La casa de mis abuelos

Recuerdo esa noche… esa terrorífica y tenebrosa noche en la casa de mis abuelos.

Todo comenzó cuando fui de visita a la casa de mis abuelos, una noche lluviosa, con relámpagos y truenos en cantidad. Estaba atemorizado, pues era muy pequeño.

Cuando llegamos a casa de mis queridos abuelos, nos abrazamos muy fuerte, pues había pasado muchos días sin verlos luego de mis vacaciones. Es una tradición ir todos los domingos a casa de ellos.

Estaba sentado en la mesa y tuve la necesidad de ir al baño, por lo que avise: “abuelos, voy al baño”; “bueno Mati”, me respondieron. Al volver a la mesa, la televisión que estaba encendida dando un programa infantil se ha convertido en lluvia, ruidosa lluvia, como si se hubiera perdido la señal. Mis abuelos no estaban, desaparecieron, he gritado lo más que pude “¡Roberto! ¡Mercedes!”, nadie ha contestado, solo seguía escuchando esa lluvia molesta de señal perdida en el maldito televisor.

Los he buscado por toda la casa, de arriba a abajo, recorrí todos los rincones “estarán jugando a las escondidas conmigo y no me avisaron para que me sorprenda”, pensé. Pero nada, no los encontré y estaba aterrorizándome cada vez más.

Tomé el teléfono lo más rápido que pude, marque el número de la policía y les pase la dirección. Estaban en camino.

Al llegar, tocan la puerta, les abro para que pasen y les conté la historia, al principio no me creían, pero luego al ver la televisión con lluvia (la única televisión de la zona sin señal), comenzaron a preocuparse. Buscaron por todos los sitios, pero nada. “Ya he revisado allí oficial, solo encuentro mi propia sombra” le he dicho aterrado a uno de los oficiales.

Todo pasó a ser de alegría y diversión, a una historia muy extraña y perturbadora. ¿Cómo puedo explicar que salí del baño y ya no encontré a mis abuelos?, ¿Cómo puedo explicar el corte de señal en el televisor? En fin, les he dado los datos de mis abuelos a los oficiales para que investiguen el caso, pues no tenía ni la mínima idea de que había ocurrido allí, y al parecer, la policía menos.

Mi hermano había salido a comprar, no estaba en casa de mis abuelos, cuando le conté lo ocurrido, no lo podía creer. Decidimos volver a casa.

Al día siguiente recibimos un llamado al teléfono, una voz muy fría y tenebrosa que decía “tus abuelos no están idiota, no están… donde habrán ido”, asustado corté la llamada y fui corriendo donde se encontraba mi hermano y le dije que una persona muy rara ha llamado a nuestro teléfono y me ha asustado.

Mi hermano fue hacia el teléfono y ha mirado el número de quién llamo, pues tenemos identificador de llamadas. Al revisar, el registro era “número privado”. No sé por qué, pero presionó la tecla para pasar al registro siguiente y este fue: “4613-DEAD-DEAD-DEAD-DEAD”, gritamos muy fuerte, incluso despertamos a nuestros padres que se encontraban durmiendo. Los dos al mismo tiempo, asustados, le contamos a nuestros padres lo sucedido, no nos creyeron y han pensado que les estábamos gastando una broma. Justo en ese momento, vuelve a sonar el teléfono, mi madre tomó la llamada. Para nuestra sorpresa, era la policía, mi madre estaba algo confundida, todavía no se había enterado de la historia en casa de nuestros abuelos. Mi madre solo dijo con cara confundida: “muchas gracias oficial”. Colgó y nos miró muy raro a los dos, recuerdo como si hubiera sido ayer, nos dijo exactamente lo siguiente: “chicos, sus abuelos fallecieron hace años… ¿de qué habló el oficial?”……

 

¿Habrá sido solo una pesadilla mía? ¿O realmente fui con mi hermano a casa de mis abuelos y nos los pude encontrar nunca más…?

Imagen de perfil de Agustín Cipollone

Creación propia. Autor propio

Agustín Cipollone

Rating: 7.37. From 27 votes.
Please wait...