Fijación

Tiempo de lectura: Cerca de 8 minutos.

Yandere-Homura-Mirai-Nikki-Parody-anime-32075642-850-622

No dejo de clavar el cuchillo hasta que vio que su cuerpo había quedado destrozado. Se escuchó un grito de dolor y odio.

-¡Estás loca!

Mauricio no podía creer lo que estaba pasando, menos entender aquella mirada tan escalofriante que observaba en los ojos de Lineth. Niridia estaba paralizada del miedo pero también era cierto que se emocionaba con lo que ocurría. Era justo lo que su hermana estaba haciendo.

Corrieron unas lágrimas por las mejillas de Mauricio, Lineth pateo el cuerpo de Laura, acaricio su rostro y lamio la sangre que tenía en sus manos.

-Sigues siendo perfecta. Dijo en voz baja.

Con gran violencia golpeo el rostro de Laura con un tuvo hasta destrozarle el cráneo. La sangre chorreaba y salpicaba, se escuchaba el crujido de los huesos rompiéndose. Lineth lanzo una risa llena de placer y locura.

-¡Ya basta! Pidió Mauricio. ¡Está muerta al menos respeta su cuerpo!

Lineth se sentó en las piernas de Mauricio y lo beso en los labios.

-Pero tú la sigues amando.

Él no entendía, no lograba entender ¿Por qué está pasando esto? Se preguntó. Lineth se levantó. Se lo quedo mirando por un largo rato, esa sonrisa malévola, la mirada llena de odio, el rostro y la ropa manchados de sangre…

-¡Ya matalo! Dijo Niridia. Por favor a él no lo hagas sufrir, Laura era la culpable y…

-¡Callate! Los dos son culpables… Jajaja… su sufrimiento apenas acaba de empezar….

En ese momento él visualizo nuevamente todo lo acontecido ese día. Se suponía acompañaría a Laura a su casa saliendo de la escuela, pero al final decidió ir a jugar un partido de futbol con sus amigos.

Laura tenía miedo, desde hace semanas se había encontrado a al menos 13 chicas muertas en diferentes partes del pueblo. Todas habían sido torturadas y mutiladas, a algunas cuantas les desfiguraron el rostro y en el pecho tenían escrito “Sigues siendo perfecta”. Lo que le espantaba era eso, sino que todas esas chicas tenían rasgos parecidos a los de ella. Incluso se cortó el cabello y se lo pinto de castaño. No le fue nada agradable que poco después empezaron a encontrar a otras chicas de cabello corto y castaño.

Laura era lista y se podía cuidar sola. Estaba a solo una cuadra de su casa cuando alguien la llamo.

-Ven un segundo, ¡Laura!

Volteo la mirada, era Lineth. Ellas dos nunca se llevaron bien pero Laura era compañera de salón de Nirida la hermana de Lineth.

-¿Qué quieres?

-Niridia pregunta si puedes prestarle tu libreta de matemáticas.

-La tengo en mi casa.

-Mmmm, te acompaño a tu casa y mañana que te la regrese ella.

Laura no soportaba a Lineth, pero le agradaba menos la idea de llegar sola a su casa así que de mala gana acepto.

-Odio las matemáticas. Comento Lineth. Pero hay algo que odio más…

-¿Qué cosa?

-Algo

Se prolongó un silencio en el camino. Laura sabía que a quien odiaba era a ella por su relación con Mauricio.

Después del incomodo recorrido llegaron a la casa de Laura, ella se apresuró a abrir la puerta, le emocionaba la idea de ver a su familia después de la escuela y las cosas que estaban ocurriendo. Nadie la recibió y al llegar a la sala vio un camino de sangre. Lineth estaba detrás de ella pero no volteo a verla; siguió el rastro de sangre hasta el cuarto de sus padres. El grito que lanzo fue estremecedor pero no tanto como la imagen que se encontraba ahí: sus padres estaban muertos. Estaban sobre la cama; les amputaron los brazos.  Ambos tenían unas pelucas pelirrojas y las plantas de los pies estaban quemadas.

Laura observo con horror aquella imagen, sintió el instinto de salir corriendo pero algo la detuvo, la voz de Lineth detrás de ella.

-¿Quedaron bien verdad? Jeje y eso que no tuve mucho tiempo de prepararlos mientras estabas en clases.

-¿Fuiste tú? Pregunto con terror en la voz.

Lineth se acercó al cuerpo de la madre de Laura y le acomodo la peluca.

-¿Quién más aria algo tan bello como esto?

