Autor destacado: Yourself

El Llamado


¿Recuerdas El Llamado?

Seguramente no. Esto sólo sucedía en México y hace años que se tomaron acciones para que ya no ocurriese.

Algunos olvidaron, porque olvidar siempre es lo mejor. Otros se mudaron, lo más lejos posible para ya no escuchar.

Pero hay quienes seguimos aquí. Seguimos vigilando, asegurándonos de que los inocentes, los niños que deambulan alrededor y se consideran «valientes», no acudan y paguen un precio que no les corresponde a ellos.

En México, allá por los años 80s, tal vez desde un poco antes, comenzó la urbanización de zonas «sagradas», según la creencia popular. Esta urbanización se extendía hasta los camposantos (cementerios, para quien desconozca la palabra), construyendo y extendiéndose por sobre estos sin importar que se perturbase a las almas y los cuerpos de los difuntos; una buena cantidad de dinero desembolsada era usualmente lo necesario para calmar a los dolientes y a cualquier pariente que quisiera que se retirasen los restos del ser amado antes de que se construyese encima.

Cementerios fueron despojados de sus tierras para construir, en su gran mayoría, colonias sobre sus terrenos ricos en nutrientes gracias a los cadáveres que contenían y sus enormes árboles, que proporcionaban una sombra que más de una ciudad envidiaría.

Pero todo tiene un precio. SIEMPRE hay un precio cuando se decide vivir encima de quienes desean descansar en paz.

Cuando las colonias fueron terminadas y habitadas, sin que se supiese que aún había quienes descansaban debajo de sus suelos, las apariciones y los problemas comenzaron.

A diferencia de Estados Unidos, lo común de una casa mexicana es que carezca de sótano. Bastante conveniente, ya que de lo contrario en muchas partes se llevarían más de una desagradable sorpresa.

Sonidos de muebles moviéndose cuando estos continúan en su sitio; bolsas de canicas (antiguos juguetes que los niños de hoy desconocen) rodando por los techos de las viviendas. Incluso en mi secundaria, en el techo del segundo piso de varios salones, un día se escuchó con estruendo el sonido de pupitres siendo arrastrados para ser cambiados de ubicación. Sonará ridículo para los lectores, pero los profesores en común mencionaron que «los del tercer piso estaban siendo muy ruidosos»… hasta que un compañero presente les recordó que el edificio en donde nos encontrábamos sólo contaba con dos pisos, no tres.

De nuevo, por más inverosímil que pueda sonar, así tal cual sucedió.

Cosas así no se olvidan fácil.

Pero El Llamado… El Llamado fue lo más terrible que la urbanización del país nos trajo.

¿Nunca se han preguntado, quienes viven en México, por qué en ciertas zonas donde hay cementerios construyen una primaria a un lado?

Los demonios que deambulan siempre desean sacrificios. Mientras más jóvenes y crédulos, mejor. Y no hay nada más frecuente en un país como el nuestro, que la desaparición de un infante en la primaria.

¿Tampoco se han preguntado por qué los antiguos «foros» (escenarios de cemento) en donde se hacían las presentaciones infantiles siempre tenían un sótano? En un país en el cual los sótanos son cosa rara… ¿por qué los escenarios tenían sótano? La excusa popular fue: «es un espacio para guardar los mesabancos rotos y objetos que ya no se utilizan».

Todos sabemos que los bancos y demás utilidades sin función en las escuelas eran recogidos cada fin de semana. Incluso, había un cuartito acondicionado como bodega para ello. Entonces, ¿cuál era la necesidad de un sótano bajo un escenario de concreto?

Nosotros lo descubrimos.

Durante mi estancia en la primaria, había ocasiones en que sacaban cuerpos y ataúdes de los terrenos escolares. Nos decían que eran simples arreglos para el terreno, pero los niños no son idiotas como los adultos creen, ¿saben? Todos los veíamos y todos sabíamos lo que hacían. Y entonces…

Escuchamos El Llamado.

El sótano bajo el foro casi siempre tenía una puerta con candado para que nadie pudiese pasar. El sótano oculto debajo de éste no tenía luz y la única «ventana» (si se le puede llamar así) siempre estaba tapiada con tablas de madera. Pero todos sabíamos lo que contenía en su interior. Lo escuchábamos. En ciertos momentos del día, en el recreo, a la hora de Deportes o mientras nos dirigíamos a los baños, había «alguien» que nos llamaba al interior oscuro de ese sótano oculto.

Y cuando ocurría, el candado siempre se encontraba abierto.

