Visita Nocturna…

Tiempo de lectura: Cerca de 2 minutos.

Este es mi primer CreepyPasta que publico, no sé si el título es adecuado o no, lo escribí una mañana que desperté con inspiración e idea por escribir lo siguiente, lo terminé de redactar mientras viajaba en el taxi con rumbo a mi escuela, léanlo, espero y les agrade; es uno de los más cortos que he escrito.
Por cualquier sugerencia o lo que sea, dejar comentario 🙂

Estaba en mi cuarto cómo de costumbre, pensando. A punto de dormir, descansando después de mi lectura habitual, acababa de apagar la computadora, me quedé viendo fijamente la pared de enfrente, distrayéndome con una mosca que revoloteaba dentro de la habitación, de pronto, algo me perturbó, voltee y vi a esa criatura en el techo observándome desde la esquina de mi cuarto; yo quise creer que no era real, entonces cubrí mi cara con la sábana, pero escuché un crujido en el patio trasero, me destapé, al observar por la ventana, vi ese rostro, esa cara horrenda, su mirada profunda, fría y escalofriante, que no dejaba de verme, yo, no pude hacer algo, mi quijada se trabó, no pude gritar; todo mi cuerpo se inmovilizó, y ese miedo, ese terror que me circulaba por dentro me invadía con agilidad; después de unos segundos pude cerrar los ojos, y cuando los abrí, para percatarme si eso seguía ahí, ya no había nada», me quedé dormida, pero sentía que algo me oprimía, no me dejaba respirar bien, no podía moverme; y esa sensación de que algo o alguien me observaba seguía persistente, de pronto, desperté y vi que una de las muñecas de mi madre se movió, se bajó del estante donde estaba, se acercó a mi cama (yo nuevamente inmovilizada), ella me dijo, cortádamente, que yo iba a morir; al parecer me desmayé, porque cuando volví a estar, un tanto, consciente  ya era de día. Pocos días después sentía que no era la misma, era extraño, incluso me atrevo a confesar que, asesiné a mi gata, ahorqué a mi perro, los hice pedazos y con ellos alimenté a ese ser que por las noches me pedía alimento y me envolvía con su mirada, hasta que no pude darle más, entonces, me corté un brazo, y se lo dí; al parecer me desangré y morí, por que ahora me estoy observando, en estos momentos, mientras me marcho con ese ser que me atormentaba por las noches y que se alimentó de mí, pero que ahora es como mi amante pasional. Ten Cuidado, Podríamos Visitarte…

By: NJ’

De mi Mente...

NJ'

Please wait...

2 comentarios de “Visita Nocturna…”

Responder a Monse De Fernandez Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.