La Torre Gris – Parte 2

Tiempo de lectura: Cerca de 7 minutos.

Parte 1, para los que no la leyeron: https://creepypastas.com/la-torre-gris-parte-1.html

Luz, al otro extremo, parecía no tener dimensión del dolor que sentía su marido en esos momentos.
Del brazo de Hugo, colgaban carne y tendones. Y de su boca, gritos de desesperación que venían desde lo profundo del infierno.

Pero para él, el sacrificio valía la pena.

Se apresuró a mirar el brazo izquierdo, lo cual era lo único que lo sostenía. Angustiado, triste y casi al borde del desmayo, se esforzó en mirar a su amada Luz, quien extrañamente, había avanzado unos pasos al momento de que Hugo destruyó su brazo derecho.
Interesante era ver que el amor por su mujer no detenía el espectáculo, pero si alentaba al sacrificio…

Bastó una sonrisa esbozada en los labios rosa de la hermosa mujer para que Hugo se pusiera de pie, y tirara con fuerza el brazo izquierdo. Con fuerza, con rabia. Con amor.

La sangre se esparcía y se escurría entre las rejillas metálicas del piso. Lloraba amargamente, y le suplicaba a Luz que viniera, que lo reconfortara, que de alguna u otra manera aminorara el dolor que ya casi lo mataba.

Los brazos, ambos destrozados, inútiles y con los músculos palpitando, sangrando de sobremanera  con la carne esparcida por el lugar.

A paso delicado, toda una señorita, en contraste con el oscuro y rojizo lugar, Luz se acercó a Hugo, se agachó, llevo sus delicadas manos a la cabeza del desgraciado y jugó con su cabello.

Mientras el comenzaba a convulsionar.

–          ¿Por qué tanto sacrificio, mi amor?

–          Por… porque las amo…

Luz se puso de pie y rodeó el moribundo cuerpo de su amado, dirigiéndose a los pies. Miraba el lugar, las dos lámparas que daban una pobre luminosidad, el pasillo sin salida, todo enrejado, todo metálico, con ruidos rechinantes, industriales, a lo lejos, como infiernos paralelos, como habitaciones reservadas para otras torturas, a otros infelices…

Y ella, mientras acariciaba los pies de su marido, le hablaba con voz dulce y serena.

–          ¿Oyes el campaneo? Viene de la Torre que tanto amas.

Hugo, aun consciente, balbuceó

–          Las amo a ustedes… me… me aferro a ustedes dos…

Luz, tomó la pierna de Hugo, dejando las cadenas que pasaban por la carne, tirantes.

–          ¿Me amas, mi vida?

–          …Más que a nada… -Respondió Hugo, a punto de vomitar.

–          Entonces tira de la cadena y libérate…

–          No puedo… no… no puedo…

–          Hazlo, si me amas, lo harás

–          No me quedan fuerzas –Lloraba Hugo, mientras Luz tiraba más fuerte del pie.

–          ¡Hazlo, Maldito pedazo de mierda!

–          Maldit… ¿Qué?

Entonces Hugo reaccionó.

Tiró como pudo, rasgando la carne, rompiendo tejido, vasos, venas y poco a poco, los tendones.

Dejo caer las lagrimas y algunos jugos gástricos, mientras que casi por inercia y con la adrenalina a todo lo que daba, tiraba y tiraba, gritando, maldiciendo, con Luz mirando, salpicada en sangre y riendo de la manera más dulce que una mujer podía mirar.

Una cadena menos.

Tirado en el piso, Hugo convulsionaba de nuevo. Ya no era consciente de las cosas, pero si de la mujer que tomaba el pie que quedaba amarrado.

–          Yo te ayudaré con ésta…

Despertó. Su celda, su cama, la suciedad y el olor a concreto. La ventanita, la Torre Gris, el campaneo. Vio las marcas en sus brazos y piernas. Vio las quemaduras en sus hombros. Vio todo lo que ya le parecía familiar, que hasta ese punto, lo tranquilizaba.

Pero se extrañó al ver la puerta de su celda, abierta.

También encontró extraño no oír los gritos de costumbre. No escuchar a los otros presos sufrir, gritar y suplicar por piedad.

Y tampoco vio a Ana por ninguna parte.

Se sentó en la cama, miró la foto de sus amadas… estaba confundido, no entendía nada, era increíble que hace 2 minutos, estuvo sumido en el sufrimiento más jodido de todos, ahí, en persona. Era increíble ver a su hija y esposa de forma tan diabólica. Era increíble, no entendía nada… pero lo único certero, era el campaneo.

