Hay huéspedes en la habitación de al lado

Diario de Francisco Pérez González

13 de octubre de 1972

Bueno éste es mi primera anotación en mi diario, me llamo Francisco Pérez González , soy de Lima,Perú, tengo 12 años, vivo con mi madre cerca de un río a las afueras de la ciudad de Lima, ayer mi mamá me compró un pequeño diario, dice que para guardarlo para cuando sea grande y de aquí pueda ver como yo soy ahora y de ahí aprenda de mis errores.

Bueno la verdad no se que escribir en este diario no le encuentro sentido pero que más da, mi madre dice que escriba algo de cuando era menor así que mañana pienso escribir algo de eso.

14 de octubre de 1972

Cuando era un niño de 5 años ,mi  padre había fallecido en un choque de autos el mismo día de mi cumpleaños , mi madre había quedado viuda y madre soltera a la vez, ella me solía cantar una canción fuera de lo normal, esta trataba sobre la vida después de la muerte, sobre seres extraordinarios y sobre ángeles y demonios que le había cantado su madre con ella era una niña; me la cantaba diariamente, sin falta alguna, decía que era para protegerme de fuerzas desconocidas que nadie podía comprender; hasta la fecha me sigue cantando la misma canción.

15 de octubre de 1972

No se, apenas estoy empezando a escribir en mi diario y realmente me da mucho flojera recordar mi pasado y escribir sobre mis sentimientos, así que hablaré creo que hablaré sobre el clima de hoy, !Sí sobre el clima de hoy hablaré¡, bueno el día de hoy hay mucha neblina, hace mucho frío, el viento sopla muy fuerte, casi no puedo ver nada allá fuera, me cuesta mucho trabajo distinguir la cosas, mi madre quería ir a la ciudad hoy conmigo a la iglesia ya que hoy es domingo pero ha cambiado de decisión debido al horrible clima de hoy.

Creo que por hoy eso es todo.

29 de octubre de 1999

Bueno ya van 27 años que no escribo en este maldito libro; ¿quieres saber por que? bueno empecemos…

el  16 de octubre de 1972 estaba sólo con mi mamá en mi antigua casa cerca de un río, eran las 9:30 de la noche si mal no recuerdo mientras me cantaba la misma canción, empezamos a oír ruidos extraños en la habitación de al lado; así que mi mamá decidió ir a echar un vistazo a ver que pasaba por allá, y a mi me dejó solo, arropado y listo para dormir en mi cama.
Aproximadamente media hora después supe que mi mamá le había pasado algo, por que no se oía ningún ruido que proviniera por parte de ella ; así que decidí ir a echar un vistazo también para ver que había sucedido con aquellos ruidos tan extraños y con mi mamá.

Cuando llegue a la habitación de al lado encontré a mi madre tirada en el suelo, pero sentí que alguien  más estaba en la habitación por que de repente entro un gran silencio y el viento empezaba a soplar demasiado fuerte y ya era de noche, no me explicaba por que había viento a esa hora; mi madre no se movía, ni siquiera recuerdo que respirara,!no sabía que hacer!¡ , estaba tan asustado que no quise quedarme a averiguar lo que le había sucedido a mi mamá; me fui corriendo a mi cuarto, cerré mi puerta con seguro, agarré una cobija y un bate de béisbol y me metí a mi armario y esperé a que amaneciera,  me quedé dormido en mi armario, no podía aguantar despierto hasta que amaneciera.

Cuando desperté  abrí el la puerta del armario lentamente sin hacer ruido, para revisar si ya había amanecido; bueno me alegré de que ya hubiera amanecido, rogaba a Dios por que esto sólo fuera un sueño, así que salí sigilosamente de mi cuarto y caminé lentamente a la habitación de al lado a revisar si mi madre seguía en el suelo y cual fue mi sorpresa, !mi madre no estaba ahí¡ de repente empezó a llamarme a que me fuera a desayunar a la cocina con ella,  me alegré mucho, me dije “sabía que esto era sólo un sueño”; así que fui corriendo al comedor de mi casa y vi en la mesa unos deliciosos huevos con tocino recién hechos, decidí ir a preguntarle a mi mamá si recuerda lo que había sucedido ayer; entrando a la cocina la vi viendo fijamente hacia el fuego de la estufa, me acerqué a ella y le dije-“mamá, ¿recuerdas lo que sucedió ayer en la noche en la habitación que está al lado de mi cuarto?”, ella volteó rápidamente y me dijo- “Si Francisco, recuerdo todo lo que sucedió anoche, recuero como te acobardaste y te fuiste a tu habitación envés de ayudarme, recuerdo como todos ellos me arrastraron por toda la casa y me llevaron a una cueva justo al lado del río y me estuvieron haciendo cortadas y rasguños en la piel”, su cara estaba toda rasguñada y con un buen de cortadas, de atrás se veía normal, sinceramente me dio tanto  pavor ver su cara que me fui corriendo a mi cuarto y cogí una mochila con ropa, un bate de béisbol, dinero y mi diario; salí de la casa por la ventana de mi habitación y decidí ir a la ciudad a buscar ayuda.

