Masacre en el Toráx

Bueno primero que todo me presento soy el Sorecer Camiteo, la historia acontinuacion es de mi autoria, con algunas referencias reales, algo que os pido muy comedidamente es que porfavor me den sugerencias para esta historia, pues por ahora es un borrador y esta suceptible a cambios y mejoras, cualquier ayuda sera bien recibida.

Despierto; la habitación en la que me encuentro tiene un aire a muerte, quizás sea algún armario de la morgue del hospital, la puerta esta trabada. En la oscuridad absoluta que me encuentro quizás pueda recordar que paso, escucho pasos en la distancia, grito desesperadamente por ayuda; siento como mis cuerdas bucales están a punto de estallar en llanto por la soledad que agobia este estado de terror…

¿Quien viene a mí? ¿Alguien quizás quiera ayudarme? ¿Qué me ha pasado?

Poco a poco mi mente comienza a trabajar, los recuerdos pasan rápidamente como imágenes por mis ojos, el miedo se apodera de mi cuerpo, tomo del piso una varilla en T del suelo que se encuentra mojada en algún extraño liquido que luego recordé que seria, la aprieto mis puños en ella mientras oigo como los pasos se hacen mas cercanos, esos pasos retumban en mis oídos haciendo que los recuerdos que hagan mas vividos y evitando congelarme en pánico entiendo mi situación.

Ya lo recuerdo todo…

Fue este mismo día, la noche ya había avanzado bastante y mi turno nocturno me parecía eterno,  la sala de emergencias del “Hospital del Tórax” se encontraba extrañamente vacía, esta trágica noche casi no había venido nadie, yo, como medico joven me encontraba feliz, por fin tendría un descanso de las incesantes que mis superiores imponían sobre mi.

El doctor Domínguez, uno de los doctores más antiguos del hospital me solicito a mí que lo acompañase a analizar una paciente que se encontraba internada en el Octavo piso del Hospital, subimos las escaleras, éramos en total 6 personas porque el ascensor no se detenía en el octavo piso. Dos enfermeras que hablaban con el doctor algo que a mi parecer era ilógico, sus palabras parecían en clave, estas antiguas enfermeras parecía que ocultaban algo, también venían con nosotros otros dos doctores no mucho mas antiguos que yo, no recordaba sus nombres pero si los había visto por el hospital.

El octavo piso se encontraba con poca iluminación, un ambiente algo húmedo se aposentaba por todo el pasillo, en el octavo piso se encontraban en mantenimiento unas tuberías, por lo que en el solo había unos pocos pacientes en las pocas habitaciones que se encontraban disponibles para tener pacientes.

A la mitad del enorme pasillo se encontraba la habitación del paciente, al entrar vimos a una mujer acostada en la cama con una bata de hospital blanca, la bata se encontraba manchada con sangre, la mujer parecía un ídolo de mármol, estaba completamente impávida viendo al vacío, su piel era pálida casi completamente blanca.

La extraña mujer inmediatamente despertó mi curiosidad, como un niño impaciente pregunte por las indicaciones de la mujer, el Doctor Domínguez parecía preocupado por algo pero rápidamente me contesto:

-La mujer fue encontrada corriendo en la calle desesperada, sus signos vitales se encuentran bajos, no ha dicho una sola palabra por lo que lo sucedido es todavía una incógnita.

-¿Que tan bajos? –Pregunté-

-Medicamente esta muerta, la sangre en su bata no parece ser de ella. Así como puedes verla fue encontrada en la calle.

