Como si buscara algo.

Tiempo de lectura: Cerca de 6 minutos.

Bien, antes de empezar con esto quiero aclarar que NO es un creepypasta, si no más bien, una experiencia vivida… No se exactamente por qué escribo esto aquí, ni siquiera por qué lo hago… Aunque bueno, supongo que lo hago solo con el fin de informar que este tipo de cosas existen, y que viven entre nosotros….

Esto sucedió hace más o menos un año, una noche de viernes. Acababa de regresar del colegio, pues en ese tiempo estudiaba en horario vespertino. Mis padres habían salido de viaje y no regresarían hasta la noche del domingo, y como joven de catorce años que era, me sentía algo emocionado debido a que sería mi primer fin de semana completamente solo. Como comenté antes, acababa de llegar del colegio, y para ese entonces nadie se encontraba en casa. Me encontraba un poco débil porque la última clase que recibí fué de cultura física, en la que todos los alumnos (yo incluído), prácticamente, nos sacamos el aire. Para colmo había sufrido de una pequeña contusión en la vuelta final y me torcí el tobillo. Pero bueno, me estoy desviando de la historia.

Resulta que llegué más o menos a las 7:45p.m. y tenía toda la noche por delante. ¿Tarea?, en ese momento no me preocupé por esto. El horario en el que estudiaba me permitía hacer la tarea durante el día, y además ¡¡era viernes por la noche!!. Seamos sinceros, casi nadie hace la tarea en viernes…
Ya tenía planeada mi noche. Soy algo introvertido, casi nunca salgo. Si lo hago, lo hago durante la noche, pues el sol me afecta demasiado, pero esto no es importante. Se suponía que navegaría por la red durante algunas horas, vería algo de televisión, o escucharía música. Lo que sea que pudiese hacer primero, y después dormiría. Ok, no era exactamente un buen plan…

Lo primero que hice fue encender la portátil y entrar al internet para revisar mi facebook, bien, ¿quién no lo hace?. Tenía algunas notificaciones, uno que otro mensaje, y dos o tres solicitudes de personas que no conozco. Eventualmente me aburrí, y cerré la página. En aquel tiempo no sabía lo que era una creepypasta, así que fué ese el motivo por el cual cerré el internet aburriéndome inmediatamente. Luego encendí el televisor para ver qué había: telenovelas absurdas y programas sin sentido. Dios -pensé-, viernes por la noche y no tengo nada que hacer…
Bien, al observar que no había nada que pudiera hacer (la música la descarté en pocos momentos), me acosté a la cama y dormí, o eso intenté. No era creyente de lo sobrenatural, paranormal, ni ese tipo de cosas, pero qué diablos, esa noche mi perspectiva de ver las cosas cambiaría. En aquellos momentos eran como la 1:30a.m. así que ya me estaba entrando el sueño. No me fijé y ya estaba dormido… pero mi letargo duraría poco. Algo me despertó en medio de la noche… unos sonidos extraños, provenientes del patio principal de la casa. Eran algo así como… ¿gruñidos?, que se yo… talvés, eso parecían. Con curiosidad propia de los humanos, me levanté lentamente de la cama en medio de completa oscuridad (cabe decir que nunca le temí a la oscuridad, así que el levantarme no fué un problema para mi), y aún a oscuras me acerqué suavemente a la ventana y corrí la cortina, con delicadeza… algo me decía que no debía llamar la atención, y lo que sea que estuviera afuera, empezaba a emitir gruñidos más fuertes y que nunca había oido… en algún otro “animal” o lo que haya sido eso…
A continuación me paralicé… si, se que suena extraño, pero me paralicé del miedo… literlamente no me podía mover. Apuesto lo que sea a que nunca creerían lo que vi… Aquella noche observé algo que bien pudiera haber atravesado la puerta de la fantasía hacia la realidad… Algo que cuestionaría todo lo que la ciencia explica… Algo que va contra los principios de la realidad como la conocemos…
Discúlpenme… se que esto se empieza a tornar algo tedioso, pero intento explicarlo todo detalladamente, como sucedió…

