Acoso

Tiempo de lectura: Cerca de 11 minutos.

Hace algunos años yo tenia una gran amiga llamada Carolina, ella era una chica normal, era una joven muy alegre de cabello largo y rizado, con una sonrisa hermosa y una voz melodiosa, sin embargo ella usualmente sentía que alguien la seguía a todos lados. Un día tras estar toda un tarde navegando por la web le llego una solicitud de amistad a su cuenta de facebook, ella solo observo de reojo los fotos y acepto sin chistar. Después de algunos días observo que aquel sujeto extraño empezaba a comentar sus fotos y a escribir en su muro, al principio pensó que solo era alguien que necesitaba algo de atención así que decidió no tomar en cuenta esos comentarios.

Luego de dos semanas le empezó a molestar pues a diario escribía en su muro con cosas como “Hola amiga Carolina pase por tu muro para saludarte y espero que tengas un lindo día… ¡Adiós!” esto  le empezó a asustar y decidió echar un vistazo en el perfil de este extraño sujeto. Al pasar revista por el mismo no hallo información ni nada concerniente a la vida de aquel sujeto, lo único que encontró fueron anuncios de ventas extrañas por internet en su muro….entonces ella pensó “Es solo alguien raro que le gusta observar a la gente” así que dejo de tomar importancia al asunto y termino solo con borrar dichos comentarios.

Tras dos meses de no saber nada de aquel hombre hallo un sobre en la entrada de su casa, al abrirlo miro que habían fotografías suyas mientras camina por la calle, mientras se veía con sus amigas y había una en especial en la que estaba con su novio que estaba tachada con rojo y decía “Jamás….tu solo eres mía”. Ella no tomo importancia a dicho hecho y solo tiro las fotos a la basura. Entro a su habitación y encontró pegada en la ventana una nota que decía “Recuerda que eres solo mía”. Ella tomo la nota, esta vez con algo de miedo y la rompió con algo de ira. Después decidió relajarse un rato y chatear con sus amigos  y al entrar a su cuenta se fijo que había cientos de mensajes en su bandeja de entrada, todos y cada uno de ellos decía “Recuerda….Solo mía”, esta vez ya muy asustada trato de eliminar aquel raro sujeto, pero le fue imposible su cuenta había sido hackeada.

Con el fin de tranquilizarse encendió la radio,  pero en la radio el locutor decía “Esta canción se la dedica un anónimo a Carolina….y quiere recordarle que solo le pertenece a el….que romántico, vamos con la canción…..”. Esta vez realmente asustada pego un grito y rompió en un llanto, luego de unas horas de llorar y pensar en quien era aquel sujeto y porque la había escogido a ella, se quedo dormida. Estaba sola en casa puesto que en sus padres se habían ido de viaje y no volverían dentro de una semana.

Al despertar vio que todo su cuarto estaba lleno de notas que decían “Solo para mi”, “De nadie mas”, “Me perteneces” y como estas cientos y cientos pegadas en las paredes, corrió al baño y vio en el espejo una foto de ella encerrada en un corazón, esto causo que ella tuviera mas pánico y golpeara con furia y llena de confusión el espejo haciéndolo pedazos.

Al tratar de caminar se corto el pie con un gran pedazo de vidrio, y justo en ese momento sono el timbre, ella trato de ver quien era por la terraza pero no había nadie en la entrada de su casa. Al contestar el intercomunicador lo único que escucho fue un “Ábreme” con una voz muy espeluznante, tanto que parecía salir del mismísimo infierno, ella colgó y corrió por un bate, al tomarlo escucho que alguien abría la puerta y entraba, luego de unos momentos de titubeo se armo de valor y bajo corriendo, pero al bajar por las escaleras no había absolutamente nada, muy asustada  recorrió toda la planta baja de su casa, luego de unos minutos escucho como se rompía un jarrón, de nuevo se asusto y dejo caer el bate, tomo un cuchillo y subió rápidamente esta vez sin temor de lo pudiese haber,  pero al igual que al inicio lo único que hallo fue el jarrón roto y una marca de zapato junto al quebrantado jarrón.

