Ickbarr Bigelsteine

Cuando era un niño tenía pavor de la oscuridad. Todavía lo hago, pero cuando tenía más o menos seis años no podía pasar una noche entera sin llorar para que alguno de mis padres buscara debajo de mi cama o en mi armario a cual fuera el monstruo que pudiera estar esperando para comerme. Incluso con una luz de noche todavía veía figuras oscuras moviéndose en las esquinas de mi habitación, o caras extrañas mirándome desde la ventana. Mis padres hacían lo que podían para consolarme, diciéndome que era sólo una pesadilla o una ilusión óptica provocada por la luz, pero en mi joven mente estaba seguro de que al momento que cayera dormido, las cosas malas me iban a atrapar. La mayoría del tiempo me escondía debajo de las frazadas hasta estar lo suficientemente cansado como para dejar de preocuparme, pero de vez en cuando sentía tanto pánico que corría al cuarto de mis padres, despertando a mi hermano y hermana en el proceso. Después de un calvario como ése, no habría manera de que alguien tuviera una buena noche de sueño.

Eventualmente, tras una noche particularmente traumatizante, mis padres se hartaron. Por desgracia para ellos, entendían bien la inutilidad de discutir con un niño de seis años, y sabían que no podrían convencerme de dejar a un lado mis miedos a través de la lógica y la razón. Tenían que ser ingeniosos.

Fue idea de mi madre confeccionar a mi pequeño amigo para la hora de dormir.

Juntó muchos pedazos de tela surtidos con su máquina de coser y creó a quien yo más tarde llamaría «Sr. Ickbarr Bigelsteine», o «Ick» para abreviar. Ick era lo que mi madre llamaba «un monstruo de medias». Estaba diseñado para protegerme mientras dormía por la noche, asustando a todos los demás monstruos. Ickbarr tenía un aire a un Frankestein en versión gremlin, con ojos grandes y blancos hechos de botón y orejas de gato caídas. Sus pequeños brazos y piernas estaban hechos con un par de medias rayadas en blanco y negro que pertenecían a mi hermana, y la mitad verde de su cara estaba hecha de una de las medias altas de fútbol de mi hermano. Su cabeza podría ser descrita como bulbosa, y por boca mi mamá le había cosido un pedazo de tela blanca, y bordado en forma de zig-zag una amplia sonrisa de dientes afilados. Lo amé desde el primer momento.

De ahí en adelante, Ick nunca se separaba de mi lado. Así que cada noche a la hora de dormir, me diría dónde se escondían los monstruos y yo lo colocaba en el área de mi cuarto más cercana a lo macabro. Si había algo en el armario, Ick bloqueaba la puerta. Si había una extraña criatura rasguñando la ventana, apoyaba a Ick contra el vidrio. Si había una gran bestia peluda bajo mi cama, bajo la cama lo ponía. Algunas veces, los monstruos se escondían en mis sueños, e Ickbarr tenía que venir conmigo a mis pesadillas. Era divertido traerlo a mi mundo de ensueño, ya que juntos pasábamos horas combatiendo demonios y fantasmas. La mejor parte era, que en mis sueños, Ick podía realmente hablarme. —¿Cuánto me amas? —me preguntaba.

—Más que a nada en el mundo —siempre le decía.

Una noche, en un sueño, después de perder mi primer diente, Ick me pidió un favor.

—¿Me puedes dar tu diente?

Le pregunté por qué.

—Para ayudarme a matar a las cosas malas —me dijo.

A la mañana siguiente mi madre me preguntó dónde estaba mi diente cuando bajé a desayunar. Por lo que me dijo, el «hada de los dientes» no lo había encontrado bajo mi almohada. Cuando le dije que se lo di a Ickbarr ella solamente se encogió de hombros y se regresó a alimentar a mi hermana pequeña. Desde ese momento, cada vez que perdía un diente se lo daba a Ick. Siempre me agradecía y, por supuesto, me decía que me amaba. Con el pasar del tiempo, sin embargo, me quedé sin dientes de leche, y ya me estaba poniendo un poco viejo para seguir jugando con muñecos. Así que Ick sólo se sentaba ahí, en mi estantería, acumulando polvo y ausentándose lentamente de mi atención.

