El Diablo baila Tango con Lujuria

Tiempo de lectura: Cerca de 6 minutos.

 

 

 

 

 

 

Dos cuerpos se acercan lentamente, con una cadencia casi hipnótica; un hombre y una mujer, juegan a desearse, y se mueven suavemente con la música, se toman y sienten el calor uno del otro mientras se deslizan por la pista de baile. Él se planta firme y seguro mientras ella utiliza sus largas piernas para seducirlo al compás de  la canción que finaliza dejando a todo el mundo maravillado. El hombre soy yo, y esa mujer es Lucia.

Ese era mi sueño, o más aun mi fantasía con el tango; hacia ya 6 meses que había iniciado a estudiar tango cuando la conocí, y el deseo de poseerla me hacia soñar despierto; pero para entender mi historia, deben entender como me inicie en el tango.

 Había sido una transición compleja, tenia varios años practicando salsa, bacháta y todos esos bailes latinos que hacen que tengamos buena fama entre los anglos, cuando me cautivo un video de una pareja bailando tango; algo en mí, cambio para siempre, y decidí aprender ese baile que me parecía tan sensual.

Antes de iniciar había estudiado por varios años aquellos bailes en la academia dirigida por una maestra argentina, y en ese tiempo, demostré tener una inusual facilidad para el baile, tal vez de haberlo planteado a tiempo hubiera hecho una carrera con ello, pero no me interesaba mezclar mi pasión con mi trabajo, sentía que así perdería algo de su magia. Gracias a mi habilidad, me había convertido en su mano derecha para las clases, incluso había empezado a dar algunas clases yo mismo; así que cuando le pregunte por clases de tango, o fue difícil el convencerla de que aun en México, podría encontrar gente interesada en aprender.

Tal como lo esperaba, después de promocionarlo por un poco tiempo, iniciamos clases 5 personas, siendo yo el único hombre; situación que se mantuvo por 6 meses, en los cuales, para no variar, demostré una habilidad natural, con la cual me gane la admiración de la academia, sin embargo pese a mi progreso  tan adelantado mis compañeras no mejoraban a la par mía y yo empezaba a desear mas; muchacho insolente y arrogante, a mis 20 años creía poder con el mundo, creía merecer algo mejor.

Fue entonces cuando a la clase llego Lucia una chica de unos 21 o 22 años, media 1.70 con unas hermosas curvas y tenía unas piernas que parecían no tener fin. Ella dijo venir de otra ciudad donde ella había estudiado tango en otra academia y quería continuar. Fue magia y química instantánea.

Desde el momento en que nuestras manos se tocaron, fue como si siempre hubiéramos bailado juntos, nos atrevíamos a realizar ganchos, sacadas y suertes al compás de la música de una manera que nunca había sentido antes. Mi espera había terminado, era la pareja que había deseado y ella acepto practicar conmigo mas allá de la clase.

Bailando juntos tanto como podíamos, realmente llegue a conocerla; era no solo bella, también era muy inteligente, y resultamos tener muchas cosas en común, aquello debía ser mentira, pues en el tiempo que nos acercamos no solo fui yo quien la deseo, ella se mostró interesada en mí también; me seducía en la pista cada que podía, acercaba sus senos a mi pecho, pasaba sus muslos por mi cuerpo en formas deliciosas que no podría describir y mas importante aun (y de hecho lo que me hizo darme cuenta de que ella me deseaba), fue que me lo dijo abiertamente.

La invite a salir como era natural, y ella me pidió que la llevara a un cierto bar fuera de la ciudad, a unos cuantos kilómetros donde dijo podríamos bailar tango, accedí a su petición de inmediato y así llego la noche de mi último tango.

Al entrar note una música deliciosa y sensual que contrastaba con las melodías tristes o sumamente animadas que escuchaba en la clase, música que invitaba a la sensualidad con la que ella me llevo a la pista… las luces apagadas y nuestros cuerpos se acercaban en la oscuridad con pasos lentos, la tome en mis brazos y bailamos por horas; cada pieza era una éxtasis, ella me tocaba y yo a ella con un descaro que me sorprendía nadie nos detuviera. Al final de la noche la lleve a su casa y ella me invito a pasar; la noche seria perfecta pensé, la deseaba y ella lo sabia.

