¿Un sueño?

Tiempo de lectura: Cerca de 3 minutos.

Realidad o ilusión… eso se vuelve indiferente. No lo viví, no se si sucedió, pero se volvió tan real para mi como el aire, como la luz del sol y por supuesto como la oscuridad…

Una noche de tantas, platicando con mi hermana de cualquier casualidad cuando una idea surgió, por diversión, morbosidad o ingenuidad, decidimos buscar historias escalofriantes que nos helaran el alma, un poco decepcionadas fuimos a dormir.

No tan cansada comencé a pensar en aquellas monotonías presentes en la vida de cualquier adolescente, como es normal me quedé dormida… o eso quiero creer….

Extrañamente era como si hubiese escuchado un ruido, quizá por el extraño deseo de un poco de adrenalina, me levanté, salí de mi habitación y bajé las escaleras, el ruido cesó pero como un una película de terror sin ningún sentido salí a la calle. Luna llena, en todo el día ni siquiera la había notado, tenía una extraña luz amarillenta, me traía una extraña nostalgia, un nudo se amarró en mi garganta y varias lágrimas comenzaron a brotar, los sollozos callaban en mi garganta, no podía liberarlos aunque quisiera.

Una figura se acercó a mi, no pude distinguirla pero no me daba miedo, al contrario, me abrazó y poco a poco se detuvieron las lágrimas.

_Es extraño, solo quien conoce tu dolor puede aliviarlo… eso es triste…_ Hombre o mujer, no lo se, solo se que su voz me estremecía en cada tono.

_En la tristeza no buscas salida… solo compañía…_ En ese momento yo misma no entendía mis palabras… pero en ese momento… no parecía importar.

_No te vayas… aquí no volverás a estar sola…._ Eso parecía una clara solución, no entiendo porqué, será la condición humana o que por fin comenzaba a razonar la situación y me veía en la mas profunda oscuridad atrapada entre sus brazos… sentí miedo…

_Esta paz… esta sensación… es lo que busco…_ De alguna forma yo misma trataba de convencerme y de un momento a otro aquella luna regresó y reflejada con tanta intensidad en mis pupilas me hizo sentir helada, me aferraba a el pecho de mi acompañante cuando un escalofrío me recorrió entera, helada, como si la sangre se me escapara, como si muriera… lo aparté bruscamente y por fin vi sus ojos,,, eran ojos de luna… como si se pudiera combinar la fisiología del ojo con la imagen de la luna.

_Un poco de dolor siempre es necesario para alcanzar un sueño… amor o miedo… ¿Porqué lo buscamos? ¿No es solo una forma de hacernos daño?… ese pequeño instante en las nubes… ¿vale siempre la caída?…_ Continuaba muy cerca de mi, se acercó a mi mejilla y pasó su lengua_  Porqué nos arriesgamos a quedar siempre en este maldito agujero lleno de soledad, tristeza, amargura…. odio… ¿Quién no ha llenado de eso su corazón?_ Fuera de creerlo un maniático o un psicópata, me di cuenta que esas eran mis palabras, tal vez no textualmente… tal vez nunca las había ni siquiera pensado como tales pero… las había pensado.

_¿Porqué no puedo ver tu rostro?_ Una sonrisa, eso si pude distinguirlo… no fue necesaria una respuesta de su parte, era como si le diera la razón a mi pensamiento y es que… era yo quien no le quería reconocer… ¿Porqué? me pregunté, no lo se… o tal vez si, ese enfermo miedo que buscaba estaba dentro de mi, me daba miedo que eso fuera real, me daba miedo que fuera un sueño, muchas ideas surgieron, tal vez eso era una representación retórica de mi misma o tal vez si era un psicópata enfermo, no lo pensé en el momento por que eso no importaba, sea quien sea o lo que sea, me conocía demasiado y siempre conservaré la duda… ¿tiene razón?

Gradualmente perdí la visión pero sus palabras o quizá las mías se repetían en mi cabeza hasta que escuche una última frase “Nunca te vas a escapar”, abrí mis ojos bruscamente y me encontraba en mi cama, no podía sentir el calor de las cobijas o algo por el estilo… como si acabara de acostarme… era imposible… pero me levante al baño para refrescarme un poco, cuando llegué al baño y antes de lavarme el rostro, quise verificar, literalmente se me aceleró el pulso cuando sentí mi mejilla húmeda… justo donde eso… rápidamente me miré al espejo y noté mis ojos rojos e inchados como si hubiese llorado a mares… como en ese momento… me resistí a creerlo y supuse que había llorado durante el sueño y eso mojó mi mejilla… ¿Cómo comprobarlo?… probablemente mi almohada o mi cama estarían igualmente húmedas… al revisarlas no fue así.

Primero me asustó demasiado pensar que fue verdad… después lo entendí, no importa la naturaleza del acto el hecho es que ahora estaba en mi mente… para mi ahora es real y nunca se marchará, cada noche que cierre los ojos puede volver… vivir o no con eso ¿es mi decisión?… no estoy segura…. y nunca lo estaré de nuevo… ahora me doy cuenta que ni siquiera de eso estoy segura.

El usuario que envió el post no ha proporcionado información sobre la fuente.

Ragdoll

Please wait...

13 comentarios de “¿Un sueño?”

¿Quieres dejar un comentario?