Pero las pesadillas se volvieron peores. Tanto que empezaron a seguirme mientras estaba despierto, atemorizándome en cada rincón oscuro o arbusto que se movía. Luego de una noche particularmente mala volviendo de la casa de un amigo en bicicleta, y en la que podría haber jurado que una jauría de perros rabiosos me estaba persiguiendo, llegué a casa para encontrar que alguien me esperaba en mi habitación. En mi cama, de pie y completamente erguido ante la luz de la luna, estaba Ickbarr. Al principio pensé que mis ojos estaban jugándome bromas de nuevo, como lo habían estado haciendo toda la tarde, así que traté de prender y apagar las luces. Lo hice de nuevo, con ningún cambio. Me estaba empezando a poner nervioso.

Comencé a retroceder hacia la puerta, sin quitar mis ojos de la silueta de Ick; mi mano estirada incómodamente, buscando el picaporte. Estaba a punto de irme a la mierda de ahí cuando escuché que la puerta era azotada contra su marco, dejándome encerrado en la oscuridad. En nada más que sombras y silencio.

Hasta que escuché una voz familiar y estridente. —Dejaste de alimentarme; ¿por qué debería protegerte?

—¿Protegerme de qué?

—Déjame mostrarte.

Pestañeé una vez y todo cambió. Ya no estaba en mi habitación, estaba en… otro lugar. Una especie de bosque, un lugar horrible, de pesadillas, donde partes de fetos abortados colgaban del follaje, y el suelo estaba infestado con insectos carnívoros. Una niebla espesa inundaba el aire con un olor a carne podrida, mientras luces de un verde amarillento parpadeaban en el cielo oscuro. Mi cabeza empezó a palpitar como si estuviera a punto de explotar, porque en mi mente, escuchaba la voz de nuevo.

—Esto es lo que tu realidad será sin mí.

Sentí unas pisadas que hacían temblar la tierra, aproximándose rápidamente.

—Soy el único que puede pararlo.

Estaba detrás de mí ahora, enorme y enojado.

—Dame lo que necesito, y lo haré.

Me desperté antes de poder darme vuelta.

Al día siguiente revisé el armario de mis padres buscando los dientes de leche de mi hermano, y se los di todos a Ickbarr. Casi inmediatamente después de ello las pesadillas terminaron, y estaba relativamente en condiciones de seguir con mi vida normal.

De vez en cuando, me metía en la habitación de mi hermana y robaba lo que estaba destinado al hada de los dientes, o estrangulaba a uno de los gatos de la vecina para quitarle sus pequeños incisivos. Cualquier cosa para alejar las visiones. También comencé a notar que Ick se movía en mi cuarto cada vez que yo me iba, reordenando mis cosas y adicionando más cortinas. Se veía más vivo, de alguna forma. En la luz correcta sus dientes podían verse brillando y se sentía tibio al tacto. Por más que esto me asustara, no podía juntar el valor necesario para destruirlo, sabiendo perfectamente a dónde eso me llevaría. Así que continué recolectando dientes para Ick a lo largo de la secundaria y la universidad. Mientras más crecía, a más cosas aprendía a tenerle miedo y más dientes necesitaba Ick para mantenerme a salvo.

Ahora tengo 22 años, un trabajo decente, mi propio apartamento, y una colección de dentaduras. Ha pasado casi un mes desde la última vez que Ick comió y las pesadillas están empezando a acorralarme de nuevo. Tomé un desvío a través de un estacionamiento después del trabajo esta noche. Encontré a un hombre forzando la cerradura de su auto. Sus dientes estaban manchados de amarillo gracias a una vida de tabaco y café, y aun así, tuve que usar el martillo para extraer los molares. Cuando regresé a mi departamento él me estaba esperando. En el techo, en un extremo. Dos ojos blancos y una boca de navajas.

—¿Cuánto me amas? —me pregunta.

