Cuerpo por cuerpo

Tiempo de lectura: Cerca de 17 minutos.

Esta es una historia que sucedió en Chile, en la ciudad de Valparaíso.

Carlos era un estudiante de la universidad, un joven de 22 años, era una persona muy querida en su barrio, pues siempre fue muy atenta con los demás por si necesitaban alguna ayuda, se caracterizaba por ser una persona muy culta y respetuosa a la vez con sus pares, casi toda la gente del barrio lo conocía desde que era pequeño y a la vez todos estaban encariñados con él. Aún así, Carlos tenía un secreto guardado y aquel secreto era que Carlos era un practicante vudú, pues ni siquiera su madre lo sabía ni menos los sospechaba, desde pequeño sintió atracción por la brujería y hechizos, pues aún así nunca fue una persona de corazón negro, sino todo lo contrario, cuando alguien estaba grave de salud el acudía a fabricar los famosos muñecos vudú vinculándolo al espíritu de cierta persona y luego clavar las agujas en el muñeco, y lo más curioso que después de un corto tiempo la persona que estaba grave se mejoraba milagrosamente, pero Carlos nunca quiso decir a lo que se dedicaba puesto que temía a los prejuicios y porque también era humilde.Carlos era una persona de estatura regular, cabello largo y canoso, nariz aguileña y ojos pardos.Tendía a vestirse generalmente con trajes grises y oscuros, la gente en la calle prejuiciosamente lo confundía con un estilo gótico, que a la larga no era así.También llevaba en su oreja izquierda un arete colgante con forma de cruz.En sí, Carlos tenía un estilo muy particular y en consecuencia tendía a ser muy atractivo logrando que un número considerable de chicas estuviesen enloquecidas por él, pero Carlos hasta el momento siempre fue un hombre tranquilo y por el momento no necesitaba una compañera a su lado.

Pues aquí hay un retrato de Carlos:

Lo que dije anteriormente es una especie de introducción, para explicar detalladamente como era Carlos y se hagan una idea sobre él, es decir, a pesar de ser un brujo nunca le deseó mal a nadie hasta entonces, siempre se dedicaba a hacer ” magia blanca” a sus pares. Yo sé que Carlos tenía un amigo de confianza, su nombre (si bien recuerdo) era Martín, pues yo tuve la oportunidad de hablar con él un día en un bar, siempre intentaba que me describiera lo más detalladamente a Carlos, pero se negaba alegando que era un secreto y no podía hablar nada sobre su amigo puesto que este le pidió que no hablara sobre lo que él mismo hacía. Pero pasaban las horas en el bar y a la vez pasaban los tragos hasta que logré emborrachar a Martín para que me explicara más sobre su amigo, hasta que comenzó a hacerlo en forma inconsciente, pues lo que más me llamo la atención fue que me dijo que le daba pánico entrar a su habitación porque estaba llenos de muñecos en las paredes, y con que solo entrar se ponía nervioso y que empezaba a sudar en forma indiscriminada. Pues allí me di cuenta que Martín, aún así siendo el amigo de confianza de Carlos, admitía que algo no andaba bien.

Pues con lo que acabo de decir recientemente¿pensarán que fue contradictorio?¿cómo es posible que la habitación de una persona de buen corazón comienze a incomodar a su mejor amigo, Martín?, pues yo tengo entendido que el ambiente energético de una habitación dependerá de como sea la persona internamente, es decir, si es una persona mala, el ambiente de su habitación será malo y viceversa.

Bueno pues, ahora partiré contando la horripilante historia:

Era una noche de noviembre, Carlos yacía en su casa junto a su madre y su hermano pequeño, estaban cenando cerca de las diez de la noche, todo estaba fluido y relajante puesto que Carlos tenía una muy buena relación con su madre y su hermano.

-¿Cómo esta la cena hijo?-le preguntaba su madre.

-Esta deliciosa madre, te lo agradezco mucho-respondió Carlos.

-Me alegro, hijo mío-le decía su madre en un tono cariñoso.

