La ventana

Tiempo de lectura: Cerca de 2 minutos.

Tiempo de lectura: alrededor de 2 minutos.

Precaución: No veas los comentarios hasta haber leído.

La ventana


Me encontraba en mi alcoba haciendo las típicas actividades en casa de un adolescente: quedarme despierto hasta tarde, enterrarme en las profundidades del internet, y solo no desviar mi atención de nada que no aconteciera en el monitor. Llegó la madrugada, cerca de las dos de la mañana, y todos en mi casa estaban dormidos aparte de mí. El cuarto se sentía cómodo y cálido pese a ser pleno invierno, pues habíamos reemplazado las ventanas la semana pasada. El calor se había estado colando desde la planta baja de la casa, y por mi habitación en particular, debido a unas ventanas antiguas que no podían mantener afuera la temperatura gélida.

Cuando intentaba conciliar el sueño, oí un ruido que provino desde mi ventana, en el lado opuesto de mi habitación atenuada. No era el sonido de un insecto chocando contra ella, o de un arbusto acariciándola. No, este era un ruido inusual, grave, algo que no estaba acostumbrado a oír. No pensé mucho sobre ello al comienzo. Si fue porque creí genuinamente que no era nada o porque no quería descubrir lo que era, no lo sé, pero me quedé acostado y solo escuché.

Era distintivamente rítmico. Pum, pum, pum, pum. Solo duró alrededor de quince segundos y luego se detuvo. Temblé, pero me sacudí la sensación al navegar un momento en las redes sociales con mi celular, esquivando la vista de mi ventana. Coloqué el aparato en la mesa a mi lado y caí en un sueño intranquilo aunque sin novedades.

Esta mañana, luego de que el sol se hubiera alzado desde hace unas horas —y todo aquello que usualmente golpetea mi ventana durante la noche estuviera haciendo sea lo que sea que hacen durante el día—, caminé hacia la ventana y pasé unos minutos tratando de replicar el sonido que había escuchado. Hice sonar mis dedos contra la ventana, le pegué con algunos objetos suaves, e incluso le quité y le puse el seguro; pero, por más que hice, no supe rastrear lo que produjo el sonido. Nada de esto que hice se acercó, incluso. Asumí que el evento tuvo que haber sido azaroso, y el día fue ordinario hasta esta noche.

Mi papá llegó a casa del trabajo a la hora de siempre y pensó que la casa estaba muy caliente, así que entró a mi cuarto y fue a abrir la ventana (vivimos en Texas; algunas noches de invierno sí son agradables, como era el caso este día).

Mi papá olvidó quitarle el seguro a la ventana antes de tratar de abrirla, y cuando tomó las manijas y las giró, produjo el mismo sonido que escuché la noche anterior.

Las únicas manijas de mi ventana están dentro de mi habitación.

Traducción mía
http://www.creepypasta.com/window/

Tubbiefox

Administración de Creepypastas.com

Rating: 9.36. From 152 votes.
Please wait...

19 comentarios de “La ventana”

  1. Me asusté al ve la hora D: pero ninguna de éstas historias me causa efecto porque vivo justo a lado de un motel y siempre puedo ver a las personas desde mi ventana, además de que vivo con mi novio. Así no me siento sola xD

  2. si fuera un ladro hubiera escuchado pasos o sentido la presencia ya que obiamente si hay una persona en mi habitacion escuchare su respiracion por el esfuerzo o frustracion al poder abrir la ventana, los pasos se pudieron escuchar ya que el no dijo estar con audifonos ni nada: a mi hace un par de noches me paso algo similar, estaba despierta ya que tengo problemas de insomnio y escuche como tocaron a mi puerta y estaba viendo videos graciosos al quitarme los adifonos solo escuche el ultimo toque, les pregunte a todos en mi casa si alguien habia tocado mi puerta, ya que eran casi las 4 de la mañana y mi mama tiene la costumbre de tocar mi ventana indicando que es hora de dormirme pero nadie lo hizo.

  3. El estaba somnoliento ademas el no escucho abrir su puerta por lo tanto fue algo que se quedo 15 minutos hasta que dejo de sonar y el estaba despierto viendo sus redes sociales

  4. ash la verdad me dio mucho miedo ya que un día viví algo parecido pero no con golpes sino con (la verdad no se como decirlo ese sonido que hacemos cuando las ventanas se empañan y nos ponemos a hacer mamarrachos ese mismo) . Una noche ya tarde cuando mi mamá ya dormía (solo vivo con mi mamá ) yo estava en mi cuarto escribiendo una carta a mi padre el cual no vive conmigo,de repente empecé a escuchar ese sonido en mi ventana en un momento lo ignore y seguí escribiendo pero después de un rato el sonido volvió lo trate de ignorar por temor a lo que producía el sonido,no paraba,pero cada vez era mas cercano a la ventana yo empecé a temblar ya que tenía mucho miedo de repente el sonido paró y yo seguía temblando y de un momento a otro sonó al lado de mi oreja en ese momento lo único que quería era salir de la habitación pero no me podía mover por temor; en un momento trate de gritar pero tampoco lo logre de repente me vi con las fuerzas suficientes y salí corriendo sin pensar siquiera en apagar la luz,corrí con todas mis fuerzas sintiendo que algo me perseguía.Al llegar al cuarto de mi mamá prendí la luz y me metí en su cama llorando, ella al despertar vio que la puerta trató de abrirse ya cerrada y le explique lo sucedido

    1. En este caso, no vio nada porque estaba oscuro y él somnoliento. En efecto, ni siquiera movió su vista en esa dirección. Por lo general solo podemos asumir que una historia es sobrenatural si se nos da el contexto de que la realidad en la que la historia se desenvuelve permite lo sobrenatural.

  5. tiene un final abierto, lo cual produce intriga e interes para que la historia ubiese seguido. Es una lastima que no lo hiciera.
    Aun asi no esta mal

    1. Si te pones a pensar, aunque es común que muchos creepypastas cortos puedan alargarse y mejorar (por la calidad de la trama), esta historia no tiene hacia donde extenderse. Un maleante entró a su casa por la noche y quiso salir por su ventana. No pudo y se fue. El contenido es así de breve. La idea impacta, pero no porque sea compleja.

¿Quieres dejar un comentario?