—Más que a nada —le contesto, sacándome mi abrigo—. Más que a nada en el mundo.

ickbarr

Imagen de perfil de Lady Constantine

Traducción mía, de
http://www.creepypasta.com/ickbarr-bigelsteine/

Lady Constantine

Lo unico que necesitan saber de mi, es que los miro mientras duermen...

Rating: 8.46. From 178 votes.
Please wait...

81 thoughts on “Ickbarr Bigelsteine”

  1. La verdad esta creepy se me hizo tierna… Me dan ganas de tener un Ickbar. Aún si tengo que alimentarlo con dientes, no me importaría. Sería muy lindo tener un amigo, compañía y protección a todas horas

  2. Wow,me pareció algo realmente genial,Yo nunca he tenido peluches,va si los tuve pero me aburría de ellos,nunca dormí con ninguno,y ahora me dieron ganas de tener uno,pero no creo que sea lo más adecuado para una adolecente.

  3. Pésimo cambio de argumento, empezó bien pero la manera en que se fue desenvolviendo la trama es inestable y forzada; pero buen intento.

    1. Bitch please! Eyeless duerme bajo mi cama XD también Skipper y Kuchisake Onna .3. El armario se lo apoderaron las chicas y en la parte de arriba Ben y Sally. En el baño obviamente Hanako-san y Daruma. Los demás… en el piso XD ah y Liu duerme junto a mi

  4. A mi me ha gustado, no es la mas original que he leido pero no creo que la originalidad sea lo mas importante. A fin de cuentas he leido algunas creepys que por querer ser originales han caido en el ams burdo ridiculo. Esta en particular esta muy bien escrita y tiene un ambiente muy logrado.

    Ademas quiero romper una lanza a favor de Lady Constantine. Su redaccion siempre es impecable tanto en las traducciones como en los originales y consigue que las historias se lean bien y te emtan en ambiente. Si se la publica es por que sabe escribir y hace buenos aportes. Por supuesto que a todos nos gustaria que se nos pusiesen los envios en la portada, pero no siempre es asi. Yo estoy convencido de la calidad de mis envios (pese a no ser el terror mi fuerte, lo mio son los cuentos) pero entiendo que no todo el mundo ha de estar de acuerdo, asi que simplemente pienso algo nuevo y lo envio. Detecto algunos egos hinchados y algunas ansias de notoriedad flotando en el ambiente.

    1. Pues si, un muñeco de medias que te protege de “las bestias de la oscuridad” … tiene su toque de ternura… aun así, antes de tierno… lo vi bastante extraño… y como dijeron anteriores comentarios, pues si, te hace pensar si todo fue producto de la mente o realidad

    1. Y luego los neutrales nos mataremos entre nosotros y nuestros predecesores se mataran entre ellos y así sera por los siglos de los siglos…

  5. DirtyDay: Me registre solamente para decirte con todo respeto, CALLATE Y ACEPTALO TUBBIE HA HECHO EXCELENTES APORTES! NO LE LLEGAS NI A LA MUGRE DE LOS PIES. Lo siento si la verdad duele…

  6. Jaja, dicho y hecho. Era solo cosa de tiempo para que Tubbiefox explotara como granada y viniera a sacar una discusión que tuvimos via mensaje privado en un tema que no tenía nada que ver (creo que andaba buscando la ocasión perfecta para sacarse la espinita que le quedó clavada xD) Pues nada, cada vez reafirma más su mediocridad. Cree tener el monopolio de saber qués bueno o qué es malo (aún cuando sus aportes han pasado sin pena ni gloria) y francamente no me sorprenden en demasía este tipo de snobs. Lamentable por la página…. un minuto de silencio por tubbie -.-

    1. Ahora si… el snob eres tú… y no por defender al bruto del tubo, pero sinceramente… tubo tiene razón… por una creepy que les gusto a algunas personas tu ego está por los cielos, se te explico mil veces el método de la página… lamentable por ti que no aceptas que simplemente tu creepy así como gusto a unos a otros les pareció fatal. por cierto… soy Aura con quien discutiste en la página de Facebook.