Entramos a la habitación en un abrazo de pasión, besándonos como si fuera a terminar nuestra vida si nos despegáramos. Ella me empujo a la cama y apago la luz; aun en la oscuridad podía ver su silueta desnudándose, ella se acerca a mi y posa su cuerpo sobre el mio y comienza a besarme llena de pasión, no me dejaba respirar… de hecho, me empezaba a faltar el aire, debía respirar.

Ella se detuvo y cuando trate de respirar ella rasgo la piel de mi pecho con sus uñas, en realidad no había notado antes cuan largas y afiladas estaban; mas aun, no era posible que me hiciera sangrar de esa manera ¿o si?, le dije entonces que era conveniente tomar las cosas con mas calma, o al menos pensaba hacerlo, mas ella llevo mis manos a sus senos y perdí la noción de mis pensamientos; era difícil pensar, de hecho era difícil respirar aun, pero no me importaba mientras pudiera verme reflejado en esos hermosos ojos ¿rojos?, no esto no estaba bien, sus ojos eran de un color chocolate hace un segundo  no rojos, y hace un segundo podía moverme libremente, ¿cómo es que era ella tan fuerte?.

Ella se mecía sobre mi como si estuviéramos en plena relación sexual, de hecho ¿Cuándo fue que perdí mi ropa, o cuando fue que entre en ella, ahora me daba cuenta que realmente lo estábamos haciendo, aunque yo no podía sentir nada?

¿Lucia?, empecé a preguntar, pero ante el sonido de su nombre, una risa fría que sonaba como suya y a la vez como si viniera de varias mujeres a la vez me respondió.

–Eres un soberbio idiota, estoy segura que te preguntas como es que no recuerdas cuando me la has metido, o mejor dicho, cuando he tomado lo que deseaba. Aun no entiendes porque no sientes nada, jajá, imbécil es la hora de que entiendas que estas muerto, o bueno muy pronto lo estarás. ¿Entiendes acaso que Lucia no existe?, ¿ o eres tan arrogante para pensar que la suerte te tenia preparada una mujer como yo?, pues la suerte te ha jugado mal  y tu niño arrogante me servirás de alimento, eso es lo que pasa cuando te entregas a Lujuria—

La luz desaparece lentamente y me siento flotar, no me siento caer, siento calor, mucho calor y todo esta oscuro excepto por esa tenue luz, y es entonces cuando veo a lucia por primera vez como es en realidad, veo a ese demonio que me mato, porque ahora se que estoy muerto, veo a la madre del sexo desenfrenado y al súcubo del deseo…Lujuria es su nombre, lujuria es mi pecado, aunque también mi arrogancia si lo pienso bien; deseo gritar, pero en el infierno no obtendrás lo que deseas, y Dios en el cielo que me has abandonado, ¿porque es que aun la deseo a ella? .

Mientras intento alcanzarla los veo. Dos cuerpos se acercan lentamente, con una cadencia casi hipnótica; un hombre y una mujer, juegan a desearse, y se mueven suavemente con la música, se toman y sienten el calor uno del otro mientras se deslizan por la pista de baile. Él se planta firme y seguro mientras ella utiliza sus largas piernas para seducirlo al compás de  la canción, pero en esta ocasión el hombre que veo no soy yo, y la mujer no es Lucia.

Puedo decirte hoy, que en el infierno, el Diablo baila tango con Lujuria.

 

 

 

 

 

 

Inspirada en mi tiempo bailando tango, hace tiempo que no lo hago y lo extrraño

Armando

Please wait...

10 comentarios de “El Diablo baila Tango con Lujuria”

  1. Me gusto la historia, aunque como dice Tubbiefox tiene carencia de argumento en el desarrollo de los hechos, otra cosa es la letra, de ese color es muy dificil y desagradable el leerla ya que hay que esforzar mucho los ojos. La redacción a diferencia de Tubbiefox no creo que se halla decaido en lo absoluto, si bien tiene partes asi como lo dijo Tubbiefox que se decae, pero que libro no los tiene? Me gustó, pero creo que deberías escribir novelas, se te daría mejor. Buen trabajo.

  2. Una vez más, la redacción se empobreció de sobremanera cerca de la mitad, desde “Ella se detuvo y cuando trate de respirar ella rasgo la piel de mi pecho con sus uñas, en realidad no había…”. Me sorprendió mucho lo mala que se puso. Del argumento ni hablar, detesto cuando a los personajes les pasan las cosas sólo porque sí. Aquí me disgustó mucho más que lo hayas admitido, etiquetándolo como una cuestión de “mala suerte”. Tampoco veo un motivo para que el tipo se fuera al Infierno, no lo hiciste parecer así de malo, en lo absoluto.

