El Corset

Yo estaba caminando por los escaparates de ropa de la ciudad, solo tenia catorce años pero mis padres sabia que yo iba a volver a casa sana y salva. Ese dia despues de la escuela fui a comprar un pastelillo en la panaderia, la panadera ya me conocia y siempre entablabamos conversación, escuchamos un disturbio que parecia un grupo de gente reunida, me despedi de la panadera y fui corriendo a ver que causaba tanto alboroto. La gente estaba reunida para ver la inaguración de un nuevo local: una gran tienda de moda francesa, las vitrinas estaban llenas de luces brillantes como las que ponen en los arboles de navidad, habian zapatos y linda ropa, de la tienda emergia un delicioso olor a perfume, parecia que la tienda iba a tener mucho exito porque hay muchas chicas en el pueblo que les gusta ese tipo de ropa. Yo soy muy joven todavia, tendre que esperar más tiempo para entrar a esa boutique.

Ahora tengo 18 años, estoy en la universidad a un año más a punto de elegir mi carrera. Mi mejor amiga Cassie y yo fuimos invitadas a una fiesta muy exclusiva de la ciudad, por eso nos decidimos a vestir la mejor ropa. No encontramos nada lindo en nuestros armarios asi que fuimos a ver las tiendas para ver si encontrabamos nuestro atuendo ideal para la fiesta, recorrimos todas las boutiques de la ciudad pero parecia que nadie tenia lo que buscabamos, mi amiga y yo somos muy inconformes.

Cuando estabamos a punto de rendirnos, me acorde de esa vieja tienda de moda francesa, se lo dije a Cassie y ella acepto gustosa. Cuando llegamos a la tienda nos llevamos la sorpresa de que no habia clientes, creo que la gente se aburrio de la mercancia que vendian, sin embargo no parecia que estuviera abandonada, al contrario, parecia que fuese nueva. Tocamos la campañilla del escritorio para ver si algun empleado se aparecia, de una puerta en el fondo de la tienda salio un hombre pelirojo de traje elegante con una gran sonrisa, dijo: “Bienvenidas chicas, las estaba esperando”. Me parecio extraño que dijera eso, no es comun que un vendedor le diga eso a sus clientes, pero Cassie no hizo caso a eso.

Cassie estaba buscando un corset, pues desde que bajo algunos kilos su panza estaba algo flacida y queria ocultarlo con un buen corset, el hombre le dijo que sabia exactamente lo que buscaba y la invito a que lo acompañara, yo no le veia buena espina a la mirada del hombre pero Cassie lo acompaño incredula como siempre. Entraron por la misma puerta donde el hombre salio cuando llegamos, yo me quede a esperarla en la tienda mientras veia la ropa y los perfumes.

Paso una hora y Cassie y el hombre no habian salido, Cassie no puede tardar tanto en escoger un corset, ella es a veces indecisa pero a este punto ya se paso de la raya. Fui a abrir la puerta pero estaba cerrada, me desespere y golpee la puerta con uno de los maniquies del local y la puerta cayo. Estaba oscuro y vi unas escaleras de madera que conducian hasta una especie de sotano, baje muy lentamente, los escalones rechinaban cuando los pisaba, mientras bajaba más, más escalofrios sentia. Baje unos escalones más, ya estaba bien abajo y la luz de la puerta abierta se veia muy pequeña, tenia mucho miedo, tuve una sensación que me decia que fuera a casa pero tenia que ver que habia pasado con Cassie y ese hombre. El aire se torno más frio, como si hubiese un aire acondicionado, me detuve un momento para revisar mi celular, se me ocurrio enviarle un mensaje de texto a Cassie para ver que pasaba, escribi: “Cassie, ¿que te ha pasado?, ¿¡quien tarda tanto en escoger un estupido corset!?, Responde!!. Iba a oprimir el boton de “Enviar mensaje” cuando escuche un grito aterrador que venia de aquel lugar al final de los escalones, parecia ser un grito de Cassie, solte mi celular y baje corriendo las escaleras.

Parecía una infinidad de escalones rechinantes y podía ver mi aliento rozar por mi cara, ya se sentía muy frío, era como una frigorífico, mientras más frío y más estrecho se tornaba el camino, más cercana parecía la meta. Cuando pensé que mis pies ya no podían correr mas, choque contra una puerta de madera, estaba agrietada y tenia hielo en su superficie, sentí un repugnante olor a carne putrefacta y congelada. Le di una patada a la puerta para partir el hielo y abrirla pero parecía que tenia puesto un seguro. Después de siete patadas la puerta parecía que comenzaba a ceder, le di la ultima patada y esta cayo al suelo.
El escenario era horrible, charcos de sangre y lenceria femenina en el suelo y del techo colgaban estalactitas, no podia soportar el hedor a carne putrefacta. Me gire y corri hacia la salida pero algo se interpuso en mi camino. Observe aterrada y vi que eso o “ese” levantaba sus brazos y cubria mi boca hasta sofocarme. Sentia que me introducia en un prfundo sueño.

