Si caminas sin rumbo, asegúrate de no saber a donde vas..

Tiempo de lectura: Cerca de 4 minutos.

Que pasa cuando la vida te vuelve a llevar a lugares que nunca fuiste?, o cuando te hace volver a ver cosas que nunca viste? o te hace volver a sentir cosas que nunca sentiste? Como es esto posible? Esa sensación de que algo ya lo habías visto? o que ya lo conocías? y en realidad no tenias idea de su existencia?

Lo que voy a contar puede ser real o no, puede tocarte o no, y no es ni mala suerte, ni karma…… es el destino?

“Si caminas sin rumbo, asegúrate de no saber a donde vas…”

Mi verdad es mi verdad, mi destino es mi destino y las cosas que ocurren a lo largo mi vida, son echos puntuales que acontecen en un momento preciso de la misma. Sin embargo, ese día fue mas que eso. No puedo explicar con palabras la sensación de hacer algo por segunda vez, siendo la primera vez que lo hago. Si te parece confuso leerlo, imagínate vivirlo.

Lo único cierto que puedo afirmar con total seguridad es que me gusta caminar, o al menos me gustaba. Siempre fui de ir caminando a todos los lugares, había días en los que no tenia que hacer, y salia a caminar, sin rumbo solo yo, mis vicios, y la vida. Sin embargo, muchas de estas veces que salia a caminar “sin rumbo”, terminaba en algún lugar ya conocido, sea una plaza o lo que sea, pero siempre terminaba en algún lugar conocido.

Hace 40 años, hice un viaje a un bosque, un antiguo campo de golf, en las afueras de un pueblito veraniego con mis amigos para festejar mis 18 años, mis viejos amigos, todavía hay veces en que los pienso y los recuerdo aunque me hace mal, lo mismo pasa con mi familia… mi amada familia, solo a veces puedo recordar sus rostros. En ese viaje se podría decir que nos alocamos un poco, el plan era descontrolarnos en la noche y luego acampar en donde cayéramos en ese inmenso lugar. Lo que ni yo ni mis amigos habíamos sido capaces de notar, era lo realmente gigante que era ese lugar.

Ya entrada la noche, pasado el descontrol y yo con reducido control de mi cuerpo y mi mente, debido a esa antes mencionada noche de fiesta con amigos, comencé a caminar por el amplio pasto de aquel ex campo de golf, sumergido en mi mismo, y esta vez sí caminando sin el mas mínimo objetivo, ni dirección. Luego de caminar durante lo que pareció una eternidad, llegue a lo que en otro tiempo pudo haber sido el ultimo de los hoyos, al lado del lugar donde antes se hospedaban los empleados de aquel gigantesco campo. En el momento que me di cuenta que eso era un hoyo de golf, un escalofrío recorrió desde mi nuca hasta la punta de la ultima vertebra de mi cuerpo. A pesar de no haber estado nunca en ese lugar donde me encontraba, una extraña sensación me hacia familiar aquel lugar. Me acerque al diminuto hoyo como si supiese que en aquel lugar iba a encontrar algo, y así fue, caminando muy lentamente hacia el hoyo desde la dirección contraria, una persona venia con la cabeza gacha sin ni siquiera notar mi presencia. La sensación de conocer aquel extraño lugar crecía conforme me acercaba al hoyo, y esa misma sensación se daba con la persona que venia en mi dirección, cuanto mas se acercaba mas sentía conocerlo, sin ni siquiera saber quien es.

Nos encontramos justo encima del pequeño hoyo, mi cuerpo ya no era mio, sentí aquel lugar como mi casa y aquel ser como parte de mi, lo unico que llegue a distinguir fueron sus ojos, sus ojos….eran mis ojos.

Un gran largometraje con imágenes de mi vida entera en retroceso paso por mi cabeza, luego comencé a visualizar imágenes de momentos que no eran míos, de una vida que no era la mía, e imagenes de una muerte horrible y auto infligida, de una muerte forzada y anti natural, de una vida injusta y de un encerramiento forzado por una injusticia y a pesar de que esa no era mi vida ni mi muerte, pude sentir ese dolor.

Hoy cumplo 40 años, si exacto 40 años… y al fin voy a lograr que me saquen de este horrible hospital psiquiátrico en el que me tuvieron internado 20 años, me internaron por contar mis recuerdos en mi trabajo, en aquel club de golf, recuerdos algo locos e improbables lo admito… pero reales, tal vez no voy a salir de la mejor manera, pero al menos ya no voy a estar ahí adentro, con todos esos dementes. Dicen que estoy loco, que eso nunca paso, que es imposible que recuerde algo como mio, si todavía no había nacido, dicen que todos esos recuerdos de esa vida tan plena son solo mi imaginación.

Hoy, en este momento, antes de irme para no volver, puedo decir con certeza que se lo que paso…. la razon por la cual ese recuerdo es tan real, tan vivido, al fin la entiendo.

Siempre, toda mi vida, hasta hoy…. estuve mirando las cosas desde el lado equivocado, esa noche… hace 40 años, ese chico con mis mismos ojos, que caminaba con la cabeza gacha era yo, el otro chico del que tengo recuerdos tan vividos como míos, de su familia, de sus amigos, recuerdos que me llevaron a estar aqui encerrado hoy, fue una pobre vida que tome para volver a tener una segunda oportunidad y de igual manera que con la vida, me quede con los recuerdos.

Hoy me doy cuenta que esa oportunidad la desaproveche y volví a quedar encerrado en este horrible lugar donde ya viví encerrado antes, y donde ya morí, no se cuantas veces llevo en este enfermizo y insoportable ciclo. Pero ahora escribo esto para recordar, que cuando acabe con esta agonia, voy a volver a ser ese chico de cabeza gacha con los mismos ojos, que va a deambular sin rumbo como siempre lo hice antes de estar atrapado, esperando la proxima vida para tomar mi proxima oportunidad, no se cuantos recuerdos y vidas llevare pero esta vez, si la tengo que aprovechar.

Mi verdadero yo
Este es mi verdadero yo.

 

 

 

Creación Propia

Federico

Rating: 5.71. From 7 votes.
Please wait...

3 thoughts on “Si caminas sin rumbo, asegúrate de no saber a donde vas..”

¿Quieres dejar un comentario?