Amigas

Tiempo de lectura: Cerca de 6 minutos.

-Quiero que sepas que estas cosas son reales, y que esa niña no es buena, ten cuidado.- decia mi hermana – la gente a veces tiene poderes que ni ellos mismos saben que existen.

– Solo es una niña, mi mejor amiga, se porta bien conmigo y me quiere, no se porque siempre quereis que este sola!- le recriminé.

Por supuesto no hice ni caso, mi hermana sieeempre estaba con sus tonterias religiosas, males de ojo y poderes, totalmente enfrascada en su mundo, y ademas, en mi casa nunca gustaban mis amistades, cierto es que esta chica no era perfecta, un poco de mala influencia si ejercia sobre mi, pero mi vida era asi mas divertida, ya que sin ella estaria completamente sola.

En aquel entonces, tendriamos unos 13 años, ahora tengo 24. Mi amiga siempre venia a mi casa, mirabamos cosas en el ordenador o haciamos tonterias.
Un dia nos quedamos solas en casa, estabamos en mi cuarto encerradas, soliamos fumar y beber de vez en cuando para divertirnos mas. Reiamos felices, hasta que, supuestamente, ella escucho algo extraño.

-Baja la musica, he oido algo.

Nos quedamos escuchando, y cuando ya iba a decir que yo no oia nada, llamaron a la puerta. Estabamos un poco sugestionadas, al estar solas.. asi que teniamos un poco de miedo. Fuimos hacia la puerta juntas.

Nadie.

-Hemos tardado en venir se habra ido, vamos a la habitacion.-dije yo.

DINGGGG

Nos miramos… ya mas asustadas que antes, fui a la cocina y saque el cuchillo mas grande que encontre, y ella cojio otro. Mire por la mirilla.
Un hombre extraño, nunca olvidare esa cara, desaliñado, media melena, bajo, 40 y largos años, parecia alcoholico. Miraba a la mirilla sin decir nada. La tape y nos fuimos sin hacer ruido a mi habitacion.

Estabamos muy asustadas, hablando flojo del hombre cuando de repente, en la puerta de mi habitacion, dos golpes.

-Has escuchado eso???
– Como no lo voy a escuchar????? pero estamos solas
– Algo pasa, abre la puerta.- me incitaba..
– Abre tu!!!! tengo miedo
– No tengas miedo no pasa nada, abre la puerta.

Mi amiga se reia y me incitaba, como si supiese de que iba el tema, lo cierto es, que esos golpes fueron reales, y fueron en la puerta, no los podia haber hecho ella..

Al final abri. No habia nadie, me quede mirando el pasillo.. Sabeis, el ruido de los interruptores de la luz cuando enciendes y apagas? Eso era lo que escuche. Como si pasasen de una habitacion a otra de mi casa, encendiendo y apagando las luces, pero sin que se encendieran, ni hubiese nadie alli.

Tenia mucho miedo y empece a recordar lo que mi hermana decia de esa chica: no es tu amiga, tiene envidia de algo, quiere hacerte daño, deberias dejar de ir con ella..
La mire, estaba sentada en mi cama con el cuchillo en la mano, sonriente. No parecia que me fuese a atacar ni nada, pero daba miedo simplemente su reaccion al asunto. De repente se escucho la puerta de la entrada, llego mi padre, salvada.

Mi amiga dijo que se tenia que ir, y la verdad, me quede mas tranquila.

Empece a tener miedo de ella, pero era mi mejor amiga, nos reiamos y lo pasabamos bien, no queria que mi hermana me metiese sus locuras en la cabeza, asi que segui quedando con ella, aunque menos.

Cada vez que estabamos solas en casa pasaba algo extraño, alguien llamaba al timbre, y luego no habia nadie, o sonaba el telefono sin que nadie respondiese.. en cambio cuando me quedaba sola yo, no pasaba nada.

Asi que mis sospechas fueron a mas.

Un dia por la noche, estaba intentando dormir sola en mi habitacion, siempre habia dormido con mi hermana pero ya me sentia muy mayor para eso y queria intentarlo. Me acoste, apague la luz y me meti bajo las sabanas. Empece a sentir ese miedo terrible que me invadia por las noches, como si alguien me fuese a acariciar el pelo, cogerme una mano, o tirar de un pie. Como si fuese a ver a alguien a los pies de mi cama, de pie, observandome.. No queria sentir frio, ni respieraciones.. ni cosas extrañas asi que me tape y comprimi debajo de las sabanas como si eso me protegiese de todo mal. Y entonces lo escuché, un susurro.. mi imaginacion? Si eso era…

-CAROL!

Mierda, ha dicho mi nombre, ha dicho mi nombre, parece su voz

-Ven!!!

Nitido, demasiado nitido, alto y claro.. joder joder joder tengo que salir de aquí, dios tengo mucho miedo, es ella es ella!

Era su voz, su maldita voz, era como un susurro, un grito en susurros, parecia venir de lejos, pero estaba en mi habitacion.No se como pero me arme d valor y sali de la cama, un subidon de adrenalina supongo, corri como nunca, sin caerme. Siempre que queria correr muy rapido perdia el equilibrio, nunca fui muy atletica, pero esa vez, hice todos mis movimientos perfectos y corri como nunca.

