Lächeln

Tiempo de lectura: Cerca de 4 minutos.

Mi día favorito de la semana, las visitas a los mercados de pulgas se han vuelto un pasatiempo muy importante en mi vida diaria y este es sumamente especial.

 Hay un puesto que llama mi atención, parecía que el anciano que atiende es un veterano de guerra; nunca me miro, ni siquiera me saludo pero no preste mucha atención a eso,las cosa que vendía , paresia ser recuerdos de los lugares en los que estuvo durante la guerra, bayonetas, balas viejas,  latas de comida, fotografías, mapas, nada sobresaliente; de pronto al mover unas cuantas baratijas me tope con un verdadero tesoro, una caja de metal grande, creí que era una caja de munición, pero esta era mas grande y que caja de munición esta cerrada y encadenada, estaba llena de escrituras en distintos idiomas pero era evidente que era de Alemania porque en la parte superior de la caja estaba escrita la palabra «Lächeln», no se mucho de alemán pero sabia que eso significaba sonrisa o algo parecido.

Que caja tan intrigante,¿por que estaba cerrada y encadenada?, ¿que ahi dentro?,¿quien es Lächeln?, ¿a  quien le estoy hablando?, no podía mas, pregunte el precio, pagaría cualquier precio por esa caja,el viejo al fin me miro, no paresia muy feliz de que estuviera sosteniendo esa caja, pero de repente sollozo con una sonrisa bastante alegre, me dijo que podía llevarme la caja sin pago alguno a condición de que no la abriera nunca sin importar lo que pudiera oír dentro, fue una condición extraña, pero  hoy día, quien rechaza las cosa gratis, volvió a casa pensando donde pondría mi nueva adquisición sin molestar a mi novia; ya era tarde y debía hacer la cena, simplemente puse la caja en el sillón y comenzó a preparar la cena, algo vistoso y elegante que la convenciera de no tirar la caja al la basura como hizo con mis revista viejas.

Un nuevo día tras las cortinas , mi plan funciono, o eso crei , al bajar la caja estaba en el suelo, paresia muy golpeada, como es posible que le haga esto a mis cosa, aun cuando no estrangule a su perro por masticar los mandos de mi videoconsola?. Mientras Limpiaba la caja, me di cuenta que los golpes no eran desde afuera, sino del interior de la caja, recordé lo que el viejo me dijo, esto debía ser una mala broma,al demonio con las condiciones, debía abrir la caja como fuera, fui a la cochera por unas cuantas herramientas y me dedique a sorrajarle unos cuantos golpes a lo candados, después de un par de horas y unos cuantos dedos golpeados, abri la caja y lo que vi me causo una sensación de miedo inexpresable.

Era un tipo de marioneta, parecía tener un textura similar al mármol, su cuerpo era delgado casi raquítico, sus brazos eran largos en comparación con sus piernas, y sus dedos eran largos y las puntas eran como agujas, pero lo mas escalofriante era su rostro, no tenia ojos,pero de alguna forma sentía su mira, y su  boca no la tenia,pero  desde lejos parecía sonreír, una sonrisa muy intimidando y fría, era todo por hoy, ella esta por llegar y no puedo permitir que vea esta cosa debo encerrarla en alguna maleta donde no la encuentre, quisa haga un poco de pollo, es lo que mas le gusta, ya mañana pensare en que hacer con la marioneta, comienzo a arrepentirme de haberla comprado.

No pude dormir , me pareció haber visto a la marioneta paseando por la habitación, mirándonos, tengo que quemarlo o algo mejor; reviso todo el armario,pero no esta, esto se complica cada vez mas, me han llamado de la oficina, mi novia no se presento,que debo hacer, llame a sus padres, a sus amigos a sus ex-novios, no puedo encontrarla, y para colmo ese maldito perro no deja de lloriquear. Ya oscureció, he salido a buscarla pero nada, vuelvo a casa, toda la calle esta obscura, no hay animales haciendo escándalo ni vecinos con linternas buscando una solución, no hay nada, ni una sola luz; llego como puedo a la puerta,escucho ruidos una risa ahogada y terrible, subo a la habitación hay algo bajo las sabanas, ya la encontre, que le hicieron, sus ojos ya no están, no tiene labios , parece que le arrancaron la quijada de un golpe, el miedo en su rostro el mismo que yo sentí al ver a esa maldita marioneta; de nada sirve abrazarla pero no puedo hacer nada mas.

Bajo a buscar  a esa marioneta, donde sea que este la haré salir, pero no es necesario esforzarse, esta sentada en el sillón junto al perro que ni siquiera se mueve, el sillón esta manchado con sangre, es una pena que termine así, hubiera preferido hacerlo yo, la marioneta esta hay inmóvil, de repente me mira,esos ojos cafés no le pertenecen, esa sonrisa, ahora es mas evidente,en su mano manchada de sangre esta la quijada de mi novia.

Estoy aturdido, las luces han vuelto, salgo solo para ver  amis vecinos sentados en sus pórticos sin ojos con una sonrisa cortada en sus caras y todos me miran con sus cuencas vacías;; como explicar esto, quien va a creer que un simple muñeco hizo esto, ni siquiera lo he visto moverse; camino por la calle esperando encontrar a alguien, pero solo veo a las mascotas de los vecinos colgando de los arboles y la gente con esas sonrisa estúpidas y cuerpos ensangrentados.

La policía me a acusado de las muertes, pero era de esperarse; el tiempo pasó ya no tengo nada que perder, esto listo para ver a mi novia y pedirle perdón, de repente las luces en las celdas se apagan, los reos gritan, y luego todo se queda en silencio, de alguna forma la estaba esperando crei que se habia olvidado de mi, distigo su silueta  al otro lado de la reja,me mira directamente, esoso ohos cafes no le pertenecen, pero me hacen sentir muy tranquilo y feliz, se abre la reja y  ya esta sentado al lado de mi,es el momento que he estado esperando, es hora de verla otra vez.

.

creacion propia

keyn zithser

Please wait...

1 comentario de “Lächeln”

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.