Gemelos

Este es mi primer intento de creepypasta, puede que no infunda miedo, y que sea fácil perderse en él, por favor tomen en cuenta qué tipo de persona es la que narra en la historia. De antemano gracias por los comentarios ya sean positivos o no.

A veces las cosas no salen como lo planeamos… Realmente, en ese caso, ¿no habría que evitarse la molestia de planear cada segundo de nuestras vidas? Después de todo yo preveía estar siempre a tu lado, y terminé en este sitio de paredes blancas y acolchonadas, sólo por haberte asesinado. ¿Pero quién podría juzgarme sin malos criterios, cuando nadie estuvo ahí para ver que fue un accidente?

Porque nadie vio lo que tú hiciste, porque todos en la corte estuvieron de tu parte… No diré que lo lamento porque sería mentir, y es algo que nunca se me ha dado; sólo me enoja que nadie pueda saber la verdad, o alguien coherente, en todo caso, no una de las tantas personas vestidas de blanco aquí. No entienden que yo no soy como ellos y me medican excesivamente. A este paso, en un mes más en verdad estaré loco.

Antes de que acabaras con todo lo que yo solía ser, antes de que te obedeciera, cuando mi vida era normal y la sangre corría apacible por mis venas sin exceso alguno de adrenalina…, yo era feliz… No, en verdad era infeliz, pero conocí la felicidad al estar a tu lado. Pasé infinitos momentos de júbilo contigo. Me hiciste sentir vivo, tanto como ahora me haces sentir como un cadáver; lo más curioso de esto es que aun así siento que te necesito. Estuviste tanto tiempo conmigo que te transformaste en mi adicción, en mi necesidad… hermano.

Pero suelo confundirme últimamente. Los doctores de este lugar dicen que yo no tengo ningún hermano, y al principio creí que era lógico, ahora estás muerto; pero los labios secos de ese tipo con bata blanca dijeron que nunca estuviste ahí. Yo sé que sí, por supuesto. Yo te sentí… te sentí… Ellos son los dementes, que ahora me acusan de violar a tu novia. Yo nunca hice eso, sé lo mucho que la amabas, pero no entienden, dicen que yo salía con ella… ¡No es así! Tú lo sabes.

No soporto más. Si aún tengo conciencia suficiente puedo decir que me drogan con más de diez pastillas al día; pero no importa, te he vuelto a ver, ayer, mientras llovía. Me dirigí a la sala de estar y en la ventana te encontré mirando directamente hacia donde yo estaba. Estabas empapado. Me acerqué y toqué el cristal que me separaba de ti, de tu mano tocando la mía.

No soporté y traté de romperlo. Tú eres libre, yo no, no es justo, ahora sé que no te maté, ¿entonces porque estoy aquí? Se los repetí mil veces a los guardias que me abordaron para sedarme, y todos me ignoraron. Volteé hacia ti, tu mano izquierda sangraba, justo como mi derecha. Tú también tratabas de regresar conmigo; éramos como uno, los mismos ojos, el mismo desconcierto en la mirada al ver que los guardias trataban de separarnos.

No me gusta sentirme solo. No sé si aún sigues ahí afuera esperando por mí, me han aislado por días en esta habitación, atado a la cama como un animal. Mis ojos lloran, no me importa si moriré pronto, sólo quiero volver a verte. Desde que estoy aquí no pruebo ni un bocado de comida… Mi estúpido psiquiatra entra a mi habitación en este momento. Lleva un pequeño marco en sus manos, me lo muestra. —¿Qué ves aquí? —me pregunta.

—Es un retrato de mi hermano… Al fin se ha dado cuenta.

Él sólo mueve la cabeza negando y acomoda mi cabello para que pueda ver mejor el marco.

Sonríe melancólicamente y dice con serenidad cuestionable —No es un retrato, no es una fotografía; por enésima vez, entiende Alex…esto es un espejo y éste que ves aquí no es nadie más que tú.

—No trate de confundirme, yo no soy Alex. El del retrato es Alex, yo soy Axel, deje de llamarme así, yo no soy Alex, Alex está esperándome, él está fuera de este manicomio, esperando a que se den cuenta que se equivocaron, así como yo lo hice.

—¿En qué te equivocaste, Alex?

—Me equivoqué, pensé que había asesinado a mi hermano, pero lo vi hace una semana, tras el cristal.

—Ese era un reflejo, tú no has asesinado a nadie, ya lo hemos hablado. Sólo quebraste un espejo en la habitación de tu novia, cuando terminaste de violarla.

—Yo no hice eso, ella era la novia de Alex y…

—Tú eres Alex.

El doctor vuelve a negar con la cabeza, acaricia mi frente y me inyecta más morfina. Veo cómo deja la habitación y se lleva tu retrato. Siento que no volveré a despertar hermano. Al menos te pude ver por última vez; así moriré feliz, sabiendo que tú estás bien, y que no creerás en lo que esos doctores te digan. Yo no le hice nada a tu novia, yo no… no planeé nada de eso…, sólo sucedió…

Imagen de perfil de Runaway382

Creación propia

Runaway382

Please wait...

23 reflexiones en “Gemelos”

  1. Es verdad, tal vez no se considere una creepy, pero me gusta tu modo de narración, que mientras transcurre el relato se da a entender que en realidad es solo uno mas del montón. Muy buen aporte, para ser tu primero 5/5

  2. A mi mas que aterrador me parecio lindo. Ya lo se, tengo una nocion extraña de lo que es lindo. Pero me paracio muy tierno, aunque al final resultara que el estaba loco, seria dulce si realmente quisiera asi a su hermano.

