El juego maldito (Resident Evil 4)

Tiempo de lectura: Cerca de 3 minutos.

Resident Evil 4 MalditoYa han pasado dos años de esto, me siento muy solo y solo tengo a mi lado la nada . 

En el año 2010 me sucedió algo horrible que espero que a nadie le ocurra jamás. Era verano, un amigo me había invitado a su casa a jugar a la PS2, le pedí que jugaramos al Resident Evil 4, juego que me encantó y se lo pedí prestado para poder jugarlo en mi casa. Estaba muy ansioso por llegar a mi casa y ponerme a jugar a ese juegazo. Llegué a mi casa y antes de hacer nada fui a probar el juego pero me salió un cartel que decía algo así como “Este juego no funciona en esta versión de PS2”, fue en ese entonces que decidí dormirme decepcionado de no haber podido jugado al Resident Evil.

Al día siguiente apenas me desperté le pedí dinero prestado a mi hermano para ir a la tienda y comprar el juego para mi versión de PS2. En el camino de pasada le devolví el juego a mi amigo y me dirigí a una tienda de juegos que suelo frecuentar pero para mi mala suerte se encontraba cerrada. Fue en ese entonces que me aparece de la nada un anciano misterioso que me llamó por mi nombre y me pregunto si quería el Resident Evil 4. Al principio me quedé un poco asustado, pero después pensé que quizás ese anciano es amigo de mi padre y me ofrecía ese juego porque era lo que cualquier chico de 15 años querría jugar. Lo más raro pasó después, al aceptar su oferta el anciano sacó de un bolso el juego, pero a diferencia de el que tenía mi amigo, en la tapa de este se lo podía ver a León sin cabeza y con sangre, cosa que hizo que me asustara aún más. Fue en ese entonces que tomé la peor decisión de mi vida, aceptarle el juego a un extraño. Eran tantas mis ganas por jugar al Resident Evil que tomé el juego y fui a mi casa a jugarlo.

Una vez llegado a mi casa puse el juego y noté que su presentación estaba llena de gente con sangre y sufriendo, un escalofrío recorrió mi cuerpo.   Al iniciar la partida se lo podía ver a León pero sin cabeza, me acerqué a una casa que había allí cerca y dentro de ella había un anciano muy familiar, ¡Sí!, era ese anciano que me vendió el videojuego. Me acerqué al anciano pero este me intentó matar con un hacha, pero no pudo y que lo maté con mi 9mm. En ese preciso momento le salió una cabeza a León, cuyo rostro no era nada mas ni nada menos que el mio. Estaba mas asustado que nunca, apreté el botón de apagar de la PS2, pero nada ocurrió, fui y apagué la electricidad de la casa. Afortunadamente todas las luces de mi casa se apagaron, fui a mi cuarto donde se encontraba la play pero seguía prendido el juego, con un cartel que decía “Una vez que empezaste no podés salir. La única escapatoria es ganar el juego.” 

Seguí jugando el juego por horas y horas hasta que el anciano recobró vida en un monstruo gigante horrible que no quiero ni describir del miedo que tengo de tan solo contarlo. Me dijo que si lo mataba, mi vida volvía a la normalidad pero que si el me mataba yo tendría una vida de puro sufrimiento y dolor eterno. Acepté su propuesta. Fue una pelea pareja hasta que un golpe me dejó sin aliento, con mis últimas fuerzas le tiré una granada que no llegó a destino y morí. Ahora mi vida es puro sufrimiento y dolor. Se dice que el anciano que me vendió el jueves está todas las tardes y recorre todos los países de Sudamérica en busca de hacer sufrir a la gente…

Creación 100% propia.

Fran

Rating: 6.88. From 24 votes.
Please wait...

4 comentarios de “El juego maldito (Resident Evil 4)”

  1. ‘despues de eso cuando pase el juego, lord saddler se quito la capucha y era mi amigo que me presto el juego.
    cuando tome a ashley para salir de la isla, se escucho como mi madre pidiendo auxilio….’
    encerio, ni aunque tuviera 6 años me la creo -.-‘

¿Quieres dejar un comentario?