Revenge list of Mildred

Tiempo de lectura: Cerca de 6 minutos.

Hola mi nombre es Mildred Nuñez. esta es una mala historia, una historia que me ha dejado un trauma, algo que jamas voy a olvidar, algo que jamas volveré a hacer, creo. entre a la escuela Fray Luis De León el día 20 de agosto del año 2012, aproximadamente a las 7:00 a.m. Bueno dejemos los detalles. entre a la escuela mas temprano de lo normal, cuando tocaron el timbre subí al edificio y no encontraba mi salón correspondiente. Había llegado tarde cuando apenas y pude encontrar mi salón todos cuando llegue se empezaron a reír de mi y hasta la profesora no le dijo nada a los demás niños, solo se quedo hay parada frente su escritorio como si no le hubiera importado, y lo único que dijo fue “¿qué acaso no te vas a sentar en tu lugar. Como había llegado tarde todos habían escogido el lugar que ellos querían y me toco enfrente del escritorio. Justo cuando iba a sentarme un niño atrás me jalo la silla, y caí y otra vez todos rieron. ya era la ultima clase ya me quería ir, pero la mala suerte llego a mi y la ultima clase era de matemáticas, la cual sentí que fue la mas tardada ya había tocado el timbre guarde mis cosas en un casillero, y quise salir corriendo, pero cuando iba caminando rápido alguien me metió el pie para que tropiece, me caí  y me dio su mano para que me ayude pero me soltó para que me vuelva a caer, y me dijo en el oído “niña nueva, así van a hacer las reglas de ahora en adelante”. Regrese a mi casa y me encerré en mi cuarto a llorar. Dure como dos horas llorando. Mi mamá toco mi puerta y me pregunto que que pasaba yo le dije que me dejara en paz. Pasaron los días y semanas, y la gente seguía siendo igual conmigo, no me podría acostumbrar porque seguía trauma da. Una noche decidí hacer lo que nunca pensé hacer, suicidarme. cuando ya me iba a  colgar en mi ático, se escucho una voz, era imposible que fueran mis padres ya que ellos estaban profundamente dormidos. Seguía con la duda pero lo tuve que pasar por alto. Así que me colgué, por unos instantes pensé que ya me había muerto, pero no era así de echo ni me dolía, intente descolgarme y caí. Cuando de repente escuche un susurro en mi oído “Mildred, por qué haces esto” entre en pánico, no me podía mover del susto y seguí escuchando en susurro “Mildred tengamos un trato”, por mi misma respondí “¿qué trato?” de repente un espíritu apareció. era muy grande media como dos metros, era como un fantasma con un cráneo, brazos largos, uno con piel y otro como de un animal inexplicable, un pecho con una armadura, e iluminaba de color verde. Le dije “¿quién coños eres tu?”, y el espíritu riendo de forma muy macabra respondió “yo soy Aganhim, el espíritu de las almas vengativas”. Yo asustada no pude decir nada y me dijo “he venido aquí a ayudarte” y le respondí  “¿ayudarme de qué?” y el dijo “a tu venganza”, no sabía de que venganza hablaba, hasta que recordé todo lo que me pasaba en la escuela le dije “¿me puedes ayudar a vengarme de gente a las que tengo rencor?” y me respondió ” a toda la que quieras, solo que con un trato” le pregunte “¿cuál trato?”, me dijo que destruyera algo de rastro de religión y me dio una hoja me dijo que escribiera el nombre de las personas a las cuales me quisiera vengar, las escribí pero mi consciencia me decía que no, pero la firme. me dijo antes de irse si no hacia lo que el dijera mi alma era suya, le dije que no había problema, me puso su mano en mi cabeza y sentí mucha luz.