Al momento después tocan la puerta, todos en la mesa se miraban extrañadamente ya que no era muy común que esta familia  recibiera visitas a estas horas de la noche, a excepción de Martín, el mejor amigo de Carlos que era el único en que a veces en la noche pasaba a ver a Carlos; después Carlos se levantó de la mesa y fue a atender la puerta, al momento de abrirla sintió una enorme punzada en su abdomen donde rápidamente cayó al suelo e inmediatamente comenzó a sangrar, su madre al ver lo que sucedía comenzó a gritar desesperadamente y su hermano menor lloraba de pánico.Eran tres ladrones que ingresaron a su casa y atacaron fríamente a Carlos, después uno de ellos se lanza contra su madre, la golpea, la toma bruscamente del pelo y se la lleva al dormitorio, y otro de los ladrones lleva al hermano pequeño de Carlos a la cocina y lo amarra con cinta adhesiva junto a una silla ubicada en un costado.Carlos solo yacía en el suelo quejándose del inmenso dolor que le causo la apuñalada en su abdomen, y escuchaba a la vez los inmensos y desesperados gritos de su madre, Carlos en ese instante se arrastra hacia la habitación y ve que uno de los ladrones comienza a violar sexual y brutalmente a su madre, mientras que los otros ladrones comenzaban a sustraer las cosas de valor de la casa.

-¡Noooooo! ¡suelta a mi madre!-gritaba Carlos desparramando sus lágrimas al saber que en ese instante no podía defender a su madre.

Carlos estaba alterado y desesperado a la vez, estaba sangrando demasiado y eso le impedía que se levantara, no sabía que hacer mientras también veía que su hermano estaba amarrado frente a una silla de la cocina.Los tres ladrones reían y disfrutaban de lo que cada uno hacía en ese momento.Fue así que Carlos sintió una extraña sensación de odio y desprecio hacia los tres criminales, viendo como cada uno se aprovechaba de dicha situación.En ese momento Carlos se arrastra hacia su habitación lo más sigilosamente posible y se dirige a un estante ubicado en un costado, luego comienza a zamarrearlo para dejar caer un muñeco de porcelana al suelo. Carlos tenía una hemorragia severa y lo más probable era que solo tenía no más de cinco minutos de vida.

Acontinuación, pone su mano derecha en la cabeza del muñeco y  la mano izquierda en un amuleto que llevaba colgado hasta la altura de su pecho y antes de empezar el ritual dice lo siguiente:

-Me vengaré malditos perros, lo juro.

El ritual se llamaba “el traspaso del alma”. Llego el momento del ritual y Carlos comenzó a hablar en una lengua extraña y con una voz muy ronca y firme, con sus ojos penetrantes y fijos en el muñeco decía palabras muy difíciles de pronunciar, paralelamente los ladrones escuchaban a Carlos, pero lo ignoraban pensando que estaba loco. Pues aún así los ladrones no tenían idea que Carlos le estaba transfiriendo su alma a un muñeco y que había jurado venganza antes de morir.

A los minutos después uno de los ladrones dice:

-Ya es suficiente todo lo que tenemos, vamonos.

-Todavía no, apenas estoy empezando-dijo el ladrón que violaba a la madre de Carlos.

-Matías, vamonos idiota antes de que alguien llame a la policía-respondió enfadado.

-¡Esta bien!-respondió Matías.

En ese momento Matías sacó un cuchillo de bolsillo (el mismo con el que apuñaló a Carlos) y le da una estocada en el pecho a la madre de Carlos, causándole una hemorragia severa y una serie de jadeos que a los minutos después le causó la muerte.

Fue así que los ladrones huyeron con su botín y dejaron con vida solo al hermano pequeño de Carlos, amarrado frente a una silla con un rostro demacrado y sin esperanza, a los momentos después llega Martín de sorpresa con el propósito de visitar a Carlos, su mejor amigo, y al ver la puerta entreabierta se deja guiar por la curiosidad y entra, Martín queda impactado al ver los cadáveres de su mejor amigo y el de la madre de éste, además notó que el hermano pequeño de Carlos estaba amarrado como un rehén, en ese momento Martín fue a rescatar al hermano pequeño de Carlos liberándolo de la cinta adhesiva que lo tenía pegado frente a una silla de la cocina.

-¿Qué sucedió?-preguntaba martín desesperado.

El hermano pequeño de Carlos no respondía solo estaba con la mirada fija y con unos ojos llenos de tristeza.

-Mira, te voy a pedir que te quedes tranquilo por favor, llamaré a la policía-decía Martín tratando de consolarlo.

Fue así que la policía llegó después de diez minutos, se hicieron las investigaciones correspondientes interrogando a la vez a Martín y al hermano pequeño de Carlos. Fue así que al hermano pequeño de Carlos  lo trasladaron a un hogar de menores puesto que no tenía familiares en la misma ciudad que se hiciera cargo de él.

