La Lista.

Tiempo de lectura: Cerca de 3 minutos.

Hola , primero que nada, quiero avisarles que esta historia no se considera un creepypasta, ya que se desconoce si es real o falsa, pero considerémosla real, ya que los hechos ocurrieron el 19 de diciembre de 2002, si no me creen, busquen información de esa pesadilla en Argentina.
Todo empezó en el año 2002, me llamo Marlen, soy hija de una familia humilde, con falta de dinero, y sin mucho orgullo.
Necesitaba conseguir un trabajo, pero mis padres no pudieron conseguirme una buena educación, y eso me dificultaba para obtener algún que otro dinero para por lo menos comer, el único que se esforzaba era mi padre, sabía que si él no podía, yo sí, confiaba mucho en mi futuro, para tener 17 años era muy joven y bien dotada para todavía no ser una persona de poco dinero.
Por suerte un amigo de mi padre me ofreció trabajar de ayudante en una carnicería que la administraba él y su hermano.
Los hermanos eran unas personas nobles que amaban la carne que vendían, orgullosos de lo que eran, y siempre me apoyaban en cada situación y me ayudaban a como ser una mejor persona.
Me tocaba trabajar desde las 5 de la tarde, hasta las 11 de la noche, era un turno corto, ya que solo trabajaba 6 horas al día, exceptuando los fines de semana, y ganaba bastante para la familia.
Pasaron 2 meses y yo me conformaba con mi dinero, me gustaba ver a mi familia comer como se debe, pero llegó esa noche, esa maldita noche, que voy a odiar con mi vida .
Eran aproximadamente las 10 de la noche, los hermanos, se habían ido a cerrar los otros locales, ya que en las noticias decían que se había producido una mini anarquía en la ciudad en donde vivían, así que la mayoría de las personas pobres salían corriendo a robar locales como si fueran zombis buscando cerebros.
Yo estaba asustada, pensaba que en algún momento iba a ser saqueada y golpeada o hasta estar muerta.
Recuerdo cuando empezé a trabajar, Josep me había advertido que no abriera la puerta trasera, que solo él y su hermano pueden entrar, pero yo estaba en pánico, y no me importaba nada, así que empezé a correr hacia esa puerta, pero cuando la abrí me encontré con algo más traumático que ser perseguida por maniáticos en busca de comida, algo muchísimo peor que eso, carne humana, sí, Josep y Hermilio vendían carne humana, y al parecer no de la mejor manera, ya que había máquinas torturadoras similares a la de la edad media, habían maquinarias que arrancaban las extremidades de las personas con facilidad.
El lugar era muy oscuro, un pasillo largo, y al final del pasillo había una lista , que al parecer eran las personas, personas específicas, y al final de la lista estaba yo, lo único que hice fue llorar y quedarme ahí a esperar a que pase esta locura y antes de que vengan los hermanos, salir corriendo sin importarme nada.
Pasaron 3 horas y hubo un momento de silencio, como si algo hubiera llamado la atención de todos los que corrían, se empezaron a escuchar temblores, parecía que algo grande caminaba, una máquina, o al menos eso quería que pasara,
Cuando me quería levantar , se empezó a romper la puerta lentamente, pero al mismo tiempo era de una manera brutal y grotesca, empecé a correr en círculos, ya que la única salida estaba siento atracada, me escondí dentro de una bolsa, encima de un cuerpo muerto, fue una de las experiencias más asquerosas que pasé, intenté no hacer ruido, y de inmediato se abrió la puerta, eran los hermanos buscándome, pero no parecian preocupados, parecían enojados, con una sonrisa semi diabólica y 2 hachas, empezaron a buscar cerca de los cuerpos muertos y destrozados, y cuando estaban a punto de revisar la bolsa donde yo estaba escondida, se dieron vuelta y empezaron a buscar armás aún más letales, ya que al parecer se habían dado cuenta de que me habían visto, pero yo no había notado eso, y cuando los pasos se acercaban, salí rápidamente de la bolsa y lo único que se me ocurrió fue empujar a Hermilio a una de las tantas máquinas y salir corriendo a la salida, pero sorprendentemente apareció mi padre y me dijo ” Tienes que seguir la lista, no rompas el trato” y lentamente sonriendo cerró la puerta,
Lo último que recuerdo es ver a mi madre cargándome con las pocas fuerzas que tenía y diciendome. ” despertaste, gracias a dios, te amo hija, vamos a salir de esta”.

Creación propia y experiencias reales.

Joaquin Retamozo

Rating: 7.18. From 17 votes.
Please wait...

11 thoughts on “La Lista.”

  1. Me hubiera gustado que haya terminado cuando entra el padre y le dice que tenia que seguir la lista, pero despues muy buena historia! Nunca me imagine ese final

  2. Me pareció que estaba leyendo un guion de una película, la redacción fue excelente, la ortografía también, me gusto de principio a final… felicidades al autor y me quito el sombrero ante el.

  3. Realmente… Bueno, no se que decir excepto, que los saqueos en Argentina ocurrieron el 19 de diciembre de 2001, no 2002 y que los únicos casos de tortura que se han escuchado por aquí desde hace décadas son los relacionados a la dictadura de los años ’70…

  4. Whooo, la historia estuvo , me contuvo un buen rato, pero le falto un tanto mas de misterio y algo respectivo a eso, deja mucho que pensar y el final la malogro pero bue, esta por ahí (Y) sigue adelante

¿Quieres dejar un comentario?