    1. Agradecer que te tomes el tiempo para leer lo que he escrito es casi una obligación, aun así y espero lo tomes con la intención que lo escribo, esta historia en particular la escribo para un publico objetivo al cual creo que no perteneces, y en realidad aun no esta terminada, la idea con las publicaciones de ficción que he puesto ha sido recibir criticas para mejorarlas a futuro; se que resulta de alguna manera en que utilizo a quienes leen mis escritos, pero es la mejor manera de obtener criticas sinceras. y esta historia la presentare a un grupo de tango este mes.
      Lamento que no te haya gustado, aunque no creo que entendieras del todo la historia ( lo cual probablemente sea mi culpa) por los puntos que comentas sobre ella.
      – Se supone que la percepción sea de mala suerte, utilice a un demonio como antagonista por esa misma razón.
      – La caída al infierno fue una forma de sarcasmo que se utiliza como broma “privada” (aquella persona que haya bailado salsa, tango o bachata a nivel profesional la entendería).

      Gracias por tomarte el tiempo de hacer una critica que estoy seguro tenia intención constructiva… te invito a que leas de nuevo la otra historia. He corregido un poco aquello que no me gusto a mi (ningún trabajo es perfecto y nunca quedan terminados a mi ver, siempre se puede buscar una consecuencia, una explicación o algún enfoque que mejorar), ademas de que te invito a que si decides hacerlo, te tomes el tiempo de analizarla, no solo leerla; aun si en este caso la decadencia fue accidental, en la otra historia fue y sigue siendo algo deliberado (el concepto de la desesperación y la falla en la cordura aun los trato de perfeccionar y no quiero caer en los estereotipos de proyección que se utilizan).

      1. Es sólo la segunda ocasión que se ha tomado mi criterio como “subjetivo” entre comentarios que he hecho, al menos la segunda de la que estoy al tanto. Como le aclaré a él, y como te aclararé, simplemente no puedes tildar un criterio de subjetivo. Es redundante hacerlo, porque nunca obtendrás objetividad pura de un ser humano. Lo que he expresado te llegó particularmente como subjetivo tanto porque te disgustó no recibir retroalimentación favorable (no habrías ni considerado cuestionar la validez de mis argumentos de haberte dicho una buena ración de cosas bonitas planteadas de manera que te lo creyeras, que en lo absoluto es algo complicado de hacer), y porque la manera en que lo dije denota mis gustos personales. Tenía pensado decirte, en lugar de como lo hice, “No siempre funciona en una creepypasta que las desgracias (porque casi siempre son sólo esto) por las que pasan los personajes les ocurran por cuestiones de azar”, pero me dio pereza elaborar tanto al momento. Seguramente me habrías hecho mayor caso.

        En éste contexto más aún, te puedes olvidar de encontrar objetividad pura. Decir que una historia es mala contiene cien veces más incertidumbre que decir que una molécula de agua tiene dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Se puede ser bastante objetivo con si fallaste en la gramática o semejantes, pero es más difícil al decir que un argumento es malo. Ahora, no sé por qué has pensado que por ser subjetivo un criterio se le debe restar valor. Debes de entender que hasta los gustos personales tienen su base en la objetividad. A mí me disgusta que cosas terribles les ocurran a los personajes por azar, sí, es subjetivo porque me provoca más repulsión que encontrarme con, por ejemplo, un texto mal escrito, pero todo lo que resta en esta actitud es objetividad.

        No me gusta porque estropea en gran parte la credibilidad que toda creepypasta debe por regla tener. Esto va a un lado de la falta de un fundamento en el texto, de explicaciones con respecto al elemento sobrenatural. Siempre a menos que la intensión del autor sea valerse de la incertidumbre para meter terror (como explotar el elemento sobrenatural para perturbar la mente del lector, algo que se puede ver en Candle Cove, o Pulseras, y etcétera), no fundamentar lo que ocurre en tu historia le perjudicará tremendamente.