Durante toda esa noche escucho ruidos y reviso toda la casa en busca de su origen pero no encontró nada. A la mañana siguiente mientras iba de camino al colegio se fijo que un auto negro iba tras de ella, empezó a correr desesperadamente hasta que logro perder al auto tras una oleada de trafico. Al salir de clases vio aquel auto estacionado en la esquina y tratando de no ser observada salió agachada y rápidamente tomo un taxi. Al llegar a su casa nuevamente encontró un sobre, lo abrió y hallo mas fotos suyas, pero esta vez habían sido tomadas aquella noche en la que alguien había entrado en su casa. Luego al tratar de guardar las fotos una pequeña nota se cayo, la tomo y la leyó, la nota decía “Cada vez que respiras, cada movimiento que hagas, cada paso que das, voy a estar mirando”. Esto la puso frenética y salió corriendo, tomo un taxi y se dirigió directamente a la casa de su novio para contarle todo acerca de los extraños sucesos de los últimos días. Al entrar vio a la madre de su novio llorando desconsoladamente, le pregunto que era lo que había pasado y ella le contesto con un grito ¡MATARON A MI HIJO! Carolina corrió a la policía y pregunto por la muerte del joven, le dijeron que el chico había muerto apuñalado cerca de su casa y que encontraron una nota que decía: “Ella me pertenece”.

Muy triste y desconcertada llego a su casa, entro y observo a alguien sentado en el sofá de su sala con un cuchillo en su mano derecha y una copa de vino en la izquierda, encendió la luz y vio a un hombre alto, fuerte, y muy feo que la miro fijamente a los ojoso y le dijo: “Solo mía”, ella se quedo petrificada y sentía como un escalofrió recurría su cuerpo sin tener idea de que hacer trato de correr y esconderse donde pudiera, el hombre a paso lento iba llegando hacia aquella habitación balbuceando el nombre de Carolina mientras que la aterrada chica lo esperaba pero solo sintió un golpe en su cabeza y cayo al suelo.

Cuando recupero la conciencia se dio cuenta q estaba amordazada y amarrada de manos y pies en una silla de madera toda, sentía que su cabeza daba vueltas. En aquella pequeña habitación se percibía un terrible olor a podredumbre y se podía observar varias fotos, pinturas, y escritos en las paredes… al fondo una computadora encendida. Ella trataba de desatar sus manos pero le era imposible y miraba con horror partes de gente mutilada y sangre por todos lados, de repente la figura de este hombre se asomaba a través  de la oscuridad, ella solo lloraba y lanzaba  gritos desgarradores suplicando clemencia a aquel personaje, el parecía no hacer caso y encendió la luz del cuarto, con los ojos cegados por la luz observaba en una pequeña mesa diversos instrumentos de metal parecidos a los de un medico. La joven siguió suplicando que se apiadara de ella mientras el se colocaba un delantal todo ensangrentado, luego horrorizada vio como tomaba un cámara y la colocaba en frente suyo, después encendió la cámara y la conectaba al computador, después de algunos segundos se abrió una pagina web. El se paro frente a la cámara y empezó a hablar en un extraño idioma.

Ella casi al borde de la locura trato de de saltar sobre el acosador, pero su intento fue fallido, el la tomo del rostro y la golpeo hasta casi matarla, luego empezó a desnudar a su victima que solo lloraba y suplicaba que la liberen, el hombre solo parecía causarle gracia los desconsolados lamentos de la joven, al terminar de desnudarla empezó a tomar varias fotografías.

