011000010110

Tiempo de lectura: Cerca de 4 minutos.

¿Alguna vez escuchaste hablar de la “Web profunda”?. La misma es identificada como una serie de sitios en Internet ocultos, los cuales solo puedes ingresar ocultando tu I.D de usuario y Proxy con programas especiales. Es demasiado complicado entrar, de hecho muchas personas dudan de la existencia de aquellas páginas las cuales dicen que ocupan un 90% dela WorldWideWeb.

Mi mejor amigo y yo nos propusimos averiguarlo. Ambos éramos hackers experimentados, hemos trabajado en empresas y para gente que nos pide su ayuda con ciertos aspectos sucios de su vida. Ganamos mucho con eso, no nos quejamos, pero esta vida tras el monitor de a poco nos cansa y nos deteriora a gran velocidad… y eso que solo tenemos 28 y 34 años.

Una noche de otoño llego “Tommy” (obviamente no es su nombre real) cargado de bolsas de compras y totalmente entusiasmado. Me comunico que se había estado hablando con un ex compañero nuestro, el cual le revelo códigos y huecos sin protección de tres “webs profundas”. Yo intente negarme a aquel trabajo ya que no me gustaba indagar en temas que no me incumben, pero también solía ser muy curioso, al punto de yo mismo asustarme con los resultados.

Luego de la cena pusimos manos a la obra, plantamos en el living dos computadoras viejas y con un sistema operativo precario de nuestra creación para ocasiones de extremo peligro. Nos llevo horas ligar con el primer sitio, el cual estaba compuesto de números binarios y símbolos estilo ASCII. Tommy me ayudo a limpiar la pantalla y a mostrar el primer mensaje en el:

 

“Bienvenidos a la web profunda, su primer paso a mejor vida. 

¿Estáis asustados cabrones?.”

 Will

 

Me recline en el asiento soltando un leve “pendejo infeliz” y mi compañero solo supo descostillarse de la risa detrás de mí. Me animó a que buscáramos el siguiente sitio pero me negué, ese idiota solo merece que le den por culo hasta que le salga por la boca. Horas a la basura, solo eso nos dio.

“Ah vamos tío, ¿que le vas a dar crédito a Will por jodernos unos pares de horas?. Venga vamos a joderlo a el”. Me dijo Tommy dándome palmadas en el hombro subiéndome la autoestima. Accedí a regañadientes solo por que quería ver que decían las otras dos páginas.

No estoy seguro cuanto nos tomo la segunda pagina, la cual estaba encriptada hasta la coronilla y era mucho mas difícil de ingresar que la primera. Por un momento dude que esto fuese obra de Will, el no era tan buen hacker y Tom me dijo que él le paso todo esto por un servidor nuestro, no por persona. Me olía a gato encerrado, pero tenia que saber.

Logramos abrir la segunda página, esta solo mostraba una pantalla en negro, que parecía producir estática por un instante sumamente corto para luego volver al tono oscuro. Mi compañero se froto las manos con emoción mientras se acercaba a mi monitor, “ves algo?” me dijo, pero solo era eso, la pagina solo… “AH POR DIOS SANTO” grite mientras un screamer de una mujer escupiendo sangre cortaba la expectativa de lo que seria obra de Will. Tom se volvió a reír a todo pulmón mientras yo chequeaba que no me estuviese dando un ataque. La pantalla se fue difuminando a blanco, mostrando una foto en negativo del rostro de la mujer sangrante y sonriéndonos con sadismo.

 

“Me sorprende que hayan llegado aquí.

Están a pocos bits de la verdadera página.

¿Serán lo suficientemente hombres para abrirla?”

 011000010110

“616”dijo en voz baja Tom, analizando el código binario. Yo me aparte un poco del escritorio, estaba a punto de decirle a Tom que abandonemos esta broma de mal gusto cuando se produjo un corte de energía en toda la cuadra, ya que vimos que por las ventanas no filtraba iluminación. Los dos nos quedamos helados probablemente mirándonos entre si hasta que, minutos después, volvió la luz.

Las computadoras, los televisores, las radios, los celulares y todo lo tecnológico que nos rodeaba se volvieron locos, prendiéndose y apagándose, produciendo sonido e imagen de estática… hasta creí ver manos que se apoyaban en esa lluvia. Mi amigo no estaba. Intente apagar todo pero no cesaba, no cesaban los gritos, los sollozos distantes, dios creí que perdería la cabeza hasta que murmure “basta” mientras me tapaba los oídos y cerraba los ojos con fuerza. Todo volvió a la normalidad.

Todo se apago, menos las dos computadoras que tenia en frente, iba a llamar a Tom pero me lo guarde cuando vi el monitor de mi ordenador titilando y mostrando un continuo “011000010110”extendiéndose por toda la pantalla mientras la letra se achicaba mas y mas hasta mostrar una imagen, una foto producida por ese código binario. Eran Tom y Will, era una foto mía con Tom y Will. Tom y yo con una raya muy marcada casi con rabia en las gargantas y Will con la cara tachada. La imagen se difumino y letras surgieron de a poco:

 

“Fin del Camino”

00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110 00110110 00110001 00110110

011000010110 011000010110

Creación propia.

Lady Bateman

Rating: 7.24. From 17 votes.
Please wait...

8 thoughts on “011000010110”

¿Quieres dejar un comentario?