Continuando con mi historia, al asomarme a la ventana pude ver con algo de incredulidad, lo que bien podría haber sido un ser extraño, con cabeza de perro, lobo, o lo que demonios haya sido, cuerpo enorme y robusto, y completamente cubierto de espeso pelaje gris que se iluminaba ligeramente con la tenue luz de una perfecta luna llena. Lo primero que pensé fué que tal vés era un perro, bastante grande para serlo… y hubiese seguido pensando que era un perro a no ser que a los pocos momentos este no se hubiera parado en sus patas traseras mostrando una increíble y extraña forma… Llámenlo “hombre lobo”, yo lo llamo “alucinación por falta de sueño”. Aunque bueno, a pesar de que pensaba que era una simple alucinación, continué observando… simplemente quería disfrutar de mi “alucinación”…
En el patio principal de mi casa, el cual se puede observar por completo desde la ventana en la que me encontraba, se encontraba una enorme bestia híbrida con cuerpo humano bastante robusto, cola grande cubierta de pelaje y cabeza de cánido. Sí, se que suena increíble, pero para mí era una simple alucinación producida por la falta de sueño y medicamentos para la torcedura de mi tobillo.
Continué observando cada uno de los movimientos de aquella “cosa”. Estaba bastante oscuro afuera, pero suficientemente iluminado como para poder ver su bestial ser. Podía ver un par de destellantes ojos amarillos, que parecían estar fijos en la ventana desde la cual me encontraba yo observando. No estoy seguro de si me habrá visto, pero no quiero ponerme a pensar lo que habría pasado de haberme dejado ver, aunque a pesar de todo, aquel “animal” un tanto inusual se veía bastante tranquilo, para lo que se puede pensar de algo así.
Se encontró más o menos uno o dos minutos sin realizar movimiento alguno, solo se encontraba observando a mi ventana, cuando de pronto empezó a emitir unos cuantos gruñidos que te hubiesen podido petrificar al escucharlos, y empezó a moverse ágil y rápidamente al rededor de mi patio, de hecho, era tan veloz que a duras penas se podían observar sus brilantes ojos envueltos en un destello negro.

Como si buscara algo.

Desesperadamente empezó a hacer un agujero, pero no duro mucho. Comenzó a correr en círculos a cuatro patas sin perder su destello negro ni aquella velocidad que lo caracterizó desde el inicio, y se detuvo…
Miró fijamente por última vez mi ventana, como por cuatro segundos y soltó un escalofriante y sonoro aullido que me heló la sangre…
Y se marchó velozmente envuelto en sombras.

Me quedé atónito… aunque en esos instantes estaba convencido de lo que acababa de ver era una simple alucinación, no podía salir del asombro. Después de no se cuántos minutos por fín podía volver a reaccionar. No se por qué hice lo siguiente, pero me armé de valor que saqué de no se dónde y salí de casa al patio principal. Se sentía un frío anormal y un silencio sepulcral. Quería comprobar si lo que acababa de ver había sucedido realmente o solo fué producto de mi imaginación. Y me acerqué al sitio en el que aquella bestia había estado por última vez… el hoyo que había hecho tan desesperadamente se encontraba allí…

Aún más confundido regresé a la casa y entré a mi habitación. Quería dormir, pero no podía. Seguía pensando en lo que había pasado. Miré mi reloj: 3:45a.m (justamente en punto). No me di cuenta, pero me había quedado dormido. Desperté varias horas después: 7:30a.m. Y decidí levantarme. Hasta ese momento había olvidado lo sucedido en aquella madrugada, recuerdo que hasta había llegado a pensar que fué un simple sueño, y salí de casa. Fuí al patio, y pude contemplar que repartidas por todo aquel sitio se encontraban muchas huellas enormes, que serían de aproximadamente unos 27cm…

Volví a asustarme… y entonces supe que lo ocurrido la madrugada de aquel día pudo haber sido algo más que una simple alucinación…

Pero aquí no se acaba lo peor…

Resulta que desde entonces, la noche del último viernes de cada mes no puedo dormir muy bien, pues siempre me despierta envuelto en sudor, aquel siniestro aullido, a las 3:45a.m… Y se que eso está fuera, contemplando mi ventana…

No se que me perturba más… el saber que el último viernes de cada mes tengo a este visitante inusual fuera de mi casa… o el saber que algo tan extraño y sobrenatural como un hombre lobo (o lo que sea esa cosa) existe realmente…

 

 

Experiencia propia

z3r0

¿Quieres saber algo de mi? Guardo un secreto familiar inconfesable que podría poner en juego mi seguridad, la de mis familiares, y la de todos quienes han tenido la desgracia de conocerme personalmente. Llevo este peso desde hace algunos años y hace que solo pueda vivir como un bicho raro. Mientras oculte esto al mundo puedo pasar como alguien más o menos normal... pero esto ya sería exponerse mucho...

Rating: 8.33. From 3 votes.
Please wait...

3 comentarios de “Como si buscara algo.”

¿Quieres dejar un comentario?