Gato Sombra “El nacimiento”

Gato Sombra:

Por: Katze Schatten

Esto ocurrió en Alemania, les contare un poco sobre mi persona y mi familia, el cariño por los gatos no es normal, esta demás que diga que me comporto como uno a veces, lo hago por simple diversión, a mis amigos les causa gracia, a mis amigas ternura, todo se debe a que mi madre compro uno cuando vivía, lo llamó Dindon, era blanco y peludo, con unos ojos grandes y azules que te atrapaban al detallarlos fijamente, seguía a mi madre a todas partes, pero luego ella fue asesinada a manos de alguien cruel y despiadado, ya que solo se encontraron trozos de su cuerpo agujerados, en ese tiempo tan solo tenía 3 años, como es normal no entendía nada, solo pensaba que era mi culpa, porque le preguntaba a mi padre por mamá y el me golpeaba diciéndome que no la nombrara, crecí con esa idea punzante en mi cerebro, a los 7 años mi padre no soporto la soledad al no estar mi madre, se suicidó ahorcándose, por lo que quede huérfano por algunos meses, hasta que unos tíos me adoptaron y me acogieron en su hogar.

Mi tía era una mujer joven muy hermosa, trabajadora, le encantaban los dulces y compartirlos conmigo, tío era un hombre de negocios, amable, sincero y atento para con todos, en especial con tía y conmigo, pero estoy olvidando algo, lamento si no lo mencione antes, mi memoria falla por lo que tengo que tomar algunas medicinas para continuar con mi redacción, lo que olvidaba era a mi hermano menor, tiene un pequeño problema de retraso mental, mis tíos dicen que es especial, así que lo trataba lo mejor posible, además, el presenció el asesinato de nuestra madre, supongo que eso le causo un tremendo shock ya que es incapaz de hablar, cuando lo intenta hace un ruido extraño con su garganta, si me asusta mucho, pero en el sentido de que siento que le duele, me incomoda y trato de calmarlo dándole un cálido abrazo, diciéndole que todo estará bien, siempre estaré para él, nadie me llevara de su lado como a madre, ni lo dejare solo como padre.

Crecimos, mi hermano menor con 13 años y yo con 15, a pesar de que la diferencia de edades es notoria, él siempre fue más alto, mejor parecido y más fuerte, en cambio yo soy de baja estatura, rubio como él, de ojos verdes y sin mucha gracia que digamos, siempre extrañábamos a madre, algunas noches cuando no podía dormir, sentía el ronroneo incesable de un gato que dormía en la parte de afuera de nuestra ventana, pero cada vez que abría las cortinas para revisar el área, solo llegaba a ver una sombra felina abandonando rápidamente nuestra casa. Casi todas las noches era lo mismo, incluso pasaba horas sentado frente a la ventana esperando que el gato apareciese, sentía que olvidaba algo… que estaría seguro recordar si atrapase a ese gato…

Tras esos intentos fallidos de descubrir el modo de atrapar al gato, llegaron las pesadillas, una tras otra con las mismas imágenes, un fuerte alarido de una mujer, algo respirando agitadamente a lo lejos, pero lo suficientemente audible como para espantarse al escucharlo, la mujer vuelve a gritar, la respiración se convierte en un fuerte ruido como si tratase de pedir ayuda pero algo se lo impide, al parecer ambos están siendo torturados, veo una sombra que pasa de uno en otro, pero no logro detallar rostros, cuerpos, incluso voces, de repente siento como si el de la respiración se ahogara, la sombra le estaba suministrando un liquito extraño por su garganta con un embudo de metal, se aprovechaba que el ser estaba atado en una silla, con la cabeza forzada mirando hacia arriba, ojos vendados, sufriendo ya que la sombra retira el embudo e inserta una maquina en su boca, cuya punta se veía corto punzante, en realidad no deseaba estar en su lugar, se veía horrible, se sentía horrible, quería que todo acabara rápido.

