la sombra de la muerte

Tiempo de lectura: Cerca de 76 minutos.

Capítulo 1
66 puñaladas

Dime ¿cual ha sido la razón por la cual me haz llamado?
dijo un hombre alto con ojos tan rojos como las llamas del mismísimo infierno, ojos donde se reflejaban miles de almas perdidas, abandonadas por la mano de dios y condenadas aun sufrimiento eterno.
Bueno este…
Se aclaró la voz he intento hablarle a aquel ser tan intimidante y antes de hablar el hombre lo interrumpió y le dijo.
Ya sé que es lo que quieres lo veo en tus ojos, tu alma me grita el deseo que tanto anhelas
El hombre alto esbozo una sonrisa tan siniestra que era indescriptible, pero a simple vista se veía que el desespero de quien lo había llamado, le había caído como anillo al dedo.
Interesante lo que quieres, pero dime… ¿que estas dispuesto hacer para que yo te cumpla lo que tu quieres?
Lo que sea, lo que sea
Le respondió con un tono desesperado y al mismo tiempo esperando la respuesta del ser tan elegante pero al mismo tiempo espeluznante.
Bueno sirviente mio esto es lo que harás. El hombre le susurro unas palabras en el oído, de inmediato le comenzaron a temblarle las manos, la piel se le erizó, sintió un escalofrió de pies a cabeza pero aun sintiendo estas sensaciones dijo.
Acepto.

Esto es increíble quien haya hecho esta atrocidad no tiene alma, dijo el comisario rodríguez de la policía del pueblo de vista al mar. Las personas no tardaron en aglomerarse para ver lo ocurrido, en la orilla de la palaya bahía mar yacía una mujer encadenada con 66 puñaladas en el cuerpo y con el número 66 marcado en la frente, las caras de horror y de espanto se reflejaban en las personas presentes en el crimen.
He Ramírez aléjame a este gentío de aquí, esto no es ningún espectáculo. El comisario le dio la orden al oficial con tanta rabia que las manos le temblaban, era claro que el crimen lo había dejado perturbado y frustrado, nunca antes había visto algo parecido.
¿Cual era el nombre de la victima?
Pregunto el comisario al forense quien cuidadosamente examinaba el cadáver.
Según los documentos que tiene encima su nombre era…
El forense palideció al ver el nombre de la victima, trago saliva con dificultad y luego de unos segundos su boca expulsa el nombre de Sabrina fuentes.
Mierda no puede ser ¿será posible?
El comisario se acercó al cadáver que casi era irreconocible. Ella es la hija del alcalde o mejor dicho era.

2 días después
El crimen de Sabrina fuentes acaparo las noticias y titulares de los periódicos las personas exigían justicia por lo que se le había hecho a la joven mujer de 26 años, las personas estaban furiosas y al mismo tiempo aterradas, ya que sé que corría el rumor que una secta satánica era la culpable de esta desgracia, pero ¿como era posible? si el pueblo de vista del mar era tan tranquilo, nunca antes había ocurrido semejante asesinato ¿Qué? o ¿quienes querían perturbar la tranquilidad de los ciudadanos?
Andrea se encontraba en la iglesia, como era de costumbre iba a confesarse era una chica de apenas 16 años pero muy culta y muy religiosa fiel creyente en dios, aunque carne para los samuros dominados por la tentación y el deseo, Andrea para sus 16 años era muy atractiva. Despampanantes ojos azules, cabello rubio; labios carnosos y las curvas de sus piernas despertaban el deseo insaciable de un hombre corrompido por la lujuria.
Hija mía dios te bendiga.
Dijo el padre Damián, le hizo la señal de la santa cruz ha Andrea y posterior a eso le dio un beso en la frente.
Con tanto alboroto por lo del crimen olvide que vendrías hoy querida.
El padre entorno los ojos para hacerles una seña a unas personas que al parecer lo estaban esperando.
Padre… ¿ocurre algo?
Pregunto Andrea al mismo tiempo que miraba a las personas que esperan al padre Damián.
No hija no ocurre nada solo que me temo que hoy no podrás confesarte conmigo, esas personas que vez allá son familiares de Sabrina fuentes, la chica que encontraron hace dos días asesinada en la playa, ellos han venido a buscarme para ir a la casa del alcalde fuentes, para rezar por la paz del alma de Sabrina, todos están desconcertados y solo dios es el único que nos puede dar un consuelo reconfortante en momentos tan difíciles como este.
Andrea miro al padre con tristeza, pero en seguida en padre borro la tristeza de la cara de Andrea.
Ya que yo no podre confesarte he asignado al padre Santiago para que te confieses con el.
Andrea lo miro extrañada y dudosamente le dijo
Pero padre… ¿no es con usted con quienes las personas deben confesarse?
El padre sonrió y le dijo a Andrea
Hija mía yo no soy el único servidor de dios al igual que yo el padre Santiago también es un servidor de dios y tiene la potestad de escuchar los pecados de las personas, y si lo dices por la edad que tiene el padre Santiago eso no tiene nada que ver todo hombre y mujer puede ser un servidor de dios a partir de la edad que quiera.
Andrea miro algo apenada al padre Damián y luego de sus palabras se disculpo y acepto confesarse con el padre Santiago.

En el confesionario se encontraba el padre Santiago al parecer ya había confesado a dos personas y al ver que Andrea se acercaba al confesionario evito salir.
Dime hija mía que pecado quieres confesar estoy dispuesto a escucharte y a ayudarte a encontrar el perdón de dios.
Andrea al oír la dulce pero también joven voz del padre Santiago, no pudo evitar mirar con algo de atracción al padre, quien era un joven de apenas 26 años, cabello castaño, facciones atractivas, unos ojos color marrón; y una sonrisa increíblemente encantadora.
Padre quiero confesarle que ya he cometido acto carnal
Andrea silencio esperando la respuesta del padre quien antes de responder se aclaró la voz.
Hija mía ¿que te ha llevado a cometer dicho acto?
Bueno vera…
Una vez que la confesión termino el padre prometió a Andrea que la ayudaría a superar lo que le había pasado.

Velas negras, pólvora, dagas, cruces huesos de muertos, cráneos guindados en el techo; era lo que tenia José un hombre de 36 años en su cabaña, ubicada en el bosque sagrado, así le llamaban los ciudadanos de vista del mar. La cabaña de José casi nadie sabia donde quedaba ni sabia que se practicaba en dicha cabaña, solo lo sabían las personas que lo buscaban para consultarse o hacer algún tipo de hechizo o brujería.
¡Maldición¡ por mas que busco no logro encontrar la respuesta, acaso… ¿mi esfuerzo ha sido en vano? ¿No hecho lo suficiente?
José apretaba sus grandes puños, las venas de sus antebrazos morenos se le marcaban, sus cuerpo musculoso estaba tenso y apretaba la mandíbula, fruncía el ceño y caminaba de un lado a otro, hasta que se paro frente al altar que estaba iluminado por velas negras y en todo el medio había una cráneo negro adornado con cadenas pequeñas que tenia a los lados.
Acaso no ha sido suficiente el sacrificio, las oraciones correctas, ¡solo dame una maldita respuesta¡ ¡quiero una maldita respuesta¡ dame lo quiero.
Dio un golpe duro en el piso y en ese mismo momento una brisa fría y escalofriante comenzó a apoderarse del interior de la cabaña, las velas se apagaron y excepto 5 quedaron prendidas.
¿5 velas? Pero… ¿que estas tratando de decirme?

4 días después
Luego de 4 días del asesinato de Sabrina, todo seguía igual la policía buscaba pistas exhaustivamente para dar con el autor o autores de este crimen, pero no encontraban nada, a pesar de que el alcalde presionaba para encontrar rápido al autor del crimen de su hija, la policía no encontraba ni un rastro nada, el crimen fue tan limpio, bueno limpio era una palabra poco apropiada para algo tan sucio y bajo.

Antoni Rivero joven de 15 años alto y bien parecido camina por la plaza mayor de vista al mar eran casi las 11 de la noche y junto a él estaba Jessica Moncada chica de 15 años bella, de piel morena y ojos negros. Ambos daban un paseo por la plaza la cual ya se encontraba desierta y la niebla aparecía poco a poco y le daba un aspecto tétrico a la plaza, pero aun así los jóvenes siguieron caminando hasta llegar al centro de la plaza y sentarse en unos de los bancos de concreto.
Dime ¿qué piensas hacer mañana Antoni?
Pregunto Jessica mientras admiraba la gran estatua de acero que representaba la imagen del libertador quien se encontraba montado en su caballo y empuñando su espada con la mano derecha.
La verdad aun no lo tengo pensado Jessica, pero creo que en esta semana yo mismo me di mi regalo y el mejor de mi vida.
Antoni esbozo una sonrisa con tanto placer que Jessica lo vio algo extrañada y confundida.
¿A que te refieres?
Jessica sintió celos por la notable alegría de Antoni, quien de inmediato su rostro se puso tenso y nervioso.
Bueno es algo que no te he contado, por que es… una sorpresa que pronto compartiré contigo.
Jessica frunció el ceño y no pudo evitar su enojo.
¿A qué sorpresa te refieres? ¡Sabes que no me gusta que me estés ocultando cosas Antoni!
Jessica se levanto del banco y Antoni la tomo por un brazo y la miro de una forma tan extraña, tan amenazante, los ojos negros de Antoni de pronto se tornaron rojos Jessica se asusto pero mantuvo la calma, cuando vio que los ojos de Antoni volvieron a la normalidad.
Un auto había pasado lentamente por la carretera que quedaba frente a la plaza alumbro con las luces y fue así como los ojos de Antoni se tornaron de pronto rojos. Extraño pero era la única explicación que a Jessica se le ocurrió en la mente.
Habían pasado cinco minutos desde que Jessica se había molestado, pero Antoni la rodeo con sus brazos y entre palabras bonitas y acaricias logro que a Jessica se le pasara su enojo.
Me dirás cual es esa sorpresa.
Pregunto Jessica mientras tocaba delicadamente la mejilla de Antoni.
Preciosa si te lo digo dejara de ser sorpresa, anda solo ten un poco de paciencia ¿puedes?
Jessica no le quedo más remedio que aceptar, pero aun así no estaba muy convencida y quiso dejar las cosas muy claras.
De acuerdo esta bien pero te diré algo… espero que no se trate de una mala jugada tuya de nuevo ya me fuiste infiel una vez y no lo permitiré de nuevo.
Antoni abrazo a su novia y luego le dio un beso apasionado que le fue despertando el deseo de tener relaciones con su novia sobre el banco de concreto, ella dejo manosearse los senos, la vagina y ya se sentía seducida, pero se detuvo sintió miedo.
Antoni detente alguien nos puede ver
Antoni ya estaba erecto pero su novia lo detuvo, tuvo que aguantarse las ganas de tener sexo con su novia en plena plaza.
De acuerdo mi amor pero que tal si vamos a mi casa mis padres no están y así podremos…
Antoni fue interrumpido por el sonido que emitía el teléfono de Jessica
Luego de hablar un par de minutos con su mama Jessica no le quedo mas remedio que despedirse de su novio irse a su casa, su mama la había llamado por que ya iban a ser las 12 de la noche y no quería que su hija anduviera tan tarde de la noche, era claro que la señora de Moncada estaba nerviosa al igual que muchas madres por lo que había ocurrido hace 6 días.
Antoni decidió quedarse a mirar las estrellas y esperar a recibir su cumple años en la plaza el solo, no quería ir a encerrarse a su casa, saco el teléfono del bolsillo derecho de su pantalón y vio que faltaban 7 minutos para las 12 , se paro y comenzó a caminar por la plaza, admiro unos segundos la estatua del libertador y luego prosiguió caminando, los pasos de Antoni hacían eco en la oscura y fría noche, la neblina se hacia mas intensa tanto así que parte de la estatua del libertador estaba cubierta por la neblina, Antoni siguió caminando lentamente, consulto su teléfono de nuevo y ya faltaban 6 minutos para las 12
Parece que la neblina congelo en tiempo
Se dijo así mismo mientras seguía viendo su teléfono, de pronto vio la figura de un hombre parado frente a él, a unos cuantos metros, Antoni palideció, pero trato de contener la calma y con voz algo nerviosa dijo
Bue… buenas noches señor.
El hombre no le contesto nada, Antoni se puso aun mas nervioso y decidió retroceder para dirigirse a la carretera y evitar pasar por el lado de el extraño hombre.
Quizás fueron cuestiones de segundos o de milésimas pero lo cierto es que al voltearse a Antoni No le dio tiempo de soltar un grito, no le dio tiempo de pedir auxilio, su vista fue cubierta por una especie de tela negra, una mano enguantaba le tapo la boca, Antoni intento zafarse, pero fue inútil, sintió que algo filoso y frio se incrustaba en su espalda, los intentos de zafarse fueron disminuyendo cuando sintió dicha sensación una y otra vez.
Puñalada tras puñalada le daba el hombre a el cuerpo de Antoni que yacía ya en el piso sin ninguna señal de vida, las puñaladas fueron certeras y ejecutadas con furia, abdomen, rostro, brazos, piernas, pene; todas estas partes del cuerpo de Antoni probaron el filo de la daga del asesino despiadado, quien paro de apuñalar a Antoni justo cuando termino de darle la puñalada 66.
El hombre luego de cometer su crimen consulto la hora en el teléfono de Antoni, ya eran las 12. El joven cumplía 16 años y vaya regalo recibió.
Admiraba su victima y luego miro hacia la estatua.

