Regalame Una Historia De Terror

Bueno esta es la Primera historia que escribo y envió, espero que les guste mucho y que me dejen comentarios diciendo que debo mejorar, sin más palabras aquí les dejo mi Creepy!

Estaba ahí sentada, leyendo cada palabra de aquellas historias que tanto le gustaban y es que le apasionaba tanto saber acerca de aquellas muertes tan inexplicables, no estaba segura si eran simples casualidades o simples historias escritas por algún bromista de internet…

Como se suponía, ella se quedaba despierta hasta muy tarde leyendo emocionadamente estas historias, a pesar que algunas le perturbaban no paraba de hacerlo hasta no estar del todo satisfecha, le gustaba sentir ese estremecimiento que recorría por su espalda, sus dedos temblorosos por el miedo, su rostro algo adormecido por el impacto y sobre todo sentir ese temor de que en algún momento alguno de esos terribles personajes apareciera detrás de ella.

Nunca juegues con tu destino que no sabes que podría pasarte, como dicen en mil lenguas: la curiosidad mato al gato y a veces suele ser cierto.

Tampoco intentes desafiar el mundo de lo paranormal porque inmiscuirte demasiado en aquello que no conoces puede ser terminal.

Una de esas noches la curiosidad la invadió demasiado, tanto que decidió permanecer sentada delante de la PC hasta quedar totalmente impactada por alguna historia y así lo hizo.

Letra tras letra, palabra tras palabra, párrafo tras párrafo no paraba de leer imaginando aquellas historias de niños mutilados, pinturas asesinas, o espíritus perdidos en el espacio que estaban detrás de uno esperando el momento indicado para dar el peor susto que se podrían imaginar.

Ya eran las 3 de la mañana, hora en la que según dicen el diablo sale de su morada a visitar a los mortales, a vigilar el sueño de las almas que en algún futuro próximo serian sus huéspedes, ella seguía ahí sentada con la mirada perdida en la pantalla de su monitor, sin imaginarse que su alma también estaba invitada a visitar el infierno, al no sentir aquel susto que tanto esperaba, decidió ir a dormir acompañada de su mascota. Se aseguro que la puerta de su departamento estuviera cerrada y miro por la ventana de su sala…de repente…sintió algo detrás de ella, un soplido frio, tan helado como si le abrían rozado un hielo por el cuello…no quiso darse la vuelta simplemente retrocedió y pensó que era su imaginación después de haber leído tanto, entro en su habitación y miró al espejo de su closet y al voltearse…vio una sombra que iba de un lado al otro, nuevamente supuso que eran las consecuencias de haber leído aquellas historias que a otros les habrían parado los pelos de punta…se recostó en su cama y trató de dormir pero no podía, escuchaba sonidos extraños, pasos en el pasillo, muebles que se movían y hasta gruñidos que provenían de una habitación continua a la suya, mantuvo el pensamiento de que solo era su imaginación y que nada de aquello pasaba en realidad cerró sus ojos y se sumergió entre sus sabanas, pero aquellos trozos de tela no la salvarían de aquel tormento que apenas empezaba…sus ventanas comenzaron a causar un sonido tan estresante como aquel que provocan las uñas al raspar una pizarra y los pasos que sonaban por su pasillo parecía que eran causados por un piano mal afinado que estaba siento golpeado con saña y malicia definitivamente estos ruidos eran causados para torturar los oídos de los condenados…no pudo soportarlo mas y cogió un cortapluma de su velador y decidió acabar con su tortura y cuando estaba por clavarlo en su vientre….despertó sentada delante del computador, se había quedado dormida sobre el teclado, un sudor frio recorría su frente y al haber tenido aquella experiencia, aunque se trataba de un sueño, había calmado las ganas que tenia de entrar en aquellas historias de miedo, apagó el computador, apagó las luces, y se entró a dormir…y al cerrar la puerta de su habitación maldita tortura en la que había caído, una espeluznante criatura estaba delante de ella, no tenia una forma bien definida, pero se le notaban los cuernos y la cola, era aquel será que salía a velar el sueño de las almas, aquel ser que había venido a recogerla y a cumplir su sueño de entrar en alguna de esas historias que con tanta pasión había leído, nadie escuchaba sus gritos pues misteriosamente ese día se encontraba sola en casa, esa criatura le arrancó lo único que había salido a buscar esa noche, almas perdidas, almas que deseaban entrar al mundo de las tinieblas…la noche terminó con los peores sonidos que te podrías imaginar…en este momento pensaras que la chica esta muerta…pues no…no lo esta…al señor de las tinieblas solo le interesa el alma…aquella noche…no la mato, simplemente le arranco el alma…pero vivir sin alma…es como estar muerto en vida…no tienes sentimientos…no sientes miedo…no te preocupas por el mañana…ya que para quienes han perdido el alma el tiempo no se siente…no existe el frio…no existe el calor…pero sobre todo…no existe el temor de sentir que alguien te observa cuando estas leyendo una historia de terror…

