Belchite (Parte I)

Empezamos a buscar donde instalarnos, había sido un viaje largo, muchas risas y pocas paradas, necesitábamos descansar.

Decidimos hacer este viaje precipitadamente, hace dos días tomábamos algo en el Daster, un bar donde ponen buena música, , desde hace un par de años solemos ir todos los fines de semana o cuando tenemos un rato libre, estábamos aburridos de hacer lo mismo siempre, y pensamos que algo diferente nos daría esa chispa de emoción que necesitábamos.

El viaje fue algo agobiante, salimos a las 6 de la mañana, queriamos llegar sobre las 10 para tener todo el dia por delante. Subimos el cerro con el coche, desde lejos, con la musica puesta y nuestras risas, no se parecia a lo que nos estabamos imaginando.

Ya en la entrada, un cartel nos daba la bienvenida, recordándonos lo que nunca íbamos a encontrar allí.

Inspeccionamos la zona, una calle amplia y larga, con pocas casas a los costados y la mayoría en un estado lamentable. La calle la presidia una iglesia, desde lejos parecía bien conservada y decidimos investigarla un poco mas, quizá podríamos acampar ahí.

Efectivamente.. bien conservada, bueno también era obvio, si alguien podía permitirse una buena casa era Dios, o la iglesia.

Dejamos nuestras cosas apiladas en la entrada, en una esquina bajo una ventana alta, y procedimos a dar un paseo por la iglesia, quizá hubiera algo interesante.

Empezamos todos juntos, caminando por la sala observábamos cada detalle, parece que los bancos fueron arrancados, había aun algunos apilados en las paredes.Supongo que necesitarían mucho espacio aquellos últimos días.La maleza habia cubrido practicamente todo lo que quedaba de pared, habia mucha luz, las ventanas no tenian cristales y los techos estaban a medio caer. No veíamos ninguna puerta o escalera, pero ovbiamente no se trataba de una pequeña capilla. Primero pensamos que tendríamos que buscar otra entrada desde fuera. Pero a los pocos minutos encontramos unas rendijas en el suelo.Gabriel halló una hendidura entre las rendijas, por donde pudo introducir la mano y tirar, abrimos una pequeña puerta, me aparté rápidamente, siempre pienso en cucarachas cuando se abre algo que lleva mucho cerrado, como alcantarillas.

Estaba muy oscuro, se podían intuir unas escaleras y decidimos coger unas linternas y bajar. No nos preocupamos de nuestras pertenencias, quien iba a venir. Bajamos por las escaleras, pensé que estaría mohoso, pero supongo que el desierto no permite tales manifestaciones naturales. La escalera bajaba 20 peldaños, 15 pasos por el corredor, y otros 20 peldaños, hacia arriba. Abrimos la segunda puerta sin apenas dificultad. Lo que vimos al salir nos dejo algo desconcertados.

Era una sala larga ya sin techo, pudimos ver el cielo desde allí, y admiramos su estructura imaginandonos las mil historias que podian haber acontecido bajo esos arcos.

Delante de nosotros se extendía una hilera de camastros, algunos conservaban sus sabanas y colchas, había algunas almohadas y también pudimos ver peluches por el suelo o encima de los camastros. Fuimos caminando entre ellos, parecía una enfermería, aquí es donde debían traer a los enfermos, los que estaban demasiado débiles.. Seguimos caminando fijándonos en todos los detalles, algunas camisas, algún zapato olvidado..

Entre todo el desbarajuste algo nos llamó aún mas si cabe la atención, una cama estaba en perfecto estado, perfectamente conservada, ni una sola arruga. Los hierros no se habían oxidado y a los pies había unas zapatillas.Lo primero que pensé es que algúna persona sin hogar decidió vivir ahí y nos habíamos colado en su “casa”, bueno, pediríamos disculpas, tampoco habíamos tocado nada. Seguimos caminando y al final de la sala, también sin puertas convencionales, encontramos otra entada subterránea, lo mismo de antes, 20 escalones, 15 pasos por el corredor, y otros 20 subían a la siguiente estancia.

Aquí encontramos algo distinto, era una habitación pequeña, 3 puertas, una al lado de la otra.

Estábamos decidiendo quien iría con quien, todos llevábamos el móvil para hacer fotos de lo que viéramos así que nos íbamos a separar, pero eramos 5, alguien tendría que ir solo.

