Miradas…

Tiempo de lectura: Cerca de 5 minutos.

Aveces lo veo, aveces siento su mirada, aveces lo veo por la ventana, solamente observándome, no puedo dejar de ver el bosque, ¡Ya no puedo vivir mas!
El… arruinó mi vida, destruyó todo lo que tenía, soy su juguete, está jugando con migo, ¡¿Por que a mi?!.
Aún recuerdo cuando mi vida era normal, cuando no conocía la existencia de esa cosa…. Tenía una buena vida, era muy feliz… pero ahora….
¿Que tengo? ¡Nada! Simplemente nada…. ¡Todo por culpa de este monstruo!, trataré de contar mi experiencia y mi tormento sin enloquecer…..

Vivo en México, en un pueblo pequeño, bastante cerca de varios cerros y un pequeño bosque que termina siendo parte de un cerro, yo era una persona normal, cursaba el segundo grado de preparatoria, tenía que tomar un camión que me llevara hasta mi escuela, en ese entonces salía de mi casa tranquilamente, apreciando el color de la naturaleza,  apreciando el color de el bosque y el cerro cuando el cielo estaba despejado y el Sol a todo lo que daba, me parecía hermoso, hasta que un día… todo cambio.

Regresaba de mi colegio, ya era bastante noche, el camión me dejo una colonia antes de la mía, y tenía que darle la vuelta a un cerro para llegar a mi colonia, así que supuse que si cruzaba el cerro, llegaría mas rápido, al subir a la mitad del cerro, había un sendero, anteriormente había visto a personas ir por ese sendero, así que decidí tomarlo, ya que este sale al otro lado del cerro, entonces comencé a caminar, después de unos 5 minutos empece a sentir que alguien estaba atrás de mi, pero… no como solemos sentirlo, si no que… sumamente cerca de mi, a menos de un metro, sería imposible, ya lo hubiese sentido u oído, volteaba seguidamente, pero no había nada… Mis nervios empezaron a agitarse, comencé a caminar un poco mas rápido, después de eso, salí del otro lado del cerro, peor algo que pase por alto fue el bosque, estaba sumamente oscuro, y estaba exactamente en medio del bosque y el cerro, no había vuelta atrás, saldría lo mismo, entonces decidí seguir con mi camino, estaba realmente oscuro y me empezaba a marear por alguna razón, me empezaba a sentir enfermo, con nauseas, logré ver que un árbol bastante grueso había un símbolo extraño, era un circulo con un tache encima, supuse que era la marca de alguna exploración o algún tipo de señal, así que no le hice mucho caso y seguí, yo había visto que el bosque no estaba tan grande, desde mi casa se ve que es corto, pero me parecía una eternidad y no podía ver el final o algunas luces de las casas o autos que pasaran, me asusté mas cuando vi la hora y habían pasado dos horas desde que llegue, a lo cual era imposible ya que el lugar era pequeño, y el cerro de igual forma, no lo entendía, mas tarde, después de unos minutos de caminar, pude ver la salida, se veía un tanto lejos, pero me tranquilizo, de repente, algo llamo mi atención e hizo que se me erizaran los vellos de todo el cuerpo, oí como una rama se rompía, en eso, volteé y  pude ver algo que hizo que mi corazón se parara de repente;
Era una figura alta, delgada y con un tipo de traje, no… no podía creer lo que estaba viendo, ¿era mi mente? ¡NO! Lo ví claramente, esa cosa solo me estaba observando… ¡con su horrible rostro! Pero.. ¡No había rostro alguno! No tenía sentido, no tenía cara, solamente su piel era de color blanco, ¡¿Que demonios vi?!