Un frio invadió por completo mi cuerpo, este escalofrió era una advertencia de los hechos que ocurrirían, voltee hacia donde la mujer. Quede petrificado al ver que la mujer se encontraba viendo con una macabra sonrisa y sus ojos negros como agujeros analizaban por completo mi cuerpo. Retrocedí a la macabra acción y antes que pudiera advertirse la mujer salto de la cama y ataco al Doctor Domínguez, mordió su cuello en acto caníbal, uno de los médicos la tomo y la saco de la habitación. Cerré la puerta para evitar que la mujer volviese a entrar, coloque mi cuerpo en la puerta para evitar que la abriese mientras cerraba con llave, pude sentir como la puerta era rasguñada repetidas veces y con fuerza sobrehumana la mujer empujaba. Los otros dos doctores empujaron la puerta ayudándome a cerrarla con pasador, las enfermeras estaban ayudando al doctor agonizante en el piso cubierto por su sangre, el pánico invadió a los doctores y en acto valiente trate de ayudar al doctor pero él con las pocas fuerzas que le quedaban me susurro unas palabras al odio. En el momento no entendí bien lo que decía pero al escuchar un golpe en la puerta entendí:

-Corre, ella viene por nosotros-

La puerta dejo de sonar y una de las enfermeras tomo un botiquín y miro a su compañera. Los otros dos enfermeros miraron por debajo de la puerta, la mujer no estaba, la oportunidad de salir fue tomada, abrimos la puerta y corrimos hacia las escaleras, las luces se habían apagado excepto por la ultima luz al final del pasillo que iluminaba la figura de la mujer, estábamos allí petrificados ante tal espectro, un grito de la mujer nos asusto mas que nada, empezó a correr hacia nosotros, inmediatamente escapamos de ser atrapados por sus garras a mitad del camino una de las enfermeras se detuvo y se quedo quieta en la mitad del pasillo, la mujer acelero aun mas su compañera le decía gritando:

-No, Violeta por favor, ¡no lo hagas por favor!, ¡podremos escapar!

Violeta saco el botiquín y de este una jeringa vacía, y dijo:

-Samuel, por favor llévate a Rosa, no puedo cargar mas con esto ella puede ser salvada aun.

Samuel tomo a Rosa de la mano y continuamos con nuestra huida, al finalizar el pasillo vimos como Violeta se despedía sonriendo y con lagrimas cayendo justo antes de suicidarse, clavándose la aguja en el cuello en inyectándose el aire de la jeringa, justo antes que la mujer se abalanzara sobre ella y comenzara a rasguñar el cuerpo sin vida de la enfermera.

La sangrienta escena nos hizo correr aun más veloz, tratábamos de rodear el pasillo para evitar a la mujer y llegar a las escaleras, por muy rápido que corríamos la mujer cubierta de sangre nos estaba alcanzando. Samuel grito que debíamos separarnos, el camino se dividía en tres pasillos, uno llevaba a las escaleras, otro hacia el ascensor dañado y otro hacia otras habitaciones, en el momento nadie pensó ni uso la lógica, Rosa y yo nos dirigimos hacia por el pasillo de las habitaciones, mientras corríamos y empezábamos a pensar con claridad recordábamos que pasillo nos llevaría hacia las escaleras, ese camino fue tomado por Alfonso, Samuel tomo el camino sin salida hacia el ascensor.

Rosa y yo decidimos encerrarnos en una habitación, trate de abrir una pero Rosa se puso histérica empezó a gritar y llorar diciendo que no entráramos allí, evitando que la mujer nos oyera puse mi mano sobre su boca y la arrastre mientras pataleaba hacia la habitación, al entrar Rosa lloro y coloco su cabeza sobre mi pecho, al prender las titilantes luces del cuarto se podía ver por pocos segundos los cuerpos masacrados de varias personas, algunas pude reconocerles como pacientes del octavo piso, habían recipientes con corazones, riñones, cerebros y demás órganos, intestinos colgaban de cuerdas suspendidas entre la habitación.

