La maldición del martes

Tiempo de lectura: Cerca de 3 minutos.

Quien este leyendo esto quiero decirle que tiene suertes, tiene mucha suerte porque no tiene que sufrir esta maldición, que justamente este martes cumple meses de no dejarme dormir.

Todo comenzó aquel martes en el que yo me encontraba llegando a mi casa de salida del colegio, cuando peculiarmente una señora de edad avanzada me paro para preguntarme que día era,  yo alegremente le conteste hoy es martes, grave error, quizás si no le hubiera contestado no me abría ocurrido todo esto, la señora me agradeció de una manera extraña diciéndome:

GRACIAS CHICO, ESTE ES MI GRAN DÍA. 


No se si todo esto se produjo porque no le pregunte el porqué de que ese día fuera importante para ella, seguí caminando y al voltear por la esquina vi a mucha gente reunida, a lo que pensé, debe ser una pelea, ya que en el vecindario donde vivo se ven diario muchas peleas, me acerque y lo que vi no lo pude creer, entre en chop al ver a la señora que hace poco me avía preguntado que día era tirada en el piso sobre un charco de sangre y con los intestinos de por fuera como si un carro le hubiera aplastado el vientre.

Por mas que pensé y por mas lógica que le di al tema no se como aquella anciana apareció en ese sitio. Después de unas horas ya me avía tranquilizado así que disidí ir un rato al parque, pero antes de salir de mi casa logre ver una silueta que mencionaba mi nombre y el de una mujer, lógicamente ante ante tal suceso mi única reacción fue salir corriendo asía la calle, pero quizás debí quedarme en casa porque en cuanto salí me tope con la sorpresa de que la calle estaba totalmente sola, no avía nadie a acepción de mi, camine por un rato y nuevamente me tope con la misma silueta oscura, pero esta vez fue diferente, esta vez comenzó a perseguirme.

Después de unos 10 minutos logre perder la de vista, aunque por alguna razón termine justo en la entrada de mi casa, quizás todo ya avía sido planeado, o quizás del miedo que llevaba entre en mi casa pensando que iba a estar a salvo, ese fue otro error, debí haberme quedado en la calle. Cuando entre la misma silueta me sorprendió con un golpe, un solo golpe pero me logro tirar al suelo, desde ese ángulo logre ver que eso no era una silueta, era una persona con una túnica, para ser mas especifico esa persona era la misma señora que me pregunto que día era, me asuste cuando se puso de rodillas, pensé que me iba a estrangular o algo peor, pero no, no hizo nada de eso, se arrodillo y me dijo: 


CHICO LEVÁNTATE HOY ES MI GRAN DÍA, NO EL TUYO. 


Esas palabras fueron casi mágicas porque en cuanto las dijo abrí los ojos y nuevamente vi a mucha gente reunida, pero esta vez todas estaban reunidos a mi lado, tal parece que mientras volteaba por aquella esquina un carro dio un mal giro y me envistió de frente. 


Poco después, quizás una semana descubrí que aquella señora murió a causa de una enfermedad que la avía tenido mucho tiempo en casa, desde entonces todos los días me la encuentro, la veo por todo lado, y algunas veces ella me habla aunque siempre me dice lo mismo, ella me dice: 


PRONTO A TI TAMBIÉN TE LLEGARA TU GRAN DÍA. 

He estado en un montón de terapias pero aun no me la logro sacar de la cabeza, y mucho menos sus palabras.  Palabras que hasta hoy no me dejan dormir, espero que algún día alguien me ayude a olvidas, AYUDA.

Creación proppia
http://www.youtube.com/user/ExumerLoquendo

BloodyDeath

Rating: 9.33. From 3 votes.
Please wait...

3 comentarios de “La maldición del martes”

¿Quieres dejar un comentario?