Al día siguiente, Martín decide acudir a sus padres para financiar los funerales de Carlos y de su madre a la vez, fue así que se dirigieron al cementerio “Playa Ancha”, ubicado en un cerro cerca de la costa para enterrar a los recientes fallecidos.Una vez concluida la ceremonia, Martín decide ir a la casa de su amigo recientemente fallecido, Martín abre la puerta (Martín logra abrir la puerta puesto que la noche anterior cogió las llaves de la casa que estaban sobre el cadáver de su amigo) y se dirige a la habitación de Carlos, sintió un enorme escalofrío en su espalda, sentía que había un ambiente extremadamente espeluznante.Pues aquí viene lo extraño:En la noche anterior, Martín cuando ve el cadáver de su amigo notó que había un muñeco de porcelana a su lado, y justamente el muñeco de porcelana ya no estaba en su lugar, pues Martín comenzó a temblar de nervio, luego se dirigió a la habitación de la madre y vio que el muñeco estaba sobre la cama, Martín no podía creerlo, ya con solo acercarse le daba pánico.Pero Martín lleno de valor, se acerca lo más sigilosamente sin dejar de mirar el muñeco que estaba boca abajo sobre la cama, cuando se acercó lo suficiente lo tomó de las caderas y de repente el muñeco voltea la cabeza y sus ojos penetrantes fijos en Martín hizo que este gritará como un loco y que soltara al muñeco de un tiro.Martín aterrorizado corre hacia la salida y se va.A todo esto Martín nunca volvió a aquella casa.

Pasó alrededor de una semana, la policía todavía no lograba identificar a los tres criminales.Pues como sabrán, Matías fue el que asesinó a Carlos y a su madre, Matías además de ser un ladrón y un depredador sexual, era un adicto a las drogas, pues vivía con su pequeño hijo de siete años y con su mujer del cual abusaba todos los días.Matías a todo esto estaba paranoico, tenía la impresión que algo iba a pasar.

Fue un día viernes, cuando el hijo de Matías llegaba de la escuela y se dirigió a su habitación, y en su cama había un muñeco de porcelana, el niño se sorprendió y a la vez se puso feliz pensando que sus padres le habían comprado un juguete;pero si bien no era cierto, el niño estaba solo en casa, y empezó a examinar al muñeco, todo iba bien, después dejó el muñeco a un lado y se fue a preparar la comida que le había dejado su madre.

Cayo la noche y los padres del niño aún no llegaban, era una noche de luna llena y había un ambiente raro.El niño estaba en su habitación jugando con el muñeco, tratándolo como su mejor amigo, fue así hasta que en un momento determinado, el muñeco comenzó a mirar fijamente al niño, luego el niño se da cuenta de esto y comienza ponerse pálido del susto.En ese preciso momento llegan sus padres y el niño fue corriendo hacia ellos.

-¡Mamá y papá¿donde me compraron el muñeco?-preguntaba el niño asustado

-¿Qué muñeco?-decía Matías extrañadamente.

-Está en mi habitación-decía el niño.

Luego los tres fueron a la habitación del niño, y el muñeco estaba sobre la cama.

-Qué extraño, yo no recuerdo haberte comprado ese muñeco-decía Matías en un tono confuso-bueno, pues quien te lo haya regalado ¿qué importa?.

-¡Papá ese muñeco me estaba mirando!¡esta vivo!-gritaba el niño desesperado.

Su padre solo se reía a carcajadas, burlándose de su hijo, pues no le creía nada.

-Es solo un juguete-respondió el padre.

El niño no quiso insistir al respecto, puesto que consideraba que hablar con su padre era una pérdida de tiempo.Con respecto a la madre del niño, nunca decía algo, puesto que tenía el temor de que su marido la golpeara, ya que este siempre golpeaba a su mujer cuando tenía una posición contraria.Después Matías dejo a su hijo y se fue con su mujer a su dormitorio.Una hora después, antes que el niño se acostara, llevó el muñeco a un cuarto donde habían solo cosas chatarras y luego se fue a dormir.

Cerca de las tres de la mañana el niño despertó, pues sentía esa extraña sensación de que alguien lo estaba observando hace mucho rato.Miró a su izquierda y apenas podía ver ya que el dormitorio en sí era muy oscuro, luego decide prender la lámpara que estaba a un costado de su cama y encima de un velador.Al encender la luz no había nada, pero después giró su cabeza hacia la derecha y se asombró: el muñeco estaba a su lado mirándolo fijamente a los ojos.Ante este asombro, el niño estaba a punto de gritar, pero el muñeco intervino cubriéndole la boca con su mano, y con una voz grave, ronca e intimidante el muñeco le dice:

– Shhhhh, silencio, si no quieres morir no hagas estupideces.

En ese momento, el muñeco saca un cuchillo cocinero y le dice al niño:

-Vengo a matar al bastardo de tu padre.

