Déjà vu

Tiempo de lectura: Cerca de 6 minutos.

     ¿Alguna vez…has sentido esa mínima sensación, mientras duermes, de poder estar consciente dentro de tus propios sueños… o dentro de  tus propias pesadillas?; poder adentrarte, tomar tus propias decisiones y poder despertar en el momento justo cuando esta a punto de ocurrir algo malo mientras exploramos lo más profundo de nuestro subconsciente.     Normalmente luego de despertar, a unos pocos minutos solo logramos recordar un 10% de lo ocurrido, sin embargo, dependiendo de la intensidad de lo vivído, incluso se puede recordar cada segundo de tan maravilloso sueño…o tan perturbadora pesadilla.

     Mientras Dormía y durante su propio sueño…

Se vio llegar entonces al joven Joshua  a la residencia donde vivía, regresaba de la universidad, tuvo un día normal como cualquier otro, lo único peculiar fue esa pasiva y tranquila lluvia que abrazaba su esencia y dejaba un clima frío y nublado en la residencia Betancourt, al ser un lugar rural y alejado de la ciudad, dicha residencia era el lugar perfecto para mudarse, si eras una persona mayor en busca de tranquilidad y serenidad, por ello, pocas personas jóvenes vivían allí.

8:30pm y Joshua, de 23 años, regresaba muy hambriento y cansado a su hogar, vivía solo, pues toda su familia residía en otro estado y habían decidido alquilarle un pequeño, pero acogedor apartamento donde pudiera pasar su estadía.     Joshua tenía una personalidad arrogante, una persona de pocas palabras, tenía la formula perfecta para ser alguien no muy conocido, de pocos amigos, era alguien muy frío y calculador, ya que, en pocos días, sabía de memoria la rutina de aquellas personas de tercera edad a la que se veía obligado, a responder sus amables saludos hipocritamente, al regresar a la residencia cada noche, la Sra Sarah, el Sr Joseph, y la muy anciana pero aún siendo capaz de caminar Sra Cecile, eran las tres primeras personas a la que Joshua se encontraba al regresar, pues siempre alrededor de su hora de llegada, ellos solían sentarse en el portón de la residencia a tener conversaciones de ancianos y poco atractivas para su gusto, el camino a casa era obscuro, debido a la incesante lluvia no había corriente eléctrica en su hogar, pero a pesar de ello, a Joshua le provocaba una mera sensación de felicidad, porque esta irregularidad rompía totalmente su rutina.

8:45pm y  Joshua llega al portón de su residencia, detrás de ésta, se notaba un obscuro paisaje de varios edificios, el ultimo de ellos, “The Oaks”, era su destino.      El grupo de 3 ancianos no se encontraba esperándolo como era lo habitual, tal vez por la lluvia o por lo peligroso que sería para alguien mayor, salir fuera de la protección de su edificio, como si nada, Joshua entra a su residencia deseoso de llegar a su hogar, cuando de pronto un amigo de él, Alan, alguien más que regresaba llegó justo detrás de él:

Alan- estúpida lluvia, y ahora la luz, ¿vas al edificio?

Joshua-Si, que alivio encontrarte aquí, así no me voy solo en esta obscuridad…

Alan- Vamonos entonces…

Mientras caminaban conversaron de su día, la universidad, lo difícil de los exámenes parciales, de fútbol, el cual Alan convenció a Joshua de sintonizar el juego de esta noche, si la corriente eléctrica regresase a tiempo….

8:53pm y ambos jóvenes entran al edificio, Alan vive un piso arriba de Joshua.

Alan- Descanza y sal un rato para hablar mientras llega la luz

Joshua- Ok

y se despiden en las escaleras del edificio…

En el pasillo obscuro camino a su apartamento, Joshua nota una presencia extraña al fentre de la puerta de su hogar, sentado en una silla de plástico y postrando sus piernas en otra silla de plástico muy separada de la primera, lo que daba a conocer que era alguien alto, no pudo reconocerlo por lo obscuro del pasillo pero si noto que este ente, llevaba un sombrero y un traje por su silueta.     Al llegar a la puerta dedujo que el traje y el sombrero de aquella persona de piernas largas eran negras, porque se le hacía imposible de alguna forma verle la cara, de pronto, su amigo Alan, desde el piso superior, le lanza un balón a Joshua, este cae, rebota y cae nuevamente pero esta vez en sus manos, en ese preciso instante llega la corriente eléctrica, las luces de encienden y la silueta desaparece por completo dejando solo las sillas de plástico separados a gran distancia, Joshua ignorando lo sucedido, típico de su personalidad, devuelve el balón a Alan, mete sus llaves y entra a su hogar.

9:00pm y convencido de que la suerte le sonríe, Joshua sintoniza el juego pero 20 min después desafortunadamente la corriente eléctrica, vuelve a irse.