Luego con una mirada pervertida se acerco a la joven y la empezó a lamer por todo el cuerpo mientras repite continuamente “Mía…..Solo mía”,  después de varios minutos de juguetear con el cuerpo de la joven el hombre se desnudo y empezó a fornicar a la joven en medio de los gritos de ella. Después paro inesperadamente, volteo la mirada y se dirigió al computador observo por unos momentos los comentarios de su perverso show. Rápidamente se vistió, se puso el delantal y tomo una jeringa con una sustancia muy extraña, se la inyecto y al poco tiempo se sintió muy débil y mareada, sentía como su vista se iba nublando y sus sentidos se frustraban, este momento fue aprovechado por su victimario quien rápidamente la desato, la cargo en sus hombros y luego de recorrer por un largo pasillo llegaron a un pequeño anfiteatro, en el medio había una vieja mesa de madera con decenas de agujeros de clavos e incontables rastros de rasguños de gente desesperada por librarse de su infortunio.

La tiro en dicha mesa de manera muy violenta y tomo cuatro fierros que encajaban perfectamente con sus muñecas y tobillos, luego tomo algunos clavos y empezó a clavar dicho fierros, ella volviendo en si trato de soltarse pero fue demasiado tarde, miro a su alrededor y vio como un amplio publico la observaba, podía ver a gente adinerada y muy elegante.

El hombre con una sonrisa macabra tomo un cuchillo y le corto los tendones  a la joven para que no intentase mas huir. Luego tomo un líquido verde y gaseoso que al contacto corroía lo que se pusiese en su camino. Con un recipiente metálico tomo un poco de ese liquido y empezó a rociárselo en el cabello, de pronto empezó a predominar un olor a cabello quemado en el ambiente y ella empezó a sentir un extraño calor en su cabeza, el aun riéndose de forma perversa tomo un espejo y lo puso frente a sus ojos y dijo: “Te gusta tu nueva cabellera”. Ella horrorizada veía como su cabello se caía a motas e iba quedando cada vez mas calva, la audiencia parecía tener algún tipo de placer con esta clase de torturas porque se veían muy inquietos e impacientes.

El hombre tomo un bisturí y empezó a sacarle el rostro a la joven mientras un asistente tenía el espejo frente a ella. Ella sentía como el bisturí trapazaba su piel y con ello su rostro se iba despegando, trato de cerrar los ojos pero no pudo mas pues sus parpados también se los habían arrancado, entonces vio sus músculos faciales al rojo vivo y empezó a gritar.

El hombre después tomo algo de queroseno de un bote y se lo roció en los pies, después tomo un fosforo y le prendió fuego, ella sentía como sus pies ardían pero no podía moverlos pues sus tendones se los habían cortado, esto hacia que ella se desespere cada vez mas e intente cada vez con mas fuerza escapar, pero el hecho de que se estuviera desangrando  y que sus tendones estuvieran cortados hizo que estos intentos se hicieran cada vez mas imposibles.

Después de la piel de sus pies se quemara casi por completo el hombre  apago el fuego, pero no con el fin de aliviar su sufrimiento, sino que tomo un bote lleno de sal  se lo hecho directo a las quemaduras y a ciertas partes del rostro, esto le provoco un gran dolor y continuo gritando desesperadamente, el hombre se enfureció y tomo un paño lleno de vinagre y se lo coloco en la boca, callando a la victima del macabro acto.

Entonces el tomo un martillo, y de forma inesperada y con una ira que parecía incontrolable rompió el brazo de la joven a martillazos y luego lo corto con una sierra ante los gritos agonizantes de la joven, después de haber cortado el brazo lo tomo y se lo lanzo a la audiencia, que desesperadamente luchaba por llevarse un pequeño recuerdo de lo que había sido la tortura y muerte de alguien que jamás habían visto ni verán en sus vidas.

La joven agitaba incontrolablemente lo que le restaba de brazo mientras suplicaba por misericordia. El hombre hizo caso omiso de sus suplicas, ato lo que paso a ser un incompleto miembro del cuerpo de su victima, la joven ya casi agonizando sintió como el hombre habría su vientre y empezaba a sacar de forma lenta sus órganos. Lo último que pudo sentir antes de morir fue como el malvado hombre clavaba un fino alfiler en su corazón haciéndolo explotar.

