El laberinto del sistema

Tiempo de lectura: Cerca de 5 minutos.

¡Hola a todos! Ésta es mi primer creepy pasta, y como todos sabemos, algunas de estas historias son puramente ficticias; pero este relato que les contaré a continuación tiene un fondo de verdad insondable en cierto modo. Aun así, lo que están por leer me fue narrado por un familiar y aparte, yo le añadí algunos detallitos para hacer más lúgubre la historia. Cabe mencionar que contiene unos términos muy relacionados con la computación, por lo cual esta creepy les resultará en un lenguaje muy familiar a aquellos que hacen un uso constante de la informática o tienen conocimientos sobre ella.

 

Seguramente todos conocemos el famoso sistema operativo de Microsoft: Windows, cuyo dueño es Bill Gates. Para aquellos amantes que gustan de explorar más acerca de este competente pero a la vez decadente sistema operativo, se darán cuenta de que posee muchas características que nos permiten, en cierto modo, configurarlo a nuestro gusto hasta cierto límite. Pues bien, quizá un día, los aficionados a las cosas relacionadas con la informática y la computación lleguen a encontrar archivos o programas “ocultos” pertenecientes al mismo Windows. Siendo ese el caso, hay que tener mucho cuidado a la hora de explorar los tantísimos archivos que el sistema crea para su buen funcionamiento, pues podríamos llegar a encontrar algo de lo cual nos arrepintamos toda la vida.

Pero, ¿por qué les digo todo esto, si un sistema operativo cuando se daña es posible recuperarlo mediante formatear la computadora y reinstalarlo? Bueno, hay cosas misteriosas y desconocidas incluso en el mundo de la informática y la programación, y este programa o archivo que estoy por referirles es una clara prueba de que ni la tecnología se salva de lo oscuro. Y es que aunque uno resuelva las cosas, siempre habrá un recuerdo marcado en nuestros pensamientos generado por ese tipo de experiencias.

En una ocasión, un familiar experto en cosas de computación y curioso por naturaleza, decidió ir más allá de conocer la estructura básica del sistema operativo Windows XP Professional, y optó por investigar los cimientos del mismo. En su laboriosa pero interesante investigación, descubrió un archivo o programa (él no recuerda muy bien qué era exactamente ni cómo se llamaba) que al abrirlo, revelaba como una especie de gráficos parecidos a un laberinto con muchas puertas, en el cual te movías con el teclado. Pero lo más extraño no era eso, sino que llegó un momento en que, después de entrar y salir por muchas puertas, se topó con unas escaleras en forma de caracol que descendían hacia un lugar desconocido. Mi pariente, intrigado por saber a dónde llegarían esos escalones, decidió bajarlos. Más tarde él confesaría que fue el peor error de su vida haber sido tan curioso y haber dado con esa especie de laberinto. Al ir descendiendo por las susodichas escaleras, la luminosidad iba desapareciendo paulatinamente y antes de que quedara casi a oscuras, en una parte de la pared logró ver un mensaje escrito en sistema binario (el lenguaje numérico que utiliza los famosos números 0 y 1); el cual anotó en una hoja, ya que pensaba que quizá era una clave de sistema o una pista relacionada con el laberinto. Dejando ese mensaje de lado, él continuó descendiendo hasta que la oscuridad envolvió la pantalla y no se veía absolutamente nada, ni siquiera poniendo el brillo del monitor al máximo.

Él recuerda que cuando descubrió este extraño laberinto, estaba completamente solo en su casa, lo cual lo sugestionaba en su interior. Después de que la oscuridad absoluta se apoderase de la pantalla, un extraño ruido procedió a salir de las bocinas de la computadora, pero él no le prestó demasiada atención, pues pensaba que era una falla en el sonido. Sin embargo, trató de regresar arriba creyendo que conforme subiera todo se volvería a aclarar; pero todos sus intentos y movimientos del teclado fueron en vano: subiera o bajara, la oscuridad permanecía. Él no sabía siquiera si iba hacia arriba o descendía, ya que había perdido el sentido de la orientación. Finalmente, menciona que decidió salirse del archivo o programa, pero los comandos de la computadora no respondían: parecía que el sistema se había congelado.