Esto es una obra de arte, al maestro le encantara seguramente.
Mira la daga que tiene en su mano derecha y se la lleva a la boca le pasa la lengua lentamente y luego saborea la sangre de su victima, mira de nuevo hacia la estatua y esboza una sonrisa sádica.
Y pensar que esto es solo es comienzo y lo que falta.
Recoge sus instrumentos se fija que su marca esta bien elaborada y se va caminando lentamente dejando que la noche lo arrope con su oscuridad y se esfuma tan rápido como el agua entre las manos.

Capítulo 2
La sombra

El cuerpo de Antoni estaba amarrado con cadenas que a su vez estas estaban amarradas a la gran espada de la estatua del libertador, su cuerpo colgaba y se balaceaba lentamente. Eran alrededor de las 6 de la mañana y el cuerpo inerte del joven ya estaba pálido, dando impresión de que no tenia ni una gota de sangre en su cuerpo, los labios se le tornaron morados y su casi irreconocible rostro comenzaba a hincharse cada vez más y más.
Andrea como todas las mañanas salió temprano a caminar así aprovechaba y compraba el periódico. Su casa quedaba en el centro de vista al mar a tres cuadras de la plaza mayor, como los buces que pasan por la carretera principal comienzan a trabajar poco mas de las 6 y 30, ella decidió ir se caminando, le gustaba hacerlo y así pensaba mejor sobre aquellos problemas que la atormentaban.
Mientras Andrea caminaba admiraba el paisaje por las mañanas para distraerse, siguió caminando hasta darse cuenta que ya iba llegando a la plaza mayor, su pensado era sentarse en alguno de los bancos de concreto de la plaza y relajarse un poco a esperar que las personas abrieran sus locales.
Cuando Andrea llego a la plaza sintió algo de frio o mas bien escalofrió, la piel se le erizo, pero ella decidió hacer caso omiso a estas sensaciones, camino hasta unos de los banco de concreto y se sentó, soltó un suspiro y relajo su cuerpo miro hacia arriba y contemplo el cielo azul, se relajo mas aun y cerro los ojos y se quedo así por unos segundos, se incorporo de nuevo y fijo su mirada en algo que estaba colgando en la espada del libertador, se paro del banco y camino lentamente, el corazón le latía cada vez mas rápido a medida que su visión iba revelando lo que colgaba en la espada, solo un grito ahogado y se desmayo por la impresión.
Policías, prensa, gente aglomerada en el centro de la plaza, todas mirando el horrendo crimen que se había cometido, los policías intentaban alejar a la prensa y a las personas, mientras los forenses se encargaban de bajar el cuerpo del joven Antoni.
Andrea estaba custodiada por dos policías y frente a ella estaba el comisario rodríguez.
Dime Andrea ¿a que hora encontraste a la victima?
Andrea estaba llorando y las manos le temblaban trago saliva con dificultad y luego con voz quebrada respondió.
A… las 6 y 30comisario.
El comisario aguardo unos minutos mientras Andrea se calmaba y prosiguió con sus preguntas.
De acuerdo. ¿Y que hacías a esa hora por la plaza?
La pregunta del comisario puso tensa a Andrea quien lo miro con miedo.
Bueno este… yo acostumbro a caminar todas las mañanas y hoy no fue la excepción, Salí camine desde mi casa hasta aquí…
Andrea trago saliva para poder continuar.
Me senté en unos de los bancos y luego fue que vi que había algo colgando en la espada del libertador y lo demás usted ya lo debe de saber me desmaye y juan el vendedor de mascaras me encontró y vio también a Antoni y los llamo a ustedes.
El comisario le dedico una sonrisa a Andrea para que ella no se pusiera más tensa de lo que ya estaba.
Bueno andreita quizás te llamemos a la central de homicidios para que declares mejor, Por ahora te puedes ir.
Andrea suspiro y le dedico una sonrisa forzada al comisario.
Juan el vendedor de mascara de 46 años hombre alto, cabello negro ojos marrones y una contextura musculosa, estaba rodeado por cuadro policía, mientras esperaba que el comisario viniera a interrogarlo.
Apenas vio que el comisario se le acerco juan opto por ponerse en una actitud defensiva para las preguntas que le haría el comisario rodríguez.
Tranquilo juan no vengo a culparte de nada, claro al menos que tu lo hallas hecho.
El comisario le sonrió mientras que a juan no le cayo nada bien la broma del comisario.
Si va a hacer preguntas hágalo de una vez comisario por que lo de bromista no le queda nada bien.
Juan frunció el ceño al igual que el comisario y sin vacilar rodríguez comenzó a preguntar.
¿Que fue lo que viste exactamente?
Juan soltó un suspiro antes de responder.

Bueno… como ya sabe yo trabajo aquí a los alrededores de la plaza, vendiendo mascaras, cuando fui a abrir mi negocio me fije que había alguien en el centro de la plaza, tirada en el suelo, corrí a socorrerla y vi que era Andrea, siempre la veo todas las mañanas cuando vengo a abrir mi negocio. Luego mire hacia arriba y vi al chico colgando y sujetado con unas cadenas. De inmediato los llame a ustedes y eso es todo.
El comisario saco una pequeña libretica para anotar cada palabra que había dicho el vendedor de mascaras. Posterior a eso el comisario siguió con sus preguntas.
Y antes de eso ¿no viste nada inusual? ¿Nada sospechoso? o ¿no escuchaste nada?
Juan frunció el ceño de nuevo como tratando de recordar algo.
No lo siento comisario pero no recuerdo haber visto o escuchado algo inusual.
El comisario soltó un suspiro en señal de decepción y dejo ir a juan.

Extraordinario, exquisito; incomparable ni Picasso pudo haber hecho una obra tan maravillosa como la que hice anoche.
El hombre se ve al espejo y sonríe se pasa la mano por el cabello y sigue riendo y hablando consigo mismo.
Nadie podrá detenerme cumpliré las ordenes de mi maestro.

El comisario le da un golpe a su escritorio con la mano derecha se levanta de su silla y le pide explicaciones al forense.
¿Como es posible? No puede ser que este crimen sea el mismo modus operandi, si es así entonces quieres decir que nos enfrentamos a un o a unos asesinos en serie
El forense dos santos un hombre de mediana estatura de piel sumamente blanca y ojos crises con una vestimenta al estilo de los médicos de crey anatomy, estaba parado frente al comisario.
Pues por lo que refleja el informe de esta nueva victima, temo decirle que el asesino es el mismo que mato a Sabrina fuentes. Las cadenas, las marcas de 66 en la frente, las 66 puñaladas, todo nos indica que es el mismo asesino.
El comisario fulmino con la mirada al forense, trato de no creer lo que le decía, pero no podía tapar el sol con un dedo.
Esto es increíble, jamás ha habido un asesino en serie en vista al mar ¿Quién demonios estará haciendo esto? y ¿por qué?
El forense no tuvo una respuesta para la pregunta del comisario. La oficina quedo en silencio, hasta que el comisario rompió ese incomodo silencio diciendo.
Me temo que tendremos que recurrir a alguien que sea experto en estos casos, hare una reunión en la sala de conferencias, llamaremos a Rivas.

José estaba sentado frente a su altar fumándose un tabaco, su concentración la perdió al ver lo que el tabaco reflejaba, muertes y más muertes. Miro al cráneo negro que tenia en su altar y le dijo
¿Eso es lo único que me puedes decir? muertes y mas muertes.
José se paro y tiro el tabaco camino en señal de que estaba desesperado.
¡Pero no lo entiendo¡ ¿Qué mas es lo que debo hacer para que me des lo que quiero?
La frustración de José lo carcomía pero no le quedaba otro remedio sino esperar para luego actuar.

La sala de conferencia estaba habitada por el medico forense dos santos, el comisario rodríguez, la fiscal Mónica colmenares; y dos policías que estaban parados en la puerta de entrada.
Todos esperaban en silencio a que llegara Daniel Rivas., pero dicho silencio fue roto cuando el comisario rodríguez hablo.
Ese Rivas es igual que su padre llega tarde a todas partes aunque su reputación lo prevalece por ser joven y resolver los casos mas complicados de asesinos en serie, no me agrada que tenga que hacerse esperar.
Todos miraron al comisario, pero Mónica mujer de 40 y tantos años, atractiva, cabello negro y largo con ojos azules como el cielo. Iba a decir algo pero en ese mismo momento que iba a hablar, Daniel Rivas entro en la sala de conferencia y sus primeras palabras fueron.
Disculpen todos por la tardanza es que me costó un poco llegar a la central de homicidios como verán el la primera vez que vengo aquí.
Daniel dirigió su mirada al comisario y lo saludo con la cabeza el comisario hizo lo mismo y le pregunto.
¿Como haz estado Daniel? Tiempo sin verte ¿y tú papa? ¿Como esta? también tengo tiempo sin ver a ese viejo amigo mio.
Daniel sonrió y le respondió con mucho agrado.
Estoy bien al igual que mi papa que por cierto te mando saludos.
Mónica detallo de pies a cabeza a Daniel, un chico de 24 años, cabello negro, estatura mediana, cuerpo bien definido, piel blanca y ojos de color negro.
¿Este es el tal Daniel?
Pregunto la fiscal Mónica con un tono de burla.
Daniel la miro de arriba abajo y con mucho respeto le dijo.
Lamento no ser lo que usted esperaba señora…
Mónica montañés.
Dijo Mónica presentándose formalmente.
El comisario interrumpió la conversación para ir al grano.
Bueno dejemos no de formalidades y vayamos al punto.

Una vez que el comisario puso al tanto a Daniel de lo que estaba pasando este acepto el caso, lo veía como un reto.
Bien… ya tengo la información necesaria para comenzar a trabajar en este caso así que manos a la obra antes de que alguien muera.
Las palabras de Daniel entusiasmaron al comisario quien tenía la esperanza de que el joven chico pusiera fin lo antes posible a esta pesadilla.

Al igual que la muerte de Sabrina la de Antoni no paso por alto los periódicos empezaban a comentar sobre la posible relación entre estos dos asesinatos. La prensa pedía explicaciones, las personas pedían justicia. Vista al mar de la noche a la mañana se convirtió en lugar de terror para sus habitantes pero lo peor estaba por venir.

5 días después
Durante 5 días Daniel juntos con la ayuda de la policía busco exhaustivamente pistas que lo llevaran a tener su primer sospechoso, pero fue inútil, con pocos testigos y con lo limpio que eran los crímenes por mas que lo detestara Daniel debía esperar que el asesino atacara de nuevo para ver a que se enfrentaba exactamente, la idea de esto lo hacia reventar en cólera.
Andrea estaba en su cuarto mas tranquila, aunque seguía recordando aquella horrorosa imagen. Eran cerca de las 8 de la noche, miro por la ventana de su cuarto y vio que las calles estaban desiertas nadie se atrevía a Salir de sus casas, el pánico había llegado a vista al mar. Andrea se desplomo en su cama para intentar dormir, pero… al cerrar sus ojos comenzó a ver unas imágenes de una persona siendo atacada por una sombra negra las imágenes fueron tan claras como ver una película de terror, Andrea se paro de golpe de la cama y corrió al baño de su cuarto abrió el grifo del lava manos y se hecho agua en la cara tratando de borrar esas imágenes, pero fue inútil las imágenes volvieron, hasta que no pudo mas y soltó un grito. Andrés el padre de Andrea un hombre de 40 y tantos años delgado, rubio, con ojos grises; corrió para ver que era lo que le ocurría a su hija. La vio tirada en el piso del baño tapándose los ojos y aterrada.
¿Cariño que te paso?
Pregunto Andrés nervioso al ver a su hija en shock
Papa vi algo espantoso.
Andrea lloraba de lo aterraba que estaba.
Pero ¿Qué viste cariño?
Andrea trago saliva con dificultad y con voz quebrada le respondió a su papa.
Vi un hombre que estaba siendo atacado por una sombra, vi como le daba una puñalada tras otra fue una visión espantosa.
El papa de Andrea la ayudo a que se parara y luego trato de tranquilizarla y le dijo
Vamos cariño seguro fue una pesadilla y te asustaste tanto que pensaste que era una visión.
Esas palabras no convencieron a Andrea ella sabia lo que había visto, pero no pensaba discutirlo con su papa.

