3 am.

Tiempo de lectura: Cerca de 2 minutos.

Escucho de nuevo la reja del departamento de alado, son las tres de la mañana otra vez y no consigo dormir. Me ha dado por escribir siempre que tengo insomnio lo cual me ocurre ya muy seguido. No puedo evitar levantarme de mi cama, ir a la puerta principal y tratar de escuchar cualquier cosa fuera de lo normal pero, sigo sin escuchar nada, tampoco puedo ver por el agujero de cristal en mi puerta. Me cuesta aceptar la idea de que no hay algo o alguien allí afuera, siento como si hubiese hecho eso todas las noches que he estado despierto.

Creo que es hora de dormir de nuevo, mañana tengo que ir al trabajo y no debo llegar tarde porque tengo una junta con mi jefe. Sólo recuerdo cerrar los ojos y respirar profundamente antes de quedarme dormido, y exactamente eso pasó, cerré los ojos y desperté 15 minutos antes del almuerzo. Me quedé dormido sin lograr escuchar mi despertador, sabía que el tiempo vuela cuando uno no se da cuenta, pero eso es ridículo.

Sigo sin poder escuchar algo en las madrugadas, o al menos saber de mi vecino. Es algo extraño, llevo un par de años aquí y jamás he visto a mi vecino de junto. He escuchado que dejó su departamento hace tiempo sin decir nada o al menos eso parece. Me sigue la intriga de saber por qué demonios escucho su reja abrirse o por qué carajos no se escucha nada cuando me acerco a mi puerta al tratar de escuchar.

Llegó la hora de dormir, o el intento de hacerlo una noche más. Quizás sea por el insomnio de estas noches, pero siento que la temperatura baja, baja un poco más conforme el reloj se acerca a las 3 a.m. es inevitable no sentir ese frío que te duele hasta los huesos.

Estando en la cama y viendo hacia el techo me propongo a dejar de pensar en ese sonido metálico, pero no puedo y es más difícil dejar de hacerlo con ese rostro que observa la oscuridad, que merodea, que seguro sabes quién es, dice que te conoce.

Escucho de nuevo la reja del departamento de alado, son las tres de la mañana otra vez y no consigo dormir. Me ha dado por escribir siempre que tengo insomnio lo cual me ocurre ya muy seguido. No puedo evitar levantarme de mi cama, ir a la puerta principal y tratar de escuchar cualquier cosa fuera de lo normal pero, sigo sin escuchar nada, tampoco puedo ver por el agujero de cristal en mi puerta.

Supongo que diez años haciendo lo mismo es algo frustrante, ¿verdad?

¿Cómo sé que han pasado diez años?

Tú sigues leyendo lo que hago, desde hace diez años.

Creación propia

Alan

Please wait...

3 comentarios de “3 am.”

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.