Me gusta mucho…

Tiempo de lectura: Cerca de 3 minutos.

Me gusta, me encanta e hipnotiza su sabor. Amo la cálida sensación que produce en mi garganta la sangre fresca, y esta noche, he de probarla una vez más.

No tengo ilusiones de ser un vampiro, no estoy loco… o al menos esa no es mi clase de locura, mi locura es mas bien una adicción, un deseo que me lleva a buscarla y puedes creerme que ya no me interesa mucho lo que se requiere para conseguirla.

Aun puedo recordar como inicio mi adicción, me encontraba a la mitad del bachillerato cuando conocí a Carolina, ella era tan hermosa, tan misteriosa, me perdía en mi imaginación al verla, era un tonto chico enamorado, y ella una diosa seductora y misteriosa que vio algo en mi.

Fue como un relámpago en la oscuridad, me sentí iluminado cuando me invito a su casa, la deseaba y ella lo sabia; debía ser una bruja, puesto que me encontraba sumergido en un hechizo, en un trance, en un estado en el cual deseaba tomar cualquier cosa que ella deseara darme, y resulto ser que su regalo fue el sabor de su vida misma.

Me contó como sentía ella que la vida no le era justa, como se encontraba atrapada en su propio dolor, y mas importante me mostró como el simple hecho de lastimar su carne, cortar su mano con una navaja le hacia sentirse mejor. La vi como lastimaba esa mano que producía en mi el deseo de una caricia, vi esa mano acercarse a mi rostro, con suavidad me indicaba a levantarme, pinto de rojo sus labios con la sangre que salía de su mano y me dio ese primer beso, un beso cuyo sabor era dulce y metálico a la vez, podía sentir su deseo de vivir en ese beso, y así me deje encantar.

¿Cuantas veces se repitió este ritual?, ¿Cuantas veces se entrego a mi de esa manera?, eso es algo que no podría decir a ciencia cierta, solo sé que el día que la perdí, fue mas de lo que podía soportar. Ella uso su misma navaja y en lugar de cortar la punta de su dedo o la palma de su mano como hizo otras tantas veces, corto sus muñecas y dejo que la vida escapara por ellas. Tras su muerte, sentí que no podría tener esa intimidad con nadie, nadie entendería la magia y el placer que traían esos besos carmesí.

Oh!! Un nuevo rayo de esperanza llego a mí cuando uno años después vi a Yessi; ella estaba tan llena de alegría  tan llena de amor y ternura, pero en nuestra relación faltaba esa chispa de magia, ese sabor en sus besos.

Ella Trato de entregarse a mí, intentó seducirme con esa pasión mundana que la gente ordinaria suele disfrutar;  decidí pedirle esa muestra tan simple de amor como era entregarse a mi de forma plena, darme a probar el calor dentro de ella y conocer el misterio de su sangre, pero en lugar de amarme plenamente, ella se alejó de mi. ¡YO NO LO PODÍA SOPORTAR! ¡DEBÍA SER MIO SU AMOR!, ¡ELLA SERIA MÍA!.

Mía fue ella la noche que llegue a su casa, ella estaba sola como yo esperaba, con cuidado había planeado mi proceder,  me disculparía por mi comportamiento, le pediría ayuda y “abriría mi corazón” a su ayuda…

Ella me dejo pasar, me escucho decir lo que ella quería oír y lloro mientras me tomo en sus brazos, me prometió que todo estaría bien, que ella me haría sentir amado. Ella no tenia idea de cuanta razón había en sus palabras. Tan pronto me dio la espalda, me acerque sigilosamente a ella y con esa navaja de plata que antaño me trajera tanto placer, corte su garganta, ella se resistía  pero cubrí su boca para que no gritara mientras saboreaba su sangre, bebía su vida, y volvía a sentir esa excitación  esa erección tan única  tan especial, tan maravillosa sensación que me embargo mientras su vida se perdía.

Yessi murió, pero de alguna manera su vida sigue en mi, y eso cuenta de algo creo yo; su vida sigue en mi igual que como siguen las de las demás; Laura, Sofía, Beatriz, todas ellas entregándome su vida, su pasión, su sangre, y trayendo de vuelta esa magia sensación que una vez mas deseo. De hecho es hora de ir a ver a Roxana, y no puedo esperar a probar su sangre, a sentir su vida y bañarme en ella…

me gusta el sabor de la sangre

Armando

Rating: 7.81. From 16 votes.
Please wait...

6 comentarios de “Me gusta mucho…”

  1. Es buena, tiene potencial, no soy así que tu digas “bienrequetemaster” pero espero ayudar 😉 En el segundo parrafo sería “lo que se requiera” en vez de “el que se requiera” Revisa bien hay muuchas palabras sin tildar (si yo lo hago tambien ok^^) nombres propios van con mayusculas (como Carolina).
    So… me gusto mucho como lo manejas y tu modo de escribrir, muy buena, muy rica, pudiere ser que le falte algo de tensión, a mi opinión eso depende de tí. 4/5 y tu +1 Suerte

¿Quieres dejar un comentario?