      1. Hola, Aura-Lola. Todo eso me ha quedado claro desde que lo dijeron… y eso no está en discusión, sé que a unos les gusta U2 y otros no le gusta, es tan básico como respirar. Lo que no acepto es que como tu bien dices el “tarado” de tubbie no supo ni sabe dar las explicaciones correspondientes, solo se limita contestar con monosílabos y tratar re-mal a las personas, quizás estaba a costumbrado a hacerlo y que no le dijeran nada, pero ya ven que conmigo se ha equivocado. Y no, no soy snob… yo no soy el que se abraza del cine de Hitchcock para decir que tiene buen criterio xD

        …es más ¿que diablos hago aún aqui? -.-

  7. ¬_¬ Pero están pasados de ridículos todos, la Creepy es buena. Hasta me quiero mandar a hacer un muñeco igual (es lindísimo) xD.

    Nunca imagine que fuera un honor tan grande subir a página principal, yo que he visto creepys tan nulas ahí…

      1. Pienso que la capacidad de redacción de Lady Constantine es muy buena, por ende, no debería discutirse acerca de si la publican mucho o poco. Las historias que aparecen en la portada deben ser las mejor escritas, tanto como en aspecto de la historia en si como en la redacción. Por mi parte, me gustan la mayoria de las creepys que tradujo

  8. Esta historia ciertamente es interesante, ya que le da posibilidades al lector de creer lo que puede ser el muñeco, puede ser un espiritu malvado que induce al sujeto a hacer atrocidades, puede ser los delirios de un loco que tiene problemas, o (Y esta es mi favorita) puede ser su angel de la guardia pidiendole un pago por algo que esta cansado de hacer gratis.

    Ciertamente esto no es lo peor de creepypastas, como tampoco es lo mejor, es simplemente algo que debe estar en la pagina y entre las buenas, por su redacción, como su originalidad y por su forma de inducir al lector a pensar por sí mismo.

    PD: Son normales los celos, yo tambien tengo celos de @creepycoti (En realidad bastantes celos) pero ella se ha esforzado en algo que no se le ha exigido, sino porque ella quería, es decir, las historias que ella traduce ciertamente juegan un poco con el lector y son simpaticamente originales. “El esfuerzo paga”.

  9. Mas que creepypasta me pareció leer los alucines de un esquizofrénico, hay historias de muñecos diabólicos que si causan miedo, pero esta historia sólo me hizo pensar en un problema psiquiátrico más que en una historia de terror.

  10. A mí me parece bastante buena la historia como para aparecer en la portada, si tenemos en cuenta algunas que realmente eran malas, o por lo menos poco originales.

  11. Una creepy aceptable, la verdad ha habido mejores en la página principal; o es que historias sobre muñecos son predecibles o ya muy exploradas.
    No es extraordinaria, es pasable.

    Me parece que las creepypastas que sube la señorita constantine son buenas, pero creo que aveces exageran mucho con sus comentarios positivos y valoraciones.

      1. Mas que todo es cosa de originalidad y aportar a la pagina con cosas nuevas las cuales no se leen muy a menudo algo que parece es esta creepy, por otro lado y lo cual no quiero pensar es que sea favoritismo por parte de mi bitch amiga Tubbie ya que Lady es discípula predilecta de el ya que el escoge que creepys debe traducir la señorita , ojala y me equivoque :trollface:

        1. El tema de las traducciones no tiene nada que ver con mi relación con Tubbie. Es decir, lo único que hago yo con estas historias es pasarlas al español, cosa que en ocasiones es un dolor de cabeza. No es una cuestión de favoritismo, es cuestion de que alguien tiene que hacer el trabajo ya que la página intenta recopilar el mayor numero de creepypastas posibles. Así como en esta dice ‘Lady Constantine’, podría decir cualquier otro nombre de cualquier otra persona que sepa traducir y redactar decentemente. Y de cualquier forma, si bien mis traducciones aparecen a menudo en la página principal, eso no quita que otras historias que no tienen nada que ver conmigo ni con tubbie aparezcan también. Además, las historias que me mandan a traducir son SIEMPRE las que poseen más de 4 estrellas en la página original, por favor noten eso. El merito no es mio en absoluto, sino del autor original, y es triste que hablen de favoritismo acá, siendo que uno trabaja bastante y se toma el tiempo de traducir historias para compartirlas con la comunidad creepypastera.