Juan el vendedor de mascaras estaba sentado en la pequeña sala de su casa esperando ansioso a su invitado, estaba bebiendo ron y tomaba un trago tras otro. El timbre de su casa sonó y él se paro rápido para abrirle a su invitado.
Por fin llegas estaba empezando a pensar que ya no vendrías pasa.
Juan hizo pasar a su invitado hasta la sala para mostrarle las cosas que habían acordado que juan le vendería.
¿Lo haz conseguido todo?
Pregunto el invitado mientras lo veía con frialdad.
Si lo he conseguido todo. El disfraz, una mascara y todo lo demás que me pediste.
El invitado esbozo una leve sonrisa y se sentó en uno de los muebles que estaban en la sala de la casa de juan. El invitado consulto su reloj y vio que eran las 11:40. Le sobraban 20 minutos para charlar con juan.
¿Tienes el dinero?
Pregunto juan con ansias, el invitado asintió con la cabeza, juan sonrió y le invito un trago a su invitado, pero este se negó y a su vez le hizo una pregunta.
Dime juan ¿tu no tienes mujer? ¿O una amante?
Juan quedo extrañado con la pregunta.
¿A que se debe esa pregunta?
El invitado lo miro fijamente y le dijo.
Simple curiosidad, veras yo…
Juan interrumpió las palabras de su invitado para ir al grano.
No me interesa por que estas haciendo todo esto ni quiero saberlo, pero es mejor que hagamos esto rápido, no quiero que te vean aquí y que comiencen a sospechar que yo tengo algo que ver con esos crímenes.
El invitado lo vio y sonrió
Vaya… tienes razón juan no es conveniente que me vean aquí. Pero antes de irme quisiera probarme las cosas ¿te parece?
Juan asintió con la cabeza.
Se pone el manto negro, que le cubre todo el cuerpo, guantes negros que le cubre hasta la parte de los ante brazos, una mascara negra que le cubre las facciones de su cara y le tapa el color de sus ojos, se ve en un espejo de la sala y ve que su cuerpo queda cubierto bajo la tela negra.
Vaya se ve tenebroso.
Dijo juan mientras admiraba el disfraz de su invitado.
Parece una sombra.
Su invitado se voltea a verlo y piensa.
¿LA SOMBRA? Vaya me gusta seguro ha sido usted maestro que me ha dado ese nombre y se manifestó por medio de las palabras de este ser tan insignificante.
Juan espero unos minutos y volvió a decirle a su invitado sobre el dinero. El invitado camino hacia juan y le pregunto.
¿Que hora es?
Juan consulto la hora y con nervios le dijo
Son las… las 12.
Su invitado le dio las gracias.
De la mano derecha de LA SOMBRA salió una brillante daga, que rápidamente se incrusto en el abdomen de juan, este intento soltar un grito, pero LA SOMBRA con la mano izquierda le tapo la boca, otras tres puñaladas rápidas y certeras hicieron que juan se debilitara… rápidamente se desplomo en el piso, la sangre le salía rápidamente de su cuerpo como un rio desbordado, otras dos puñaladas en el cuello le dieron el golpe de gracia a juan que quedo tendido en el suelo muerto, las demás puñaladas fueron para adornar el cuerpo, puñaladas tras puñaladas iban creando a lo que LA SOMBRA llamada su obra de arte.
Luego de terminar de apuñalar a juan, LA SOMBRA arrastro el cuerpo de juan hasta el centro de la sala, saco dos saquitos y dichos saquitos tenían monedas de plata las puso alrededor del cuerpo de juan. Posteriormente LA SOMBRA fue al depósito que tenía juan en su casa y vio que juan guardaba cajas de velas, LA SOMBRA tomo una caja de velas blancas y negras, volvió a la sala y comenzó a decorar el lugar del crimen.
Una vez que termino de poner cada vela, observo cada detalle de lo que había hecho, el cuerpo de juan en el medio de la sala, con velas negras y blancas a su alrededor, mas las monedas de plata. LA SOMBRA saca su daga de nuevo y con su punta afilada le marca el número 66 en la frente del cuerpo de juan.
Luego de terminar su ritual LA SOMBRA limpio todo, borrando posibles huellas, dejando la escena del crimen limpia. Toma sus cosas y se esfuma como un fantasma.

Llega a su cabaña la respiración de José esta agitada, va a la cocina para beber un vaso de agua y recobrar el aliento. Una vez que se tranquiliza José se para frente a su altar saca del bolsillo izquierdo de su pantalón una moneda de plata y la coloca y la coloca frente al cráneo y dice.
Ahora si me darás lo que quiero.

Capítulo 3
El bien y el mal

Gritos, rumores, las personas exigían a la policía que hicieran algo al respecto para detener estos horrendos crímenes… todo se estaba saliendo fuera de control y pronto las personas iban a querer tomar la justicia en sus propias manos.
Daniel observaba cuidadosamente el cadáver de juan, que estaba tendido en el piso, boca arriba, y alrededor del cadáver habían velas blancas y negras derretidas, mas unas monedas de plata debajo de cada vela. Daniel ordeno a su equipo de trabajo que recogieran toda la evidencia posible pero con sumo cuidado, mientras él iba analizando la situación desde un rincón de la sala, el comisario Rodríguez estaba en el lugar del crimen, estaba esperando a ver qué haría Daniel, pero solo veía que Rivas estaba parado en un rincón con la mirada perdida.
¿Qué estará pensando?
Pensó Rodríguez, mientras fruncía el ceño.
Ya… está analizando el lugar del crimen desde un punto que le permita ver cualquier detalle que sea importante, esa mirada perdida en realidad es una técnica que muchas veces la utilizo el padre de Daniel y con ella descubrió muchos detalles cruciales para resolver casos complicados. Este chico es idéntico a su padre quizás haya esperanzas de que esto se resuelva pronto.
Rodríguez estaba fascinado por la forma en que Daniel está analizando la situación.
29 monedas de plata, pero hay 30 velas, falta una moneda, o el asesino se la llevo o alguien más estuvo en la escena del crimen.
Pensó Daniel mientras su mirada perdida iba escaneando cualquier detalle importante, su técnica era muy extraña pero efectiva, ponerse en un lugar determinado de una escena del crimen, fijar la mirada hasta que esta quede perdida, esto le daba una concentración tremenda a Daniel, era como si no hubiera nadie en la escena del crimen y solo estuviera él y los detalles que busca.
Una botella de ron destapada, un vaso lleno y otro vacío, juan conocía a su asesino eso explica porque no hay indicios de que entraran por la fuerza a la casa.
Daniel poco a poco iban esclareciendo el crimen e iba bien hasta ahora. Prosiguió con sus deducciones.
El modus operandi, son los mismos de las otras dos víctimas, pero esta tiene un toque diferente y como esta es su tercera víctima ya podemos decir que nos enfrentamos a un asesino en serie y que seguramente seguirá atacando.
Los pensamientos deductivos de Daniel fueron interrumpidos por un oficial, pero Daniel le hizo señas de que no era el momento y prosiguió con su análisis.
Numero 66 marcado en la frente por algún objeto filoso, y si no me equivoco y dejándome llevar por las dimensiones de las cortadas, el objeto es una daga o un cuchillo no muy grueso, pero… me quedo con la primera opción.
Era claro que Rivas sabía lo que estaba haciendo y pronto llegarían sus sospechosos.
La primera víctima fue Sabrina fuentes, luego de 6 días, Antoni Rivero, han pasado 6 días y ha habido otro crimen.
666… Nos enfrentamos aun adorador del DIABLO, bingo.
Daniel volvió a la normalidad y sin vacilar llamo a Rodríguez y le explico su teoría.
Rodríguez quedo boquiabierto. Rivas había dado con datos importantes.
Ya veo que mis sospechas eran ciertas, este tipo es un enfermo que quizás sienta adoración por el diablo o pertenezca a alguna secta.
Dijo Rodríguez en voz baja para que nadie escuchara los detalles que Daniel había descubierto.
Si y seguramente nuestro individuo tiene que ser algún tipo de hechicero o brujo.
Dijo Daniel con mucha seguridad, luego cruzo los brazos y opto una forma pensativa y le pregunto a Rodríguez.
¿Sabes de alguna persona que practique algún tipo de religión o hechicería en este pueblo?
El comisario Rodríguez tardo en responder pero finalmente lo hizo,
Bueno en el bosque he oído que hay algunas personas, qué tienen sus creencias y practican rituales, pero… nada como llegar a matar personas, de hecho esas personas nunca han dado problemas.
Daniel sin vacilar dijo.
Pues seguramente uno de ellos es el causante de todo esto.

2 días después.

Luego de aquellas reveladoras pruebas en el crimen de juan, Daniel pidió que la fiscal Mónica emitiría ordenes de registro en las cabañas que había en el bosque, eran muy pocas las personas que vivían en el bosque, así que no sería muy difícil encontrar algo que pudiera dar con el asesino.
La oficina que le habían asignado a Daniel era modesta y acogedora, paredes pintadas de azul cielo, techo raso color blanco, un archivador ubicado en una esquina de la oficina, un escritorio de madera caoba con dos sillas muy cómoda; y finalmente un aire acondicionado Split, mantenía una temperatura agradable en su nuevo lugar de trabajo.
El joven detective estaba sentado en su escritorio acomodando unos papeles, cuando oyó que la puerta de su oficina se abría, subió la mirada y fueron cuestiones de segundos para que Daniel quedara encantado con la figura femenina que tenía parada frente a sus ojos, estaba vestida con una falda negra que le llegaba un poco más arriba de las rodillas, una blusa blanca con figuras negras expandidas por toda la tela, dicha blusa hacia que los atributos de la figura femenina se vieran más resaltantes, sus impresionante ojos azules dejaron hipnotizado a Daniel y cuando la voz de la figura femenina le hablo, Daniel recobro la compostura y presto atención a las palabras que esta le había dicho.
Hola… me llamo Andrea soy testigo de uno de las crímenes que se han cometido, el comisario Rodríguez me mando con usted ya que es el detective encargado del caso.
Daniel tartamudeo antes de responderle a Andrea.
He… sí. Si soy yo, mucho gusto, pasa siéntate.
Andrea se sentó en una silla y quedo frente a Daniel, Andrea se sentía un poco apenada, era como si estuviera en una entrevista de trabajo y la persona que te esté entrevistando está claramente fascinada contigo.
Bien dime todo lo que sepas.
Andrea puso al tanto a Daniel de todo lo que sabía, y este la escuchaba con atención aunque a veces perdía la concentración y fantaseaba con aquel cuerpo tan inmensamente atractivo, una vez que hablaron todo lo referente al caso, Daniel no tardo en sacarle más conversación a Andrea, ambos se conocieron un poco, ella le conto que era hija de Andrés delgado y helena torres, entre otros detalles, mientras que Daniel le conto que su padre era Pablo Rivas y que fue uno de los mejores detectives que la policía nacional haya conocido y referente a su madre Daniel no quiso dar detalles.
Finalmente la conversación entre Andrea y Daniel se volvió más simpatizante y con algo de picardía, pero luego de una hora de conversar Daniel recordó que tenía que ir a bosque a interrogar y registrar las cabañas de las personas que vivían ahí. Pero Daniel no quería darle esta clase de información a Andrea y con mucha cortesía se despidió de ella.
Bueno Andrea me gustaría, seguir hablando contigo pero tengo mucho trabajo por hacer, estaremos en contacto, trata de no salir de noche hasta que todo este asunto se resuelva.
Andrea asintió con la cabeza y le esbozo una bella y encantadora sonrisa a Daniel quedo sin aliento.

Ja. Ja. Ja así que ha aparecido un obstáculo para mis planes el tal Daniel Rivas. Ese seguramente al igual que los demás policías es un inútil, pero de igual forma me andaré con pies de plomo.
El asesino estaba sentado en una silla bebiendo un trago de ron y disfrutando del espectáculo de terror que estaban viviendo los ciudadanos de vista al mar.
Tengo al maestro de mi parte, yo soy superior a cualquier humano, voy a hacer y seré único y ningún detective de pacotilla estropeara mis planes.
Se inclinó hacia adelante e hizo una muestra de reverencia con la mano que sujetaba el vaso.
Brindo por usted maestro.

Las personas del bosque estaban indignadas, sentían que lo que la policía estaba haciendo era un atropello y una falta de respeto a su privacidad. Daniel y Rodríguez estaban interrogando a todos y cada uno de los habitantes del bosque, pero estos negaban rotundamente que algunos de los suyos fuera capaz de cometer algún crimen.
Por más que Daniel preguntaba a las personas estas siempre daban las mismas respuestas, pero todo cambio cuando un anciano, calvo, de piel morena, de estatura baja, delgado con una vestimenta algo antigua; al estilo de un chamán, que de hecho las personas al ver que el anciano había llegado al lugar donde estaban los policías, dijeron en susurro
“es el chamán”
Muchacho ¿porque tanto alboroto? ¿Qué te ha hecho mi gente?
Dijo el chamán dirigiéndose a Daniel, quien a su vez este lo miro con rareza por la vestimenta que me llevaba puesta, antes de contestarle a el chamán, Daniel le hiso seña a el comisario para que este continuara con la orden de cateo y el interrogatorio a las personas.
Señor…
Daniel se aclaró la garganta antes de continuar.
Vera ha habido una serie de crímenes, dichos crímenes tienen un modus operandi, que a mi parecer tiene mucho que ver con la gente que comparte sus creencias, y solo hemos venido a revisar e interrogar a las personas, para ver si encontramos algo sospechoso que nos pueda ayudar a encontrar a el asesino.
El chamán frunció el ceño y luego miro fijamente a Daniel a los ojos durante unos minutos. Daniel sintió como si el chamán entrara en su mente, sintió un breve mareo, luego de eso el chamán soltó unas palabras con una voz serena, pero penetrante.
Muchacho ten mucho cuidado, al ser que te enfrentas no es un ser ordinario, es un ser humano corrompido por la maldad y está bajo las ordenes del ser de las tinieblas, tu adversario ya sabe de tu existencia, podrás tener éxito en este juego macabro, pero tendrás que creer en lo increíble y ver lo invisible, esto va más allá de tus habilidades deductivas, más allá de lo que puedas imaginar, este asesino te incluirá en su juego macabro, tu representas el bien y el representa al mal.
Daniel interrumpió las palabras del anciano y con voz desafiante dijo.
Si conoce la identidad de ese asesino será mejor que me la diga ahora o será cómplice de un asesino en serie.
El chamán soltó un suspiro y de nuevo con voz calmada respondió a las palabras de Daniel.
Muchacho si yo supiera la identidad de ese asesino ya se las hubiera dicho, pero ese ser abominable sabe cómo protegerse muy bien, sabe cómo esconderse de mi poder, pero de algo si estoy seguro no creo que sea uno de nosotros.
Daniel no creyó en las últimas palabras del chaman, y para no darle más vueltas al asunto dijo.
Eso estará por verse.