Suelo olvidar las cosas, hasta olvido revisar lo que escribo, por lo que si repito algo ténganme paciencia por favor. Las pesadillas terminaron una noche donde si estaba bien despierto, acoplándome a la cama, sudando y llorando, espantado, esta última fue muy real, tuve la sensación de estar en el lugar de aquella persona siendo torturada por su garganta, me levante para ir por un poco de agua en la cocina, estaba solo ya que mi hermano dormía en el cuarto de nuestros tíos, él tenía fiebre y debía estar bajo muchos cuidados, toda la sala de estar estaba oscura hasta que encendí la luz y algo extraño sucedió, mi vista se oscureció por un segundo, intente recobrarla, veía borrosamente pero note una sombra muy extraña proveniente de la cocina, supuse que estaba cansando ya que las pesadillas no me dejan dormir y puede que sea uno de mis tíos buscando algo para mi hermano, avance a paso decidido, con el fin de explicarle el motivo de mi nerviosismo, pero otra vez paso, mi vista se oscureció por mas segundos, sentí una puerta cerrarse y abrirse varias veces, el ruido que hacia provenía de ni habitación.

Cuando recobre la vista, sonriente corrí hacia la habitación, tenía un buen presentimiento, al abrir la puerta busque por todos lados, incluso mire bajo las camas, pero nada, luego note que hacía más frio de lo normal, la ventana estaba abierta completamente, las cortinas ondeaban con el pasar del viento, una sombra conocida esperaba tranquilamente mi llegada, me acerque lentamente, tome con mis manos las cortinas y las corrí un poco para ver, era nuestro gato Dindon, más grande de lo usual, mas peludo y por sobretodo, mas terrorífico, estaba manchado de sangre, donde se supone que estarían sus hermosos y grandes ojos azules estaban enterrados dos bases de botellas de vidrio transparente, dejando notar sus fosas oculares en todo su esplendor, recuerdo que hice una mueca de asco, lastima por mi Dindon, mucha rabia y desprecio por aquel que le hizo eso, su ronroneo era sonoro, intente tocarlo pero me atizo una zarpada con sus garras, hiriéndome la mano, supuse que estaría muy enfadado por haberlo olvidado, no lo culpo, debió pasar por la cosa más horrible posible y mi cerebro defectuoso incapaz de recordarlo, me maldigo.

Perdonen si no recuerdo a tiempo lo que estoy narrándoles, hasta ahora no se lo que les he contado, mejor empiezo de nuevo la historia, asesine a mi madre cuando apenas tenía 3 años, no, no es cierto, no recuerdo que edad tenia, obligue a mi hermano menor a hacerlo, él no tenía idea, le ofrecí varios lápices afilados para que se los clavara a nuestra madre, el acepto sin chistear, me aproveche de su pequeño retardo, pensó que a nuestra madre le gustaba porque la escuchaba gritar de felicidad, mi hermano es sordo ¿debí mencionar eso?  A ustedes no les importa, ese maldito no debió haber nacido, fingió tener fiebre para alejarse de mi por varios días, justo cuando vuelvo a recordar como jugábamos, se aleja de mí, lo odio, el alejo a mi madre, su problema mental atrapaba toda la atención de mis padres, olvidaban mi cumpleaños, si me enfermaba no les importaba ya que yo era más fuerte, en el colegio dicen que mi hermano es más guapo que yo, el comienza a ser inteligente y yo no logro recordar las cosas con claridad  ¡Ya sé que hacer!

Hare que sufra Hare que sufra                 Hare que sufra                 Hare que sufra                 Hare que sufra                 Hare que sufra Hare que sufra

Quiero que llore

¡Ya sé que hacer! Y lo voy a hacer justo ahora…

 