Desperté en mi cama como de costumbre me acorde a lo de la noche pasada pero no sentía nada. pensé que solo pudo haber sido un sueño. así que me fui a la escuela. Llegue y un compañero me hizo la broma  de quitarme la silla, convenientemente el era uno de la lista, sabía que eso no se podía quedar así, así que decidí vengarme. A la hora del recreo  cuando todos ya se habían ido lo agarre del hombro y le dije “no he olvidado lo que me hiciste”, y riendo me pregunto “¿ y qué piensas hacer?” lo empuje a una esquina del salón y le apreté en el centro del cuello y murió ahogado, desde ese momento me di cuenta que lo de anoche fue real y tenia la fuerza absoluta para matar gente. salí corriendo del salón, cuando todos regresaron al salón vieron el cuerpo del niño, todos se sorprendieron tuve que fingir preocupación para que no supieran que fui yo. regresando a mi casa no supe si ponerme preocupada de lo que paso así que saque una risa me fui acordando de toda la lista, y ya estaba ansiosa de la siguiente persona.

en la noche de alguna manera desconocida fui a la casa de otro niño, entre a su cuarto y no estaba decidí esperar por el. Cuando entro me di cuenta que era el niño que me metió el pie, de mi casa agarre un cuchillo, así que lo tire al piso y le encaje el cuchillo en medio del cuello y le dije “ahora así son las reglas” y dejo de respirar. Y me fui a mi casa a dormir.

Cuando desperté tenia todas las manos manchadas de sangre, y metí corriendo a darme un baño, no esperaba a la noche para asesinar a la siguiente victima. Llegue a su casa de noche y el era un niño al cual le tenia mucho rencor, decidí matarlo de la manera mas sangrienta posible lo agarre de los brazos y se los corte enseguida le hice presión en los ojos y se los saque y por ultimo el encaje un cuchillo en el pecho, y lo tire. Me fui muy satisfecha de ahí.

Con el paso del tiempo la lista se iba haciendo mas pequeña y mataba a la gente de manera mas sangrienta.

La ultima victima fue la profesora que no me ayudo con los que se rieron de mí fui a su departamento y le dije “hola profesora, al parecer usted alguna vez no me ayudo con la gente mala” creo que tendrá que pagar”, mi profesora asustada me dijo “Mildred no tienes que hacer esto”.  me acerque y le agarre del cuello, y le pase el cuchillo por todo el cuello y luego se lo encaje en la cabeza. Me fui de ahí a mi casa y satisfecha de haber completado la lista.

Al día siguiente en la escuela, la directora convoco a toda la escuela para decirles que en la escuela había una asesino toda la gente se quedo sorprendida.

Llegue ami casa, y Aganhim se apareció en mi cuarto y me dijo “te felicito por completar la lista pero solo falta mi parte”. Me quede dudosa de donde podría quitar el rastro de religión, pero recordé que mi escuela tiene un seminario. no dude en ir ahí.

por la noche fui a mi escuela para infiltrarme en el seminario. Decían que era difícil entrar ahí,   pero para mi no había problema, eso creía. logre entrar, me había llevado alcohol, cerillos y cohetes para hacer volar el lugar, pero de repente muchas luces me rodearon como si me hubieran encontrado, dos guardias me agarraron, yo me intentaba ir pero no podía por mas que pateaba y me movía. En mi mente me dije a mi misma que no había podido completar el trato de Aganhim. De repente toda la gente vio a Aganhim, todos se quedaron sorprendidos porque no lo podían creer. Aganhim me dijo “Mildred no puedo creer que no pudiste hacer una simple tarea”, le grite “¡estuve apunto!”. El se puso en frente de mi y la gente vio un espectáculo horrible, Aganhim me agarro del cuello abrió su boca y empezó a absorber mi alma, cuando termino mi cuerpo se quedo vació y muerto Aganhim se fue con todo y mi alma. La gente decidió no volver a hablar de eso.

Ahora me doy cuenta de algo, Aganhim es un espíritu lleno de almas, como si nadie pudo completar su tarea. Aganhim regresa a la tierra después de un tiempo para ayudar a gente que quiere vengarse, como yo por eso cuento mi historia y  aveces pienso que nunca debí firmar esa hoja la cual no me di cuenta que ya venía anotado mi nombre hasta abajo.

soy de Querétaro México. Quise hacerle este creepypasta a una amiga llamada Mildred

mildred la asesina

No votes yet.
Please wait...

¿Quieres dejar un comentario?