Ya había pasado 3 horas desde que Daniel había hablado con casi todas las personas y revisado sus cabañas, pero un oficial llamo a Daniel para decirle que habían encontrado una cabaña más, estaba escondida en los adentros del bosque, era un camino complicado y difícil de recordar. Una vez que llegaron a la cabaña, adentro estaba José, mostrando algo de furia, pero aun así estaba quieto y dejo que los policías revisaran su casa.
Extrañamente los cráneos y las velas habían desaparecido de la cabaña de José, seguramente vio que la policía estaba en el bosque y escondió todo.
Daniel entro y saludo a José pero este no le contesto el saludo, Daniel hiso caso omiso a la actitud del hombre y decidió hacerle unas preguntas.
Dígame señor donde están sus protecciones, sus adornos espirituales, todas esas cosas que ustedes los chamanes tienen.
José, fulmino con la mirada a Daniel.
No tengo nada de eso solo vivo aquí, y solo creo en la religión, pero más no la practico.
Daniel lo miro por encima del hombro.
Ummm ya veo… bueno espero que no le moleste que le revisemos su casa.
José volvió a fulminar con la mirada a Daniel.
Hagan lo que quieran.
Dijo José.
Daniel se colocó en un rincón de la cabaña de José y puso en marcha su técnica. Estuvo así durante un rato, mientras los policías revisaban de arriba abajo a la cabaña.
¡Paren!
Exclamo Daniel, seguramente había visto muchas cosas interesantes.
Hemos terminado disculpe la molestia Señor José.
Todos salieron de la cabaña extrañados por la decisión de Daniel. Pero el joven detective tenía sus buenas razones, y mientras iba caminando en sus pensamientos repaso cada detalle que vio.
El hombre miente sin duda, no es solo un creyente solamente el practica la religión, por lo que pude ver y percibir, había trocitos diminutos de esperma de velas negras y blancas, aparte de eso en el rincón que estaba parado percibí un débil olor a pólvora, pero eso no fue lo que me llamo la atención, José tenía su mano derecha metida en el bolsillo de su bermuda, y la movida con frecuencia, seguro era muestra de impaciencia, pero eso no fue lo que me llamo la atención, lo que realmente me llamo la atención es la forma en que movía la mano seguramente tenia sujetado un objeto pequeño y redondo una moneda tal vez.
Luego de que se fueron los policías, José bebió un poco de agua para pasar el susto,
Vaya… casi descubren todo lo que tengo aquí, por poco y se pierde la única esperanza que tenemos.

Un día después.
Toma aire profundamente y lo suelta con rapidez, camina de un lado a otro tratando de encontrar la inspiración y el motivo para su siguiente crimen, solo le quedan tres días y hasta ahora no se le ha ocurrido nada, quizás por estar pendiente de la presencia del detective. Cierra los ojos y alza los brazos y con pasión y locura dice.
Maestro ilumíneme, dígame a quien debo castigar ahora
Siente un escalofrió en el cuerpo y siente como su corazón comienza a latir rápido, abre los ojos y ve las noticas en la televisión, ve que ya sus crímenes están agarrando fama, pero en ese preciso momento cuando están pasando las imágenes del crimen de juan el vendedor de disfraces. Se le viene una idea a la mente.
¡si eso es! Primero averiguare quien es ella y luego de saber quién es recibirá su castigo.

Capítulo 4
PECADO MORTAL

Ya faltaban 3 días para el siguiente golpe de LA SOMBRA, así que Daniel tenía que moverse con rapidez para evitarlo, pero… ¿cómo saber cuándo iba atacar el asesino? ¿Cómo saber a quién iba atacar? Rivas sabia el día en que iba a atacar, pero le faltaban muchas cosas, ¿Cómo seleccionaba a sus víctimas?, ¿a qué hora atacaría? Muchas preguntas y pocas respuestas.
Rodríguez se encontraba en la oficina de Daniel hablando con él, ambos estaban bebiendo cafés mientras Rivas le explicaba a Rodríguez sus teorías.
Así que crees que el tal José tiene algo que ver con todo esto he…
Dijo rodríguez después de beber un sorbo de café, Daniel asintió con la cabeza, y luego bebió su sorbo de café, y prosiguió a explicarle algunas cosas.
Veras… cuando estábamos en su cabaña pude notar que él estaba mintiendo, dijo ser solo un creyente de la religión esa que no se ni como se llama, lo cierto es que no es solo un creyente, a José le dio tiempo de esconder todas sus cosas espirituales antes de que nosotros llegáramos, y estoy seguro de que él estuvo en la escena del crimen de juan y si no me equivoco él sabe o mejor dicho él es el asesino.
Cuando Rodríguez escucho estas últimas palabras de Rivas, estaba tomando otro sorbo de café y se ahogó al escuchar dichas palabras.
¿Bromeas? ¿Lo dices en serio? Entonces… ¿Por qué coño no lo arrestamos?
Daniel vacilo un momento antes de contestarle a Rodríguez, esbozo una pequeña sonrisa y dijo.
No tenemos pruebas comisario, solo tenemos suposiciones, pero… ya lo mande a vigilar tengo a dos oficiales que lo están vigilando desde ayer, si hace cualquier movimiento raro me lo informaran y daré la orden de que lo arresten, si es el hombre que buscamos actuara en cualquier momento y ahí lo agarraremos.
Rodríguez frunció el ceño y gruño era claro que no estaba de acuerdo con la idea de Daniel.
No lo sé Daniel… esto no me parece buena idea y si ese tipo burla la vigilancia de nuestros oficiales y logra cometer otro crimen, el alcalde nos meterá nuestras placas por el culo y nos sacara del caso, ya he hablado con el alcalde y está furioso quiere la cabeza del asesino de su hija lo más pronto posible.
Daniel sonrió mientras tamborileaba los dedos de su mano derecha, sobre el escritorio de caoba.
Tranquilo comisario que yo tengo un haz debajo de la manga, además el alcalde no nos sacara de este caso, pase lo que pase el solo está furioso porque quiere justicia y lo entiendo pero no podemos a apresurarnos y cometer un error, lo que podemos hacer ahora es ir a ver al alcalde y hablar con el sobre su hija Sabrina y luego ir a la iglesia para hablar con el padre de por cierto ¿cómo se llama?
Hay dos.
Contesto el comisario.
El padre Damián y el padre Santiago.
Perfecto primero iremos a ver al alcalde luego iremos a la iglesia.

La casa del alcalde sin duda era la casa más antigua, pero más elegante y conservada de todo el pueblo de vista al mar, la casa era conocía por el nombre de guipuzcoana. La casa era un patrimonio cultural, ya que en ella han vivido todos los alcaldes que ha tenido el pueblo de vista al mar.
Objetos de lujos, muebles cómodos y admírales, adornos antiguos, ventiladores pegados al techo; entre otras cosas maravillosas, fue lo que vio Daniel al entrar a la casa del alcalde. Daniel y Rodríguez estaban sentados en los finos muebles de la sala de la casa, mientras la sirvienta buscaba al alcalde, y una vez que el alcalde llego a la sala los tres comenzaron a hablar.
Usted debe ser el detective que la policía nacional mando para ayudarnos a atrapar al desgraciado que mato a mi hija.
Dijo el alcalde dirigiendo su mirada a Daniel mientras tomaba asiento.
Daniel asintió con la cabeza sin decir una palabra.
Ummm ya veo, pero se ve muy joven, ¿cree que podrá con esto? ¿Tiene la experiencia necesaria?
Rodríguez contesto las preguntas del alcalde en lugar de Daniel.
Con todo respeto alcalde fuentes, Daniel a pesar de ser joven es muy competente y posee una habilidad extraordinaria, quizás recuerde a su padre Pablo Rivas, unos de los mejores detective que ha tenido la policía nacional.
El alcalde arqueo las cejas, quedando un poco sorprendido.
Vaya. Así que eres hijo de ese tremendo detective en ese caso retiro mis palabras y me presento formalmente, soy el alcalde Julián fuentes.
Daniel esbozo una leve sonrisa antes de hablar.
Soy Daniel Rivas y antes que nada déjeme decirle que el desgraciado que le hizo esa atrocidad a su hija pagara caro por eso.
El alcalde lo miro con admiración y con un tono optimista dijo.
Eso espero joven, en ti voy a depositar mi confianza, para que atrapes a ese asesino. Pero bien dígame ¿en que puedo ayudarles? ¿En que han avanzado?
Daniel puso al alcalde al tanto de los pocos avances que había logrado, pero no le revelo el nombre del sospecho, no quería que el alcalde diera la orden de arrestar a José y así estropear el plan de Daniel.
Luego de 20 minutos de charla, Daniel convenció al alcalde de que confiara en lo que estaba haciendo, el alcalde sin más remedio accedió a la petición de Rivas. Luego de eso Daniel comenzó a preguntar sobre Sabrina.
Dígame señor alcalde, ¿Cómo era su hija?
Al alcalde el rostro se le torno triste, los ojos se le llenaron de lágrimas, pero se hizo el fuerte, se aclaró la voz antes de responderle a Daniel.
Bueno ella era una mujer muy atractiva, con un carisma y una personalidad muy enternecedora, aspiraba convertirse en modelo, yo le estaba pagando un curso de modelaje.
El alcalde tocio antes de proseguir con sus palabras.
Ella tenía mucho futuro por delante, sus amigas al igual que yo están indignadas por esta tragedia.
Daniel frunció el ceño se inclinó hacia delante y continuo con sus preguntas.
Y dígame… ¿ella tenía novio o algo por el estilo?
El alcalde frunció el ceño, luego opto una forma pensativa, tardo un minuto en responder.
Por más que lo recuerde, creo que no tenía novio, bueno… al menos no que yo sepa, ella siempre se la pasaba mucho con sus amigas en especial, con patricia su mejor amiga, eran inseparables. Cuando patricia supo lo de Sabrina quedo devastada.
Rodríguez permanecía en silencio escuchando la conversación, no tenía nada que aportar hasta los momentos.
¿Y sabe dónde puedo encontrar a patricia?
Pregunto Daniel, recostándose en el mueble.
El alcalde vacilo unos segundos luego respondió.
Claro ella vive en los arrecifes, está en los límites del pueblo.
Daniel quedo un momento pensativo y luego hizo otra pregunta.
¿Sabe si su hija tenía algún enemigo? ¿O alguien que quisiera hacerle daño?
El alcalde respondió sin vacilar.
¿Mi niña? Ni de broma, ella era muy querida en todo el pueblo, era un ángel y muy cariñosa con las personas, a pesar de ser la hija del alcalde, no era una chica vanidosa, ni pedante, siempre era dada con la gente, cada vez que podía iba a la iglesia y ayudaba al padre Damián en lo que podía.
Las respuesta del alcalde no estaban aportando nada importante a la investigación de Daniel y este ya estaba comenzando a pensar que había perdido el tiempo en ir a donde el alcalde, pero al lugar de la conversación llego alguien inesperado. Un hombre cabello negro y corto, con dos tatuajes en ambos antebrazos, alto y fornido, una mirada que daba un parecido de ser alguien lleno de rabia y frustración, su manera de vestir era al estilo de un emo por así decirlo; Era el hermano de Sabrina.
! Ha ¡Marcus por fin apareces.
Dijo el alcalde en tono irónico.
Señores este es mi otro hijo, como verán es todo un personaje excéntrico.
Marcus fulmino con la mirada a su papa, luego dirigió una mirada desafiante hacia Daniel y esbozo una muy débil sonrisa, Daniel lo miro intrigado, luego cambio la mirada hacia Rodríguez.

¿Quiénes son ellos papa?
Pregunto Marcus con voz grave.
El alcalde le respondió esta vez de una forma muy natural.
¿No te acuerdas del comisario rodríguez? Bueno apenas acabas de llegar de viaje y cuando te fuiste tenías apenas 10 años. Bueno en fin, conozcan a mi hijo, detective Rivas y comisario Rodríguez.
Rivas lo saludo con la cabeza, Marcus no le devolvió el saludo, unos segundos después Daniel le dijo algo ha Marcus que lo dejo sorprendido.
¿Estabas en el bosque? Lo digo porque traes tus zapatos llenos de tierra.
Marcus fulmino con la mirada a Daniel y le dijo.
Salí a dar un paseo, no estaba en ningún bosque.
Daniel esbozo una sonrisa y luego le respondió.
Vaya que coincidencia, tienes los pies llenos de tierra y de paso también tienes…
Daniel se esforzó por mirar con más atención los zapatos de Marcus.
Lodo… sí que extraño no hace mucho estuve en el bosque y cuando me dirigía a la última cabaña que registramos, el camino era de tierra amarilla, y había un gran pozo de lodo y ahora que lo noto, pareciera que tú también estuviste por esos lados.
Marcus se puso pálido, pero mantuvo la calma.
En este pueblo hay muchos caminos con tierra y hay lodo por todas partes, debí pisarla en algún lado.
Daniel al oír la respuesta de Marcus esbozo otra sonrisa y luego dijo.
Seguramente es pura coincidencia.

