Reentrada

Vestido con un traje espacial sucio, el astronauta hizo su mejor esfuerzo para controlar su respiración. Fue difícil. Su cabina reducida había demostrado ser claustrofóbica incluso para los individuos más intrépidos. No ayudó que estuviera rodeado por la nada; una ausencia de luz total. Incluso los confines más lejanos del…

Sigue leyendo →

Tenía una llamada perdida… de mi propio número

Odio hablar por teléfono. Todas esas pausas incómodas, no saber cómo terminar la llamada… ¿y el riesgo de hablar con alguien por una hora? ¡Es aterrador! Por eso mantengo mi teléfono celular en silencio perpetuo y asumo que, si es importante, dejarán un mensaje de texto o un correo de…

Sigue leyendo →

Ouija

—¡La estás moviendo, Jason! —Lo prometo, Janet, ¡no lo hago! Siempre había pensado que las tablas ouija eran estúpidas. Pero esa era la pasión de mi esposa. Siempre estuvo fascinada con el mundo espiritual y lo paranormal. A mí no me podría importar menos. Hasta aquella noche. Habíamos invitado a…

Sigue leyendo →

Me casé con mi esposo por su dinero

Mi esposo no es un hombre hermoso. Sé que es lamentable admitir tal cosa, pero antes de que empieces a defenderlo diciéndome que la belleza verdadera reside en el interior, quiero que sepas que el sujeto también es un bastardo. A decir verdad, el aspecto más redentor de la existencia…

Sigue leyendo →

Inhumano

Un empleado meneó su identificación enfrente del lector de tarjetas inteligente. Ding, «¡Que tenga un buen día!», pronunció la voz robótica femenina por centésima vez esa mañana. Ella —si es que se le puede asignar un sexo a la inteligencia artificial— era parte de un gran sistema de monitoreo inteligente.…

Sigue leyendo →

No eres mi tipo

Nos conocemos por Tinder y todo parece ir bien. Pero llega la cita y no deja de escupir cuando habla y tiene un tic nervioso en sus ojos, los cuales siempre están saltando de aquí para allá. Decido tirar la toalla ahí mismo. —Ben, mi amiga me acaba de llamar…

Sigue leyendo →

Conjeturas

—Ahora te voy a retirar la mordaza. Te portarás bien y te quedarás callado, ¿verdad? Asentí, saboreando la sal y el cobre absorbidos en el trapo en mi boca. Había gritado lo más que pude la primera vez que este monstruo me permitió hablar, pero él solo suspiró, decepcionado. Eso…

Sigue leyendo →

Dos Mentiras, Una Verdad

Ben, un amigo de la infancia de Phil, mi novio, cumplió veintiún años y organizó una fiesta en la parte rural de Wales, en donde ambos habían vivido hasta que Phil se mudó para asistir a la universidad. Yo aún no conocía a la mayoría de los invitados, pero todos…

Sigue leyendo →

12 reglas para el parque acuático de la Feria de Amityville

¡Bienvenido a la Feria de Amityville! Primero lo primero, siempre báñate antes de entrar a las piscinas y especialmente DESPUÉS de haberlas usado. Algunas otras reglas importantes para el parque acuático: —Está prohibido nadar a la hora del almuerzo. Por eso tenemos cubetas de carnada. —Está prohibido salpicar. Si empiezas…

Sigue leyendo →

La casa con puertas marcadas

Cuando mamá y papá compraron la casa, creyeron que los rasguños cafés en las puertas de las habitaciones fueron por algún perro. Aunque cuando hablaron con el agente de bienes raíces, les dijo que los dueños anteriores no habían tenido uno. Mamá y papá reemplazaron las puertas. Pero se rindieron…

Sigue leyendo →