La diablita

Tiempo de lectura: Cerca de 4 minutos.

Era un joven entre 19-21 años jamas había tenido relaciones sexuales en mi vida, en la escuela todo el mundo lo molestaba, casi no contaba con amigos, no era atractivo, las mujeres se reían de el  y no era bueno para la escuela. Todos estos sucesos marcaron su vida provocando serios problemas mentales y baja autoestima, ya no creía en la demás gente y peor aun,no creía en en si mismo, se sentía insignificante, casi al punto del suicidio. Para olvidar todos esos problemas se cambio de ciudad y olvido todas sus «amistades» y decidío comenzar una nueva vida donde el era el dueño de ella.

Al mudarse de ciudad consiguió un pequeño departamento muy económico en el piso de hasta arriba, el creía que estaba bien para comenzar de nuevo su vida, la cocina era pequeña pero bastaba para vivir por mientras, solo contaba con una habitación con baño y una pequeña sala, a lo largo del pasillo que cruzaba por toda la cocina tenia una puerta que daba hasta un pequeño patio perfecto para tener un fiel compañero, un perro.

Era de tarde ya casi anocheciendo, salió para conocer la ciudad, todo era agradable, el clima estaba fresco no hacia tanto calor como donde antes vivía, entonces en el recorrido por la ciudad vio una tienda de ropa y fue para ver que encontraba, tal vez encontraba una chamarra que le agradara y la compraría, encontró una hasta el fondo de la ropa de invierno,en la sección de ropa usada, era una aeropostale negra y le agrado mucho, era cálida y el precio era razonable y termino comprándola.

En cuanto compro la chamarra se la puso al instante para presumirla por la ciudad, aunque a nadie le importara ni le tomaran en cuenta, al salir de la tienda había un señor vendiendo perritos muy baratos, el quería uno para que alegrara su casa, le pregunto cuanto costaban, se sorprendo tanto por el precio, solo costaban 25 dolares y eran raza pug, eran pequeños casi como de 5 o 6 meses, era perfecto para su departamento ya que no ocupaba tanto espacio y termino comprándolo.

Al buscar el dinero en sus bolsas encontró una tarjeta en si chamarra, tenia un numero telefónico y arriba decía, «Acompañante sexual, espectacular trabajo» lo miro y algo hizo que le dieran ganar de tener relaciones, recordó que nunca había tenido y creio que era una de las mejores formas para comenzar su vida así que al llegar a su apartamento deje al perro en el patio con comida y agua, agarro el teléfono y hablo para un servicio nocturno a ese numero, al momento de que le contestaran sintió algo muy raro, el que le respondió tenia la voz muy grave muy rasposa y muy tétrica, atrás podía escuchar unos gritos desgarradores pero no le dio mucha importancia, al preguntar que tipo de mujeres tenían el señor de la voz se empezó a reír de una forma muy macabra y siniestra, se sintió confundió, el señor dejo de reírse y le dijo que tenían puras «diablitas» se ha de haber imaginado que eran mujeres vestidas de diablas y acepto, pregunto como a que horas llegaría su acompañante, el señor dijo que a las 3:33am, el señor le pregunto que si no lo podía cambiar mas temprano que se le hacia muy temprano para cuando pregunto eso ya había colgado, se preparo para la noche en que perdería su virginidad y empezaría su nueva vida.

Dieron las tres de la madrugad  y le hablo al portero y le dijo que si ve una mujer vestida de diablita que la deje pasar a su cuarto, el portero se rió de el y colgó, el joven estaba impaciente se le hacia eterno que ya llegara y al fin tocaron su puerta a las 3:33….. abrió la puerta y no vio nada…solo un pasillo solo y obscuro. Cerro la puerta y espero un poco mas de tiempo…jamas llego su «diablita»…o eso creía el…..

Se acostó enojado a dormir, no quería saber nada del mundo y solo se fue a dormir, eran como las 4:30am y escucho un ruido en la cocina….se levanto para ver que era, tal vez el perro se había metido y estaba destrozando cosas, llego a la cocina y efectivamente vio la puerta del patio abierta, intento prender las luces….no prendían ..tal vez era por una falla de luz ya que su apartamento era muy pobre, salio al patio……sangre….. había sangre en el patio…..el pobre perro estaba colgado de un tubo con un cable de la electricidad…..el joven salio corriendo del patio hacia el teléfono para pedir ayuda, corrió hasta su cuarto y que fue lo que vio…..algo estaba aferrado al techo, algo estaba hay arriba observándolo  en la esquina mas obscura de su cuarto, solo lo miraba y sonreía  era como una mujer pero tenia las manos alrevez, sus ojos eran tan rojos como las llamas del infierno mismo, su mirada era tétrica  su boca llegaba de oreja a oreja con una gran dentadura muy puntiaguda y grandes dientes, era muy flaca y el pelo le tapaba la mayoría de la cara, la puerta se cerro….ya no la podía abrir…solo se le quedo mirando el también a ella, casi llorando y al punto de la desesperación, quería gritar y llorar pero estaba demasiado paralizado para hacer algo, la mujer se acerco cada vez mas a el desde el techo…..llego hacia a el casi como a 10cm de distancia y abrió su boca dejando ver su gran dentadura y dejo escapar unas palabras con la voz mas tétrica y tenebrosa de todo el mundo «Aquí esta tu diablita»……..

 

Creación propia y el tema de prostitutas de @Chuuy_Manuel (Twitter) 🙂

Bryan Ordorica

Please wait...

2 comentarios de “La diablita”

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.