Rosa estaba llena de pánico y miedo, tome valor y trague saliva. No se oímos nada afuera de la habitación así que decidimos salir y al final del pasillo estaba corriendo Samuel, venia completamente agitado nos acercamos hacia él y seguimos corriendo por la habitación, nos conto que la mujer había seguido a Alfonso, Samuel había recordado que el camino que tomo era uno sin salida y decidió seguirnos a nosotros, las pocas luces que continuaban prendidas en el octavo piso se apagaron por completo, la oscuridad invadía todo nuestro entorno, caminamos lentamente evitando hacer ruido para que el demonio que llamábamos paciente no nos atacara, no caminos mucho cuando vimos de lejos a la mujer, rápidamente entramos a un cuarto vacío, la mujer estaba arrastrando el cuerpo aun con vida de Alfonso, Samuel tomo una varilla en T y me paso otra a mi, me miro y susurró:

-Debemos hacer algo, no podemos seguir dejando que nos mate uno por uno, lo mire y asentí, Samuel le pidió a Rosa que una vez que nosotros saliéramos ella debía correr sola, lo mas rápido posible, porque si nos pasaba algo ella al menos podría salvarse. Samuel conto tres abrimos la puerta y corriendo, fuimos a enfrentarnos con nuestra paciente, ella soltó a Alfonso y empezó a luchar con nosotros con sorprendente fuerza, de un solo golpe me tiro al piso y se abalanzo sobre Samuel, el gritaba que corriera con Alfonso y buscara a Rosa, le hice caso y lo dejamos allí en la oscuridad del cuarto con aquella mujer malvada luchando por su vida, corrimos esperando encontrar a Rosa.

Encontramos a Rosa al final del pasillo esperándonos, pregunto por Samuel pero no sabíamos que responderle, al ver a Alfonso le pregunto si se encontraba herido, él le dijo que aquella mujer lo había apuñalado con un escalpelo en la pierna, pero que no era algo muy grave, Rosa se alejó de él y dijo:

-¡Debemos dejarlo, ella puede oler la sangre, se quien es ella y que hace aquí, si no lo dejamos nos encontrara y nos matara a todos!

Mire a Rosa asombrado por lo que había dicho y aun mas por la extraña confesión que había hecho, quien era la mujer y por qué Rosa parecía tener tanto conocimiento sobre ella.

No pude preguntar nada, no pude advertir nada, la mujer estaba no muy lejos de nosotros corriendo y gritando frenéticamente, Alfonso trato de pararse y con gran esfuerzo casi lo logra pero Rosa lo empujo y me tomo para que huyéramos, en ese momento me decepcione por completo, Rosa le había dejado una victima a aquel demonio y yo no había hecho nada para evitarlo, la mujer no estaba muy lejos, Alfonzo se arrastró como pudo gritando por ayuda:

-¡Rosa maldita! ¡Que me has hecho! ¡Por favor ayúdame Raymond! No puedes dejarme aquí. Ayúdame no quiero morir así.

Llore mientras veía como la mujer masacraba al doctor, aun gritando el por nuestra ayuda. Rosa parecía mucho mas decidida a sobrevivir, ya no era la enfermera victima del destino, pensé por un momento que si le hizo eso a Alfonso no quería saber que me haría a mi, volteamos y nos encerramos de nuevo en la habitación donde estaban todos los cuerpos, en el piso cubierto completamente de sangre esta el cuerpo sin vida y con el abdomen abierto mostrando los órganos desgarrados de Samuel. Cerré la puerta y le exigí a Rosa que me contara todo lo que sabia, Rosa no parecía querer contarme pero accedió a decir lo poco que ella quería decir aun dejando muchas incógnitas.

-Soy nueva en esto, no llevo mucho tiempo, Violeta fue quien me estaba explicando todo, pero lo poco que puedes saber es que esa mujer ya no es un ser humano, esta infectada con un virus que no se transmite, solo a través de una inyección del patógeno, el virus da fuerza sobre humana y capacidades aun mas increíbles, como un olfato súper desarrollado para detectar la sangre a grandes distancias, la misión de ella es asesinarnos sin masacrarnos, pero algo parece andar mal y ha comenzado a usar técnicas que el virus normalmente no tiene como síntoma, normalmente solamente nos haría desangrar como hizo con el doctor Domínguez pero por alguna extraña razón empezó a masacrarnos, desde que ataco a Violeta el virus pareció mutar.