-¿Quién eres tu?-preguntó el niño aterrorizado-¿por qué quieres matar a mi papá?

-Mi nombre es Carlos-respondió el muñeco-quiero matar a tu padre porque a mi familia y a mí nos hizo daño, mucho daño.

Hubo un rato de silencio.

-¿Qué quieres de mí?-preguntaba el niño atemorizado.

En ese momento Carlos comienza a reírse sarcásticamente y luego le dice al niño:

-Bueno, mmm…quiero tu cooperación, lo único que quiero que hagas es que cierres los ojos y cuentes hasta diez, y cuando despiertes¡estarás en un parque de diversiones!-respondió Carlos.

Pero Carlos sabía que no era así, el verdadero propósito de Carlos era traspasar su alma al cuerpo del niño y así asesinar más fácilmente a Matías, ya que para Carlos en un cuerpo tan reducido como el de un muñeco podría jugarle en contra.

Aunque ambos hablaban en voz baja, Matías se despertó al oír las voces, lo cual se levanto y se dirigió a la habitación de su hijo, al entrar vio que su hijo estaba frente a frente al muñeco, y pensó que su hijo se estaba volviendo loco, ya que para Matías no era común que su hijo hablara con muñecos.

-¿Sabes qué hora es, pendejo?-le pregunto Matías enfadado a su hijo.

Hubo unos segundos de silencio, ya que el hijo de Matías no quería decir nada al respecto, ya que Carlos lo había amenazado a muerte por si decía algo.

Matías al notar que su hijo no respondía, se acercó lentamente a él y le brindo una brutal bofetada, después toma el muñeco y se lo lleva al cuarto donde anteriormente el niño lo había dejado.Enciende la luz del cuarto y lanza el muñeco al suelo.Luego Matías rápidamente apaga la luz , sale del cuarto y deja la puerta entreabierta, pero de repente se cierra de la nada; en ese momento Matías se detuvo al escuchar el fuerte portazo y volteó la mirada hacia atrás, sigilosamente se acerca a la puerta y gira la manilla para volver a entrar, nuevamente enciende la luz y se desconcertó al notar que el muñeco ya no estaba tirado en el suelo, en ese instante nuevamente se cierra la puerta y Matías rápidamente se volteó y vio al muñeco, que estaba allí en la entrada con un enorme cuchillo de cocina, con sus ojos penetrantes y fijos en él, y con una sonrisa perversa.

-¡Maldito hijo de puta!-gritó el muñeco (Carlos).

En ese momento Carlos se lanza sobre Matías brindándole variadas estocadas en el cuerpo con su arma punzante, causándole a la vez severas hemorragias a Matías, después Carlos le arrebata sus pantalones y su ropa interior, y con su cuchillo enorme le corta el pene, Matías solo jadeaba.Carlos carcajeaba sarcásticamente y finalmente  comienza a degollarlo hasta decapitarlo completamente.Al terminar, Carlos siente en parte un enorme sentimiento de placer y satisfacción, ahora para completar su venganza solo faltaban los otros dos criminales.

Fue así que la madre del niño entró al cuarto y al ver a su marido decapitado y en un charco de sangre, da unos gritos espantosos, también se cagó de miedo al ver al muñeco con su sonrisa siniestra en su rostro y con un cuchillo enorme en su mano.

-¿¡Qué miras?.Zorra de mierda, vete de aquí!-le dice Carlos furioso.

La mujer al escuchar esto, se desmaya y se golpea en la cabeza quedando inconsciente                                     ,luego Carlos se dirige a la habitación del pequeño, al llegar ve que esta llorando sin cesar, en consecuencia Carlos le dice:

-No llores niño, esto es solo un sueño, para que despiertes solo tienes que cerrar los ojos y contar hasta diez.

El niño desgraciadamente, por su propio anhelo de volver al pasado y convencerse a sí mismo de que es un sueño, termina obedeciendo a Carlos.Donde éste le transferirá su alma al niño para cometer sus próximos asesinatos.

Ha pasado alrededor de una semana, Marco y Paul estaban en un bosque en las afueras de Valparaíso, ellos eran los otros dos criminales que asaltaron la casa de Carlos.Era una noche de luna llena, los dos hombres estaban fumando y conversando sobre su próximo asalto, pues era un ambiente muy cómodo para ellos puesto que estaban solos y nadie podía escuchar sobre sus macabros planes.La noche estaba muy fría y solitaria a la vez.

Ya no quedaba mucho tiempo, Carlos ya se había apoderado del cuerpo del hijo de Matías, y siguió a Marco y Paul hasta el bosque y se quedo allí muy callado, observándolos desde una distancia considerable y esperar el momento preciso para actuar y completar su venganza.

