El pabellón

Tiempo de lectura: Cerca de 3 minutos.

Despierto…. no se donde estoy, veo mi alrededor y me doy cuenta de que estoy en una sala de pabellón ,pero, no veo ningún doctor ,solo veo una gran sala amoblada con la mas alta tecnología en medicina ,pero,¿porque estoy aquí?… ¿qué he hecho?…¿estaré sedado y por eso no recuerdo nada?… es una pregunta que descarto al minuto, al comprobar que me podía mover sin problemas, saltar e incluso correr, luego de comprobar que no estoy sedado se me ocurre algo, levanto mi polera (me pareció raro

Estar en ropa casual si estaba en un pabellón, pero fue algo que no considere importante en ese momento) pero no veo ninguna cicatriz, cosa que me hace dudar si hubo una operación o no, pero, en ese caso ¿por qué estaría en un pabellón?… para relajarme un poco trate de dormir … pero, eso me desesperó más, ya que, no podía dormir, luego de un rato de desesperación por la idea de no poder dormir pensé en meterme dentro de un mueble y cerrarlo luego, en busca de oscuridad, porque creí, que no podía dormir por la potente luz del pabellón, pero, luego de encontrar un mueble en el cual puedo entrar de cuerpo completo, cerrarlo y pasar cinco minutos cambiando de posición hasta encontrar la correcta, me desesperé mucho mas porque trate durante dos horas dormir y no pude, en ese momento me descontrole, me empecé a hacer todas las preguntas que antes me abstuve de hacerme por miedo a desesperarme a tal grado de llegar a la locura, pero eso ya no me importaba porque ya no podía aguantar más ( pensé que si antes fui un criminal y me atraparon y me metieron en esta jaula, la tortura estaba surtiendo efecto)

Me empecé a preguntar por mi familia, en donde estaba realmente (porque si este fuera un pabellón oiría el ruido de la clínica o hubiese entrado un familiar para verme, o un doctor) o sí morí y estoy en el infierno en una de sus millones de torturas… llegue a tal grado de desesperación que empecé a gritar, también me pregunte ¿Por qué no tenía hambre ni sed?, y en ese momento, me vino una idea genial a la cabeza, el suicidio, era lo mejor, no tendría que soportar esta tortura psicológica, pensé en formas de morir, en el pabellón no habían utensilios de operación, entonces descarté la idea de abrirme con un bisturí y morir desangrado, y luego pensé en golpearme la cabeza con uno de los muebles hasta abrirme una herida grande y morir. Fui hacia el mueble que creí mas duro y me golpeé la cabeza con todas mis fuerzas… lo que me ocurrió fue espantoso, llegue a sentir terror, cuando mi cabeza golpeó  el mueble no me paso nada, no sentí dolor ni tampoco se me abrió una herida en la cabeza y presentí lo que iba a pasar, algo que cerraría con ´´ broche de oro« mi infortunio, no podría suicidarme, y tube la razón, ya que estuve tres horas golpeándome contra la mesa y no me paso nada, cuando me rendí llegue a tal punto de locura que me fui al rincón mas cercano a la puerta, me senté y empecé a gritar como un maniaco y grité durante mucho tiempo ya que no me cansaba, no sentía dolor, no tenía hambre, no sentía nada, era totalmente insensible. Solo pare de gritar cuando sentí un click, la puerta se había abierto y me dirigí hacia ella para escapar, era libre, pero al ver lo que había afuera me horroricé, lo que vieron mis ojos fue algo que no podría explicar, pero ustedes entenderán el porque de mi infortunio y porque me horroricé tanto al ver lo que había afuera, porque les diré el nombre de este lugar, el lugar donde yo estaba era EL MISMISIMO INFIERNO!

Creacion propia

panchoko4

soy un Fan acérrimo de esta pagina,espero no desilucionarlos con mis creepypastas. también soy muy fan de Tolkien, Lovecraft y George R.R.Martin Por mencionar algunos. me encanta leer en general leo de todo pero mis gustos son terror y fantasía épica. soy ateo y tengo actualmente cinco proyectos de libros en los que avanzo a diario

Please wait...

2 comentarios de “El pabellón”

  1. Que te puedo decir, usas demasiado las comas y las «y».

    —«¿por qué estaría en un pabellón?… para relajarme un poco trate de dormir … pero, eso me desesperó más, ya que, no podía dormir,»

    No es lógico ni creíble que alguien quiera dormir cuando acaba de despertar en un lugar que no conoce.

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.