Luego de varios minutos de conversación, Daniel y Rodríguez dieron por terminada su visita en la casa del alcalde, el alcalde los acompaño hasta la puerta junto con su hijo. Daniel y Rodríguez se despidieron, pero cuando Daniel se acercó a Marcus para despedirse, percibió un leve olor, que ya había olido antes.

Daniel no quiso comentarle a Rodríguez del pequeño detalle que vio o que percibió en casa del alcalde. Iban rumbo a la iglesia y ambos permanecieron en silencio en el corto viaje hacia la iglesia.
Eran la 1 de la tarde y el tiempo estaba nublado, el sol estaba oculto por nubes negras que anunciaban días de lluvia, pero aun así eso no evito que los habitantes de vista al mar asistieran a la misa, que se llevaría a cabo con el fin de suplicar a dios que parara al asesino despiadado que anda aterrorizando el pueblo, el padre Damián sin duda quería aportar ayuda para que las personas conservaran la calma y no sucumbieran en el caos.
A pocos minutos de que comenzara la misa Daniel y Rodríguez lograron hablar con el padre Damián y el padre Santiago ambos, estaban dispuesto a colaborar con la policía en lo que pudieran.
Buenas tardes padre Damián y padre Santiago.
Dijo el comisario, y estrecho su mano derecha primero con el padre Damián y luego con el padre Santiago.
Venimos porque queremos hacerles unas preguntas.
El padre Santiago contesto a las palabras del comisario Rodríguez.
Adelante comisario estamos dispuesto a responder lo que sea con tal de ayudar a la policía.
Rodríguez vacilo un momento antes de hablar y le presento a Daniel a ambos.
Él es el detective Daniel él es el encargado de del caso. Los dejare con él para que les haga algunas preguntas, yo mientras tanto iré a visitar a algunos conocidos que vi cuando venía entrando.
Daniel les sonrió a ambos hombres y luego hizo su primera pregunta.
Dígame padre Damián ¿algunas de las víctimas se confesó con usted días antes de morir?
El padre Damián miro con rareza a Daniel y luego le respondió.
La verdad no recuerdo ¿pero a qué viene esa pregunta?
Daniel no vacilo al expresar sus razones por la cual hizo es pregunta.
Tengo una leve sospecha de que quizás las victimas se confesaron antes de ser asesinados, he visto que las personas de aquí son muy religiosas, quizás algunos de ellos se confesó con algunos de ustedes, quizás algunas de las victimas le confeso que estaba en peligro de muerte.
Al padre Damián no le gustaron las palabras de Daniel, pero contuvo su cólera, frunció el ceño, trago saliva y luego respondió.
Sea o no cierto lo que dice ni el padre Santiago, ni yo le diremos nada, porque nosotros tenemos ética y de ninguna manera le diremos los secretos de confesión de las personas del pueblo.
Daniel quedo en silencio, mientras el padre lo fulmino con la mirada.
Yo si tengo algo que aportar.
Dijo el padre Santiago.
Hace pocos días cuando estaba en la plaza haciendo unas compras, oí, que juan el vendedor de disfraces estaba comentándole a un tal José, que se iba a ver con un cliente misterioso y que no podía revelarle su nombre, pero que el cliente iba a pagar muy buen dinero por unas cosas que juan le consiguió.
Daniel quedo sorprendido con el detalle que le revelo el padre Santiago, mientras que el padre Damián fulmino con la mirada al padre Santiago.
Esto sí que es revelador, así que José conocía a juan.
Pensó Daniel, ya no le quedaba duda, tenía que interrogar a José cuanto antes.
Gracias por su ayuda padre Santiago, ¿desea aportar algo más?
El padre pensó por unos segundos, pero no recordó más nada que fuera de ayuda.
La conversación entre Daniel y los padres de la iglesia, culmino con una disculpa por parte de Daniel por causarle molestias.

Dime hija ¿porque estas tan cambiada conmigo?
Pregunto Helena, madre de Andrea.
Andrea estaba sentada en la cama de su cuarto viendo televisión, tratando de ignorar la pregunta de su madre, su madre se acercó y le sentó al lado, Helena quien era una mujer de 30 y tantos años, cabello largo hasta la cintura, de piel blanca como una porcelana, ojos grises, labios carnosos; en resumen era una mujer bien conservada y atractiva.
Cariño, ¿Qué es lo que te tiene así tan distante conmigo?
Andrea miro a su madre con indiferencia, queriendo explotar, y decirle todo lo que se merecía, pero ella era muy fuerte, pero para que su madre no siguiera preguntándole, le dio una respuesta para salir del paso.
No pasa nada mama solo tengo… el periodo y estoy de mal humor es todo.
Helena se sintió rechazada, sabía que su hija estaba mintiendo, pero no le quedaba otra opción que aceptar la única respuesta que recibiría, se despidió de su hija y luego se fue a su cuarto, ahí la estaba esperando Andrés, este estaba en bóxer y viéndola con cara de que querer calentar la cama.
Helena se sentó a un lado de la cama y dijo.
Andrea esta extraña conmigo no sé qué le pasa.
Andrés la rodeo con su brazo derecho y le dijo.
Tranquila cariño seguramente esta estresada, sabes cómo son los adolescentes hoy en día.
Andrés comenzó a besar por el cuello a Helena, esta comenzó a sentirse caliente. No perdieron el tiempo y ambos comenzaron a hacer el amor con mucha intensidad.

3 días después

El día del ataque había llegado, Daniel sabía que contaba con pocas horas para detener al asesino antes de que atacara de nuevo. Se debatía entre la idea de confrontar a José o seguir vigilándolo, algo le decía que tenía que esperar un poco más.
Eran las tres de la tarde y no había ningún movimiento en la cabaña de José, Daniel había hecho también un movimiento en secreto, mandar a vigilar a el hijo del alcalde fuentes, Marcus. Daniel tenía una corazonada de que Marcus y José podrían estar en compló. Las horas pasaban, y el día se hacía más pesado y desesperante, Daniel estaba en la central de homicidios, esperando a que le informaran si los objetivos se movían.
Eran ya las 6:30 de la tarde y ya la noche estaba cayendo como un manto negro cubriendo el pueblo de vista al mar, el terror se respiraba en el aire, los policías que vigilaban la cabaña comenzaban a sentir un poco de miedo, mientras que los policías que vigilaban la casa del alcalde estaban más pendiente de los callejones oscuros, por si alguien salía entre las sombras y los atacaba.
Ya eran las 9 de la noche y no había movimiento alguno.

Esta sentado frente a su televisor, viendo una película antigua, se siente fascinado con aquella escena donde un asesino apuñala a una joven dentro de una ducha, las cortinas del baño se llena de sangre y la misma se chorrea por el piso mezclándose con el agua.
Se para y siente una leve inspiración.
¡Eso es! Magnifico, esplendido.
Se coloca el manto negro, se pone la máscara negra pero esta vez le dio un estilo diferente la moldeo dándole forma de una calavera, se coloca sus guantes con mucha elegancia. Toma su daga brillante y filosa, toma las cadenas y el resto de las cosas que utilizara para perpetrar su crimen, se mira en el espejo y se dice a sí mismo.
Como dirían los religiosos, réquiem est cette in pace.
El padre Damián, estaba en la capilla rezando, luego de que termino se dirigió a descansar, pasó por la habitación del padre Santiago, y vio que este estaba arropado de pies a cabeza, la razón extrañamente un frio intenso comenzó a apoderarse de vista al mar, mientras la noche era más oscura y tenebrosa.
Debí darle otra sabana el pobre debe tener mucho frio.
Dijo el padre Damián lamentándose.
Este esta rendido, así que esta es una buena noche para escaparse.
Esbozo una leve sonrisa y cerró la puerta de la habitación.
Andrea y su padre habían salido de paseo, hacia el bulevar de vista al mar, dicho bulevar se encontraba a 20 minutos de la casa de Andrea, su padre decidió ir a tomar aire fresco y Andrea decidió acompañarlo, Andrés tenía una camioneta terios, así que no había ningún problema en volver a la hora que quisieran.
Papa ¿qué es ese bolso negro que está en maleta de la camioneta?
Pregunto Andrea intrigada.
No es nada hija son solo mis herramientas de trabajo.
Andrea olvido el asunto de la maleta en un instante, pero su padre exclamo unas palabras.
¡Mierda! Olvide llenar el tanque de la gasolina y está casi vacío. Cariño ¿te importaría esperarme unos minutos mientras lleno el tanque?
Andrea accedió a su petición sin reproche y Andrés se marchó.
Andrea estaba pensando en todo aquello que la atormentaba, pero dichos recuerdos fueron borrados, cuando horrendas imágenes llegaron a su mente, una figura femenina siendo atacada brutalmente por LA SOMBRA, trato de concentrarse en borrar esas imágenes, pero fue inútil, dichas imágenes culminaron bañadas en sangre.
Marcus sabía que lo estaban vigilando, pero ya se las había ingeniado para salir de su casa sin que su padre ni los sirvientes se dieran cuenta, la casa guipuzcoana tenía un pasadizo secreto que era en caso de emergencia, por si tenía que evacuar la casa. Así que Marcus se deshizo de la policía fácilmente y se dirigió a su destino.
Helena torres estaba acostada en la cama de su cuarto viendo televisión, luego escucho el timbre de la casa y se dirigió a ver quién era, abrió y no había nadie, un escalofrió le recorrió el cuerpo, comenzó a temblar el frio que estaba haciendo afuera era intenso. Cerró la puerta y le paso seguro.
Luego de que volvió a su cuarto sintió el mismo frio intenso, la piel se le puso de gallina, dirigió fu mirada hacia la ventana de su cuarto y esta estaba entre abierta fue, miro unos segundos y luego cerró la ventana y se viro.
Al voltearse tenía parado frente a ella, nada más y nada menos que LA SOMBRA DE LA MUERTE, soltó un grito ahogado, pero la LA SOMBRA ataco con rapidez, con la mano derecha clavo su daga en el seno derecho de Helena, con la otra le tapó la boca con un pañuelo negro, empapado de éter, Helena tardo unos segundos en perder el conocimiento.
El asesino comenzó a desnudar a Helena, para comenzar con su ritual admiro unos segundos el cuerpo atractivo de Helena, por su mente paso la retorcida idea de violarla, pero no podía darse el lujo de cometer un error tan grave.
La daga del asesino comenzó a incrustarse en el cuerpo de Helena lentamente. Esta vez el asesino estaba siendo un poco más delicado, si así se podría decir. Luego de que el cuerpo de helena recibiera 66 puñaladas del asesino, este tomo el cuerpo y lo puso boca arriba en la cama, las sabanas se tiñeron de rojo y en el piso había un charco de sangre, el asesino saco de un bolso unas cadenas y comenzó a ponérselas a el cuerpo de Helena, hasta que quedara en cadenada hasta el cuello, grabo el número 66 en la frente de la víctima con su filosa daga. Observo el cuerpo y vio que todo le estaba quedando bien, luego saco las velas negras y blancas y comenzó a colocarlas a los al rededores de la cama, en total fueron 30 velas, luego saco las monedas de plata y las esparció por todo el cuarto, por ultimo saco un sobre negro y lo coloco en los pechos de Helena.
Luego de terminar con su víctima, LA SOMBRA se marchó sin dejar rastro alguno y sin testigo, solo la noche fría y tenebrosa era la única testigo de este nuevo crimen.
Andrés volvió de echar gasolina a su camioneta y converso un buen rato con su hija.
El padre Damián llego a su aposentos luego de dar un pequeño paseo por los al rededores de la plaza.
Marcus volvió por el mismo pasadizo, sin que nadie lo viera.
Y José aparentemente no salió de su cabaña en toda la noche.
Eran ya las 12 de la noche, y Daniel seguía pendiente por si los policías a cargo de la vigilancia informaban de algo, el teléfono de su oficina sonó y el contesto.
Buenas noches ¿diga?
Busca en la casa de Helena Torres.
Una voz distorsionada, le hablo por el auricular, Daniel quedo paralizado.
¿Quién es?
Trancaron la llamada. Daniel llamo a Rodríguez y lo puso al tanto de la situación, Rodríguez sabia donde vivía Helena Torres, pidieron refuerzos y se dirigieron a la casa.
Luego de haber llegado, Daniel saco su arma de reglamento, al igual que Rodríguez, Rivas les dio órdenes a los oficiales de que rodearan la casa y que no dejaran que nadie saliera y que arrestaran a cualquiera que vieran como sospechoso.
Daniel entro a la casa y exclamo.
! Señora Torres ¡¿está aquí?
Daniel reviso la concina, el baño y por último se dispuso a entrar en el cuarto, la imagen que vio lo dejo paralizado, luego una cólera incontrolable le comenzó a recorrer el cuerpo, se sentía decepcionado.
Daniel no espero a que los forenses llegaran y el mismo se puso unos guantes de látex y cogió el sobre negro y lo destapo con cuidado, Rodríguez estaba parado al lado horrorizado con lo que estaba viendo.
Daniel termino de sacar el contenido del sobre y vio que había unas letras recortadas y pegadas en un papel blanco. Lo que leyó Daniel lo hizo maldecir más de una vez y darle golpes a la pared.
La nota decía: LLEGAS TARDE FALLASTE, LA HEREJE FUE CASTIGADA POR SU PECADO MORTAL. ATT LA SOMBRA DE LA MUERTE.