Luego de varios intentos inútiles, decidió reiniciar la computadora para ver qué ocurría. Su sorpresa fue mayúscula al darse cuenta de que hizo su aparición la típica pantalla azul del Windows XP que te avisa de un problema de software. Dicha pantalla avisaba que hacían falta o estaban dañados ciertos archivos de sistema que impedían el acceso al mismo. Mi pariente pensó que se trataba de un poderoso virus y decidió formatear su computadora, pero antes debía de respaldar la información de su disco duro mediante una consola de recuperación.

Luego de haber respaldado sus archivos personales, formateó la computadora y reinstaló el Windows XP Professional satisfactoriamente. Luego de hacerlo, volvió a trasladar sus archivos respaldados a la computadora; pero algo extraño ocurrió con esto: todos los archivos y carpetas automáticamente habían cambiado su nombre al mensaje en sistema binario que mi pariente anotó durante su descenso en las escaleras del laberinto. Pensando que se trataba del supuesto virus, decidió examinarlos con un antivirus y el programa reportó cero amenazas. Intrigado por ese repentino cambio de nombres, decidió traducir lo que había anotado en la hoja a la cual no le había prestado demasiada atención.

El mensaje, cuya traducción original estaba en inglés, decía en nuestro idioma: “Quien se adentre en las entrañas del abismo hallará el verdadero conocimiento y poder humano”.

Después de este incidente, mi pariente pensó que quizá se trataba de un virus muy poderoso, pero alguien le comentó que ese mensaje junto con el dichoso programa o archivo podría tratarse más bien de una invitación o sugerencia del mismísimo propietario de Windows a forjar pactos con seres que no son humanos, seres que van más allá de nuestro conocimiento y capacidad de entendimiento para poder crear innovaciones tecnológicas que revolucionen el mercado. Luego de esta explicación, mi pariente se quedó petrificado, y decidió jamás volver a tratar de investigar a fondo la estructura de cualquier sistema operativo creado por Microsoft. Cabe mencionar que entre sus archivos respaldados, halló uno de sonido con la extensión “.wma” que al abrirlo, reproducía exactamente el mismo ruido extraño que se escuchaba durante el descenso del laberinto. Aterrado por esa extraña aparición del archivo, decidió borrarlo y por un tiempo siguió creyendo que era alguna broma de un hacker o un virus programado para crear ese archivo. Sin embargo, en una ocasión mi pariente mencionó que antes de formatear su computadora, la pantalla azul mostró brevemente una extraña imagen que él no nos ha querido describir; dice que no tiene importancia contarlo, pues cree que no vale la pena sugestionarnos. Hasta el día de hoy, sigue mencionando que fue un error grandísimo el haber encontrado y abierto ese programa o archivo.

¿Será el mensaje en sistema binario una pista de cómo creó Gates el sistema operativo más usado en el mundo?, ¿qué era la imagen que apareció al momento de formatear la computadora? Y sobre todo, ¿se atreverían los expertos en computación a tratar de encontrar este programa o archivo en cualquier sistema operativo de Microsoft, ya que se cree que no sólo se halla en el Windows XP? Si después de haber leído esta historia, alguno se atreve a adentrarse más allá con respecto a los archivos de sistema de Windows, lo hará bajo su propio riesgo: ya están advertidos. Pero mi pariente me ha comentado en repetidas ocasiones que hay ciertas cosas que es mejor no ver ni escuchar por simple curiosidad, porque podrías arrepentirte el resto de tu vida…

Creación propia basada en una experiencia

Kamiuchi Double Impact

Sólo soy el punto de no-equilibrio, nacida para provocar el caos en la mente humana. Autoconcebida para erradicar la luminosidad de las falsedades esparcidas en esta realidad...

Please wait...

19 comentarios de “El laberinto del sistema”

  1. Muy buena creepypasta amigo, para ser la primera, vas por buen camino 😀
    Y gracias tambn. Justo cuando la lei estaba en WINDOWS.0 en noseqcarpeta (ni idea cual no me acuerdo) en un laberinto. CERRE EL JUEGO DE INMEDIATO Y ME SALIO UN CARTEL QUE DECIA: NO VUELVAS AQUI o algo asi y despues se me bloqueo esa carpeta

  2. Hola… A mi me gusta mucho escribir terror, y en mi familia se han vivido muchas experiencias… «peculiares» así que no sé si sería posible subir una de las historias.

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.