Una Vida Retorcida

Tiempo de lectura: Cerca de 2 minutos.

No lo puedo creer. La última vez que hice esto tenia una maleta llenísima de dinero, lista para salvarme del infierno, ¿Sabes? Me siento oscura y luminosa; traigo un motor adentro y me dan muchas ganas de usarlo para estrellarme contra la pared. ¿Cómo quieres que empiece? De niña me gustaba decir que la segunda “t” era una cruz, que mi nombre traía su propio crucifijo, si tal vez ya adivinaste mi nombre, sé que no quieres saber toda mi historia, tu solo vas a masticar lo que puedes comerte, pues ahí te va, para que se te reviente el estomago…………..

Hace aproximadamente 10 años, cuando vivía en una vieja cabaña, como las que se encuentran  en las historias de terror, estaba en el centro de un inmenso lago oscuro como la noche y tan frio que me hacia pensar que me encontraba en las orillas del mundo.

Vivía con mi padre el cual siempre me dejaba sola en esa oscura habitación hasta el anochecer, sin comer y atada a una silla con esas culebras que me quemaban la piel cuando intentaba zafarme de ese horrible escenario, mirando un cuerpo ya casi descompuesto que me era imposible mirar de la ira y miedo que me hacia recordar aquella noche en la cual mi papá intento violarme por décima ocasión. Mi amiga, la única luz que alumbraba mi desgraciada vida, lo descubrió, e intentó detenerlo, y loco de ira, mi padre respondió con miles de cuchilladas que la llevaron a la muerte. El cadáver aun conservaba el cuchillo enterrado, justo en el corazón, la misma navaja con la que me amenazaba cada noche para que me mantuviera quieta  mientras el calmaba su asquerosa enfermedad sexual.

Soporte eso los siguientes 5 años, pero una noche, con niebla que se asemejaba a sangre coagulada, intente vengarme mientras me violaba. Tome la botella con la cual se había alcoholizado y se la quebré en la cabeza dejándolo dócil, lo suficiente para que yo tomara el cuchillo de su mano y le rebanara la garganta, ahogándome en sus gritos de dolor.

Ahora ya no estaba sola, nos armamos de valor y tomamos las llaves de la lancha y me alejé lo suficiente hasta llegar a un pueblo al cual despoje de sus bienes torturando y asesinando a una decena de familias; mi conciencia me hacia saber que lo q

ue Rosalva había hecho estaba mal, pero estaba tan feliz de que me dejara conservar a un pequeño gato negro sobreviviente de esa masacre, el cual sostenía el nombre de Pig, que ya no opine nada. La policía me encontró a 500 metros del pueblo internada en el bosque, no había excusa que me salvara, mi ropa ensangrentada me delató.

Me trajeron a este Hospital psiquiátrico, donde he permanecido por 5 oscuros  inviernos por el crimen al que Rosalva me utilizó para cometer. Hoy, estoy aquí, intentando
Dilan, eres muy importante para mí, por que eres la única persona que me trató bien en este tormento, pero Rosalva no siente lo mismo por ti, ya no la soporto, se apodera de mí, ya viene, la siento, pero para impedir tu muerte, prefiero entregar mi vida y arrastrarla conmigo al infierno.escaparme luego de asesinar a toda la gente de este lugar, menos a ti.

Creación Propia a lado de 2 amigas: Jannet y Nayeli

Teresita Equihua

Please wait...

4 comentarios de “Una Vida Retorcida”

¿Quieres dejar un comentario?