La Mujer de los Pasos

Desde muy pequeño me ha gustado dormir en casa de mi abuela, aya se encuentra la mayoría de mi familia, la más cercana, y los fines de semana me gustaba hacer pijamadas con mis 3 primos en el piso de mi abuela.

Su casa era muy antigua y que antes era un lote vació donde la gente enterraba a sus muertos allí, ella siempre nos contaba anécdotas que le habían sucedido a ella cuando era más joven, pero la que más me llamo la atención fue que una noche ella se levanto al baño, muy tarde y escucho pasos en la escalera, pensó que habían sido sus hijos, osea mis tíos, pero ella al ir a echar un vistazo se encontró con una figura espectral en la parte de arriba de la escalera que la miraba fijamente y que luego de algunos segundos desapareció. Mi abuela temblaba al contar lo que le había sucedido pero mis primos no habían prestado atención, así que yo tampoco le hice mucho caso, pensé que nos había gastado una broma…… fue nuestro error no haberla tomado enserio.

Una noche de Abril, estaba con mis primos como de costumbre una noche de sábado, era muy tarde supongo que la 3:15 más o menos, estábamos jugando monopolio en un piso donde no vivía nadie y allí era siempre donde hacíamos nuestras pijamadas. Luego de un rato nos percatamos que alguien subía las escaleras, pero no le dimos importancia.

Ya cuando estábamos cayendo dormidos, alguien toco la puerta del piso donde estábamos, nos asustamos un poco, pero pensamos que era nuestra abuela que nos iba a ver que hacíamos, cuando comenzaron a tocar más fuerte y más fuerte, nos quedamos helados, seguían tocando como si quisieran tumbar la puerta, giraba mi cabeza hacia mis primos, estaban pálidos, luego nos llego un viento helado, tan frío como para paralizarnos, los golpetazos en la puerta cesaron, y como mayor tenía que ir a ver de que se trataba. Abrí lentamente la puerta, y comencé a mirar de todos lados haber si había alguien, mis primos se acercaron a mi y nos apegamos, cuando de pronto la luz se apago, quería gritar, pero mi garganta no respondía, mi boca estaba tiesa, mis piernas temblaban y mis brazos apretados por mis primos a tal punto que parecían como si quisieran hacérmelos trisas, el miedo nos había paralizado, pero era solo el comienzo.

Estuvimos a oscuras como por 5 segundos, luego el foco se prendió de nuevo, hay fue cuando la historia que nos había contando la abuela se volvió real, no era broma, esa mujer estaba allí viéndonos fijamente, vestida de blanco, con esa cabellera negra y larga, y esos ojos totalmente negros que te perdías a verlos, el pánico me invadió, mi cuerpo no respondía, cuando fue ahí que nos lanzo una sonrisa macabra y una pequeña carcajada de ultratumba que era como una puñalada a todo mi ser, la luz se volvió a apagar, y desapareció, nos hicimos para atrás lentamente, cuando de un solo golpe la puerta se cerro que causo un estruendo que todos se levantaron, caímos al piso helados, pálidos, sin habla como si se hubiera llevado nuestra almas y el corazón latiendo a toda prisa.

Cuando subieron mis tíos y la abuela les contamos el horror que habíamos presenciado,  pero no nos creyeron, dijeron que era pura mentira para justificar que estamos haciendo alboroto, mis tíos bajaron a mis 2 primas a su casa, ellas temblaban, una llorando y la otra con una expresión de susto en su rostro, mi otro primo y yo bajamos con la abuela al piso de abajo para tratar de dormir, y olvidar ese momento, en el me arrepentía de no haber escuchado con atención a mi querida abuela.

Hoy en día, me sigo quedando a dormir en la casa de mi abuela, con mucha más frecuencia que antes, pero cuando estoy con mis primos haciendo pijamadas o conversando hasta tarde, tratamos de no recordar ese día, y mucho menos a la mujer. Seguimos escuchando pasos, pero no los tomamos en cuenta, nos ponemos a Orar y pedir a Dios que nos cuide, que no permita que la mujer se nos vuelva aparecer, y que esta vez, no logré más que solo causarnos un gran susto.

Imagen de perfil de Bloddy Smile

historia propia

Bloddy Smile

Rating: 8.78. From 18 votes.
Please wait...

3 thoughts on “La Mujer de los Pasos”

¿Quieres dejar un comentario?