Capítulo 5
El rostro de la muerte

La casa de Andrea, quedo repleta de policías, los perros de la calle ladraban sin parar, las luces de las patrullas le dan un aspecto de película de terror de Hollywood al lugar del crimen, metieron el cuerpo de Helena torres en la respectiva bolsa negra y luego la subieron a la camioneta para trasladarla a la morgue. Daniel estaba en el cuarto, ya estaba un poco más calmado, pero sentía que no estaba en condiciones de analizar la situación, su frustración era notable, el asesino le echó en cara que había fallado.
Rodríguez si estaba analizando la escena del crimen, tenía sus respectivos guantes de látex estaba concentrado en buscar cualquier detalle importante.
¿Estás enojado aun?
Le pregunto Rodríguez a Daniel este soltó un suspiro y luego respondió.
Más que enojo, es decepción, humillación; ningún maldito asesino en serie se había atrevido hacerme lo que me ha hecho este desgraciado.
Rodríguez frunció el ceño, iba a decirle algo más pero en ese momento llego Andrea y su padre. Las caras de ambos fue de terror y desesperación, Andrea y su padre le preguntaban a Rodríguez donde estaba Helena, cuando estos recibieron la noticia de lo que había pasado, ambos sucumbieron al inmenso dolor y sufrimiento, estaban devastados, Andrés tomo por el cuello a Rodríguez, pidiéndole a gritos que encontrara al culpable, Andrea cayo arrodillada, y las lágrimas comenzaron a salir de sus hermosos ojos, sintió que se estaba ahogando y no aguanto más y exclamo un grito de dolor que estremeció la cuadra donde ellos vivían. Daniel la ayudo a levantarse del piso y luego la rodeo con sus brazos y le dio un fuerte abrazo y susurrándole al oído le dijo.
Te juro por mi vida… que voy a atrapar al desgraciado que hizo esto, el crimen de tu mama no va a quedar impune.
Andrea lo abrazo fuerte y soltó el llanto, Daniel pasó su dedo pulgar derecho por las mejillas de Andrea, para limpiarle las lágrimas. En ese preciso momento, Andrea recordó aquella visión que había tenido, donde una figura femenina, estaba siendo atacada, por una sombra, Andrea dudo en contarle lo de las visiones a Daniel, pero finalmente decidió hacerlo, pero cuando estuvieran a solas.
Andrés ya se había calmado, tuvieron que intervenir algunos oficiales para poder calmarlo.
¿Ya se siente mejor?
Le pregunto Rodríguez a Andrés, este asintió con la cabeza y luego de eso Rodríguez comenzó a interrogarlo.
Bien dígame… ¿Qué hacia fuera de su casa tan tarde?
Andrés tomo una bocanada de aire y luego la soltó lentamente.
Salí a dar un paseo a tomar aire fresco, mi hija decidió acompañarme, luego fui a echarle gasolina a mi camioneta, volví al lugar donde estaba mi hija y luego ambos nos quedamos conversando un buen rato.
Así que dice que fue a echar gasolina, eso quizás le dio tiempo de venir matar a su esposa y luego ir se.
Pensó rodríguez. Pero era claro que no le expresaría esa teoría a Andrés porque aparte de negarse, Andrés podía darle un puñetazo en la cara.
¿Cómo cuánto tiempo estuvieron conversando usted y Andrea?
Andrés se pellizco el puente de la nariz y luego contesto a la pregunta.
La verdad… no lo sé ambos perdimos la noción del tiempo.
Rodríguez, iba a continuar con sus preguntas, pero Andrés le pidió de favor que lo dejara solo, no se sentía con ánimos de seguir respondiendo preguntas, Rodríguez asintió con la cabeza y se fue a donde estaban Daniel y Andrea.
El señor Andrés, se siente muy mal para seguir respondiendo preguntas, le diré a los muchachos que terminen de limpiar todo para que se marchen.
Daniel asintió con la cabeza y espero a que Rodríguez se marchara, luego le pregunto a Andrea.
¿Tienes algo que decirme?
Andrea titubeo pero luego soltó prenda.
Si… quizás no me creas pero desde hace varios días… he tenido episodios muy raros, son… imágenes de personas siendo atacas por una sombra negra, la primera vez que me paso fue en mi cuarto, vi como esa sombra atacaba a un hombre, al siguiente día supe que habían asesinado a Juan el vendedor de disfraces, luego hace unas horas, tuve otra visión la misma sombra espantosa, estaba atacando a una mujer, solo que…
A Andrea se le quebró la voz y se le aguaron los ojos.
No pensé que la víctima fuera mi madre.
Daniel se le quedo viendo extrañado a Andrea, por su mente paso la teoría de que quizás el asesino era Andrés y Andrea era su cómplice, pero luego de unos segundos, Daniel recordó el día en que fue al bosque y hablo con el chamán.
“creer en lo increíble, y ver lo que era invisible”
Quizás a esto se refería el chamán.
Pensó Daniel, quien poco a poco se estaba alejando de buscarle una deducción a todo y estaba comenzando a creer que lo que no podía.
! Claro eso es ¡
Exclamo Daniel en sus pensamientos, había logrado entender las palabras del chaman, “creer en lo increíble” Daniel había entendido, que para poder resolver este caso tenía que creer en Andrea, por más increíble que fuera lo que Andrea le estaba diciendo, el instinto le decía a Daniel que era verdad. “ver lo que es invisible” Andrea veía el crimen antes de que pasara, así que Andrea de ahora en adelante será los ojos de Daniel en este caso.
Joder brujo de mierda gracias por tu ayuda.
Pensó Daniel.
Andrea estaba viendo con impaciencia a Daniel, estaba intrigada por saber si Daniel le había creído o no.
Finalmente Daniel dijo.
¿Alguien más sabe esto?
Andrea, le dijo a Daniel que ella intento decírselo al papa pero que este no le creyó
Luego de eso a Daniel se le formo una idea en la mente, quizás había nacido otra esperanza de derrotar a este asesino. Daniel le explico a Andrea la forma de operar del asesino, le dijo que el asesino atacaría dentro de 5 días, la idea de Daniel era desplegar la mayor cantidad de policías por el pueblo de vista al mar. Cuando Andrea tuviera la visión de nuevo, ella trataría de reconocer el lugar donde se la sombra atacaría, así les daría tiempo a los policías de intervenir.
La idea era arriesgada pero era lo mejor que tenían hasta ahora.

3 días después
Luego de que Daniel recibiera tremendo regaño del alcalde, y de soportar títulos amarillistas de la prensa como: “policía de manos a atadas” “la sombra de la muerte supera en inteligencia a Rivas” “manto de terror en vista al mar”. Títulos que le provocaron a Daniel una cólera increíble.
Rivas puso al corriente a Rodríguez de lo que planeaba, este quedo algo incrédulo, pero no le quedaba de otra, cualquier opción era buena para atrapar cuanto antes a ese asesino, mientras tanto Daniel seguía con el plan de vigilar a Marcus y a José, según los oficiales, ninguno salió de sus casas la noche en que mataron a Helena torres, pero bueno Marcus se las había arreglado para escaparse sin que los oficiales se dieran cuenta, mientras que José no había dado señal de movimiento en su cabaña o al menos eso vieron los oficiales que lo vigilaban.
Daniel estaba dando un paseo por la plaza mayor, quería distraerse un poco y relajarse, estaba caminando y viendo las numerosas atracciones que ofrecía la plaza mayor, eventos para niños, personas vendiendo todo tipos de artículos, turistas visitando las hermosas playas del pueblo.
A Daniel le paso por la mente invitar a pasear a Andrea, pero luego decidió que quería estar solo.
¿De paseo?
Daniel se detuvo al escuchar la voz de quien le hizo la pregunta, se viro y supo qué se trataba del padre Santiago, estaba vestido de civil, no llevaba las vestimenta que tiene que utilizar cuando ejerce sus deberes en la iglesia.
Daniel le esbozo una sonrisa y le contesto.
Estoy relajándome un poco.
El padre Santiago le devolvió la sonrisa y luego le dijo
¿Espero que no le moleste que lo acompañe?
Daniel dudo unos segundos en responder, quería estar solo, pero quizás hablar un rato con el padre y desahogarse sería bueno.
No para nada será de agrado su compañía.
Ambos comenzaron a caminar, el padre Santiago le pregunto a Daniel como iba con el caso. Este le contesto que era el caso más difícil que había tenido.
Dígame Rivas ¿Cuáles crees que sean las razones por la cual este asesino mata?
La pregunta del padre Santiago dejo un poco sorprendido a Daniel no se había detenido a pensar en eso.
La verdad ahora que me lo pregunta padre, no lo sé… pero de algo si estoy seguro, este asesino adora a lucifer, siente fascinación por él.
El padre Santiago arqueo las cejas sorprendido.
¿Por qué piensa eso detective? No creo que alguien esté tan corrompido por el demonio, para llegar a adorarlo.

Daniel le explico al padre el por qué pensaba eso, le dijo sobre el número 666, el padre quedo incrédulo.
! Dios mío ¡si había escuchado algo sobre eso, pero jamás me imagine que quien lo hacía adora al diablo tanto como un alma pura adora a dios, dios se apiade de esa alma corrompida.
Daniel callo por unos segundos luego dijo.
Este asesino es muy inteligente, necesitare casi un milagro para atraparlo, pero ahora tenemos unos sospechosos, pero no hay nada en concreto aun.
El padre tocio antes de hablar.
Vaya eso es un comienzo y ¿de quién sospecha?
El padre pregunto intrigado.
Pero Daniel no le iba a revelar la información.
Lo siento padre eso es confidencial.
El padre sonrió y dijo.
Tranquilo lo entiendo, solo espero que no estén vigilando al padre Damián.
El padre bromeo con estas palabras, pero Daniel se detuvo y le pregunto.
¿Por qué dice eso?
El padre sonrió y respondió.
Tranquilo detective no vaya a pensar mal, es solo que he notado que el padre Damián sale por las noches, pero seguramente es una vieja costumbre, quizás para relajarse así como usted lo está haciendo ahora.
Daniel frunció el ceño, luego esbozo una pequeña sonrisa.
Luego el padre dijo.
¿Le puedo dar un consejo?
Daniel asintió con la cabeza.
No se quienes sean sus sospechosos, ni por que sospecha de ellos, no sé nada de detectives o técnicas de deducción pero, permítame decirle que no juzgue a las personas por su apariencia.
Daniel frunció el ceño y pregunto.
¿Por qué lo dice?
El padre se lo explico de una manera muy detallada.
Vera… muchas veces las personas juzgamos a otros por su apariencia, si vemos a alguien mal vestido, lo catalogamos como una persona marginal, y si vemos a alguien bien vestido lo catalogamos de alguien decente, pero muchas veces nos equivocamos, a veces el que está mal vestido es el más cariñoso con las personas, es el que más está lleno de valores, es el que más se preocupa por sus amigos, y el que está bien vestido, resulta ser un patán, egoísta, egocéntrico, odioso, y se cree mejor que los demás. Claro esto es un ejemplo para que usted me capte la idea. Por ejemplo el asesino puede esconderse tras la imagen de alguien inocente o alguien que se haga la victima, o de una imagen de alguien que defiende la justicia por ejemplo: el comisario Rodríguez, o el señor Andrés. Espero que esto no lo confunda solo quiero que no cometa el error de juzgar a las personas por su apariencia, recuerda que el demonio puede optar la forma de un ángel.
Las palabras del padre Santiago dejaron muchas interrogantes a Daniel, de cierta forma tenía razón. Quizás estaba señalando a los incorrectos, porque se guiaba por las apariencia de las personas y de allí sacaba deducciones que quizás eran erróneas. Quizás el padre Santiago y el chamán habían ayudado notablemente a Daniel a ver mejor las cosas, pero aun si quedo confundido.
José, estaba en su cabaña haciendo un conjuro para espantar a los policías que lo estaba vigilando, luego de fumarse 2 tabacos, comenzó a echar pólvora y pimienta en las esquinas de la cabaña, luego se dirigió a su altar y con un cuchillo de hizo un leve corte en las muñeca derecha y dejo que la sangre cayera encima de al cráneo negro. Minutos después José sonrió por qué sintió que la presencia de los policías se alejaba.
Luego de eso José se dirigió a la cocina para buscar el botiquín de primero auxilios y curarse su pequeña herida, una vez que lo hizo, volvió a la sala y tomo una silla, prendió otro tabaco y dijo.
Ya debe estar por llegar.
Y en efecto alguien toco la puerta principal de la cabaña. José sonrió, luego se paró y fue a abrir. Marcus había llegado a la cabaña y con respeto y admiración dijo.
Hola maestro.