Del terror, comencé a correr con desesperación, me sentía supér acelerado, sentía como mis pies temblaban mientras corría, volteaba a menudo para  ver si me seguía esa cosa, en efecto,  me seguía el paso demasiado rápido, empecé a gritar del susto, logré llegar a la salida, pero no me detuve, cruce la avenida, y llegué al otro lado del camino, pero seguí corriendo, empecé a soltar unas lagrimas del maldito miedo, llegué a mi casa, y me senté, mis padres no estaban en casa, era muy extraño, mi madre no trabajaba y mi padre iba a llegar tarde esa noche, y apenas unas cuantas horas oscureció, llegué infartado, solo quería tranquilizarme y aclarar mi mente por un momento, pasaron las horas y me tranquilice, pero…aún me sentía vigilado, no quería mirar por las ventanas, así que las cerré, ya eran mas de las 12 de la noche y mis padres no llegaban, así que decidí irme a dormir, no podía dormirme, simplemente sentía mucho miedo, empezaba a escuchar ruidos extraños afuera, como gemidos y pasos, me di vuelta y vi el reloj, marcaban las 3:45 a.m.. así que puse un poco de música y logré conciliar el sueño.

Al siguiente día, me levanté temprano ya que tenía que ir a la escuela, me arregle y salí de mi casa, ahora, ya no podía ver el bosque ni el cerro de la misma manera, simplemente no pude dejar de voltear al bosque, cuando me le quedaba observando por mucho tiempo, sentía un zumbido muy agudo en el oído que lastimaba mis tímpanos, iba llegando a la escuela, sabía que un poco de estudio me sacaría la mente de eso, pero no fue así, me empece a sentir mal, las mismas nauseas de el día anterior, así que fui al baño,  cuando iba bajando las escaleras pude oír unos gritos que provenían de abajo, y lo que vi, me sorprendió a tal grado que el miedo de la noche anterior volvió, lo que vi era un muchacho, acostado boca abajo con un gran agujero en la espalda, con un tipo de materia negra y mucha sangre, las niñas aterrorizadas corrían y gritaban  – ¡Auxilio, ayuda! ¡que alguien lo detenga! – Pude ver de que huían mis compañeros, ¡Era esa cosa! ¡Me había seguido hasta la escuela y venía por mi eliminando todo a su paso! Los maestros, los compañeros todo, logré huir de la escuela y corrí todo lo que podía, volteé y lo vi de nuevo, ¿Como pudo haber llegado tan rápido? Llegue a mi casa y cerré mis puertas y las ventanas, cuando entre y observe con mas claridad, vi que mi casa estaba destruida, todo tirado, y se veían manchas de sangre en todos lados, subí las escaleras y vi a mis padres muertos, con agujeros en el pecho y espalda, no podía creer lo que veía., aterrado fui a mi cuarto para recoger algunas cosas e irme inmediatamente, volteé y  vi a esa cosa, del susto, me eché para atrás y me pegué en la cabeza y caí in consiente, lo ultimo que recuerdo fue ver a esa cosa alta y delgada acercarse a mi y observarme.

Desperté en un hospital, en una cama, estaba sumamente de vil, apenas odia mover mis brazos, entró una enfermera, y le conté todo lo que paso, no me preguntó nada mas, parecía que me daba el avión, ella solo  me contó lo que descubrió la policía, en la escuela, fueron asesinados brutalmente mas de 15 alumnos y 10 maestros, me dijo que la policía vendría a hacerme unas preguntas cuando mi estado de salud mejoré, me trajeron a una institución mental, para personas con problemas mentales, ellos creen que estoy loco, pero no lo estoy, solamente, cuento mi experiencia a os demas enfermos, hay varios como yo por aquí, creen que están locos, pero no lo están, sin embargo cuando les cuento sobre el, me miran como un extraño y como un verdadero loco, Después de unas semanas solicite mis cosas y entre ellas, mi computadora, entonces la agarré y empece a escribir esto, lo mas raro… es, que cada que escribo una oración… no dejo de voltear a la ventana, para ver esa figura de nuevo, observándome.

Creacion propia

Andre Arcos

Rating: 8.75. From 4 votes.
Please wait...

4 thoughts on “Miradas…”

¿Quieres dejar un comentario?