Laura corrió hacia la puerta en un intento por escapar pero antes de que pudiera salir algo la golpeo en la cabeza dejándola inconsciente. Fue Niridia con un bate.

Cuando Laura despertó estaba amarrada a una silla en la cocina. Las cortinas estaban cerradas, ya era de noche y estaba todo oscuro apenas iluminado por una pequeña lámpara, Lineth comía una manzana mientras Niridia cocinaba algo.

-¿Por qué hacen esto?

-Tengo hambre. Contesto Lineth. Una manzana no me llenara y hay que preparar comida para el invitado.

-¿Qué invitado?

-No tardara en llegar.

Terminando de decir esta frase se escuchó el timbre de la casa, Lineth sonrió, pero no fue una sonrisa común, era una sonrisa llena de maldad.

Niridia tomo nuevamente el bate y se dirigió a abrir la puerta mientras su hermana le tapaba la boca a Laura para que no pusiera sobre aviso a la persona a quien esperaban. Laura forcejeo lo más que pudo para gritar pero no consiguió nada.

Era Mauricio a quien esperaban. Él había recibido un mensaje desde el celular de Laura invitándolo a cenar; en cuanto le abrieron la puerta recibió un fuerte golpe en la cabeza, perdió el conocimiento unos segundos mientras Niridia lo arrastraba a la cocina, lo sentó enfrente de Laura y lo amarro. Lineth le hecho un vaso de agua en la cara para que se despertara.

-¡¿Qué mierda está pasando?! Grito Mauricio.

-Shhhh… Dijo Lineth. Tu solo disfruta el espectáculo.

Inmediatamente después de eso Niridia lo amordazo.

Lineth se acercó con un cuchillo a Laura y sonrió fríamente.

-Grita lo más que puedas… quiero oír tus gritos…

Clavo el cuchillo en el pecho de Laura y con gran fuerza y fluidez escribió “tú eres perfecta”. Laura grito y lloro, al ver la sangre correr por su pecho Lineth empezó a reír de manera aterradora. Mauricio lucho con todas sus fuerzas para intentar zafarse y ayudar a Laura pero Niridia lo tenía bien agarrado.

-Tienes una hermosa cara… Dijo Lineth a Laura. ¿Por qué te cambiaste la imagen? ¿Sabes lo difícil que fue conseguir a otras víctimas con tus nuevas características?

Horrorizada Laura miro a Lineth…

-¡Eres tú la asesina! Le grito

-¿Hasta apenas te das cuenta?

Tomo agua hirviendo (que anteriormente había puesto a calentar su hermana) y la rego en las piernas de Laura, después le coloco el recipiente aún caliente en la cara. Entre más gritaba Laura más reía Lineth.

-¡Basta por favor!

-¿Basta? Pero si acabo de empezar… Jajaja

La expresión de Lineth cambio por un momento y puso una expresión muy dulce, hasta su voz cambio y se puso delicada.

-¿Por qué no quieres jugar conmigo?

Inmediatamente después volvió su expresión maléfica y le mostro una por una las fotos de sus víctimas. Ante las imágenes de aquellas chicas descuartizadas el miedo de Laura se acrecentó, la sola idea de terminar igual que todas ellas le provoco náuseas y vomito.

-Que miedosa eres.

Dijo Niridia juguetonamente.

Lineth volvió a sonreír, rompió un vaso en la cabeza de Laura y empezó a golpearla a puño cerrado riendo una y otra vez… la agito violentamente, la acuchillo y desgarro incontables veces hasta que la habitación quedo completamente salpicado de sangre. Volteo a ver a Mauricio quien estaba llorando de la desesperación por lo que estaba ocurriendo.

-¡Esta es la chica a la que amas! ¡Una idiota que aun sabiendo que el que seguirá eres tú no es capaz ni de intentar salvarte a ti!

De una mochila saco una pequeña hacha, hiso la cabeza de lado, su largo cabello negro cubría parte de su rostro; nuevamente su sonrisa, se lamio los labios y lentamente se acercó a Laura… De un tajo le arranco el brazo derecho. Laura estuvo a punto de desmayarse por la impresión y el dolor pero Lineth le echo un vaso de agua para evitarlo.

La sangre escurrió y corrió por el piso. De una patada tiro la silla donde se encontraba Laura, sin su brazo ya no era necesario mantenerla ahí, después de todo ya no tenía el brazo con el que estaba amarrada al otro y a la silla. La expresión de dolor en el rostro de Laura parecía complacer a Lineth, la tendió en el piso y empezó a acuchillar y a golpearla hasta destrozar su cuerpo y dejarla muerta.

