Pesadillas

Tenía 10 años cuando él me mató. Él no era una buena persona. Yo lo odiaba con toda mi alma, aunque él solo aparecía en mis sueños y pesadillas.

Recuerdo a mi madre gritando en el pasillo de casa para que yo pidiera ayuda a la policía. Pero esto no se podía resolver así.

Era una noche de Sábado. Mamá y yo, acabábamos de venir del cine, cansadas. Como ya era tarde, nos pusimos el pijama y nos fuimos a dormir. Yo siempre duermo acompañada; Con mi peluche. Me desperté a las  4:26 de la mañana porque era incapaz de dormirme. Él estaba en mis pesadillas… O eso creía. Cuando me levanté para beber un vaso de leche, en el largo y oscuro pasillo vi una sombra que me resultaba familiar. Me acerqué con miedo y sigilo, cuando de pronto, esa supuesta sombra se acercó.

Empezé a correr a la habitación de mamá, la desperté tan rápido como pude y le dije que nos teníamos que ir de casa porque él nos mataría si no lo hacíamos. Me lo dijo en mis pesadillas. Era en verdad un ser horrible. Mamá me dijo que miraría en el pasillo a aquel ser extraño que le había descrito, mientras yo tiraba de su pijama para que no diese ni un paso más. Era inútil.

Cuando fue a mirar, parecía que ya se había ido, que ya no estaba. Le di las gracias a mamá por ir a comprobar que todo estaba bien y me di la vuelta para ir de nuevo a mi habitación.

No. No  fue así de sencillo.

Di unos pasos y escuché a alguien cayendo al suelo. Era mamá. La vi con sangre por toda la barriga y no pude detener mis lágrmias. Me arrodillé ante ella y me dijo sus ultimas palabras:

-Sálvate. Llama ya a la policía y vete. Él es tal y como dijiste. Horrible; Con sus extremidades en posiciones opuestas. Y con todos sus dientes afilados.

Alzé la cabeza al frente y lo pude ver; El ser de mis pesadillas; El asesino de mi madre.

Pero tan rápido como lo pude identificar, mi mente se paró. No recuerdo nada más que al más temido de mis pesadillas. Si. Es obvio. El me mató justo después.

Rating: 7.27. From 37 votes.
Please wait...