4:03

¡La actividad de la página se ha retomado junto con el nuevo diseño! Puedes votar con estrellas y comentar sin tener que registrarte de ninguna forma. Y recuerda, una historia nueva cada día.

4:03


Eran las 4:03 de la madrugada y me desperté gritando. Fue un sueño.

En mi sueño, vi a todo aquel que conozco o amo ser asesinado por una criatura. Su cuerpo era de baja estatura aunque voluminoso, con largos brazos delgados que terminaban en garras similares a espadas. Sus ojos eran aberturas que despedían un rojo vibrante en la oscuridad, y exhibía hileras de dientes afinados como cuernos.

Me observaba antes de aniquilar a mis allegados, y reía cada vez que los mutilaba blandiendo sus garras.

¿Y cómo nos había encontrado? Me engañó para que lo dejara entrar a mi habitación imitando la voz de mi papá. No podía entrar sin que se le concediera el permiso, me dijo esto cuando estrujó el corazón de mi mamá. El sueño acabó con la criatura produciendo su cacareo burlesco y moviéndose lentamente hacia mí, raspando el suelo con sus garras. Yo grité y me levanté. Estaba en mi dormitorio, a salvo una vez más.

4:03, escuché que llamaban a mi puerta. Me congelé al instante.

—Tomás, oí que gritaste. ¿Te encuentras bien? —escuché decir a mi mamá. Qué alivio, mi mamá había llegado.

—No pasa nada, solo tuve una pesadilla —contesté en tanto el sosiego me inundaba.

—Está bien, cariño. Te traje un vaso con agua. ¿Lo quieres?

—Sí, entra.

Cuando esas palabras abandonaron mis labios, recordé que era septiembre, y que me había mudado devuelta a los dormitorios de la universidad hace dos semanas.

Imagen de perfil de Tubbiefox

Traducción mía
http://www.creepypasta.com/403/

Tubbiefox

Administración de Creepypastas.com

Please wait...

17 thoughts on “4:03”

  1. No me acuerdo del nombre del creepypasta en el que llegaba un email de que no tenían que abrir su puerta por más que escucharán voces familiares, esta parece su continuación. Me gustó

¿Quieres dejar un comentario?