Rayas

Siempre doy una oportunidad para que reaparezca.

Intento mirar puntos fijos, para ver si aparece en alguna sombra de mi periferia.

Nunca pensé que extrañaria su precencia, el sentirme observada por un ente que nunca pude conocer, pero cuando pasas mucho tiempo solo podes llegar a apreciarlos.

 

Mi cama esta situada frente a una puerta con una pared rayada. Yo no vivía sola, comencé a ver una sombra apoyada en el marco de la puerta, era simplemente una silueta negra semejante al de un hombre con sombrero. Primeramente me asusté, no me animé a encender la luz. Intentaba pensar en otra cosa pero no podía dejar de mirarlo, simplemente era curiosidad.

Noche tras noche, al irme a dormir, lo veía en esa misma pose, en el mismo lugar, sin movimiento o sonido alguno.

Una noche logré convencerme de que solo era producto de mi imaginación, decidí sentarme en mi cama y cuestionarlo. En voz alta le pregunté que hacía allí, su nombre, porqué. Era de esperarse que no me contestara.

El posterior dia fue terrible, recordé porque me dejaron sola, caí en depresión al volver de mi trabajo; no podía dejar de pensar en lo sola que estaba, necesitaba compañía,  pero hace ya tiempo que deje de relacionarme con otras personas. Calló la noche, y como de costumbre el apareció, pero esta vez estaba en una posición distinta, estaba de frente hacia mi, lo que en mi locura y desesperación por conseguir contención hizo que me levantara y corriera a abrazarlo.  Se fué, segresé a mi cama y caí dormida.

De esa noche desperté como nueva; esas ojeras de llanto habian desaparecido. Decidí bañarme, pero antes de sumergirme en la bañera, en el espejo con el vapor de agua vi escrito “No me puedo quedar, pero me llevé tu recuerdo”. Fue aliviante saber de el, aunque me dejo pensando, y cuando intenté recordar aquel suceso que desencadenó mi soledad, simplemente no pude. Sé que no estoy sola porque si.

Desesperé, no entendía.

 

 

Mientras escribo esto con lo ultimo de mis fuerzas, y me veo a mi misma tirada desde un ángulo imposible de ser por mis propios ojos, sigo intentando recordar, pero el liquido rojizo que ya no se hace cuanto tiempo esta corriendo sobre mi nariz y mi boca me llama mas la atención. Finalmente dejo de buscar una resp-¡

creacion propia

lesolei

Please wait...

5 comentarios de “Rayas”

  1. ahhhh, cuando era muuuy chica (unos 4 años) en el departamento donde vivía mi abuelita se me aparecía en la noche una silueta de un hombre con un sombrero en el pasillo, aunque yo era cobarde, me tapaba completa cuando lo veía. Al final tuvieron que cambiar la cama de posición y cerrar la puerta cuando iba a dormir. Ya al crecer dejé de verlo más esta creepy me hizo acordar de eso, me dio pánico :fuuu:

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.