Muy pronto aprendimos que quien entrase en el sótano, jamás saldría. Si había más de uno cerca, tratábamos de auxiliar a nuestro compañero atrapado, incluso llamando a los adultos pero cuando eso ocurría, ya era demasiado tarde: abrían la puerta y nuestro compañero se había ido. Solamente una vez logramos rescatar a una amiga, y fui parte de ello. Mientras aquella cosa la mantenía encerrada y asegurada, un grupo de compañeros forzaba el candado para abrir la puerta mientras otro grupo, entre los cuáles me encontraba, hacíamos lo imposible por hacer ruido y arrancar las tablas de la única ventana que cubría el otro lado.

Afortunadamente, esa cosa nos puso más atención a nosotros y mis otros compañeros lograron abrir con éxito la entrada principal, y nuestra amiga salió del terrible lugar. Aterrorizada, sucia, con rasguños y cortes, pero viva.

Al día siguiente se había mudado a Estados Unidos, y no volvimos a saber de ella hasta la secundaria, en donde el «foro» no tenía sótano y en donde no podría ser llamada de nuevo. Aunque volvió a irse a la semana, quizá por temor a que aquella cosa reconociese su presencia y desease vengarse de ella por haber escapado.

La cosa tiene muchas formas. ¿Han escuchado las ridículas historias sobre muñecas u otros objetos embrujados en México, que por más que tiras, quemas y demás, vuelven a aparecer? Recuerda que porque tú no lo vivas o veas no significa que no sea real. Yo lo viví, yo participé en varios intentos de su destrucción y aunque no conozco su verdadera forma, sé en cuál se oculta.

Si algún día visitas la primaria de Jesús Reyes Heroles, en Monterrey, México, descubrirás el viejo foro con las puertas cerradas. Si eres de los afortunados que no ha oído El Llamado y puedes entrar a éste, encontrarás una horrorosa y sucia muñeca en medio de los fierros retorcidos de los mesabancos rotos y basura de escombro esparcida.

No trates de deshacerte de ella. Ni siquiera trates de tomarla. La cosa siempre vuelve. Personalmente, la arrojé contra el fuego durante una quema de basura que la primaria había hecho y volvió a aparecer en su hogar, el sótano del foro. La arrojamos en el cajón de un carretonero de basura que pasaba, la vimos ser tragada por las bolsas y demás basura… para volver a aparecer al día siguiente en nuestros terrenos.

Aún está llamando. Nuestros gobernantes son más inteligentes y malignos de lo que se cree, saben que para obtener el permiso de construir sobre un camposanto, se necesita hacer un sacrificio que aplaque a las bestias espirituales que los rodean. Y saben que la desaparición de un niño que los alimente de cuando en cuando les permite sacar más dinero con la excusa de las «cuotas».

Por eso construyeron esos foros con sus sótanos malignos. Por eso permiten a los niños estudiar y moverse en esos lugares malditos, sabiendo que cuando la bestia esté hambrienta, sin importar la forma del objeto que tome, algún inocente acudirá

Y por eso, quienes sobrevivimos, aún rondamos cerca para tratar de detenerlos.

Sólo somos dos quienes continuamos aquí, deteniendo El Llamado.

Y no pienso irme de aquí hasta asegurarme de que esa cosa sea incapaz de tomar la vida de otro inocente.

Así que, si vives en México, asegúrate de revisar que el recinto al que confiarás a tu pequeño no tenga entre sus construcciones, ese vil escenario de cemento en medio de su terreno. Y si lo tiene, dale la revisión suficiente para asegurarte de que no contiene ninguna entrada a éste. Si es así, has oídos sordos a cualquier excusa acerca de que es una bodega o cualquier tontería semejante.

Aléjate del lugar.

No esperes a que sean tus hijos los siguientes sacrificios que acudan a su llamado.

Rating: 8.37. From 97 votes.
Please wait...

34 thoughts on “Autor destacado: Yourself”

  1. sin duda historias muy buenas me encantaron. la primera me encanto me hizo recordar el temido cuarto de triques en la primaria que a todos asustaba

  2. OoO 3 creepys de 10 creo que aunque las primeras dos no me asustaron tanto fueron grandiosas esa sensacion de O_O pero que diablos! jaja muy buenas historias no tengo palabras me encantaron

  3. Me gustaron las tres, ademas muy originales, tratan de un buen tema y explica bastante la situacion. No Puedo Creer Que Por Su Culpa Me Alla Vuelto Adicto A Los Creepys. Felicitaciones Amiga.
    Saludos Desde Argentina Y Gracias @CP Y A Ti @Yourslef Tambien
    Deixlix

  4. No me asombra que seas autora destacada… en un principio pensé que eres hombre pero bueno eso esta de mas; comencemos 🙂

    La 1era me gusto mucho el hecho de jugar con un ser al cual jamas pero jamas podrás dañar, me encanto, el hecho de los sótanos le dio un aire mas realista y sublime porque en si es muy real, me hizo recordar esa película llamada “Eso” de ese ser diabólico que tomaba diversas formas en especial la del payaso Pennywise y que los niños no pueden vencer hasta el final años mas adelante… esa película sinceramente me dio escalofríos en mi niñez.