          1. Hmm, bueno creo que todos (o al menos la gran mayoría) también trabaja bastante y se toman el tiempo en subir creepys para compartir con la comunidad, pero no son publicados en la página principal tan a menudo como tus relatos o traducciones. Igual me parece exagerado hablar de favoritismos,… pero entiendo a quienes pueden pensar en eso :/

      1. Ickbarr Bigelsteine es la sexta historia mejor votada de Creepypasta, con 9,4 estrellas de 10 y 851 votos registrados.

        De pronto siento más respeto por los usuarios de esta página.

    1. Para el que sienta que el comentario de DirtyDay se refiere a una historia en particular:

      Está ardido porque su pasta de Condorito que se filtró por error a la página principal hace varias semanas fue enviada al Cementerio. Subió otra, y sigue mendigando para que el Administrador se la publique, pues, el berrinche ya le funcionó para que le publicara otra en el pasado, casi tan mierda con la de Condorito.

      Las historias que traduce Constantine no son publicadas por favoritismo, yo le digo que las traduzca, yo las publico. Ella ya lo dijo, es para tener una colección inmensa de creepypastas. Esto es importante porque todas son mejores que las de DirtyDay.

      1. Creo que el problema acá esta porque realmente el interés está en ”ser conocido” y no en ”compartir las creepypastas”. Yo he subido historias, que por supuesto no han sido publicadas porque no eran lo suficientemente buenas. Incluso he subido historias que quedaron en el cementerio. Y no me quejo. Eventualmente haces una que pega y que le gusta a la gente, y te la mandan a portada. Si el objetivo es compartir, realmente importa poco que las historias estén en portada o en nuevos envios, siempre que puedan leerse. Además ya estoy cansada de que ataquen a Tubbie, quien, les guste o no, es una de las personas que más trabajan en la página limpiando el sitio de historias que no son tan buenas o que son spam. Y como persona que ha leído un MONTON, realmente pienso que su criterio es bueno al hacerlo. Quejense, pero sin Tubbie moderando y publicando, habría MESES de inactividad.

        1. creo que todos exageran e_e

          yo realmente no tengo historias como para sentirme orgullosa ni nada, pero me encanta la polemica xD…

          el punto es… está página tiene un método de publicación, y si nos gusta la página respetemoslo… lean los jodidos términos y condiciones xD… además… SIEMPRE hay arbitrariedad y no entiendo porque tanta queja… si a final de cuenta siempre les gustan las creepys del tubo y lady… si hay o no favoritismo que les entre por el culo… de todos modos si no están conformes pueden hacer sus propias páginas, blogs… o lo que sea para hacer “famosas” sus historias

          y eso… es mi opinión :v

          p.d. el tubo hace trabajar a todo el mundo para el xD

          p.d. para el tubo… me vale m…. si criticas mi comentario. fin

  12. De cierta manera ese tipo necesitaba una especie de “protección”, algo parecido pasa con los niños, los niños no desean salir de su “burbuja” pero al final lo tienen que hacer, tienen que madurar, afrontar los miedos y volverse grandes algo que no hizo el protagonista de la trama y esas fueron las consecuencias, la locura por mantenerse a salvo de algo que no existe por medio de algo que tampoco existe.

  13. Excelente historia me recuerda a una pelicula donde un pintor tenia que alimentan a una especia de monstruos con dientes para que le devuelvan a su hijo

  14. Muy interesante por múltiples partes, ya que podría ser como se dice un “muñeco demoníaco” o solamente ese muñeco solo fuera algo tan burdo y normal y que esas alucinaciones por parte del protagonista no sea mas que daños y trastornos psicológicos producidas por su niñez o por otros factores; muy inquietante en los últimos párrafos ya que se puede apreciar que el tipo aun no puede batallar sin Ick :B

    (Y)

  15. Por ahí dicen en los comentarios de Creepypasta que es mejor que El Sr. Bocón…: .|.

    Pero los pastas de muñecos tienen ese algo que te hace querer tener una copia del bastardo acosador. Y darle amor.

¿Quieres dejar un comentario?