redacción muy rapida y sin una atmosfera bien construida… pero eso no significa que no sea una historia original y perturbante en el sentido de… ¿Existe gente en otras dimensiones?… pero que más da, Dross siempre contara las historias mejor.

    1. Realmente no me parece tan buen narrador Dross, he visto todos sus videos de creepypastas y me parece que divaga demasiado cuando habla…pero es solo mi opinión. Sin embargo, tiene un gusto excelente a la hora de elegir relatos…

      1. Pues claro, Dross divaga bastante, y se repite mucho en palabras especificas como morbido o Horrido, a veces peca de contar hasta la cantidad de pasos que dal el personaje, lo cual cansa, mas con su voz y su tonada, pero vamos negar el carisma que desprende siempre que habla y que cuenta con el apoyo de los efectos visuales para darle ese toco unico es un poco irse muy alla.

        Se que no negaste sus cosas buenas, pero ahi dejo mi opinion.

        La historia es muy buena, pero de nuevo, es de esas pocas historias que necesitan de apoyo visual ^^

¿Quieres dejar un comentario?