Me quede callado mientras comprendía la situación en la que estábamos, Rosa me dijo que no se quedaría allí esperando su muerte, que ella no debía de morir allí, destrabo la puerta y salió corriendo, me quede en la habitación esperando por cualquier tipo de ayuda, pero lo que mas esperaba era a la mujer, vengaría la muerte de todas las personas que ella había asesinado tan vilmente, tome con fuerza la varilla en T y espere por la mujer, el tiempo paso ya no oía los pasos de Rosa ni tampoco habían señales de Rosa, quizás ella había logrado escapar, que extraña mujer era esa enfermera y que cosa tan horrible hizo, pobre de Alfonso ha muerto y todo por nuestra culpa…

Oigo a alguien correr, tal ves es Rosa o tal ves es aquel ser inhumano, me detengo por un momento y coloco mi oído en la puerta esperando oír mejor, puerta se abre abruptamente y caigo en un rincón de la habitación, la puerta se vuelve a cerrar, pierdo el conocimiento y la oscuridad que agobia mi miedo también se apodera de mi mente, caigo desmayado en medio de los gritos de una mujer que mas tarde sabría que fue Rosa, la puerta se vuelve a cerrar al parecer Rosa logra dar batalla contra la mujer pero antes de saber quien es la ganadora de ese mortal encuentro caigo en mi desmayo.

Ahora que lo recuerdo todo tengo el valor para enfrentarme al miedo que inunda todo el octavo piso del Hospital Del Tórax. Los pasos se detienen, las luces del pasillo titilan y en los pocos momentos de luz veo una sombra que esta al frente de la puerta, me alejo de ella y con gran fuerza tomo la varilla en T que use ya una vez contra la mujer, espero que la puerta se abra y a pesar que el miedo y el terror me han invadido tengo mi mente fría, la puerta se abre con completa lentitud una mano se asoma y poco a poco empieza a entrar una sombra.

Anteriormente se puede apreciar la historia que conto la madre de Lennox Jr. El joven doctor que desapareció misteriosamente unos días después de sobrevivir una masacre en un Hospital que actualmente se encuentra en desuso.

Lo vi llegar y entrar a la casa cerro la puerta con llave y se sentó, se encontraba completamente agitado y cubierto en sangre, quede impávida con la historia que me conto mi hijo pero aun mas cuando me explico la razón de porque esos hechos ocurrieron, mas tarde me entere que casi el total del personal o de los pacientes habían desaparecido o se trasladaron del país, como si huyeran de algo o alguien.

Lennox cuenta a su madre que cierta organización encargada del tráfico de órganos, trata de personas con fines experimentales y estudio – desarrollo de armas biológicas, la mujer al parecer se encontraba infectada con un nuevo patógeno que se encontraba en desarrollo, el patógeno le dio a la mujer todas las habilidades que previamente se mencionaron, pero la razón por la que empezó a masacrar en vez de atacar simple y certeramente fue:

Violeta al igual que el doctor Domínguez y Rosa se encontraban en la organización, el doctor era quien llevaba mas tiempo y en “León Azul” –el nombre de la organización- tenia un cargo de poder, Violeta no llevaba tanto tiempo aunque había ascendido bastante y Rosa era nueva en ello y lo poco que sabia ayudo a aclarar los hechos. La jeringa de Violeta no estaba por completo vacía en la jeringa se encontraba una muestra de la sangre de la mujer, Violeta se la inyecto esperando adquirir las habilidades que otorga el patógeno, pero solo logro que la doble exposición del patógeno a la paciente le hiciera mutar y empezara a sentir un deseo de sangre y una psicosis elevada, Violeta murió antes de poder tener los poderes del patógeno.