El campaneo…
¡El Campaneo, por Dios!

Se levantó de un salto, y miró hacia la torre gris.
Y luego, miró hacia la puerta abierta de su celda, hacia la soledad de la cárcel y a la libertad que lo esperaba ahí, a unos tres o cuatro pasos.

No lo pensó dos veces. La Torre lo aguardaba.

Impulsos e imágenes lo seguían mientras corría desesperado por los pasillos de la prisión, abriendo puertas, sorteando cadáveres putrefactos, un verdadero laberinto, oscuro, silencioso, de aire pesado.
Iba adentrándose más en sus pensamientos a la vez que se movía a todo lo que sus piernas podían dar.  Pensaba en el juicio, en Dios y en el Diablo… no había nada justo en la tierra, Dios ya se había olvidado de nosotros.
Tropezó con una pierna cercenada y cayó bruscamente. Trató de recuperarse rápido, pero se sentía perdido.  Años que no caminaba por otra parte que no fuera la sucia celda. Le sorprendían los horrores que podía ver en el lugar… cadáveres por montones, cortados, colgando del techo, tirados. Vio al fondo un pasillo que parecía no tener  fin, que se encogía más y más…

Corría, caminaba, con el campaneo constante, asqueado del olor y de las partes humanas que debía correr hacia los lados.

Se encogía aun más el espacio. Ya casi estaba de rodillas. Silencio.

Comenzaba a afectar una especie de claustrofobia, extraño en un preso como él.

Pero las campanas lo llamaban.

Se arrastraba. Sangre por doquier, respiraba apenas y la sangre casi inundaba el lugar.
Punto muerto, y comenzó a sentir un alivio, una corriente de aire. Un nuevo camino se abría ante sus ojos.

A un par de metros, imponente, apareciendo de forma inexplicable, la Torre Gris.

Y en la Punta de la torre, 2 personas.

Corrió, feliz, subió piso por piso, con sentimientos de libertad, con sentimientos de perdón.

Los buscaba, lo ansiaba, por el hecho que ahora podía recordar con claridad.
Trabajaba de noche. Iba llegando a casa, feliz, deseando el beso diario de su hermosa mujer.
Pero un ladrón de mala muerte amenazaba a su mujer en la puerta de la casa.
Sacó su arma de servicio, cual detective, apuntando, amenazando, defendiendo a su familia.

Fueron acercándose de a poco y se enfrascaron en una lucha.
La mujer protegía a su hija, metiéndola a la casa por órdenes de Hugo. Pero el delincuente zafó y entró a la casa, a la vez que Hugo daba dos disparos hacia la confusa oscuridad.

Silencio y llantos. Sangre, y una familia herida.
Desesperado trató de socorrer a sus mujeres, ellas, agonizantes, pero aun vivas. Luz  le decía a Hugo que se calmara, que no era su culpa…
Las luces de los autos policiales daban un extraño contraste, mientras que del ladrón, ni rastro.
Hugo tenía el arma aun en sus manos.

Se lo llevaron a la cárcel, y la mujer con la niña, al hospital.
Homicidio calificado.
Y nunca más supo de ellas…

…por lo menos hasta ese momento.

En el último piso, justo debajo de la campana, podía ver a su mujer y a su hija. Silencio total y una brisa bajo un cielo nuboso.
Avanzando paso a paso, comenzó a sentir calor. Y mientras más avanzaba, comenzaba a sentir ardor. Luego quemaduras.

Se le borraba la visión, pero no despegaba la vista de su familia. Ahí estaban, estaban vivas, era cuestión de voluntad, no importaba que mientras más se acercara, su piel fuera quemándose, fuera explotando en pequeñas erupciones de Pus. No le importaba.

Cayó de rodillas y el campaneo comenzó a aparecer. Sintió una voz a su espalda.

Giró como pudo, y ahí estaba Ana, esa chica de la cárcel, la chica que lo cuidó durante tantos años, en su calvario.

Ana, acercándose de a poco a Hugo.

Hugo, llegando al precipicio de la Torre, vio desesperanzado cómo su familia se desvanecía.
Llegó mal herido, sufriendo., las marcas de los castigos, de las pruebas anteriores tomaron forma y se hacían sentir.

La brisa corría suave. El campaneo era suave. Ana corría hacia él. Todo se desarrollaba como en cámara lenta.
¿Es la muerte otro cumpleaños? ¿El castigo por la Muerte es así de válido?

Su familia había muerto, por su culpa. Pero Hugo sólo buscaba defenderla.
En el precipicio, estaba el perdón que tanto ansiaba.

