Solo quiero ir a casa…

Tiempo de lectura: Cerca de 6 minutos.

Una sensación de miedo se apodera de mi cuando despierto, acabo de tener otra pesadilla, tengo demasiadas para mi gusto…o será desgracia, eso en realidad no importa, jamás las recuerdo, la única evidencia de que tuve una pesadilla es el miedo y el sudor frío que corre desde mi frente.

¿Dónde estoy?…ahh…si…el autobús, cuando vuelvo de la escuela, tomo este autobús a casa, tarda casi una hora en llegar al paradero que queda cerca de mi casa y aun así falta caminar unos 10 o 5 min., ya que es el único autobús que pasa a las afueras de la ciudad y sabes que estás fuera cuando ves los arboles, más bien el denso bosque que rodea a la ciudad y donde a mi padre se le ocurrió irnos a  vivir. A pesar que el autobús pasa enfrente de mi casa, debo bajar antes, el autobús no da parada en cualquier punto cuando está fuera de la ciudad, eso es por lo menos lo que me dijo el bruto conductor, la primera vez que subí y pregunte el porqué. Ya paso un año de eso, así que me acostumbre a bajar, viéndole el lado positivo, hago ejercicio, escucho música, doy un paseo por el bosque y estoy solo, lo que más me gusta, la soledad.

Afuera está lloviendo,  el autobús aun así va rápido y pienso “Nos quiere matar el maldito”, me río de mi ingenio y sigo mirando hacia afuera, veo la ciudad, edificios, casas gente, ruido y lluvia. Pero de pronto la imagen cambia y se torna, verde y oscuro, el bosque espeso, tan lleno de arboles que no ves los que están detrás de la primera fila, con la lluvia parece haber neblina, clara y sueva, como nubes.

Pasan 10 minutos de bosque, ya mero llegare al paradero, incluso veo la única luz al borde de la carretera, aun llueve, maldigo el momento en que decidí traer solo el suéter negro con capucha, y no el paraguas. Ni modos, lo bueno es que la lluvia ya menguo y no me mojare tanto.

100 metros más

70 metros más

50 metros, falta poco

20 metros, me pongo frente a la puerta trasera del autobús, a través de su cristal veo algo, una persona, no logro ver si es hombre o mujer, pero me llama la atención pues sentí miedo, como en mis pesadillas, y es que solo lo vi un segundo.

El miedo desaparece al ver esa luz conocida, el paradero, se abren la puerta, bajo los 3 escalones y justamente piso un charco, al mismo tiempo me pongo la capucha sobre mis audífonos.  En eso sin querer miro en dirección a donde estaba la persona, aun con lo quedo de la lluvia, no puedo ver su rostro y eso que ya está como a 10 metros de mí, camina despacio, apenas lo vi unos segundos y otra vez el miedo me recorre la espalda como una sensación helada que sube y baja por mi columna. Entonces mi mente sale en mi rescate y comienzo a dar excusas de la presencia de aquella persona “de seguro viene al paradero”… “no es miedo, es el frío causado por el aire acondicionado del autobús y la lluvia juntas”, el miedo desaparece y el autobús también.

Me pongo en marcha, dejando de tras a esa persona. Escucho mi amada música, mientras camino relajado hacia casa, 10 min de soledad, son oro para mí. Usualmente bajaría  de la carretera y andaría entre los arboles, pero tengo buenas razones para  evitar el boque. Numero uno, el fango y dos, la persona.  Así  que continúo caminando sobre  la carretera, en la orilla, de vez en cuando iluminado por las luces de los autos, pero son escasos. Sigo caminando, en eso se apaga mi mp3, batería baja, “PUTA MADRE”-grito para mi mismo-  ahora el único sonido que me acompaña es el del bosque y la lluvia. Por curiosidad, miro hacia atrás, veo a la persona, no se  quedo en el paradero, “¿Dónde carajos va?”-pienso- “mi casa es la única cercana, la próxima está a 2 kilómetros”. De nuevo el miedo, acompañado de un sudor frio, regreso la mirada a mi camino. En casa esta papá, mi hermano y mi tío, no pasara nada malo si llego ¿Cuánto falta?, ya pasaron 7 minutos desde que baje, lo veo en mi reloj de pulsera, pero aun no veo mi casa, apresuro el paso, por pendejo miro hacia atrás, la persona también apresura el paso, el miedo aumenta, ¿Qué carajos quiere?.

Sigo el camino, casi corriendo, y eso o el/ella, no se, también corre. En eso veo una luz, pero no es mi casa, es otro paradero, pero no es posible, no existe otro, cerca de mi casa por lo menos no. Varios pensamientos llegan a mi mente invadida por el miedo ¿no?, mejor dicho el pánico; “Me perdí…me van a matar…¿estoy en otra dimensión?”- pensaba- sin sentido o razón mi mente trataba de calmarme, no lo lograba.