    La segunda tomando otro rumbo fue muy interesante también, el hecho de mencionar que no sera una creepy de cartuchos malditos y de otras bazofias acerca de pkm fue muy ingenioso ya que talvez si no fuera por eso no seria nada diferente de las tonterías que se ve a menudo al respecto del tema y solo decepcionaría a los demás, tomando en cuenta como avanza el relato me dio mucha curiosidad por el hacker, en realidad me cuestas pensar que lo que buscaba era robar… me gusta pokemon, aun conservo mi gameboy

    Por ultimo y no menos importante la tercera, muy inquietante de por si, nunca me lo había puesto a pensar pero en cierto sentido es algo que es natural en nuestro ser, me hizo recordar a algo que me dijo mi profesor de filosofía sobre las cosas que los humanos heredan instintos por genética al pasar miles de años: según se dicen el ser humano le molesta o se inquietan cuando ponen algo encima suyo como ocultándoles algo o por broma, talvez sea porque sea que los peces fueron la primera especie en la tierra siguiendo el patrón (pez-anfibio-reptil-ave-mamífero) y los peces por instinto saben estando en el agua que si algo esta arriba de ellos (superficie) es algo malo y de inquietarse.

    Muy buen trabajo felicidades.

  5. Muy creibles las tres, la verdad eso es lo que da mas terror a estas historias, su grado de credibilidad, la primera habla sobre un lugar de mexico, cualquier persona que viva allí puede ir a comprobarlo, la segunda de un problema con el GTS que uno puede comprobar facilmente con su nintendo DS, yo quise probarlo, pero recorde que en mi DS tengo el pokemon negro 1, no el 2, ademas mi DS la tengo en mi casa, y ahora estoy en otra ciudad. La tercera es algo aún mas cotidiano, ya que para comprobar la primera debes vivir en mexico exactamente en ese lugar, para la segunda debes de tener una nintendo DS con pokemon blanco o negro 2, en cambio para la tercera solo debes tener un espejo y comprobar que sientes al ver que esta empañado (pues yo tambien mientras lo limpio siento miedo al ver algo asomandose D: ) y bueno, eso 5/5

    1. Muchísisisimas gracias TwT

      Este tipo de comentarios en verdad levantan los animos para meterle mas ganas y tratar de mejorar los creepys. En serio, que alegría que te hayan gustado, un abrazo desde el mundo del espejo >w<

  6. Solo puedo decir…

    Gracias Tubbiefox >///////<

    creo que me quede varios minutos solo viendo la página principal con expresión neutra, sin creerme lo que leía… antes de salir inmediatamente a conectarme a mi g-talk para decirle a mi hermana lo que acababa de pasar XD. Puede sonar medio cursi o medio tonto, pero me sentí feliz y orgullosa (para variar) de haber conseguido escribir algo que les gustara a este grado.

    Voy a hacer todo lo posible para seguir mejorando y trayendo mas creepys de estos! =D

    En verdad, muchísimas gracias por la mención, de verdad que si ;//////;

      1. Muchísimas gracias LLJD… la verdad que es algo super inesperado… y todavía no me la creo… espero que los siguientes pastas les sigan gustando y poder mejorar lo suficiente para que esto siga asi TwT

        *abrazacion feliz*

  7. creo que la parte de la introducción es verídica porque tengo una amiga que vive debajo de un cementerio y dice que se escuchan canicas rodar me encanto esta historia porque es de las que siempre nos contaban cuando estaba en la primaria

  8. La 1° no me pareció tan ‘creíble’ aún así, me gustó, pero la 2° y la 3° me encantaron, hasta la última me hizo dar un escalofrío. Todas muy originales, y muy buenas, felicito al autor por su imaginación y talento para crear una atmósfera dentro de la historia/relato.

  9. TRES historias de un usuario que tiene algunos de los creepypastas (legítimos creepypastas) más creíbles de la página, @Yourself. Lleva aquí desde hace un tiempo, y me alegra que se haya quedado lo suficiente como para ganarse esta entrada:

    El Llamado

    Advertencia shiny

    Espejo

    Agárrate, @Escante (?)

    ~A los nuevos envíos que no se les dará la oportunidad de llegar a la página principal de forma permanente, se les concede “tres días de fama”, en los cuales estarán publicados y tendrán la oportunidad de lograr la mayor retroalimentación posible para sus respectivos autores o posteadores~

¿Quieres dejar un comentario?