Y junto a Ana, quien ya estaba llegando hacia donde estaba él, La redención de las cosas que no fueron su culpa.

Lloraba. No por el dolor de su cuerpo, si no por  la puta vida.

Ana lo rodeó entre sus brazos. No le importaba mancharse con sangre, quería ayudarlo. Quería ayudar al chico atormentado, quería remendar su alma y su corazón.

Hugo la miraba con admiración.

–          Quédate conmigo. Ya no hay nada que hacer…

Se pusieron de pie, ambos, apenas.

Hugo ya sabía qué hacer. Estaba todo claro…

Con las últimas gotas de energía, tomó a Ana y la besó.

Redención.

Ella quería apretarlo entre sus brazos, besarlo aún más profundo, pero…
De pronto no sintió sus labios. No sintió sus brazos.

Perdón.

El cuerpo de Hugo se dejó caer por el precipicio de la torre, mientras un triste campaneo adornaba la escena. Ana saboreaba sus labios mientras veía como el hombre al que quería salvar, prefirió el verdadero sacrificio, el Perdón que tanto ansiaba, para vivir de verdad, para tener su atormentada alma, en paz.

Ana lloraba amargamente.

El cuerpo de Hugo, destrozado en el suelo.

Su alma, llegando a la casa en el cielo, donde su familia lo esperaba.

Y la Torre Gris, con su campaneo, captaba la atención de algunos reos desesperados por obtener el perdón a sus acciones…

 

 

 

Creación Propia 😉

jose21

José Idiel Monsalve, nacido un 17 de Noviembre de 1989, se considera un fán acérrimo de la música, los video juegos, la escritura y el deporte. Actualmente como Vocalista de la Banda "Garage", Trabaja en su primera Novela, mientras divide su tiempo entre su trabajo y pasiones.

Rating: 7.26. From 72 votes.
Please wait...

18 comentarios de “La Torre Gris – Parte 2”

  1. Como los envidio, ustedes pueden escribir un monton, a mi se me corta el mensaje llegado cierto punto xD Y no puedo meter mis comentarios en la cadena de respuestas, me siento tan…tan, sexy :pokerface:

    @Tubbiefox No desesperes por mi historia, la vida me esta metiendo palos en la rueda, ayer se me fue la luz y con ella 9 putos parrafos de lo que habia avanzado.
    @Lilith Justamente el ejemplo que has dado de la descripcion del “enemigo” es el que menos te convenia usar, un buen escritor siempre tiene que -y mejor si se es original- saber detallar al personaje que da sentido a la historia, en el caso de los Creepys, el ente-ser que pone en peligro a los demas, dejar esos detalles sin resolver no queda muy pro que digamos, y esto se aplica a otros items en las historias, cada detalle, sabiendolo usar, estimula mucho mas que la imaginacion sola.

  2. Estoy haciendo buenas migas con Lola, dentro de poco me dejara estrechar su mano :trollface:

    @Lilith Filth quisiera preguntarte si le ves algun defecto a la historia, si hay algo que le dirias a Jose que podria implementar en su forma de escribir.
    Esto te lo pregunto porque al parecer sus historias no tienen puntos ciegos, y curiosamente, lo que a mi me parece un vacio argumental y falta de claridad (enumeraste muchas de mis dudas, las cuales se generan a raiz de la falta claridad, no por lo que tu comentas) a ti te parece un recurso sublime.
    Todo esto lo digo desde el respeto asi que espero no lo tomes a mal, es solo que me intriga tu postura y este debate, a pesar de desviarse, es interesante.

    1. Creo que nadie en ésta página, ni en ningún lugar, va a escribir algo que sea perfecto, jamás, pero como ya dije, el trabajo de José me parece más que bueno. Si habría de señalarle algo, claro.

      Los tiempos en la escritura. Me refiero, a veces se tarda demasiado en uno o dos minutos objetivos, siendo que podría ser más breve, y el caso contrario, cosas que podría alargar (Alargar, no explicar mas, insisto en mi postura de que el dejar a la imaginación es un excelente recurso) las lleva de una manera muy abrupta. Esto es para mí un ligero defecto, pues yo tiendo a alargar demasiado y a dar detalles hasta de las hojas que caían del árbol del vecino, y con esto, una vez más, no digo que el dejar a la imaginación no sea un buen detalle, porque, puedo, como ya dije, decir de qué color son las hojas, pero abreviar al monstruo que está frente a ti con un simple “Peor que en tus más terribles pesadillas” y en esto muchos dirán “Que floja” ó “Le falta creatividad” pero eso es para mí un muy buen recurso, puesto que tu mente y la mía no funcionan de la misma manera… Para ti el peor monstruo puede ser, por ejemplo, un hombre bestia de grandes garras, y para mí un simple hombre sin rostro entonces, al dejar estos “Vacíos argumentativos” como tú los llamas, para mí lo que está haciendo es darme la oportunidad de que mi mente trabaja e idee el escenario ideal PARA MI, nadie conoce tus miedos más que tú mismo 🙂