    1. De echo a mi tambien me lo parece, mas que nada enternecedor, pues aunque su hermano sea solo una alucinación suya, toda su preocupación dentro del manicomio es el volver a verle y explicarle que nunca quiso dañarlo. Gracias por tu comentario!

  3. “… y aunque no sea terrorífico, puede resultar bastante interesante, e incluso para personas sensibles a los trastornos mentales, profundamente perturbador”. Te pasará :’B
    Si quieres puedo tomar el papel de tu hermano, sólo si dejas a un lado la tendencia homosexual >:3

    1. No dejaré nada de lado. Y de acuerdo, tu serás mi hermano loco, que está internado en un manicomio y perdidamente enamorado de mi. Y yo seré el fantasma que te observa desde afuera, libre y feliz. Jo, jo, jo…

      1. Sí, que está internado en el manicomio con un acceso ilimitado a drogas, subordinados subnormales rodeándome y el súperpoder de revivir la experiencia sexual de la que estoy convencido que nunca he tenido. Mientras tú vives atrapado en mis reflejos, muriendo cada vez que te quiebre :B

  4. Bueno, creo que esto NO es una creepypasta; pero es algo -creo yo- mejor: una historia. Cualquiera puede inventar rumores acerca de algo y esperar que, quizá con suerte, terminen difundiéndose. Se requiere un poco más de esfuerzo para tomar elementos de diversas fuentes (una conversación que escuchaste, algo que viste) y construir un relato. Dicho eso, fue un buen escrito. Tiene detalles mínimos que podrían estar mejor, como algunas cuestiones de estilo, pero definitivamente nada grave. Ahora, la historia en si, a mi si me pareció atrapante. Puede ser que me equivoque, pero me da la impresión de estar frente a algún tipo de ‘esquizofrenia narcisista’ con una fuerte tendencia homosexual. Ahora, quiero suponer que para el protagonista, de alguna manera fue el supuesto hermano gemelo quien en realidad “lo planeó” todo. En cualquier caso, creo que este escrito da algo para pensar, y aunque no sea terrorífico, puede resultar bastante interesante, e incluso para personas sensibles a los trastornos mentales, profundamente perturbador. Una buena idea sería quizá ser ligeramente más explícito con los detalles sangrientos, claro, sin caer en lo barato. Pero un toque de gore quedaría genial. Saludos, y muy buen primer aporte.

    1. Gracias por tu comentario, sobre los detalles respecto al estilo, ya me lo venia pensando, el problema es que no se que darle a la narrativa para que deje de sonar tan al viento sin pies ni cabeza, por otro lado, nunca e tomado clases de escritura asi que de todas formas no estoy muy enterada sobre los estilos de los escritos.
      Sobre tus suposiciones, son correctas, el protagonista cae en la locura tratando de escapar de la culpa de sus actos, creando asi a un “hermano” al cual culpar de las decisiones malas en su vida, o incluso es probable que la locura le siguiera desde antes y haya explotado con lo ocurrido con su novia. Ambos casos son validos.

  5. -Spoiler :B-

    Es muy buena. Me gusta mucho cómo se va desenvolviendo, siempre tratando de hacernos creer que lo que el protagonista piensa es lo correcto, hasta que cae la última conversación. Me pareció bastante creativo que usaras el reflejo como la identidad del Álex. Tuvo pocos fallos, como que comenzara poniendo los parámetros de cierta trama —no saber qué pasará en la vida— y se alejara tanto de ello, sólo mencionándolo de nuevo al final. También el apego con el hermano; cuando comenzaba a leer la historia, tenía la impresión de que quien lo hacia feliz era su novia o algún personaje… mujer. Cuando pone “hermano” se me vino a la mente el incesto xD.

    Buena historia~

    1. Muchas gracias, me alegra que pese a ser mi primer intento, le haya gustado, ese es el propósito de todo escrito a fin de cuentas, ser interesante, respecto a los parámetros, podría explicarme mejor eso? , no termino de entenderlo.

      1. Es como que hagas la receta de un platillo, de… ensalada. Una ensalada. Y digas que primero necesitas partir en pedacitos un cuarto de un tomate. Luego que debes dejarlo a un lado y sigues con el resto de la receta. Zanahorias, lechuga, repollo, salsa para ensalada, si la hay. Es una gran ensalada que te consume alrededor de 30 minutos hacer. Está prácticamente acabada y sólo queda el tomate que preparaste al inicio y dejaste a un lado. ¿Para qué era? Si quieres lo pones, sino, no, da igual. Es tan pequeño que apenas y se hará notar en la ensalada.

        Muchas historias no sólo se limitan a presentar algo que sea interesante de leer y te entretenga en el momento. También le añaden algo más, un significado, una moraleja incluso. Algo que te quede y te haga pensar. En esta historia más o menos trataste de darle eso al comenzar con que “mejor no planeemos lo que pasa en la vida por bla, bla”. Y más o menos lograste algo, diciendo que el protagonista quería pasar con su hermano ficticio el resto de su vida y no lo logró. Pero conforme lees eso fácilmente se te olvida, cuando se comienza a dudar de si tan siquiera existía el hermano, y bueno, con todo lo demás. Para cuando terminé y leí “no planeé nada de eso, sólo sucedió”, no me acordaba que ese era el significado detrás de tu historia. Que no podemos controlar la vida, entonces para qué hacer planes.

        Lo que pasó es que como el pequeño tomate picado no haría mucha diferencia si lo ponemos o no en la gran ensalada, esa trama de “no planear nada en la vida” tampoco hubiera hecho mucha diferencia si no la hubieras resaltado aquí. Porque sólo si le ponemos bastante tomate se hará sentir en el platillo, así como si quieres que tu historia tenga un significado debes tratar de ponerlo en cada palabra, o quedará como un relleno, simple y… simple.

¿Quieres dejar un comentario?