Gabriel iría con Aleen, estaban enamorados desde hacia varios meses y era una oportunidad para ellos de estar solos en este viaje. Elianor iría con Carlos, era una chica bastante tímida y miedosa, era la única que no tenia espíritu de aventura entre nosotros, y prefirió por supuesto ir acompañada. Solo quedaba yo.

Mientras todos planificaban como encontrarnos, a que hora, en tal sitio.. yo empece a escuchar un zumbido. Era la primera vez en todo el día que escuchaba algo en aquel pueblo. Parecía el sonido de una avioneta. Pensé que estarían regando algún cultivo por allí cerca.

El zumbido empezó a escucharse mas cercano y mis compañeros lo sintieron tambien, de repente, un estruendo como nunca habíamos escuchado, casi nos revienta los tímpanos, todos nos tiramos al suelo por instinto.

Se habría estrellado la avioneta.Decidimos salir todos a mirar, quizá habría algún superviviente, no sabíamos lo que había pasado.

Mientras corríamos por las escaleras, entre las hileras de camas y llegamos a nuestra pila de mochilas y cachivaches, observamos que todo estaba lleno de polvo, cosa que antes no.. por las ventanas rotas debió esparcirse el eco de ese terrible choque. Salimos fuera.

¿Nada?

El coche estaba intacto, dimos una vuelta por las cercanias, por donde nosotros intuíamos habría caído la avioneta, nada. Todo estaba exactamente igual.

Nos quedamos en medio de la calle pensativos, nadie se atrevía a decir nada. Algo se escuchó de nuevo. Parecía como si nos atacasen, balas y avionetas recorrían el cielo, impactaban en las casas derrumbadas, bueno, por lo menos eso escuchabamos. No se veía absolutamente nada. Cada vez los sonidos eran mas cercanos. Nos estábamos asustando mucho, eran las típicas historias que habíamos oído de ese lugar, pero jamás pensamos que serian ciertas.

La puerta del monasterio se abrió de par en par, sin viento ni nadie mas allí dentro, nos pareció de lo mas peculiar, dos portones de madera abriéndose solos. Se abrió con ansias, invitándonos a entrar, metiéndonos prisa. Decidimos aceptar la invitación, para estar a salvo de esos sonidos del pasado y así poder pensar claramente. Estábamos absortos en ese mundo, cada uno recordando las historias que había escuchado sobre Belchite, recordando lo que nos contaban en clases de Historia, buscando alguna manera de poder contrarrestar todo aquello, o darle algo de lógica al asunto.

Por fin mediamos palabra, los sonidos parecían mas lejanos allí dentro y nos daban tregua. Empezamos a trazar teorías e hipótesis sobre lo que estaba pasando y como hacerle frente cuando de repente todas las ventanas perdieron sus cristales invisibles, un zumbido infernal nos absorbió a todos, empezaba rápido y se iba apaciguando poco a poco hasta volver a empezar de nuevo, cada vez mas fuerte.

Aleen cayo al suelo, Gabriel gritaba algo, imposible de entender. Supongo que diría que nos fuésemos a casa. Carlos estaba aterrado parecía lloriquear mientras recogía sus cosas dispuesto a irse. Elianor.. estaba de pie, tranquila, mirando por un agujero en el portón, escudriñando la calle en busca de algún tipo de proyección de aquellos sonidos.

Y yo solo quería volver a las 3 puertas. No veía el momento de empezar a investigar.

Gabriel, Carlos y Aleen salieron corriendo hacia el coche. Elianor y yo les mirabamos, nos gritaban algo, que fuesemos con ellos supongo, no sé.

Les grite, contestándoles.

-Venid mañana a por nosotras.

Gabriel hizo un gesto con la cabeza, arrancó el coche, y salieron calle abajo como almas que lleva el diablo, sin mirar atrás. Envueltos en aquel zumbido penetrante hasta la médula.

Cuando desapareció el coche, desapareció el zumbido.

Elia y yo nos quedamos en silencio.

 

Continuar leyendo.. Belchite (Parte II)

Imagen de perfil de Carol

Creación propia

Carol

Rating: 7.57. From 7 votes.
Please wait...

2 thoughts on “Belchite (Parte I)”

  1. segun muchas cosas que e leído no se van si tienen algo pendiente (por ejemplo si fue asesinado necesita vengarse) y se llegan a confundir si llevan mucho tiempo en busca de lo que quieren intrigante no?

¿Quieres dejar un comentario?