La organización León Azul tiene en su personal a varios políticos, doctores y científicos se benefician monetariamente o de otra manera, el Doctor Domínguez al parecer era el encargado del Hospital del Tórax, pero las cosas se salieron del control ya que su arma, es decir la paciente, reacciono en contra de él y no pudo cumplir con su cometido.

Muchos pacientes desaparecieron del hospital, no se supo mas de ellos, lo que Lennox piensa es que las prácticas del León Azul llevaban ya mucho tiempo funcionando en el Hospital.

El patógeno del cual se estaba experimentando se conoce secretamente como “Resultado Lunar 2.8” es una mutación genéticamente modificada de un virus de un asteroide que hace mucho tiempo cayo en la superficie terrestre, el patógeno solo se transmite a través de la inyección de este, las personas que son infectadas por la compañía León Azul son asesinadas 3 semanas después de que el virus les es transmitido, ya que la duración del virus en el cuerpo puede ocasionar la mutación de este además la misión de cada uno de los pacientes o victimas de la compañía León Azul es cumplida a cabalidad es eliminado, no se saben de victimas que hayan logrado escapar del León Azul, las victimas son tomadas de los hospitales, se escogen pacientes terminales de no mas de 38 años, se le dice a la familia que ha muerto y lo mantienen vivo con una pequeña dosis del virus pero completamente sedado, una vez que todos los tramites han sido realizados el cuerpo aun con vida del paciente es llevado a un área de pruebas donde será vendido ya se en partes, vendiendo sus órganos, o será parte de pruebas en seres humanos; todo varia dependiendo del comprador que decida llevarse al paciente.

Lennox desaparece no mucho tiempo después, una semana luego de que el desapareciera su madre se fue del país con un destino que nunca comento ante nadie, una carta que luego llego a manos de un periodista fue que la historia fue redactada, lastimosamente las autoridades del país querían evitar el pánico por lo que la historia fue ocultada ante el publico y nunca mas se supo de la historia y el secreto del León Azul sigue siendo uno de los misterios mas grandes y ocultos de la historia, el Hospital del Tórax aun continua cerrad y decayendo, la entrada a este es casi imposible, han reforzado la seguridad de las puertas y sobre todo del octavo piso del hospital del Tórax.

Imagen de perfil de Camiteo

Creacion Propia

Camiteo

Rating: 5.50. From 2 votes.
Please wait...

2 thoughts on “Masacre en el Toráx”

  1. Con respecto a la historia, la idea es muy gastada, los relatos que involucran hospitales son muy buenos, pero no senti ese terror psicológico y ese frío que no te deja mover de tu silla con cada palabra que lees deseando saber el desenlaze, al principio lo único que se me venía a la mente eran los juegos flash donde despiertas en un cuarto sin recordar nada y debes escapar, la organización leon azul me recordó muchísimo a Umbrella… hubieron errores como “No se oímos nada afuera” por ejemplo, hubieron muchos detalles que no figuré bien, alomejor fué porque me cansé leyendo, pero no se quien es “Raymond”, ni tampoco se de donde salió Lennon…ademas repetiste exactamente la historia y esos codigos le quitan el gusto a uno de leer, te doy dos estrellas dudosamente, porque creo que no exista alguna historia mas mala que esta que se merezca una…aunque milagros existen, Saludos y por favor sigue escribiendo…

  2. Muy buena me gusto mucho te felicito (Y)
    Al principio de la historia pusiste “bucales” y es “vocales” 😀
    Excelente historia me recuerda a una creppy que lei que ademas recuerdo que fue la unica creppy que me ha dado miedo de vdd por que casi no pude dormir, era sobre una mujer parecida a un maniqui o algo parecido que muerde a un doctor etc…
    Ademas creo que le puedes sacar segunda parte ;D
    Excelente historia 🙂

¿Quieres dejar un comentario?