Querido hermano menor, siento haberte subestimado, lo que hice fue mi último intento de dañarte para siempre, física y mentalmente, no voy a implorar tu perdón, sé que me obligas a escribir esto, aunque estés detrás de mí amenazándome no voy a doblegarme ante algo tan horrendo y desgraciado como tu ¡Ja! Me burlo de ti, ahora eres todo lo que nuestra madre quiso, me gustó mucho entrar a la habitación de nuestros tíos con el gato en mis brazos, atado con cinta adhesiva, me costó tanto agarrarlo que corto algunas de mis venas, no es gran daño pero poco a poco me desangro, subí rápidamente a la cama con dos cuchillos en ambas manos, me puse de rodillas y los clave en el pecho de mis tíos, los saque rápidamente y les degollé para que no gritaran, me concentre en ti, con los ojos bien abiertos, tratando de entender que sucedía,  me senté sobre ti aprisionando tus brazos para que no te movieras ni intentaras escapar, de tu boca salía esa fuerte respiración, la cual se volvió constante cuando introduje mis dedos en tus cuencas oculares para sacarte el ojo derecho, lo disfrute mucho, lentamente para que tu agonía se amplificara, saque el izquierdo del mismo modo, te aticé un buen golpe para dejarte noqueado, baje de la cama, tome al gato con una mano y con la otra lo degollé con el cuchillo, le saque el cráneo y cosas que no necesitaba dejándolo como una simple mascara sangrienta, busque aguja e hilo, hice la mejor de mis obras maestras, desprendí la piel de tu cara para dejarla al rojo vivo, corte tu nariz, tus orejas las corte igual pero las reemplacé con las del gato en la parte superior de tu cabeza, cosí el rostro del gato el tuyo, que estupendo se veía, el toque final sería colocarte las bases de botellas en los ojos y abrirte la garganta para coserla de nuevo, que espectáculo era aquello, cuando casi terminaba de coser, confiado en que no despertarías pronto, te moviste, dejando escapar por el orificio semicosido de tu garganta algo de sangre y un rugido que me hizo retroceder.

Quede maravillado con mi creación, delante de mí tocándose el rostro y la garganta una y otra vez, temblabas de miedo o ira, no sabía diferenciar qué diablos sentías con ese rostro tan espantoso, pero sabias que estaba ahí, no sabía cómo si tu vista era tu mejor atributo ya que no podías escuchar,  supongo que era el olfato, en fin, ya deja de apurarme, creo que con esto es suficiente, déjame escribir unas últimas palabras, no sé con qué fin me obligas a escribir esto en el ordenador, ni porque aún me mantienes vivo, como sé que no puedes responder déjame responder por ti: Soy un maldito desgraciado que nació para opacar la existencia de mi hermano mayor, creí que el olvidaría todo lo que hicimos juntos cuando jugamos con madre, porque esta le golpeó fuertemente en la cabeza cuando apenas tenía algo de fuerza, pero no fue así, sabía que tarde o temprano recordaría todo, por eso me aleje de él, soy un cobarde, espero que me pudra en el más profundo de los infiernos.

Sin rencor hermano menor, escucho a la policía venir, tu no, pero apenas entren creerán que tú fuiste el culpable, ya que me estas amenazando con el cuchillo en mi cuello, al ver tu rostro creerán que eres una bestia y te mataran al acto, así que si sigues ahí detrás de mí… olvide que no puedes leer, intentare algo y escapare, si muero no me importara, pero si me mantengo con vida, volveré para enviar este mensaje a todos aquellos que disfruten del placer crudo y sangriento, sé que existen muchos como yo, adorando personajes que asesinan sin piedad alguna, quiero que me adoren, quiero que vean mi obra casi terminada, maldito niño, maldito gato, maldita sombra… la sombra, olvide a la sombra, no recuerdo que era o quien, pero no importa ahora, intentare lo que dije y volveré para crear quimeras, lo prometo.

¿Sabes lo que no prometo? que al sentir un fuerte ronroneo en tu ventana o puerta, un fuerte escalofrió recorra tu espalda y tu imaginación te lleve directo al blanco, así es, blanco, porque será el rostro del gato sombra, quien se escabulle en la oscuridad ocultando su rostro bajo un manto negro, tratando de evitar que leas esto para tu disfrute y te hablara con su voz a través de su garganta cercenada  “¿Dónde está mi hermano? Prometió estar conmigo, lo conoces porque siento tu miedo, me conoces, déjame tocarte, quiero volver a saber qué se siente tener rostro humano”  levantando lentamente sus manos con uñas largas parecidas a garras, por más que le hables implorando piedad, obviamente no te va a escuchar, se molestara y tomara tu rostro, quedaras paralizado al verle más de cerca, rápidamente introducirá su mano en tu boca destrozando todo lo que encuentre a su paso, dejándote sin habla, literalmente, así que si pensabas que yo era un despiadado, imagina a un chico con retardo mental, ciego, sordo, con cabeza de gato, confundido porque cree que todo chico joven de entre 13 a 19 años, es su hermano.

Katze Schatten para

Imagen de perfil de Crystal

Historia propia

Crystal

Rating: 8.76. From 25 votes.
Please wait...

4 thoughts on “Gato Sombra “El nacimiento””

¿Quieres dejar un comentario?