Sus padres al llegar de su largo viaje encontraron la casa con todas aquellas notas y fotos, asustados trataron de llamar a su celular pero los enviaba directamente al buzón de mensajes, al entrar al cuarto de su hija vieron las cientos de notas pegadas que cubrían casi por completo la habitación, y en la mitad de la cama un DVD. Lo pusieron en el reproductor, la pantalla se volvió negra luego apareció algo de estática y por fin apareció alguien muy elegante sentado en un sillón con guantes blancos y una copa de vino en su mano derecha. Un extraño símbolo en la pared capto inmediatamente su atención, entonces el hombre empezó a hablar y con la voz distorsionada dijo: «Su hija fue raptada y asesinada por nuestra multimillonaria organización. Después de que han recibido toda esta información no podemos dejar que se lo cuenten a nadie así que les damos dos opciones, trabajen para nosotros y busquen gente que pueda ser de agrado de nuestra gran clientela y a cambio recibirán protección y una buena paga a por  sus servicios, la otra opción es fácilmente hacer volar su casa con ustedes dentro. Ustedes eligen, dentro de la casa ahí un arma escondida con dos balas búsquenla y el primero que la encuentre deberá matar al otro, tienen media hora para hacerlo de lo contrario daremos por rechazada nuestra oferta». La pantalla se lleno de estática y después de un rato se apago, ambos corrieron desesperadamente por la casa buscando lo que seria su salvación. Hasta que la esposa buscando en la cocina encontró la pistola en el refrigerador la tomo y le dijo a su esposo: «Perdón» y le disparo a sangre fría. Entonces de la nada salio un tipo con una extraña mascara y le dijo: «Felicitaciones al parecer has sido tu quien acepto el trato, lamentablemente tengo que darte una mala noticia. A nuestra clientela le gustaste demasiado y has sido elegida como la próxima». La mujer grito fuertemente e intento disparar pero recordó que había usado ambas balas en su esposo, entonces el hombre le hecho un gas y ella perdió la memoria.

Después de casi una semana los vecinos llamaron a la policía porque un fétido olor salia de aquella casa. Al entrar la policía lo único que encontró fue el cuerpo de aquel hombre en descomposición. De la madre y la hija no se ha sabido nada en años.

Esto lo se porque seguí al hombre que se llevo a Carolina y después de que me atraparan y me obligaran a observar todo lo que le hacían, me ofrecieron trabajar para ellos a cambio de conseguirles una victima que supongo ya saben quien es………Tu podrías ser la siguiente victima.

-Daniel

 

Creación Propia

Daniel Vásquez

5 comentarios de “Acoso”

  1. “Cada vez que respiras, cada movimiento que hagas, cada paso que das, voy a estar mirando”, já, ¿esa no es la letra de «Every breath you take» (The Police)?
    Creo que Carolina era una chica muy estúpida. Sin contar que pudo haber bloqueado al tipo de su Facebook, o avisar a alguien de él (diciéndole su nombre y que visitara su perfil, como haría cualquier chica adolescente cuando habla con sus amigas), fue el colmo cuando encontró el sobre con las fotos e igual se quedó en su casa a dormir sabiendo que estaba sola.
    Luego, la historia completa me pareció una combinación de varias películas… Masacre en Texas junto con Saw, y súmale cualquiera donde haya una «damisela en peligro». No creo que lo hayas hecho a propósito, es simplemente la forma en la que inconscientemente nos afectan las películas.
    Sin embargo sí tengo una duda: ¿por qué los padres de Carolina simplemente no huyeron de la casa?
    Espero que no tomes este comentario a mal, te he simplemente dado mi crítica. Peace, bro.

    1. lo intento bloquear pero explica que le habia hackeado la cuenta y no salieron de la casa los papas xq seria como rechazar la oferta y los iban a matars jejee

  2. ¿The Police? ¿Hostal?
    Mi opinión (porque, aunque a nadie le interese, para eso está la caja de comentarios), es que, aparte de estar mal redactada, esta creepypasta es mala. No tiene coherencia ni seguimiento de la historia.
    1/10

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.