Mientras tanto, Paul y Marco planificaban su próximo asalto pero no se habían percatado que estaban siendo observado hace ya varios minutos, pues Marco sentía esa extraña sensación que alguien lo miraba, empezó a sentir escalofríos.En cambio Paul, estaba muy relajado, mirando el paisaje nocturno, pues aún así no se daba cuenta que su amigo Marco estaba inquieto y algo exaltado.

Pasaron unos minutos más, y Carlos poseído en el cuerpo del niño decide hacerle el frente a Marco y Paul.

Estos al ver al hijo de Matías se asombraron, pues ambos pensaban que era el niño en sí, pero en realidad era Carlos en busca de su venganza.

-¿Qué haces aquí a estas horas de la noche? tu padre te va a matar-le dijo Marco.

El niño comenzó a reírse sarcásticamente, y no era una risa de niño, sino una risa malvada con un tono grave, ante esto Marco y Paul se pusieron pálidos, no podían creer que un niño de apenas de siete años hablara como un adulto.

-¡Vengo por ustedes malditos bastardos hijos de puta!-gruñó Carlos.

-¿Quién demonios eres?-tartamudeaba Paul.

-¡Pues yo soy la víctima de ustedes de hace un tiempo atrás, malditos, me cagaron la vida, infelices, pero ahora los voy a matar!-exclamaba Carlos.

En ese momento Carlos saca un revólver, apunta a Marco y le da un tiro en la cabeza desparramándole los sesos, ante esto, Paul al ver a su amigo muerto con un tremendo agujero en la cabeza se desmaya.

Paul se había despertado, aún era de noche, pero ya no estaba en el mismo lugar, empezaba a mirar hacia todos lados y se dio cuenta que estaba en el cementerio de “Playa Ancha”, Paul intentó ponerse de pie pero estaba con los pies y manos atados con una cuerda gruesa.

-¿Qué sucede estás asustado?-le susurró de repente Carlos.

En ese momento Paul se percató que no estaba solo, y que a su lado estaba el cadáver   putrefacto de Carlos ( cadáver humano).

-Ahora tendrás una muerte humillante-dijo Carlos con una voz siniestra.

Acontinuación, pone su mano derecha en la cabeza del cadáver y la mano izquierda en un amuleto que llevaba consigo.Llego el momento del ritual y Carlos nuevamente comenzó a hablar en una lengua extraña y con una voz muy ronca y firme, con sus ojos fijos en su propio cadáver decía palabras que Paul no lograba entender.

Al concluir el ritual, el niño cae al suelo y muere, y el cadáver humano de Carlos comienza a levantarse, Paul estaba pálido y solo gritaba pidiendo ayuda, literalmente estaba al lado de un zombi y no podía escapar, luego el zombi se acerca a Paul y comienza brutalmente a devorarlo.

Llegado ese momento, el alma de Carlos siente una enorme satisfacción al cumplir su venganza, puesto que los tres criminales le arrebataron a su madre y su vida.

En conclusión se puede decir quela venganza nunca es buena pero a la larga se goza…

Creación propia

Admín Tabú Huasco Salvatierra

Rating: 6.69. From 13 votes.
Please wait...

7 comentarios de “Cuerpo por cuerpo”

  1. Me gustó la parte del zombie… Mmmm algunos comentarios:
    -Por alguna razón no puedo dejar de preguntarme dónde consiguió el Corazón de Damballa…
    -“(…)también se cagó de miedo al ver al muñeco(…)” LOL… En esta parte perdí el enfoque en la historia. Esto está bien para un diálogo, pero creo que deberías cuidar las expresiones y el lenguaje en el relato, para que la atmósfera no se pierda.
    -El vudú no se centra tanto en muñecos como se cree. Está más relacionado con invocación de espíritus (Loas) mediante rituales y ofrendas, para solicitar la ayuda de la entidad que rige el mundo sobrenatural.
    3/5

    1. Claro que el vudú no se centra solo en los muñecos, se rige por la invocación de espiritus y tambien por el traspaso del alma, recuerda que el vudú no es malo en si, solo vale la intención, pues el corazón de Damballa lo consiguió años atrás, en un centro de objetos Vudú, y la palabra ” cago ” ya esta en los diccionario como una palabra más, asi que no debiese haber problema 🙂

  2. Buena historia, se desenvuelve bien, pero…. Muchas imagenes, es malo usar demasiadas imagenes, distraen al lector y pierde la concentración de lo que está leyendo, pero en si una buena creepy 4/5 sigue trabajando

¿Quieres dejar un comentario?