      También a veces rompe con la lírica, y esto tampoco es necesariamente malo, pero lleva un ritmo determinado y lo termina muy abruptamente con ciertas frases un poco altisonantes, o fuera de lugar.

      De ésos dos puntos en adelante, considero a José un excelente escritor, de los mejores que he visto, con las mejores ideas, gran talento y creatividad… Y voy a llorar porque se quiere retirar por un tiempo T-T…

      Y ningún problema 😉 Siempre que no ataques sin motivos o digas, como ciertas personas lo han hecho “Tu apestas porque yo soy Dios y lo sé todo” yo encantada de debatir =)

      1. Completamente de acuerdo 😉 Adoro tu Creepy del Apocalipsis Zombie y La Torre Gris y Pureza de Jose u.u
        Gracias por tantos momentos de suspenso, terror y emocion… Son los mejores del mundo :3 ….
        PD Mis miedos son algo mas de torturas, alucinaciones, el poder de la mente y como transforma todo lo que nos rodea… 😉

      2. En ésta historia sus problemas de redacción no fueron tan graves como usualmente lo son. Como Mauro señaló, la falla está en el argumento. Muy flojo, y honestamente, poco llamativo. Sí dejó mucho a la imaginación, y con ello yo tampoco tengo problemas (ni con lo de Ana, que veo han mencionado un tanto… A mí me pareció bonita esa escena :pokerface: Infiel, pero bonita S: ), lo que creo falló es que cuando todo confluye, redacción y argumento, al final, no es tan bueno como para darte el gusto de realmente ponerte a pensar qué pedo, y en cambio se opta por criticarla, y atacarla. Así pasa. Tiene lo suyo…, pero meh; práctico caso de comparación. Aquí hay muchos mejores trabajos con los que compararla, incluyendo varios del mismo autor. Sólo comparála. No habrán trabajos perfectos, pero éste es demasiado imperfecto.

  3. creo que justo iba a comentar lo mismo que Mauro… ¿porque la beso si se supone que sacrifico tanto por su mujer? ¿quien es ana? no se… me quedarón muchas dudas, no sé si es buena o le falto… pero la verdad es que escribes bien, creepy no es pero para nada, podría serlo…
    Bueno José no podría darte una calificación perfecta pero quiero que sepas que me gustó.
    Es todo 😉

  4. Es que no explicas nada xD
    ¿Los “infiernos” son creados por su mente o son realmente hechos paranormales? se mezclo todo de una forma muy rara, hay unas cuantas formas de verlo, yo lo veo como una especie de viaje dimensional-paranormal, pero cuadraria mas que un espiritu o algo haya abierto la puerta y que de ahi en mas, hasta que llega Ana, todo sea una ilusion montada por el mismo espiritu. Como dije, a mi me queda la sensacion de que la torre es algo mas, y es la culpable, pero no se, queda muy inconexo todo.
    Pero bueno, sera que el detalle romantico le dio asco a mi helado corazon, me dan ganas de robarme la navidad :yaoming:

  5. Spoiler directo, ¡huid insensatos!:
    “Hugo ya sabía qué hacer. Estaba todo claro…

    Con las últimas gotas de energía, tomó a Ana y la besó.”

    Dejame decirte que con esto destruirte todo lo que como historia (creepy no es) podria dar este relato, por no tener sentido el beso y por el hecho de que Ana tenga ese papel de personaje evangelizado, asi tan gratuitamente (sin mencionar que Ana aparece y desaparece de manera irreal, recordemos la celda abierta y todos los cadaveres, no tiene sentido) . No se, 0 misterio, todo pasando porque si, a menos que lo que insinues es que la torre tiene algo magico y que a todos los presos les espera el mismo destino. Ni bien ni mal :/

    1. Es cosa de imaginar un poco. Una dimensión paralela, hecha justo para el juicio del pobre personaje.
      Si el infierno mismo se puso sobre el personaje, en dos ocasiones… porque no se puede despertar en otro infierno, diseñado para que llegara al lugar al que debía ir?
      Fantasía, amigo, un poco de fantasía.
      Gracias por tu comentario 😉

  6. Esperaba más de tu primer historia en dos partes. No diré que la primera me pareció fantástica…, por lo menos esperaba que la segunda sería mejor que la primera.