Imagen de perfil de luna666

El usuario que envió el post no ha proporcionado información sobre la fuente.

luna666

Please wait...

27 reflexiones en “Regalame Una Historia De Terror”

  1. Me encantó.

    La encontré redonda, y hacía de un buen tiempo a esta parte que faltaba una historia así como ésta, más intima y que juegue con la sugestión del lector, o sea: un Creepypasta con todas las de la ley. Solo faltó pulirla más, pero me definitivamente me encantó.

    5/5

  2. La idea que tienes es ¡Muy buena!
    Pero el cambio de velocidades me confunde, no me deja el suspenso o drama que quieres causar.
    Sobre lo que describes hazlo básico, el lector quiere adentrarse en la historia el 100% de las veces! 3/5 (*)

  3. Lo de las 3 A.M es tan… genial 😀
    Texto que avanza rápido, concordando con mis colegas; pero hay una forma en la que usas las palabras que se me hace… única o extraña, no lo se.
    Cuidado con los puntos suspensivos!
    4/5 😉

  4. Nota: 3/10.

    Vas rápido, muy rápido. Hacer eso en momentos de suspenso o de acción es el momento correcto -a veces por describir demasiado situaciones se puede perder la emoción de, digamos, una batalla-, pero es casi sólo en esos momentos que hay que acelerar el paso en la narración. Hacerlo en toda la historia sólo te hará leerla en menos tiempo y no asimilarla bien.

    En el párrafo grande es cuando más se tuvo que hacer pausas. Usar puntos en lugar de puntos suspensivos -en el final los usaste mucho y no correctamente-, o también funcionarían las comas. Sé que parece que al usar mucho los puntos suspensivos se creará un ambiente de, valga la redundancia, suspenso; pero nunca se deben exagerar. Las comas en la mayoría de las veces resultan ser una mejor opción, o hasta un punto y coma.

    En cuanto a la trama, si me gustó. Claramente un lector de terror se sentirá identificado, y eso contribuirá a que le preste más atención a la historia. Escogiste un tema muy “atractivo”, por así decirlo, que hasta tiene rasgos de sugestión. Aunque la escena particular en que llega el demonio no me gustó. No tanto por el hecho de que haya pasado eso, sino que más que todo por la narración. Si te fijas, en esa parte comienzan los puntos suspensivos excesivos.

    Otra cosa es que al momento de describir las situaciones de terror no hagas lo que usualmente se hace, hablando de “pasos afuera de la habitación”, “gritos”, “ver sombras”; pues es lo típico, y al exponerlos de forma tan simple, no quedan bien. No causarán terror, ni nada. Y nunca, pero nunca digas ni insinúes cosas como “nadie escuchaba sus gritos pues ‘misteriosamente’ ese día se encontraba sola en casa”; esas que son súper coincidencias o situaciones oportunas. “Casualmente olvidó su lápiz”, etc.

    1. Concurro. Sólo agregaré que en ocasiones es mejor dejar totalmente a la imaginación del lector las criaturas que describes. Cuando mencionaste lo de los cuernos y la cola, pensé en el Diablito de la Lotería. Si bien mencionaste que su apariencia no era definida, lo cual permite jugar con la mente, los demonios personales de cada lector suelen ser mas terribles que los que el escritor más consumado pudiera describir.

¿Quieres dejar un comentario?