Llego al paradero, reposo sobre el asiento, estoy sin aliento, veo a la persona y está caminando de nuevo “se  esta burlando de mí”. De nuevo dirijo mi mirada  a la dirección que seguía en eso noto otra luz, más intensa que la del paradero, es fuego. A unos metros un autobús entre los arboles, no hay gritos, solo fierros doblados y unas llamas en los arboles caídos, el autobús se metió profundo. Bajo para ayudar, pero en eso se escucha una explosión, lo suficiente para enviarme al piso, veo como queda en llamas el autobús. Me quedo sentado observado, pasmado la escena.

Ni cuenta me doy, la persona está a mi lado y me dice “Daniel, deja de huir de la realidad”, sorprendido me pongo de pie en un salto “¿Cómo sabes mi nombre? ¿Quien eres?”,  veo su rostro es un hombre pálido y con ojeras, aun en mi miedo, veo fijo a sus ojos sin brillo, con voz gruesa y profunda me responde “Soy el encargado de que te des cuenta de lo que paso, vengo a llevarte lejos de aquí a un lugar mejor”,  me enojo, siento que la sangre me hierve al igual que el autobús “RESPONDE MIS PREGUNTAS, ¿CÓMO SABES MI NOMBRE? ¿QUIEN ERES?”, ni siguiera hace un se inmuta ante mi enojo, con su misma voz gruesa y tranquila me dice “Como siempre te niegas a creer, razonas demasiado y no admites la verdad, mejor te muestro lo que pasa, más dudas no tendrás”.

En un parpadeo estamos en el autobús en llamas, pero el fuego no nos daña, sin embargo se siente cálido, mi miedo se dispara “Esto es imposible” -pienso-en eso de nuevo habla el hombre “Mira aquella persona- señalando un cuerpo sentado junto a lo que fue una ventana del autobús, el cuerpo esta en llamas- ves su mano” lo observo, veo un reloj…un reloj como el mio. En eso recuerdo algo, como si fuera una pesadilla, una luz muy intensa, el autobús derrapando por la lluvia, los gritos de la gente dentro, me despiertan solo para ver como nos estrellamos y no veo más, solo siento un inmenso dolor en la cabeza que se va en un segundo. Con terror, pregunto “¿Soy yo?…¿Estoy muerto?”, él contesta “Si, en efecto moriste, pero como niegas tu propia muerte no sales de este limbo, repites una y otra vez tu muerte, te trato de convencer pero te niegas rotundamente”, lo miro con incredulidad, a pesar de todo lo que veo, no lo creo, no quiero creerlo, “¿Cuántas veces lo he repetido?” pregunto con angustia, él contesta tan frio como siempre “2,551 veces contando la actual”, oírlo no me genera más miedo. Entonces se apodera de mi algo, locura, miedo, angustia, desconsuelo, ira, tristeza y le grito con todas mis fuerzas que ya casi siento partir mi garganta en dos “NO ES JUSTO, SOLO TENGO 15 AÑOS, NO HE BESADO A UNA CHICA AUN, QUIERO ESTUDIAR, TRABAJAR Y CASARME, TENER FAMILIA, SEGUIR CON MI PAPÁ SOY LO ÚNICO QUE TIENE LUEGO QUE MAMÁ NOS ABANDONÓ, QUERÍA APRENDER A TOCAR LA GUITARRA, QUERÍA UNA VIDA…QUIERO MI VIDA…DEVUÉLVEMELA, DEMONIOS…ERES UN MENTIROSO…UN MENTIROSO HIJO DE PUTA…VETE A LA PUTA VERGA QUE TE PARIO…” él no se mueve, sin embargo veo en su rostro un sutil rastro de enojo, sigo gritando “ESTO NO ES REAL, ES UN SUEÑO, ESTOY DURMIENDO EN EL AUTOBÚS, COMO SIEMPRE, ES UN JODIDO SUEÑO…NOOO…ES UNA PESADILLA” esa palabra, hizo que él se pusiera histérico y…

Una sensación de miedo se apodera de mi cuando despierto, acabo de tener otra pesadilla, tengo demasiadas para mi gusto…o será desgracia, eso en realidad no importa, jamás las recuerdo, la única evidencia de que tuve una pesadilla es el miedo y el sudor frío que corre desde mi frente. Solo quiero llegar a casa.

 

FIN

Mí primera creepypasta, acepto toda critica referente a la historia o redacción. De antemano gracias por leerla.

Creado por mí perversa imaginación.

Hay alguien detrás de ti..

Rating: 7.33. From 12 votes.
Please wait...

3 comentarios de “Solo quiero ir a casa…”

¿Quieres dejar un comentario?