La criatura

Todas las personas no hablaban más que de la criatura. Este ser había aparecido hace unos días atacando a personas a altas horas de la noche. Quien era atacado por el aparecía descuartizado al día siguiente. Pero solo atacaba a personas que iban solas, así que todos se aseguraban de ir en grupos a altas horas de la noche para evitar ser atacados por esa cosa.

Manuel era un hombre que trabajaba en una fábrica que quedaba un poco retirada de la ciudad. Al igual que en toda la ciudad, la criatura era tema de conversación y todos seguían las medidas necesarias para estar a salvo.

Pero por ciertas cuestiones, un día Manuel se quedó hasta tarde trabajando. Necsitaba dinero extra para su madre que estaba muy enferma y cuando le dijeron que hiciera horas extras, el acepto sin dudarlo.

Durante todo el día sus pensamientos estuvieron ocupados en su madre, en que con el dinero extra podría comprar los medicamentos necesarios para que se recuperara. Pronto llegó la tarde y con ella la noche. Manuel salió de la fábrica a la parada del autobús. Se alegró al ver que habían más personas, porque había que tener cuidado debido a la criatura que andaba por allí. Pronto subió al autobús, y en ese momento comenzó a sentir
que alguien lo observaba.

El autobús seguía su marcha pero Manuel sentía esa extraña sensación. Miraba a través de las ventanas y cerca de una arboleda pudo ver una sombra que se movía rápidamente.
En ese momento la sensación de ser observado cesó.

Manuel llegó a su parada. Al ser casi la medianoche, el autobús lo dejaba un poco más lejos de lo habitual pero eso no importaba. Lo importante era que ya llegaría a su casa a descansar. Él bajó del autobús y comenzó a caminar hacia su casa. De pronto comenzó a sentir la sensación de ser observado. Empezó a acelerar el paso, y entonces comenzó a escuchar una respiración jadeante, como la de alguien que está muy cansado. Se sentía muy incómodo pero ya llegaría a su casa. Pero comenzó a sentir que algo iba detrás de él. Tenía ganas de voltear la cabeza para ver que era pero algo le decía que no lo hiciera. Pero pudo más la curiosidad. Al voltearse vio una criatura horrible de dos metros de altura con unas garras enormes y unos grandes colmillos. Soltó un grito y salió corriendo. Detrás de él, venía la criatura.

Corría y corría, cruzaba calles, doblaba esquinas. No comprendía porque las calles estaban desiertas, no se veía ningún auto, no oía ningún ruido. Como si todo el mundo hubiera desaparecido en este momento. Cuando ya la criatura iba a alcanzarlo, se encendieron unas luces y empezó a oír detonaciones de armas de fuego. Era la policía, que debido a los constantes ataques de la criatura tenía a casi todo su personal dandole seguimiento a este caso.

La criatura, con una velocidad increíble, corrió hasta desaparecer en la oscuridad de la noche. Mientras tanto, Manuel se recuperaba de lo que había vivido hace un momento. Un policía le dijo:
-Diablos, casi la teníamos a nuestro alcance pero por lo menos logramos salvarte.
-Muchas gracias, casi termino en las garras de esa cosa. Que bueno que todo esto ya pasó.

Los policías llevaron a Manuel a su casa y se retiraron. Él entro, calentó su cena en el microondas y se dispuso a ver televisión. Estaba disfrutando de una película cuando escuchó ruidos fuera de su casa. Salió a ver que era pero no había nada ahí. Entonces dispuso mejor irse a dormir, ya que debía levantarse temprano para ir a trabajar. Fue a su cuarto y se acostó. Pero comenzó a escuchar ruidos en el piso de abajo, especificamente en la sala. Bajó y novió nada pero cuando se disponía a subir se fue la luz.

El miedo comenzó a invadirlo, pero se tranquilizó diciendo “solo fue un apagón, dentro de nada la luz volverá”. Pero el miedo volvió a él al oír pasos que venían de la cocina. Recordó que tenía su telefono y alumbró la cocina. Y la vió, esta vez más detalladamente.
Parecía una especie de reptil gigante de color totalmente negro. Tenía unas garras enormes de medio metro, unos colmillos ensangrentados. Pero lo que más lo aterró fueron sus ojos, totalmente negros como la noche misma. Lanzó un grito pero este fue silenciado por las garras que atravesaron su cuello.

Imagen de perfil de Nazario Lopez

De mi mente

Nazario Lopez

Alguien que viene desde las profundidades del terror colectivo

Please wait...

4 thoughts on “La criatura”

  1. Falta agregarle pasion a la narracion, es una historia comun, utilizas mucho el “pero”, falta credibilidad en la historia le doy 3 estrellas

¿Quieres dejar un comentario?