2 meses después

Desconcertado, incrédulo, confundido, era así como se sentía Daniel, no entendía nada, ¿Cómo era que el asesino había dejo de matar de la noche a la mañana? ¿Quizás había cumplido ya su misión? O ¿sabía lo que planeaba Daniel y dejo de actuar para hacerlo en el momento menos esperado? Nada tenía sentido, el alcalde está convencido de que el asesino se había marchado de vista al mar, por esa razón está ya por dar la orden de que cerrar el caso, la frustración de Daniel no tenía límites, como era posible que el alcalde quería cerrar el caso del asesino que mato a su hija, todo para crear una fachada y así crear una mejor imagen para su campaña publicitaria y así ser ¿reelecto?
La plaza mayor había vuelto hacer la misma de antes, la alegría había vuelto, se respiraba tranquilidad, las personas daban por seguro que el asesino había dejado de aterrorizarlos. La plaza estaba llena de personas que estaban esperando el discurso que daría el alcalde como cierre de su campaña. La mayoría del pueblo lo apoyaba.
Andrea estaba con Daniel, ella lo había invitado a ir la plaza, ambos estaban entre el gentío que había acumulado en el centro de la plaza, ella estaba muy hermosa, había superado un poco lo de su madre.
¿Dónde está tu papa?
Pregunto Daniel susurrándole al oído a Andrea.
Ella respondió.
Él me dijo que no le apetecía venir, quería quedarse en casa.
Daniel entendió las razones del por qué quiso quedarse.
El discurso comenzó, y las personas comenzaron a gritar el nombre del alcalde, este con euforia iba dictando su discurso, pero en ningún momento mencionaba el tema de LA SOMBRA DE LA MUERTE, Daniel le pareció irónico e injusto, pero no le quedo de otra que escuchar el discurso de ese charlatán. Minutos después Andrea apretó con fuerza el brazo derecho de Daniel y dijo.
Daniel está ocurriendo.
Daniel dedujo rápido que Andrea estaba teniendo una visión y sin vacilar le dijo.
Andrea escúchame concéntrate en ver el lugar donde ocurrirá el crimen.
Pero Andrea esta ida, como en un estado catatónico, segundos después Andrea aterrorizada dijo.
Logre ver el lugar.
Daniel sintió una sensación de triunfo pero no podía confiarse ni perder tiempo, saco su celular e intento llamar a Rodríguez, pero este no le contestaba.

La víctima estaba viendo televisión, pero el sueño se estaba apoderando de la víctima, sin saber el peligro que estaba acechando, la víctima se quedó dormida en su sofá, LA SOMBRA, sabía que era el momento de atacar, por suerte la puerta principal estaba sin seguro, entro con cautela, saco un pañuelo negro empapado de éter, camino despacio vacilo unos segundo y sin pensarlo más ataco a su víctima, para cuando la víctima se dio cuenta de lo que pasaba , intento zafarse de su atacante, pero era demasiado tarde el éter había comenzado a hacer efecto, la victima trato de lanzar dos puñetazos, pero su intento fue fallido. La victima finalmente quedo bajo el efecto del éter.
Dolor de cabeza, su mirada estaba borrosa, no podía distinguir bien el lugar donde estaba, la victima solo veía una silueta negra, cuando recupero por completo la vista, fijo su mirada en LA SOMBRA DE LA MUERTE.
El asesino llevo sus manos hacia la máscara que tenía puesta, se la quitó lentamente, y la dejo caer. Pareciera que el tiempo se puso lento, se sentía como en una película, la víctima vio como cayo la máscara y se partió en dos, luego lentamente fue subiendo su mirada, hasta que por fin sus ojos le revelaron el verdadero rostro de LA SOMBRA DE LA MUERTE. La victima exclamo.
! Así que eras tú maldito

Capítulo 6
El juicio final

“Jesús dijo: yo soy la resurrección y la vida, quien cree en mí, aunque haya muerto vivirá; y todo aquel que vive y cree en mí no morirá para siempre” Juan 11: 25 y 26.

Tiempo buscándome, tiempo siguiendo el rastro de una sombra, y yo estaba ahí pero nunca lograron sospechar de mí, tú y Rivas son unos inútiles.
Rodríguez estaba amarrado a una silla, apenas había pasado unos minutos cuando recobro el conocimiento y logro ver el rostro de LA SOMBRA DE LA MUERTE, estaba impresionado, pero luego de unos segundos se adaptó a la situación. Detrás de la sombra había unas cortinas negras, dichas cortinas estaban tapando alguna especie de estatua, pero Rodríguez no le prestó atención, miro a su izquierda y vio que Marcus también estaba atado a una silla, pero este estaba inconsciente.
! Mal nacido desgraciado ¡de hoy no pasa que el peso de la justicia caiga sobre ti.
Dijo Rodríguez, apretando sus puños y contrayendo sus músculos para intentar zafarse.
El asesino esbozo una sonrisa sádica e insoportable.
Y… ¿tú crees que alguien se imagina dónde estamos? A mí no me parece.
Rodríguez cayó en cuenta, y comenzó a mirar a sus al rededores, estaba como en un sótano grande y abandonado, pero en realidad estaba en los cimientos de una estructura grande, pero no podía saber con exactitud que estructura era, había ratas por todos lados y las paredes filtradas, hacía que el lugar oliera a humedad.
Marcus comenzó a recuperar el conocimiento, mientras que LA SOMBRA miraba a ambos hombres, con una mirada que a simple vista se le veía que era un psicótico o un esquizofrénico.

¿Estas segura de haber visto el lugar?
Pregunto Daniel a Andrea, esta estaba muy segura de lo que había visto, sabía que el comisario Rodríguez y otro hombre estaban en peligro de muerte.
Daniel, estoy más que segura y ya deja de intentar llamar al comisario, porque el asesino lo secuestro.
Daniel palideció al escuchar, las palabras de Andrea. ¿Pero como podía saber Andrea estas cosas? Acaso… ¿realmente era su padre el asesino y ella era su cómplice? Este pensamiento volvió a pasar por la mente de Daniel, pero no tenía más nada que hacer tenía que arriesgarse.
Dime… ¿Por qué demonios mataste a todas esas personas?
Pregunto Rodríguez al asesino. Este sonrió y dijo.
Con gusto te lo diré.
Todo comenzó hace un año, cuando fui a una de mis consultas anuales al médico, ese día… cambio mi vida para siempre, me habían diagnosticado un tumor en el cerebro y que de paso era inoperable, me dieron de 1 a 2 años de vida, y eso si seguía el tratamiento intenso que los especialistas me harían, yo acepte hacerlo, tenía esperanzas de salir bien y que dios se apiadaría de mí, pasaron los meses y hubo leve mejoras pero los médicos seguían dándome el mismo tiempo de vida.
El asesino interrumpió su dialogo, para buscar una silla y sentarse luego prosiguió.
Decidí… abandonar el tratamiento, no tenía lógica seguir haciéndolo si igual iba a morir, fue entonces cuando decidí refugiarme en los brazos de dios, buscar ayuda divina, me hice padre católico, me había vuelto fiel devoto a dios, todos los días rezaba, suplicaba, anhelaba que dios me hiciera el milagro de curarme, pasaron algunos meses y yo me sentía mejor, estaba casi convencido de que dios había escuchado mis plegarias, mientras tanto yo había empezado a tomar muy en serio mi vocación, me gustaba ayudar a las personas.
Finalmente fui al médico, mi ilusión de que el tumor había desaparecido era grande, pero para mi sorpresa no fue así.
! Dios había ignorado mis plegarias ¡ ! dios me había abandonado ¡
Rodríguez trato de calmar al asesino y con mucha dificultad lo llamo por su nombre.
SANTIAGO… cálmate un poco escúchame, no me imagino como se debe sentir estar sentenciado a muerte, pero eso no justifica que hayas matado a esas personas, no se lo merecían, ellos no tenían la culpa de lo que te está pasando a ti.
Santiago lo fulmino con la mirada y le dijo.
Ellos no tenían la culpa, pero tampoco tenía el derecho de vivir, por pecadores, esas vidas de las cuales ellos disfrutaban, deberían habérmela dado a mí, dios debió haberme dado más vida a mí, yo siempre fui un hombre honesto, sincero, jamás le hice daño a nadie.
Santiago se sonó los dedos de las manos y sonriendo le dijo a Marcus, quien ya había recuperado la conciencia
Bienvenido a ¿estás listo para morir?
Marcus palideció y comenzó a mirar a los lados.
Santiago le pregunto.
¿A quien buscas? ¿A tu querido mentor?
Santiago se paró y se dirigió a las cortinas negras que estaban cubriendo algo, quito las cortinas. Marcus y Rodríguez quedaron horrorizados.
José estaba clavado en una cruz, grande que estaba sostenida por unas guayas resistentes y dichas guayas estaban bien sujetas a las columnas de los cimientos. Las muñecas de José se veían claramente atravesadas por unos clavos grandes, igualmente los pies, José estaba desnudo y la postura de su cabeza era como la de Jesús cuando ya había muerto en la cruz.
Ahí está tu mentor, era una piedrita en el zapato.
Marcus estaba en shock, intento hablar pero las palabras no le salieron.

Eres un maldito Santiago.
Dijo Rodríguez,
Santiago sonrió y le dijo.
No te alteres lo mejor está por venir, te diré como seleccione a mis víctimas y por qué las mate.
Luego de mi gran decepción con dios por no haberme ayudado, yo busque desesperadamente ayuda en todo los lugares posibles, fui a brujos, a curaciones espirituales, pero nada podía ayudarme, hasta que un día un hombre experto en controlar la magia negra me dio un libro, dicho libro decía como uno podía invocar a LUCIFER, yo no dude en hacerlo, una noche lo intente, hice todo lo que me indicaba el libro, pero como veía que nada pasaba me sentí de nuevo frustrado, pero… al pasar los segundos, vi como una ser abominable, hacia acto de presencia ante mis ojos, era el demonio, yo quede paralizado no sabía qué hacer.
Luego de eso LUCIFER me pregunto ¿por qué lo había invocado?, pero antes de yo responderle ya el había dado con la respuesta, él me sonrió, pensé que se estaba burlando de mí y que no me ayudaría, pero se acercó a mí y me susurro al oído.
“entrégame 6 almas que hayan cometido pecados que a ti te parezcan imperdonables, cuando las mates encadénalas y márcales el número 66 en la frente, así esas almas pasaran directamente al infierno y no recibirán un juicio en el purgatorio, si haces esto te daré mas vida de la que puedas imaginar, te daré la vida que dios te negó”
Yo dude en hacerlo, pero no tenía alternativa, el ser que la humanidad tanto odia y le teme, ese ser había decido ayudarme, así que acepte y comencé a llamarlo maestro.
Rodríguez lo miro desconcertado y pensó.
! Está loco ¡definitivamente ese tumor en el cerebro lo está afectando mentalmente, tal cosa no puede ser posible, seguramente ese tumor lo ha hecho ver ilusiones y cree que el en verdad pudo hablar con el diablo.
Se lo que piensas Rodríguez.
Dijo Santiago esbozando una sonrisa.
Crees que estoy loco pero no es así.
Rodríguez palidecido y pensó.
¿Acaso me leyó el pensamiento?
Santiago comenzó a caminar de un lado a otro para seguir con su relato.
Luego de que me convertí en un fiel servidor de mi maestro, comencé a pensar a quien mataría primero, pero mientras planeaba eso, utilice el libro para entrenarme y volverme experto en utilizar la magia negra, de día era el respetable y admirable padre Santiago y de noche era un hombre aprendiendo magia negra y planeando todo para así buscar la manera de alargar su vida.
Finalmente la grandiosa idea toco mi mente, yo utilizaría mi vocación como padre católico para seleccionar a mis víctimas, fue así como me esforcé para que el padre Damián me permitiera que las personas confesaran sus pecados conmigo en el confesionario. Después de lograrlo, mi primera víctima no tardó en llegar.