Cuando llegue a la ciudad de Lima me percaté de que no había nadie en la ciudad, recorrí toda la ciudad buscando a señales de vida, pero llegue a la conclusión de que no había absolutamente nadie en la ciudad, no me explico como demonios esta sucediendo esto, y por qué me esrá pasando esto a mi, ¿cuánto tiempo he durado sin venir a la cuidad?; empecé a ver a lo lejos una gran neblina acercándose, así que empecé a buscar algún sitió seguro donde resguardarme, encontré un centro comercial el cual afortunadamente aún tenía electricidad y todos los alimentos que estaban ahí aún servían inclusive, tenía provisiones para muchos años.

Decidí quedarme ahí unos cuantos días para superar lo que había visto en mi casa; los día se convirtieron en semanas, las semanas en meses y los meses en años, así duré 26 años moviéndome de un centro comercial en otro, alimentándome de comida enlatada de los grandes almacenes.

Es el año 1998, ahora tenía 38 años,  no había vuelto a mi casa mi casa, no había visto a ninguna  persona y no había escrito en el diario desde ese entonces, me había estado ejercitando con todos los aparatos de ejercicio de los centros comerciales, preparándome para volver a mi casa a averiguar que sucede el año siguiente.

Al año siguiente, el 13 de octubre decidí regresar a mi casa.

El 14 de octubre llegué a mi casa pero la encontré en ruinas, ya no estaba mi madre, había desaparecido; decidí regresar a la ciudad porque no había rastro alguno de mi madre, pero cuando empecé a caminar los maizales de la nada empezó a haber neblina y no podía ver nada; de repente pequeñas criaturas negras con cara parecida a la de un chivo me empezaron a agarrar, caminaban en sus cuatro extremidades, conversaban entre ellos en un idioma que no comprendía me tiraron al suelo y me arrastraron hasta una cueva al lado del río justo como me lo había comentado mi madre, me empezaron a rasguñar, a morder y a cortarme pedazos de piel pequeñas; estaba todo herido, era tan doloroso…

En la mañana del 15 de octubre, desperté todo herido en la cueva y vi a todas las criaturas dormidas, así que aprovheche para desatarme de donde me habían amarrado y salí corriendo de la cueva a mi casa y ahí me quede a refugiarme, busqué alguna habitación que tuviera muros, revisé la de mi madre y la mía pero las dos estaban sin muros y sin techo, por útimo como última alternativa me decidí en quedarme en la habitación que estaba junto a la mía, y cual fue mi sorpresa; las paredes manchadas de sangre y un mensaje de mi madre escrito en sagre que decía “Hijo mío, te espero con ellos, ven conmigo a donde no llega la luz del sol, te estaré esperando”; como no tenía otra opción de donde quedarme, encendí una fogata y me quede dormido.Toda esa noche estuve teniendo pesadillas e imaginando el paradero de mi madre, ¿acaso en el mensaje de habría referido a la cueva de la que me había contado años atrás?

16 de octubre de 1999: El día de hoy me he levantado, pensando en como salir de ésta y viendo que mi probabilidades de escapar de aquí sin que me atrapen aquellas criatureas infernales son nulas, he decidido abandonar mis esperanzas de salir de aqui.

En este diario que tengo he escrito mi historia, no es la historia con el final feliz, he decidido ir a la cueva para encontrar a mi madre

 para que me diga como terminar esta pesadilla ya que ella es uno de ellos.

Para que quién encuentre este diario leas mi historia y ojalá me pueda encontrar;

aquí te estaré esperando.

 cr

 

Imagen de perfil de Aldo arl

Yo la creé

Aldo arl

Rating: 6.00. From 2 votes.
Please wait...

3 thoughts on “Hay huéspedes en la habitación de al lado”

  1. Novela post-apocaliptica… la cual es bastante extraña… con criaturas poco definidas (Que me recordaron unos murcielagos), y una falta sobre que le paso a la madre del protagonista, supongo que eso se deja a la imaginación del lector. No me gustó.

    1. gracias, por tu comentario, me has dado nuevas ideas para poder corregir mi creepy-pastas, la verdad este es mi primera creepy-pasta y la verdad no tengo experiencia en esto así que , para la proxima espero corregir mis errores

¿Quieres dejar un comentario?