El peor castigo para el hombre

Charlie pasó meses en aquella cárcel esperando el Infierno. Su mente se perdía lentamente entre tanta oscuridad. Recuerdos de sus crímenes se mezclaban con el miedo a lo desconocido. La cadena incrustada en él le impedía moverse y escapar de esa cueva con hedor a sangre y paredes palpitantes.

—¡Johnny! ¡Johnny, prepárate! —le decían los verdugos invisibles. Charlie no comprendía por qué esas sombras lo llamaban así.

Un día, unas manos lo arrastraron fuera del encierro. La Muerte se le apareció para decirle:

—John, el peor castigo para el hombre es regresar al mundo que tanto daño le causó…

A «John», esas palabras lo hicieron llorar. La luz de la sala lo cegaba y, asustado, buscó resguardo en su nueva madre.

Creación propia

Creepyteller

Soy libre, lo soy. Lo único que pido es que del caos que abunda en la perversa y desconocida mente humana, puedan nacer las mejores y más gloriosas historias.

Please wait...

7 comentarios de “El peor castigo para el hombre”

  1. Charlie (Johnny, su nuevo nombre) volviò a nacer
    Esperò 9 meses en una cárcel, o sea, en el vientre de una mujer
    Esas manos que lo sacaron de aquella carcel oscura y sangrienta(el vientre de la mujer) eran los mèdicos
    La cadena incrustada en Charlie era el tubo que no recuerdo su nombre, pero todos los bebés las tienen al nacer y luego es que se la cortan, esa cadena es por donde se alimenta el feto
    Y Charlie empezó a llorar ya que no queria volver al mundo, eso me hace pensar la razon por la cual todo lloramos al nacer

¿Quieres dejar un comentario?