  7. Muy buena historia! Peroooo .. No lo veo como un “creepypasta” el que haya sangre,tripas,etc no quiere decir que sea creepy. Y en cuanto a tus historias y demas comentarios que estube mirando por ahi, algunas cosas de las que dices si es cierto. Pero si lo publicas aqui es para que mas gente lo vea y no solo para el disfrute tuyo.. Asi que como todas las opiniones son bienvenidad aqui esta la mia en cuanto a tu historia: Mal escrito, cosas sin sentido alguno, no es un creepy, mal ambiende del escritor en presencia, buena historia en general .. En fin cada uno hace lo que se le canta, tu publicas y yo leo .. Soy un simple lector que disfruta de las historias escritas! Y este tema tuyo me ah llamado la atencion, solo quiero dejar mi opinion. “Esta historia no deberia estar aqui”

    1. Y ésto, muchachos, es un buen comentario, con respeto ante todo y bien claro.
      creo que leíste el comentario en otra creepy, Tripas.
      Agradezco tu sinceridad, aún así pienso que éste ha sido un buen relato, en lo personal.
      Y con respecto a la definición de creepy, es cosa que mires un poco alrededor. Ya casi nadie escribe como se escribe antes.
      Repito, gracias por tu comentario, por tu opinión 🙂

      1. Aquí*

        Algunos se están confundiendo y no escriben creepypastas como deberían ser, aquí, en la página. En inglés, donde el género nació, continúa andando perfectamente y como debería. ¿Sabés? Deberías escribir más creepypastas, creepypastas; estás en la página y tenés la habilidad, :whynot?:

    1. Faltaba mi comentario, disculpame, amor, me he vuelto algo dispersa y olvidadiza u_u… Lo pongo como respuesta, porque por algún motivo no puedo comentar directamente.

      A ver, hace mucho tiempo en la página, hubo el mismo debate, que si que era una creepy, que si que no lo era, creo que se llegó a la conclusión de que era una historia corta, que pareciera casualmente creíble, y que causara miedo. No otras cosas, miedo en si.

      Como bien señala tubbiefox, el género en inglés, sigue intacto, lo que pasa en ésta página (Y lo digo sin ganas de ofender) es que ahora cualquiera entra y escribe cosas acerca de su chihuahueño endemoniado, o de su cartucho de mario bros maldito y éso crea en ésta página un ejemplo a seguir, una tendencia, o una “moda”.

      La torre gris, ambas partes, no son una creepypasta, pero ésto no las vuelve malas, muy al contrario, son algo mas complejas, mejor realizadas, que no entran dentro de la definición. La torre gris es una historia, que es, además de bien descrita, narrada y realizada, sutilmente sólo perfilada. ¿A que me refiero? Deja cosas a la imaginación, el lector se hace a la idea que quiere de los pequeños detalles (¿Quién era Ana? ¿Todo lo que pasaba era realidad o fantasía? ¿Es un infierno personal o es el destino de todos?) como una vez le dije al autor “Menos es más” y en éste caso eso se aplicó, y desde mi punto de vista, funcionó bastante bien. El sabor final es de tristeza, y de duda, lo cual a mi parecer es excelente.

      También quiero señalar, que mis comentarios son imparciales, porque algunas personas creen que por ser tu novia, pierdo imparcialidad y capacidad de crítica objetiva. Bueno, no es verdad. Antes de ser tu novia, ya era tu crítica, y tu admiradora, he de confesar; pero no por éso todos tus trabajos me han gustado…

      En fin, Excelente historia, muy sensorial, me encantaron ambas partes, eres mi escritor favorito, y todo un honor que la esposa del prota lleve mi nombre u.u <3

      Ni es necesario que lo diga xD Pero 5/5 y a favoritos.

      1. “También quiero señalar, que mis comentarios son imparciales, porque algunas personas creen que por ser tu novia, pierdo imparcialidad y capacidad de crítica objetiva.”

        No lo podés negar Lyla. Lo sabés, lo sabemos…, ¿por qué negarlo? Como dijo Kether en el otro lado, no necesariamente desacredita todo lo que has dicho.

        “pero no por éso todos tus trabajos me han gustado…”

        Sería bueno tener pruebas de ello. Tristemente, si revisamos tus comentarios en sus historias… tienen overly attached girlfriend escrito all over.

¿Quieres dejar un comentario?