        Me estás diciendo que tu intensión era precisamente que la historia se entendiera como que el protagonista muere por azar. Este demonio por una razón que no das a explicar, escoge particularmente a este hombre que viola y asesina. El lector debe asumir que es un demonio que se dedica a hacer eso. O es un argumento infundado o extremadamente poco creativo y simple. Infundado, pues además de matar al protagonista que nada de malo le hizo al mundo, y colocarlo dentro de una trama que no parece tener razón de ser (¿qué sentido tuvo que le haya pasado eso, si él no era una persona tan lujuriosa? Es más, hasta donde capté, había de parte del hombre una fuerte atadura emocional hacia Lucía, no le gustaba sólo porque le restregara las tetas cuando bailaban).

        Poco creativo, porque nos hablas de un demonio que mata gente, y únicamente ello. Medio mundo sabrá que a los demonios les gusta matar gente. Y simple, porque carece de toda complejidad. A un hombre le gusta bailar, conoce un demonio que seduce y mata gente, y luego éste demonio lo seduce, y lo mata.

        Con respecto a lo del Infierno, ten cuidado con ello, está más literal de lo que asumo debería. Quizá si quitas la parte donde también se hace mención al Cielo y Dios. En mi caso eso fue lo que más me hizo pensar que ibas en serio con ello.

        Por el otro lado, mi postura con respecto a lo del Tango como un segundo elemento central en tus historia, sí es muy positiva. Como dije, me agradó mucho hasta la parte donde la redacción toma un mal giro.

        1. Jajaja… hablando de interpretar mal un comentario, no pensé que entenderías eso.
          XD cuando dije publico objetivo me refería a un publico meta para quienes escribí la historia no hablaba de la objetividad del argumento y al igual que tu, no pensé en estructurar mas mi comentario. De hecho mi preocupación era ofenderte al decir que no pertenencias al grupo de personas que tenia en mente cuando escribí la historia.
          La historia es un regalo para mi grupo de tango y en particular para mi pareja de baile xD el concepto y todo deriva de una broma privada, pensé que a ellos les gustaría. Hace unos años bromeamos con hacer una pastorela musical y en el infierno en el punto en que el diablo habla con los pecados el estaría bailando tango con lujuria (en ambos sentidos).

          Una critica que no me favorece no me molesta, de hecho fuiste el que hablo de puntos concretos y en especial en tu segundo comentario me pusiste a pensar. Muy probablemente la historia debí subirla a Deviantart para comentarios ya que en si no es un creepy (lo vi mas claro tras una tercera leída).

          Me sorprendió por ejemplo que no hicieras criticas en la gramática, jijiji yo mismo la veo de nuevo y podría matarme por algunos errores que cometí. Sin importar eso, las cosas críticas sobre la historia las tomare en cuenta para editarla antes de entregarla al grupo ( no tengo mas base crítica exterior).

          Que bueno que te gusto la parte del tango, y lamento que no te agrade la falta de trasfondo a los objetivos, aun así esa parte creo que se quedara, no es ser terco, solo ser honesto con el objetivo de la historia. con respecto a dar alguna explicación al elemento sobrenatural no me paso por la mente porque mi concepto del infierno es mas abstracto y dar explicación a un demonio que es malo por el placer de ser malo me pareció redundante; en ese punto te concedo la razón, puede ser desconcertante y caer como un error.

          Para aclarar el ultimo punto de vista que tengo, el si merecía ir al infierno por el solo hecho de bailar tango, esa era la broma privada. Aquí en la región donde vivo, los maestros de baile y bailarines tenemos como broma el que Dios no baila bailes latinos ( en buena parte del mundo muchos de ellos son considerados bailes calientes xD), ergo si a Dios no le gusta es pecado y vas a ser castigado. Estoy consciente de lo simplista que es pero espero que ellos lo aprecien ¿Tu crees que eso lo aprecien así o deba ser mas explicito en ese sentido?

          Espero haber explicado el malentendido, y espero de hecho tus criticas en algunas otras cosas en las que estoy trabajando ( estas si están pensadas como creepypasta xD o por lo menos algo mas cercano)

    1. Muchas gracias por leer y comentar; espero que la hayas disfrutado y de hecho estoy en lluvia de ideas para una novela (espero poder comenzar a escribir ahora que las clases de la Universidad han terminado)

    1. Jeje… hace tiempo leí tu comentario y aun no le veo el parecido con una novela Un_n ( supongo que yo lo pienso muy literal el concepto), te quiero agradecer por leer la historia y comentar y me alegra que te gustara.

¿Quieres dejar un comentario?