Le conte todo a mi hermana. Al dia siguiente fuimos a la vidente amiga de nuestra familia.

– Es alguien de ojos azules, joven, te conoce. Siento mucha envidia..

– Envidia de que? yo no tengo nada, ella incluso es preciosa tiene muchos amigos, lo tiene todo.

– No se a que, pero el sentimiento es de envidia, y quiere que estes sola, asustarte, que no tengas a nadie y tengas miedo siempre.

– Me niego a creer que fuese ella, pero esa voz.. realmente lo escuché.

– Deberias empezar a abrir tu mente, aunque tu no creas, existe, y tienes que protegerte, daño no te va a hacer. Ponte este colgante, llevalo siempre encima, y por favor, alejate de ella.

El colgante se trataba de dos piezas, una manita negra y un ojo azul, todo para protegerme, entre otras cosas, del mal de ojo.

Seguia sin creer pero aun asi me puse el colgante, e intente dejar de ver a mi amiga. Cuando llamaba a la puerta de mi casa finjia que no estaba, no le cogia el telefono, o le decia que estaba ocupada.. La verdad, la sentia lejos, no insistia mucho.. parecia triste las pocas veces que hablamos, me empece a sentir mal y a pensar que todo era cosa de mi imaginacion, a sentirme culpable.

Un dia me la encontre, volvia del colegio, serian las 6, en invierno, ya oscurecia. Estaba esperandome en la esquina de mi calle.

– Hola, por fin te veo.

– Si.. estuve ocupada, que haces aqui?

-Esperarte..

– Ah.. quieres subir?

– No.. vienes conmigo?

– Claro, salgamos.

Empezó a caminar delante de mi, no podia evitar pensar en todo lo que habia pasado,aun tenia algo de miedo, y se sentia raro.. ella sabia algo. La segui por toda la calle, hasta el callejón, pensé que querria sentarse en alguno de los bancos y charlar sobre el tema asi que la segui sin darle muchas vueltas.

– Tienes miedo.. de mi.

– Porque dices eso..?

– No puedes engañarme, lo noto. Se que te han hablado mal de mi.

– No es eso, no creo en esas tonterias, solo he estado ocupada.

– Mientes!!! No me mientas.. somos amigas, eramos las mejores amigas.

– Y lo seguimos siendo, no te pongas asi, olvidemos todo esto.

– No lo vamos a poder olvidar, ninguna de las dos.

– Porque? por mi ya esta olvidado no te preocupes, sigamos como siempre.

No entendia nada.. quedó claro que tenia algun tipo de poder sensorial, o me habia estado espiando, de todas formas lo sabia, lo sabia todo. No se porque no sali de alli pitando, pero si no me enfrentaba a ella ahora, estaria siempre huyendo…

– Solo queria que me necesitases, a mi mas que a nadie.- continuo hablando despues de un corto silencio.- Solo eso, eran sustos inocentes, queria que me llamases, que me pidieras que fuese a tu casa a dormir, algo asi.

– Pero no.. no.. tu te pusiste en mi contra.. y esa vidente.. solo queria alejarme de ti y tu hermana.. todos en mi contra.. yo solo queria salir de mi casa, alejarme de mis padres.. pero no me ayudaste..

– Alba yo no sabia nada, que pasa con tus padres?? quieres que lo hablemos??

– Ya es tarde!!! vete a tu jodida casa tienen noticias para ti.

Mi amiga siguio caminando por el callejón, yo me di la vuelta asustadisima y subi a casa. Nada mas entrar, noticias..

– Carol tu amiga ha fallecido..encontraron esto con tu nombre, su padre.. mejor lee, es una carta.

Querida amiga,

Intenté como mejor supe acercarme a ti, confienso que tenia envidia de la seguridad de tu hogar y a veces quise manipularte, pero mi mayor deseo era siplemente estar contigo, a salvo. Hoy mi padre se ha vuelto loco, estoy encerrada en mi habitación, ya llevaba dias raro.. creo que mi madre no sale de esta, escucho muchos golpes, mi hermana salio corriendo ha podido escapar, pero yo estoy aqui, no se lo que me va a pasar..

¡¡ Carol !! ¡¡¡ Ven !!!

Dios.. ya no escucho ningun golpe, solo pasos..

Ojala me hubieses llamado, podria haberme quedado a dormir a tu casa y esto no estaria pasando.

Te odio.. te odio.. pero tambien te quiero.

 

La sangre helada.. un escalofrio recorrio mi espina dorsal, me quede paralizada, la charla de hacia unos minutos.. aquella noche..

 

Creación propia

Carol

Please wait...

7 comentarios de “Amigas”

  1. Siempre que veais el tag -realficcion- en alguna de mis historias, querra decir que parte de lo descrito en ellas ha sido real, y otra parte es ficcion. Cual es cual lo dejo a vuestra imaginacion.

  2. Me encanto pero me dio pena Alba, me paso algo similar hace un tiempo, pero mi amigo se fue a otro pais con unos padres adoptivos

  3. Me encanto pero me dio pena Alba, me paso algo similar hace un tiempo, pero mi amigo se fue a otro pais con unos padres adoptivos

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.