9:20pm y Joshua maldiciendo su suerte, sale al pasillo con la esperanza de que Alan aún este por allí, para poder matar tiempo con él charlando mientras regresaba la corriente eléctrica nuevamente, esta vez la silueta extraña de traje y sombrero no estaba presente, aburrido Joshua decide salir bajo la lluvia pasiva y perturbante obscuridad, camina nuevamente al portón de su residencia y para su sorpresa, Alan esta caminando desde fuera hacia el portón, parece cansado, como si regresase de algún sitio:

-Estupida lluvia, y ahora la luz, ¿vas al edificio?-Dijo Alan, lo cual Joshua responde y ocurre exactamente lo mismo desde las 8:45pm hasta las 9:20pm

Claro, mientras se sueña no se puede pensar lo suficiente como para darse cuenta que ocurría lo mismo que hace 35 minutos, solo se actúa dependiendo de la situación…

La conversación, el balón, la silueta de traje y sombrero, el partido de futbol y el regreso a su encuentro nuevamente con Alan en el portón ocurrió exactamente igual que la ves pasada:

estúpida lluvia, y ahora la luz, ¿vas al edificio?

      Joshua se encontraba en un bucle infinito dentro de su propio sueño…

Luego de la quinta iteración, apenas Joshua siente un cosquilleo “¿ya no me había encontrado con Alan antes?”…se repitió la escena 2 veces más, solo que para la ultima vez Joshua revisa su reloj, 8:30pm…

Joshua- Algo anda mal…

Entonces Joshua logró ganar conciencia sobre lo que pasaba…

Joshua-Estoy en un sueño seguramente, o tal vez este loco…

Luego de que la escena se repitiera otra vez, su miedo ya era notable, estaba aterrado…todo, exactamente todo volvía ocurrir, consciente de estar en un sueño cierra los parpados de sus ojos muy fuertemente, intentando poder despertar pero nada ocurría, a punto de entrar en llanto, Joshua piensa:  -algo debo de hacer para salir de esto- y luego recuerda aquella silueta extraña a la que él había ignorado tantas veces…-el debe tener la respuesta-…Joshua ya muy consciente de lo que pasa se dirige al portón de su residencia.

8:30pm…

Alan- Estupida lluvia, y ahora la luz, ¿vas al edificio?…

Nuevamente en el edificio, el joven Joshua muy aterrado camina por el pasillo lentamente hacia la silueta postrada entre dos sillas de plástico muy separadas, Alan lanza la pelota. pero el joven Joshua no la atrapa…y la corriente eléctrica no regresa.

Se detiene muy temeroso a contemplar la silueta, y esta empieza a recoger sus piernas preparándose para levantarse, la altura de sus rodillas al recogerlas, eran más altas que su propia cabeza…

Silueta- Aún no es hora de irnos…

Joshua pedía desesperadamente una explicación, aquella silueta, siendo un mediador entre los sueños y el infierno, explicó que por ésta misma historia que Joshua había leído en alguna otra parte, estaba condenado a vagar en este bucle, pues su cuerpo estaba bajo coma en su propia casa, esperando poco a poco que este se deteriore…y por fin muera, y como eso aún no sucedía…solo quedaba vagar indefinidamente en su propio sueño, hasta que sea la hora de irse…la corriente eléctrica regresa, y la silueta desaparece y no vuelve a regresar

8:30pm, 2.503.723 iteraciones más tarde, Joshua… consumido por la locura vuelve a regresar al portón…

Alan- Estupida lluvia, y ahora la luz, ¿vas al edificio?…

Tal vez, la necesidad de ver algo diferente lo lleno de alegría al ver que nuevamente aquella silueta estaba allí, al final del pasillo, recostado entre las dos sillas de plástico muy separadas esperando su llegada, en el mundo real el cuerpo de Joshua había muerto de inanición

Silueta- Es hora de irnos, el infierno nos espera…

Joshua, con una sonrisa le da su mano, y juntos, salen del edificio, la silueta le pregunta el por qué de su felicidad, por lo que Joshua responde:

-Porque al fin vivo una escena diferente…

La silueta se quita su sombrero y muestra su horrible rostro amoratado, mandíbula desencajada, los ojos fuera de sus órbitas, sencillamente… la imagen del horror, difícilmente logra articular una carcajada:

-Esta es la única forma de ir con una sonrisa al infierno…

Luego de unos dias logran encontrar el cuerpo de Joshua tendido en una cama, sobre su cuerpo en estado de descomposición se encuentran varias hojas arrugadas en la que se explica exactamente lo sucesido, se dice que cualquiera persona que lea ésta historia, esta condenada a vagar eternamente en un Déjà vu mientras duerme, esperando su hora de ir…con una sonrisa, al infierno…

 

 

 

 

 

 

 

 

Creación propia

Radames

Please wait...

8 comentarios de “Déjà vu”

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.