Plácido tu cuerpo, conciliadoras tus manos

Plácido tu cuerpo, tendido, insinuante. 
Tus manos sobre la cama, atrayentes, vueltas hacia mí las palmas. 
Un tenue resplandor nunca antes visto, irradiando tu rostro en la penumbra del cuarto. 
¿Sonríes? ¿Me llamas? 

Tu cuerpo en posición, paciente, irresistible. 
Conciliadoras tus manos, expectantes, tal vez ansiosas. 
El dulce aroma del momento en que las disputas se zanjan piel a piel. 
¿Me acoges? ¿Me tienes? 

Tu cuerpo contorsionado en esa forma tan compleja que siempre te brinda comodidad. 
Tus manos más codiciosas que nunca, renunciando por esta vez a esa satisfacción tan habituada. 
Nada puede contra el silencio de la noche que se cuela en mi alma. Cierro los ojos y no hay más que esa imagen: tu perfección, por única vez. 

Ahora que, como siempre, no ves, ni escuchas, ni me regalas tu perfume, ni me brindas tu abrazo. Por sobre todas las cosas, ahora que callas… Hay algo más allá de mis sentidos que adivino arremolinándose sobre ti. Una luz fuera del espectro, una fragancia fantaseada, un sabor desconocido, una tibieza pospuesta, una palabra negada. 

Plácido tu cuerpo, conciliadoras tus manos, esta vez recibes mi afecto. 

Visión inmóvil, olor a sangre, sabor a beso, calor de entraña. Sonido de la máxima intimidad que alguna vez hemos tenido. 
Perfección. 
Esta vez, por fin, he llegado a tocarte el corazón.

————————————————————————————————————————————————————————————–

Espero que les haya gustado, este texto es de mi autoría y lo publiqué originalmente en mi blog http://veamosunademiedo.blogspot.com.ar/2013/05/placido-tu-cuerpo-conciliadoras-tus.html

Texto de mi autoría, escrito para mi blog "Veamos una de Miedo"
http://veamosunademiedo.blogspot.com.ar/2013/05/placido-tu-cuerpo-conciliadoras-tus.html

dakonero

7 comentarios de “Plácido tu cuerpo, conciliadoras tus manos”

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.