Daniel y Andrea ya habían llegado a la iglesia, y sin perder tiempo buscaron al padre Damián.
Padre ¿hay algún lugar por donde se pueda entrar a los cimientos de la iglesia?
Pregunto Daniel mientras sacaba su pistola.
El padre estaba confundido no entendía nada.
Si pero… ¿qué pasa? ¿Por qué saca esa arma en la casa de dios?
No hay tiempo de decírselo o explicárselo padre, llévenos a la entrada de los cimientos.
Andrea, Daniel y Damián, se dirigieron a los cimientos de la iglesia a toda prisa.
Santiago paro de dar vueltas de aquí para allá y se volvió a sentar llevo sus manos a la cabeza y se alboroto el cabello, sonrió y prosiguió con su relato.
Conocí a Sabrina fuentes, era una muchacha encantadora, muy coqueta, ella venia mucho a la iglesia a ayudarnos… un día ella decidió confesarse conmigo, me confeso que tenía una relación con alguien pero que ese alguien no era un hombre sino una mujer, me sorprendió cuando ella me lo dijo jamás pensé que fuera una maldita lesbiana, o mejor dicho una Sodoma por así decirlo. En fin el hecho es que sabía que mi primera víctima había llegado. Luego de esa confesión de Sabrina, planee mi ataque, la invite a dar un paseo una noche por la playa, fue ahí donde le di la primera alma a mi maestro, la apuñale 66 veces con una daga que yo mismo diseñe, fundiendo prendas de oro que yo no utilizaba. 66 puñaladas, esa fue una idea mía para honrar más aun al ser que me iba a dar una vida larga.
Sabrina fuentes fue la primera “la Sodoma”
Luego de eso pasaron unos días y luego llego la joven Andrea, a ella también le toco confesarse conmigo porque el padre Damián tenía que ir a la casa del alcalde fuentes, para rezar por el alma de Sabrina, no sé ni para que lo iba a hacer si esa alma ya pertenecía a mi maestro. En fin lo cierto es que Andrea cuando se confesó conmigo me revelo 2 cosas la primera era que ella había cometido acto carnal, cuando ella me dijo eso pensé por momento en matarla, pero luego me dijo que ella en realidad había sido violada por un chico que la invito a su casa, los padres del chico no estaban en su casa y este aprovecho y la violo.
Seguramente es Antoni.
Pensó Rodríguez quien escuchaba atentamente a Santiago, al igual que Marcus.
Cuando ella me dijo que Antoni Rivero, la había violado, no dude ni un segundo en matar a ese chico, lo detestaba, lo vi varias veces aquí en la iglesia cuando había misa y se creía un don juan, era un baboso asqueroso. Por eso no dude en matarlo, esa muerte la disfrute… convertí su cuerpo en una obra de arte, le di grandeza a ese chico que se creía alguien grandioso.
Antoni Rivero el segundo en morir “el violador y lujurioso”
La segunda cosa que me revelo Andrea fue que… que había descubierto que su madre tenía un amante y que ese amante era uno de los mejores amigos de su padre… juan.
Antes de matar a juan, yo fui a visitarlo a su casa había quedado con él en verme, el me conseguiría este disfraz y la máscara, que por cierto es una lástima que se haya roto. Yo le revele a juan que yo era el asesino, pero a su vez le ofrecí una fuerte cantidad de dinero por su silencio y por las coas que me iba a conseguir, le dije al muy imbécil que no le comentara a nadie, pero el de bocón le comento a José. Cuando llegue a su casa le pregunte a Juan si tenía una amante, él no me quiso decir, en fin lo mate y decore el lugar del crimen muy bien. Eso también lo disfrute mucho, las 30 monedas de plata eran el símbolo de la traición de Juan hacia su mejor amigo.
Bien ya les he revelado 3 de mis crímenes, el 4to ya ustedes sabrán por que mate a Helena por infiel, ha… por eso el crimen de Helena y Juan tuvieron algo de parecido, por eso a los dos les puse las 30 monedas de plata, Pero Rivas era un imbécil que no se dio cuenta de eso, de hecho yo me acerque a hablar con Daniel, lo confundí, le di una leve pista, pero el muy imbécil no la capto, esa noche que mate Helena, por mi mente paso, disfrutar del placer carnal, pero no podía rebajarme a es.
Juan y Helena “el traidor y la infiel”
La 5ta victima la tienen ante sus ojos, el estorbo de José, desde que comencé a matar, José había estado tratando de averiguar quién era yo, el muy imbécil utilizo sus habilidades en la magia negra para desvelar mi identidad, el maestro me advirtió y yo en seguida hice un conjuro, para que el no pudiera ver mi identidad en los tabacos, luego le mande un mensaje por medio de magia negra, 5 velas quedaron encendidas en su cabaña, era las 5 muertes que se aproximaban, el muy imbécil no lo entendió.
Daniel finalmente llego a la entrada de los cimientos y les pidió al padre y a Andrea que se quedaran afuera, y que pidieran refuerzos en la central de homicidios.
Tarde o temprano vas a caer Santiago.
Dijo Rodríguez.
Mientras que Marcus se llenó de valor y dijo.
Pagaras por lo que le hiciste a José desgraciado.
Santiago sonrió y dijo.
¿Ustedes dos no se han dado cuenta de la situación?
Uno de ustedes se convertirá en la 6ta víctima y el otro será culpado de ser LA SOMBRA DE LA MUERTE, ósea uno de ustedes tendrá el placer de ocupar mi lugar, mientras otro cederá su alma a mi maestro.
! Maldito loco no te saldrás con la tuya ¡
Exclamo Rodríguez, mientras utilizaba todas sus fuerzas para zafarse de la silla donde estaba amarrado.
Santiago se acercó a los dos y saco la daga, primero señalo a Rodríguez y luego señalo a Marcus y dijo.
Marcus tu serás… el que ceda su alma a mi maestro y usted Rodríguez será presentado ante el pueblo de vista al mar como LA SOMBRA DE LA MUERTE, mientras que yo cumpliré con el pacto que hice con mi maestro y el me dará más vida de lo que un hombre pueda imaginar.
Rodríguez trato de intimidar a Santiago, ya Rodríguez había deducido que se encontraban en los cimientos de la iglesia.
¿Crees que nadie sabe dónde estamos? Yo sé que estamos en los cimientos de la iglesia y pronto el padre Damián notara tu ausencia y se lo dirá a Daniel y Daniel sacara conclusiones rápido y sabrá que tú eres el asesino.
Santiago se privó de la risa, y entre risas le dijo a Rodríguez.
El padre Damián es un imbécil que no sabe lo que pasa a su alrededor, el todas las noches salía a dar un paseo, esos paseos fueron ventajas para mí los días que me tocaron matar, a mí me dio tiempo de matar y luego volver a la iglesia, bueno… excepto la noche que me toco matar a Helena, yo ya estaba disfrazado y estaba en mi cuarto cuando me dispuse a salir escuche que el padre Damián abrió la puerta de mi cuarto, yo había hecho el típico truco de adolecente, poner dos almohadas juntas y arroparlas con las sabanas, él pensó que estaba arropado de pies a cabeza por el frio intenso que hacia esa noche, luego cerró la puerta y me asegure de que fuera a dar su paseo de todas la noches.
Santiago comenzó caminar y luego dirigió su mirada hacia el cuerpo crucificado de José sonrió y dijo.
Este imbécil robo, una moneda de plata cuando mate a juan.
No se cómo lo hizo pero ese estorbo logro saber que yo era el asesino y vino a confrontarme, me amenazo con decirle a todo el mundo que yo era LA SOMBRA DE LA MUERTE, yo me hice el acorralado y le prometí que me iría pero que esperara un tiempo para pensar en una buena excusa del por qué me iba a ir de vista al mar, por eso dure 2 meses sin matar, luego que supe donde quedaba la cabaña de José, sorprendí a ese imbécil y por suerte también estaba su discípulo.
Logre dominarlos a los dos, el maestro me doto de una fuerza y pude con los dos, y los traje hasta aquí sin que nadie se diera cuenta.
Ha por cierto yo mataba cada 6 días, para completar el numero favorito de mi maestro 666.
Bien se acabó la confesión, es hora de morir Marcus.
Santiago se acercó a Marcus dispuesto a quitarle el alma, pero justo a tiempo llego Rivas y apuntando a Santiago con su pistola, dijo.
Si lo haces no voy a dudar en dispararte.
Santiago se viro y arqueo las cejas al ver a que Daniel había llegado a los cimientos.
¿Qué demonios haces tú aquí?
Santiago fulmino con la mirada a Daniel mientras que este le dijo.
¿Por qué no le preguntas a tu maestro?
Santiago contrariado le dijo
¿A qué te refieres?
Hay un pequeño detalle con el cual tu no contabas y es que Andrea tenia visiones antes de que tu mataras a esas personas, y hoy no fue la excepción, tuvo la visión cuando tu ibas a atacar a Rodríguez, y luego de que mataste a su madre, ella relaciono su muerte con la de juan y pronto saco la conclusión de que tú eras el asesino, porque ella no le había dicho a nadie lo de su madre y lo de juan, solo te lo había dicho a ti, y el detalle de las 30 monedas de plata nos ayudó también.
Santiago palideció y luego exclamo.
! Visiones ¡ ¿pero cómo? ¡Claro¡ finalmente dios entro al juego y tomo como jugadora a Andrea, esas visiones no son obras de mi maestro, sino obra de dios, es un poder divino que obtienen las personas, de alma pura. Entonces dios finalmente ha hecho acto de presencia, una razón más para odiarlo.
Baja el arma y entrégate.
Le ordeno Rivas a Santiago, este no hizo caso a la orden de Rivas y en un ataque de ira corrió hacia Daniel empuñando la daga, Daniel le grito tres veces alto, pero este no hizo caso, Daniel sin pensarlo 2 veces disparo, el disparo hizo eco en los cimientos, Santiago cayo de rodilla, luego se fue de medio lado y quedo tendido en el piso con un disparo en el pecho.
Apuesto que esto no lo previste con tu magia negra ¿verdad?
Dijo Daniel mientras apuntaba a la cabeza de Santiago.
Tú eres un maldito asesino y si mueres te pudrirás en el infierno, y si vives te pudrirás en la cárcel.
A Santiago le comenzó a salir sangre por la boca, el tiro en el pecho había sido fulminante, mientras agonizaba vio que alguien más llego al lugar.
Ma… ma… maestro, ¿cómo permitió que esto pasara?
Lucifer había hecho acto de presencia, pero solo Santiago lo podía ver, los demás presentes ignoraban la presencia de este ser, solo pensaban que Santiago estaba delirando.
Yo hice todo lo que pidió pero… no me dijo sobre esto.
“mi querido discípulo yo ya te había ayudado bastante, te enseñe mucho, y ambos hicimos un trato tú me darías 6 almas y yo te daría más vida de la que dios te había dado, pero… en vista de los acontecimientos, veo que no cumpliste con tu parte del trato, solo me diste 5 almas, así que temo que tu alma será la 6ta la cual yo me tenga que llevar”
Pero maestro… ¿cómo va hacer eso? Teníamos un trato apiádese de mi por favor.
“Lo siento pero así son las reglas quien juega con fuego se puede terminar quemando”
El maestro acerco sus negras manos, que olían azufre, y tomo el alma de Santiago, reclamándola como suya.
Santiago finalmente murió, y al morir Daniel se dirigió a desatar a Marcus y a Rodríguez. Un olor a azufre llego a los cimientos de la iglesia, los tres hombres se vieron las caras, luego miraron el cuerpo de Santiago, su juicio final le había llegado.

Semanas después
La personas estaban incrédulas, al saber la identidad de quien era el asesino, que los aterrorizo durante meses, pero la tranquilidad había llegado de nuevo a vista al mar, el caso estaba oficialmente cerrado, el alcalde y la central de homicidios, le entregaron reconocimientos a Daniel Rivas y al comisario Rodríguez por su gran valentía y arriesgarse en el caso más terrorífico que han vivido los ciudadanos del pueblo.
Finalmente Daniel, había culminado su trabajo y se disponía a regresar a la sede de la policía nacional, pero antes de ir se, tenía que asistir a una cita en la playa.
Pese que te irías sin despedirte de mí
Dijo Andrea que estaba algo triste con la despedida de Daniel.
La verdad no me gusta despedirme pero en este caso hare una excepción.
Dijo Daniel.
Se acercó a Andrea y le dio un beso tan apasionado que Andrea quedo sin aliento.
Vaya… esto no le esperaba, así que no soy la única que siente algo.
No eres la única.
Le confirmo Daniel.
¿Te volveré a ver?
Pregunto Andrea.
Daniel sonrió y dijo.
Luego de este gran beso, seguramente mis venidas aquí se harán frecuentes.

Policía nacional sede central

Luego de que Daniel llego, a la sede central, fue saludado por sus compañeros, recibió felicitaciones de parte de ellos, ya todos sabían la noticia que había resuelto el caso de LA SOMBRA DE LA MUERTE.
Daniel fue llamado por el comandante de la policía nacional, Carlos Acosta. Un hombre de 50 y tantos años, cabello canoso, piel morena; Acosta tenía una carácter fuerte, había llamado a Daniel para felicitarlo y decirle algo más.
Espero que te hayas divertido mucho en vista al mar.
Dijo Carlos.
Daniel sonrió y dijo.
Diversión no es una palabra para definir mi experiencia en ese caso.
El comandante frunció el ceño y luego entrego una carpeta a Daniel.
¿Qué es esto?
Pregunto Daniel y el comandante sin vacilar le dijo.
Tu nuevo caso claro si decides aceptarlo, en un pequeño pueblo, las personas están siendo asesinadas brutalmente, las personas están aterrorizadas y la policía local no sabe cómo manejar la situación, nos han pedido ayuda, el asesino ya tiene un nombre que los propios pueblerinos se lo han puesto EL VERDUGO. ¿Aceptaras? o ¿le doy el caso a otro?
Daniel frunció el ceño y luego esbozo una sonrisa y dijo.
Acepto el reto.

es mi primera historia nacida de mi imaginacion, aquellos que la lean espero que pongan sus comentarios sean malos o buenos, estamos para aprender.

ghosface

me gustan las pelicuas y historias de. vampiros, asesinos en serie y todo lo que tenga que ver con el genero de horror y misterio.

Rating: 10.00. From 1 vote.
Please wait...

12 thoughts on “la sombra de la muerte”

    1. ummm bueno hay muchos tipos de lectores, entre esos estan los que les gustan los cuentos, y estan los que les gustan las novelas cortas o largas. depende del gusto de cada quien y bueno apesar de que los creepypastas en su mayoria son cuentos, a mi me gusta se innovador. gracias de todas formas por leer algunas lineas de mi historia, si sacas alguna no dudes en decirme para leerla, saludos que tengas feliz año

      1. “…bueno apesar de que los creepypastas en su mayoria son cuentos […]”

        En su totalidad*, en su totalidad son cuentos. No hay un creepypasta del tamaño de una novela porque deja de ser creepypasta. De hecho, los creepypastas oficialmente eran cuentos CORTOS, pero eso ya se ha expandido por historias como Psicosis. Dudo que algún día se expanda lo suficiente para comprender novelas cortas, así que no es “innovar”, es ir contra la corriente.

        Sí, feliz año :trollface:

  1. Esta historia vale la pena leerla!!! Es la mejor que he leído de Creepypastas!!! En serio, yo sentí que era Daniel xD Me encantó! Felicitaciones, la recomiendo!!!!! me fascinó!

  2. Madres… casi no se entiende, los diálogos está muy confusos, faltan guiones para los diálogos, pero la historia, a lo que pude entender, está… bien… sólo añade guiones para que no sea tan confuso a la hora de leer. Dos o tres errores gramaticales que vi. Sigue así pero mejora.

    1. gracias por tu observacion lucky, de hecho estoy escribiendo una continuacion, y estoy agregando guiones, creo que si la llegas a leer la entenderas un poco mejor que la primera, de todas formas gracias por tu opinion

¿Quieres dejar un comentario?