Desperte. Senti que algo jalaba mis extremidades. Mis ojos estaban cubiertos con una venda. Escuche una voz. “Tu piel se ve tan tersa y tu figura es exuberante”. Era la voz del hombre alto y pelirrojo que se llevo a Cassie. Comenze a temblar. Un presentimiento me decia que iba a morir en manos de ese tipo. “Serias una hermosa modelo para mi nuevo corset, si te queda bien las chicas lo amaran”. Comenze a forcejear inutilmente tratando de zafarme pero en vano. El vendedor puso sus manos humedas en mi cuerpo. Se dio cuenta de que mi cuerpo estaba temblando. “No te preocupes, desde ahora ya no sentiras frio” dijo. Retiro sus manos, solo para volver con lo que sentia que era un corset de terciopelo. Lo puso en mi abdomen y finalmente ato el liston. Estaba muy apretado, mi respirar se agitaba. El hombre quito la venda de mis ojos.

Era una habitacion, parecia sacada de una pesadilla retorcida. Muchas jovenes tiradas en el suelo, desnudas, excepto por el corset que todas traian puesto. De sus bocas y sus genitales salia algo que parecian ser sus intestinos y sus entrañas. Mi mente se corrompia por el miedo. Grite de la forma mas repulsiva y chillona. Queria escapar, ya no me importaba dejar a Cassie, queria irme y nunca volver. Queria que toda esa situacion fuera solo una pesadilla ridicula. El vendedor se comenzo a quitar la camisa, esto iba de mal en peor. Se acerco a mi y me abrazo, chocando su pecho contra mis senos. Grite de nuevo. Su lengua comenzo a rozar mi cuello. Fue ahí cuando los grilletes que jalaban mis brazos y piernas se habian abierto. Podia correr y salir de ahí pero no sucedio asi. El vendedor me jalo de los brazos y me tiro boca abajo en el suelo. Se poso encima de mi y comenzo a tirar de los lazos del corset, apretandolo mas. Despues de unos segundos comenze a sentir dolor, mis costillas se rompian. De mi boca y de mis demas agujeros salia sangre. Escupi y grite de nuevo, pidiendo auxilio. Ya no podia ver nada, mis globos oculares habian reventado.

La tortura parecia que iba a llegar a su fin, mis tripas salian de mi cuerpo. Solo podia escuchar y respirar escasamente. Escuchaba el flash de una camara fotografica. Senti de nuevo las manos del vendedor. “Ahora te ves realmente hermosa, pareces una muñeca” lo escuchaba hablar. El hombre empezo a reir de manera escalofriante.

De repente escuche algo que parecia venido de un milagro, las sirenas de una patrulla de policia y el ruido de una multitud. Bueno, creo que este es mi final, ni siquiera pude ver a mi madre y a mi padre. Ojala mi hermanita se recupere de su leucemia, me encantaba ver su sonrisa.

Noticiero local

“La policia a arrestado al ya descubierto secuestrador de jovencitas, las cuales, masacraba y violaba a sus victimas. El negocio numero 17 era el escenario del victimario. Una de sus victimas, cuya identidad no sera revelada a peticion de sus tutores, logro sobrevivir aunque con heridas graves. Esta internada en el hospital para terapia intensiva fisica y psicologica pagada con las ganancias del agresor. Segun el juez local, debido a la gravedad del delito y el desprecio de los pobladores hacia el dueño del negocio de lenceria femenina, no habra un juicio oficial a este, condenado a pena de muerte”
22

Imagen de perfil de MoshiMoshi

Creación propia

MoshiMoshi

Rating: 2.67. From 3 votes.
Please wait...

2 thoughts on “El Corset”

  1. La historia no esta completa, no hay punto final, y se deja en suspenso todo lo que talves se pudo haber logrado, desvaneciendose, y si planeas poner otra parte, esa es mala idea, no siempre a la gente le gusta las continuaciones con relatos tan cortos.

    Además, tu imagen me recuerda al hentai (O Yaoi, Yuri, Shotacon) como se llame, y no creo que sea apropiada con la pagina.

¿Quieres dejar un comentario?