QUE NADIE LAS DESPIERTE

bueno para empezar esta serie de cuentos que subiré no son míos son de un gran escritor: Fernando Iwasaki, de una de sus grandes obras: Ajuar Funerario.
yo solo quise que compartieran el mismo sentimiento que sentía al leerlos por primera vez…

 

NADA ME PRODUCE más horror que volver a casa de madrugada por cualquiera de
esas flamantes autopistas que circunvalan mi ciudad. Los carteles fosforescentes me infunden un sosiego adormilado, y las luces de los coches se disuelven líquidas en la cremosa oscuridad. Me hipnotiza ese veloz resplandor que engulle las líneas blancas de la autovía y me pregunto si acabaré en la cuneta o contra los pilotes que reverberan gelatinosos, casi difuminados por los pinceles de mis párpados.
De pronto pienso en las niñas y me enderezó, me abronco, me pellizco. Ellas desean
verme al despertar, y si muero mientras duermen les condenaría a una feroz vigilia de pesadillas. Pero el sueño en la carretera me envuelve con redes sutiles y bostezo como los túneles o cabeceo al viento como las soñolientas adelfas, cuajadas en la insoportable monotonía de las regueras. A lo lejos brilla turbia la ciudad y en la duermevela busco las farolas de mi calle, la luz del portal de casa, la lámpara de mi mesilla de noche…
Ya en la cama me acurruco junto a mis hijas, abrazo sus cuerpecitos tibios y beso sus mejillas como flanes. Entonces me arrasan las lágrimas y estremecido por la inercia de la velocidad me invade una sonámbula sensación de zozobra. Tal vez aún estoy en la autopista, acaso jamás llegué a casa. Y demudado espero hasta el alba porque no quiero despertarlas y que descubran que quien las sueña soy yo.

 

Imagen de perfil de sir integra

Fernando Iwasaki Ajuar Funerario
de un libro que encontre en la biblioteca de mi escuela

sir integra

Please wait...

14 thoughts on “QUE NADIE LAS DESPIERTE”

    1. El hecho es que la gran cantidad de cansancio le hace alucinar o tal vez se quedo dormido, y pensó en haber despedido a sus hijas y al sentir la inercia por el coche dar una maniobra brusca el noto que estaba dormido

    2. El hecho es que la gran cantidad de cansancio le hace alucinar o tal vez se quedo dormido, y pensó en haber despedido a sus hijas y al sentir la inercia por el coche dar una maniobra brusca el noto que estaba dormido

    1. ”…yo solo quise que compartieran el mismo sentimiento que sentía al leerlos por primera vez…” Palabra clave: leerlos. Si, amigo; serán varios. Lo cual por mi está bastante bien. Al menos Poe y Quiroga no se sentirán tan solos. Además y sinceramente, no conozco el trabajo del señor Iwasaki. Así que bienvenido sea. Aunque concurro contigo en un punto, espero no saturen de relatos de autores conocidos.

¿Quieres dejar un comentario?