Niridia nunca había visto a su hermana tan violenta cosa que la asusto pero el hecho de cambiar la forma de sus asesinatos le provocó gran alegría, vio algo nuevo en ella, ya no era la satisfacción de cumplir su eterna venganza, parecía disfrutar lo que estaba haciendo. Lineth estaba disfrutando el masacrar a Laura.

Finalmente al ver que Laura estaba muerta le quitaron la mordaza a Mauricio.

-¿Por qué nunca me amaste? Pregunto Lineth con una mirada psicópata.

-¡Responde! Grito Niridia. ¿Por qué lastimaste tanto a mi hermana?

Mauricio se quedó sin palabras, no sabía que responder. Nunca se habría imaginado jamás que Lineth, aquella chica tan dulce y amable que había conocido ese año sería en realidad un mounstro capaz de lastimar de tal manera a alguien. No respondió nada pues ellos apenas y se conocían.

La expresión de Niridia cambio, como si estuvieran en una escena ensayada varias veces

-¡Ya mátalo! Dijo Niridia. Por favor a él no lo hagas sufrir, ella era la culpable y…

-¡Cállate! Los dos son culpables… Jajaja… su sufrimiento apenas acaba de empezar….

En ese momento las dos empezaron a golpear alternadamente a Mauricio.

Finalmente Lineth lo beso nuevamente en la boca, su rostro estaba lleno de sangre

-Te amo Sergio. Dijo al momento que clavaba su cuchillo en la sien de Mauricio, le acaricio el rostro mientras la sangre escurría. Tenías que ser tan parecido a él. Comento al darse cuenta de que no se trataba de quien creía.

Niridia recogió todos los utensilios que usaron en su acto, Lineth rego gasolina en la parte trasera de la casa, eran ya las 12 de la noche y ningún vecino se había percatado de lo ocurrido, era una zona poco habitada y además la mayoría de las personas  trabajaba todo el día y por la noche se metían directo a dormir.

-Está todo listo Lineth…

Ella se estiro y de inmediato Niridia lanzo un cerillo a la gasolina, la casa ardió rápido pero no alcanzo a quemar la cocina.

Ya en su casa se deshicieron la ropa que usaron aquella noche, plantaron “evidencias” de que habían estado ahí  toda la tarde, se bañaron y acostaron a dormir.

Al día siguiente se escuchó en su colegio la noticia del asesinato de sus compañeros pero… ¿Quién sospecharía de dos chicas tan tiernas como ellas?

Salieron de la escuela y comieron en un restaurante cercano.  Ya en su casa vieron un rato la televisión, antes de dormir Niridia pregunto a Lineth

-¿Nos vamos ya a otro pueblo? Estoy aburrida de este y ya no tenemos un objetivo.

-Está bien, pero tenemos que elegir otro y empezar nuestros juegos ahí al menos un mes antes sino sospecharan. Niridia beso a su hermana y le agradeció.

-Gracias a ti por ayudarme. Dijo Lineth

-¿Cuándo iremos por el verdadero?

-Pronto, aun no ensayamos lo suficiente… además hay algo que debemos alimentar además del odio…

-¿Qué cosa?

Lineth sonrió dulcemente a Niridia.

-¿No lo sentiste? Ese placer de verlos sufrir…

-Tienes razón… así como ellos sintieron placer al hacernos sufrir a nosotras…

Un mes más tarde llegaron a un pueblo un poco más grande que en el que vivían anteriormente.

-¿son nuevas? Les pregunto un chico. Tengan cuidado pues han desaparecido algunos chicos en la zona.

-¿Chicos? Pregunto Niridia temerosamente.

-También chicas, le respondió aquel joven. Él se alejó despidiéndose con la mano.

-Me gusta él. Dijo Lineth

-¿por qué él?

-Amo a los morenos. ¿A poco no fue buena mi idea de además matar a hombres?

Las dos rieron mientras se abrazaban. Fue linda la escena de aquellas hermanas.

Historia propia

Lirio Escarlata

Please wait...

14 comentarios de “Fijación”

  1. Florencia Kawaii Nya, el creepypasta es malo, no da miedo, es aburrido y no es nada más que la típica escena anime gore de Yanderes. Que te duela.

  2. pesima, errores de ortografia, personajes con 20 litros de sangre capaces de soportar demasiado desangrandose, aburrida y predecible, parecia anime gore para niños.

¿Quieres dejar un comentario?